“PIERO DELLA FRANCESCA”, VALERIANO BOZAL (Reseña #1805).

Reseña Cultural: 1805 // Reseña Literaria: 328
Reseña actualizada. Publicada el 25 de febrero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: ARLANZA EDICIONES
ISBN: 84-95503-35-2
Edición: 2005 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 129

PIERO DELLA FRANCESCA VALERIANO BOZAL ARLANZA EDICIONES

El artista italiano Piero della Francesca (1415-1492) es, sobre todo, uno de los más grandes pintores en la creación de obras de arte concebidas desde una perspectiva geométrica y una disposición matemática. Un artista clave en el Quattrocento italiano donde el revolucionario y revelador Renacimiento empezaba ya a mostrar los radicales cambios en la perspectiva humana respecto a la vida, a lo terrenal, y a lo espiritual. Con obras donde la luz y el color dejan atrás un estilo artístico oscuro y trágico donde el hombre estaba condicionado por el dies irae, este despertar del Renacimiento encontraría en Piero della Francesca a uno de sus genios artísticos más destacados en la creación de espectaculares frescos, y con una distribución matemática de todos los elementos de sus cuadros dictada por la geometría euclidiana. Personajes y perspectivas que son mostradas por este gran maestro de la Pintura de forma admirablemente humana, acercando la esencia de sus cuadros y de su filosófico mensaje al quienes los contemplan porque Piero della Francesca es un artista tocado por el sagrado don de la creación innovadora dentro del complejo mundo del Arte. En este espectacular libro, los cultos lectores de Lux Atenea podrán disfrutar de una calidad excepcional tanto en las descripciones incluidas en cada una de estas ilustres páginas, como en la contemplación de espectaculares imágenes de las obras firmadas por este genio de la Pintura. Una calidad en el papel utilizado en esta magnífica impresión que convierten a esta edición en una obra de referencia indiscutible. Además, conocer al excelso Piero della Francesca de forma tan clara y cercana a su esencia como artista, lleva al lector no solo a comprender la dimensión y la importancia de sus obras pictóricas, sino a sumergirse por unos instantes en aquel siglo XV marcado por las nuevas corrientes humanísticas que, en el futuro, marcarán totalmente el futuro de Europa. Es verdad que el destino siempre oculta curiosas coincidencias en la vida de ciertos personajes clave en la evolución humana, y, en el caso de Piero della Francesca, el día de su muerte coincide con el hecho más importante en la Historia de la Humanidad con el cual daría inicio a la Edad Moderna: el descubrimiento de América protagonizado por el almirante Cristóbal Colón (12 de octubre de 1492). Estoy seguro que a este gran maestro le hubiera encantado conocerlo por su trascendente repercusión humana e histórica. “Piero della Francesca”, extraordinario libro para poder respirar estos aires artísticos procedentes del esplendoroso siglo XV. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

PIERO DELLA FRANCESCA - VALERIANO BOZAL

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL HERMITAGE EN EL PRADO” CATÁLOGO OFICIAL DE LA EXPOSICIÓN (8 de noviembre de 2011 – 25 de marzo de 2012, MUSEO DEL PRADO, MADRID) (Reseña #1796).

Reseña Cultural: 1796 // Reseña Literaria: 320
Reseña actualizada. Publicada el 16 de noviembre del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: MUSEO NACIONAL DEL PRADO, MUSEO ESTATAL DEL HERMITAGE, SOCIEDAD ESTATAL DE ACCIÓN CULTURAL
ISBN: 84-8480-221-1
Edición: 2011 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 335

Catalogo Exposicion el Hermitage en El Prado noviembre 2011 marzo 2012

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar la impresionante exposición “El Hermitage en el Prado” recientemente inaugurada. Una oportunidad única para poder contemplar y para poder apreciar con sumo detalle esta cuidada selección artística de más de ciento setenta obras pertenecientes a las colecciones más preciadas atesoradas en el Museo del Hermitage (San Petersburgo, Rusia), y cuya deslumbrante belleza asombrará a los bibliófilos lectores de Lux Atenea que decidan dedicar unas horas de su tiempo libre a la Cultura. Gracias a la celebración del Año Dual España-Rusia 2011, el Museo del Prado inició esta colaboración entre dos países hermanados por los intereses culturales realizando una selección de sus más preciados tesoros artísticos para ser expuestos en Rusia en el Museo del Hermitage, y que, con más de 650.000 personas se ha convertido en la exposición que ha batido todos los records de asistencia registrados hasta el momento en el Museo del Hermitage. Ahora, ha sido el Museo del Hermitage el que ha querido corresponder a aquel sublime evento cultural celebrado en tierras rusas, y con esta excelsa selección artística de sus más preciadas obras trata de mostrar a los españoles una parte de su rico y variado tesoro artístico como imagen cultural de Rusia en nuestro país a través de su museo más emblemático y reconocido internacionalmente. Sin duda alguna, recomiendo la compra de este catálogo oficial de la exposición porque gracias a sus descripciones y explicaciones sobre este evento y sobre las obras expuestas, podrán conocer con mayor detalle la esencia cultural que fundamentó cada una de estas joyas artísticas. En vista a que la organización de la entrada a la exposición está dividida en franjas horarias, si tuvieran ocasión de poder leer el contenido informativo de este catálogo antes de entrar a sus diferentes salas, podrán conocer con mayor precisión y profundidad cada una de estas obras que verdaderamente llegan a enamorarte por su belleza, incitando incluso a repetir esta placentera visita. Como información adicional dirigida a los lectores para facilitarles una visita más detallada, la exposición “El Hermitage en el Prado” se ha dividido en varias salas con las siguientes temáticas:

– El entorno del Hermitage.
– El oro de Siberia.
– El oro de los griegos.
– Orfebrería oriental.
– Orfebrería occidental.
– Piedras duras.
– Arte occidental.

En estas salas podrán apreciar desde orfebrería antigua creada por los pueblos siberianos y por los griegos en la zona del Mar Negro, hasta una serie de preciosas obras y lujosos regalos recibidos por los zares a lo largo de los siglos tanto por las naciones occidentales como por las orientales, llegando a la parte final de la exposición donde la pintura y la escultura occidental de los últimos siglos ha quedado fielmente representada en esta exquisita selección de obras de sus colecciones que son un auténtico lujo. Personalmente, he disfrutado viendo y analizando una de las mejores exposiciones que haya visitado y, para los lectores que deseen contemplar estas preciosas obras desde el más armonioso detalle y el más absoluto placer artístico, a continuación les describo una parte de mis impresiones ante tan bello esplendor cultural. Ha habido varias obras que me han llegado al alma, recreándome en su contemplación con mucha generosidad en cuanto al tiempo dedicado, y creo que cuando el culto lector de Lux Atenea se encuentre frente a ellas, entenderá la profunda magia que transmiten estas joyas del Arte con la cual nos irradian y nos hacen trascender en esta vida:

– “El beso de la Esfinge” de Franz von Stuck es la obra a la que más tiempo dediqué en esta exposición, y que más me dejó sorprendido. Su siniestra belleza, su armoniosa combinación de voluptuosidad y entrega con ese brazo en alto tratando de alcanzar lo divino en su abandono terrenal, con la fusión de sus pelos en un todo donde queda definitivamente atrapado, y por su hipnótica femineidad a pesar de su letal fiereza, esta obra me deja absolutamente fascinado. Estaría contemplando y admirando este cuadro de pequeño formato hasta la eternidad, si fuera posible, y qué lástima que no hayan impreso esta espectacular obra como poster oficial de la exposición.
– Es espectacular la siniestra belleza que posee la estatua “La Magdalena penitente” del admirado artista italiano Antonio Canova, presentando además unas proporciones perfectas y armoniosas. ¡¡¡Impresionante obra!!!
– Es hipnótico contemplar los rizos en la grandiosa escultura “Cabeza del genio de la Muerte” que parecen tener vida. Una excelsa obra también creada por Antonio Canova.
– Contemplar el espectacular y grandioso cuadro de Kandinsky “Composición VI” te alegra el alma hasta perder la noción del tiempo.
– La sensualidad tan característica en la obra de Rodin ha quedado reflejada en la estatua “Primavera eterna” con total maestría.
– El espectacular sable iraní resalta como inconfundible símbolo de poder y de riqueza, y cuando te desplazas por la sala no puedes dejar de mirarlo por los brillos de sus diamantes, rubíes, y esmeraldas. Unos destellos de luz multicolor que te dejan hipnotizado.

Exposicion el Hermitage en El Prado noviembre 2011 marzo 2012

Otras magnificas obras pertenecientes a esta exposición que también impresionan por su belleza artística son las siguientes:

A destacar en “el entorno del Hermitage”:
– El cuadro “Vista de la calle Sadovaia con la catedral de San Nicolás y el mercado” de Benjamin Patterson, y el detalle del rey a caballo que se puede percibir con claridad en las nubes del centro del cuadro.
– El cuadro “Biblioteca del Hermitage” de Alekséi Vasílievich Tyranov, y el detalle del gran obelisco en el interior de la biblioteca. ¡¡¡Espectacular!!!

A destacar en “el oro de los griegos”:
– El Phiale y su rica decoración con delfines en el centro, gorgonas con el detalle de las serpientes alrededor de la cabeza, y las cabezas de los sabios con largos bigotes y barbas en la parte más externa. ¡¡¡Impresionante!!!
– La belleza de los grifos en el brazalete con ciervos.
– El precioso colgante con la cabeza de Atenea Partenos.
– La finura de la diadema con nudo de Hércules.

A destacar en “la colección de orfebrería oriental”:
– El lujo oriental reflejado fielmente en la elegante arqueta de plata china.
– El finísimo hilo de oro utilizado en el jarrón con asas en forma de dragón.
– La preciosa caja con forma de cesta tan finamente trabajada que se puede ver perfectamente su interior desde fuera aunque esté cerrada.

A destacar en “la colección de orfebrería occidental”:
– La lujosa arqueta alemana de Eduvigis Jagellón como exuberante símbolo de riqueza.
– El pinjante de cuarzo del pirata Francis Drake.
– El pinjante de esmeralda con una carabela.
– La suntuosa religiosidad reflejada en el cáliz y en la patena de San Petersburgo.
– La curiosa tabaquera de Federico II, rey de Prusia.
– La elegante delicadeza del ramo de acianos con espigas de avena en un jarrón, y el logrado efecto del agua en su interior, cuando en realidad no la hay.

A destacar en “la colección de arte occidental”:
– “La Virgen del Niño” de Alberto Durero. ¡¡¡Precioso!!!
– La fascinante estatua del fauno de Baccio Bandinelli, y el detalle de la pata de carnero colgando en la parte inferior derecha.
– El dibujo de “Carlos IX de Francia” de François Clouet, y el realismo alcanzado a través de este inteligente uso del trazo y de los tonos.
– El cuadro “Tañedor de laúd” de Caravaggio, y la sensación de realismo y de movimiento que transmite. La imagen de este cuadro ha sido elegida como representante de esta exposición tanto en este catálogo como en la publicidad.
– El cuadro “San Pedro y San Pablo” de El Greco, y el realismo de sus miradas, de sus rostros, de sus siniestras manos.
– La inconfundible magia pictórica de Brueghel el Viejo en su “Paisaje invernal con patinadores”.
– La espectacularidad que transmite el cuadro de Rubens “Paisaje con un carro de piedras”. ¡¡¡Impresionante!!!
– El soberbio y aristocrático cuadro de Anton van Dick “Henry Danvers, conde de Danby”, y sus ojos que, te pongas donde te pongas, parecen que siempre te están mirando fijamente.
– El instante reflejado en el cuadro “Retrato de un estudioso” de Rembrandt. Un fiel reflejo artístico de lo culto.
– El cuadro de Rembrandt “Caída de Háman” y el rostro sobrecogedor del anciano.
– El cuadro de Frans Hals “Retrato de hombre” y su magnética mirada.
– El impresionante realismo del limón pelado en el cuadro “Bodegón con copas y frutas” de Willem Kalf.
– El realismo de la escena reflejada en el cuadro “La visita del médico” de Gabriel Metsu, donde resalta especialmente el rostro expectante de la mujer mayor y la sensación que transmite el médico de estar por encima de todo.
– La mirada triunfante reflejada en el cuadro “Moisés con las Tablas de la Ley” de Philippe de Champagne, con su viveza y con estas manos que parecen de carne y hueso.
– La esencia sacra de la estatua de Lorenzo Bernini “El éxtasis de santa Teresa”.
– La luz que irradia el cuadro “Mercurio coronando a la Filosofía, madre de las Artes” de Pompeo Girolamo Batoni, y su detallado y esclarecedor simbolismo.
– El caballo con alma reflejado en el divino cuadro de Anton Raphael Mengs “Perseo y Andrómeda”, basado en la “Metamorfosis” de Ovidio.
– El gesto soberbio y la mirada aristocrática reflejadas en el cuadro “El conde Nikolái Dmítrievich Gúriev” de Jean-Auguste-Dominique Ingres.
– Las admirables proporciones del busto de “El emperador Alejandro I de Rusia” de Bertel Thorvaldsen.
– La sublime sensación de inmensidad que transmite el cuadro del maestro Caspar David Friedrich “Amanecer en las montañas”, y el detalle de los pastores contemplando el horizonte.
– La serenidad reflexiva que transmite el cuadro “La salida de la Luna: dos figuras masculinas en la orilla” del maestro Caspar David Friedrich.
– La oscura decadencia reflejada en el cuadro de Picasso “La bebedora de absenta”, y la mefistofélica largura de los dedos de sus manos.
– La atractiva viveza y la sensación de 3D que transmite el cuadro de Picasso “Mesita en un café (Botella de Pernod)”.
– La imperturbable actitud reflejada en el cuadro “Muchacha vestida de negro” de André Derain.

Visitar la exposición “El Hermitage en el Prado” ha sido una de las experiencias culturales más importantes que he vivido en este año 2011, y su recuerdo siempre permanecerá imborrable en mi memoria, sobre todo, tras las impresiones artísticas y las emociones que he tenido en la prolongada contemplación del inolvidable cuadro “El beso de la Esfinge” de Franz von Stuck. “El Hermitage en el Prado”, todo un lujo cultural de imprescindible visita en la milla de oro de la Pintura situada en la ciudad de Madrid. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

CATALOGO EXPOSICION EL HERMITAGE EN EL PRADO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LOS PINTORES DEL ALMA. EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA” Catálogo oficial de la exposición (Fundación Cultural Mapfre, 26 de enero al 26 de marzo del año 2000, Madrid, España) (Reseña #1789).

Reseña Cultural: 1789 // Reseña Literaria: 313
Reseña actualizada. Publicada el 6 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: FUNDACIÓN CULTURAL MAPFRE VIDA
ISBN: 84-89455-35-X
Edición: 2000
Páginas: 311

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA

Esta impresionante y lujosa edición es el catálogo oficial de la exposición “Los Pintores del Alma” que, en el inicio del año 2000, organizó la Fundación Cultural Mapfre Vida en la ciudad de Madrid del 26 de enero al 26 de marzo. Un evento cultural sin precedentes sobre la escuela simbolista francesa nacida a finales del siglo XIX, y cuyas excepcionales obras pictóricas continúan siendo desconocidas por una gran parte del público. El Simbolismo, como preludio de lo que será el Surrealismo en el siglo XX, concibe sus obras de arte a partir de la fuerza de la imagen, del influjo del color y de la luz en el espectador, del detalle y de la meticulosidad en la creación de la obra, y del símbolo y su lenguaje metafórico, estableciendo la base técnica y el mensaje fundamental con los cuales presentar una realidad oculta a través de las sensaciones que la propia obra estimula en quienes la observan. Los artistas simbolistas, en su afán de alcanzar esa perfección técnica para provocar emociones durante la contemplación de sus obras, no dudaron en adentrarse en el universo simbólico íntimamente relacionado con los arquetipos que permanecen vivos en nuestro inconsciente, y mediante palabras, símbolos, signos, e imágenes asociadas con lo subliminal, lograron llevarlas al plano emocional a través del perfilamiento y del trasfondo de estas imágenes representadas. Como podrán comprobar los bibliófilos lectores de Lux Atenea leyendo y analizando este catálogo, esta realidad oculta es desvelada en los cuadros simbolistas para mostrar su existencia y hacer que sea sentida con fuerza por el observador a través de lo intuitivo.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic1

El Simbolismo no solamente tuvo representación artística dentro del mundo de la Pintura, ya que también hubo otras ramas del Arte donde el Simbolismo quedó reflejado en creaciones artísticas debido a la importancia de la obra “Las Flores del Mal”, escrita por el genial maestro de la literatura francesa Charles Baudelaire (1821-1867) y origen conceptual de esta corriente artística. Poetas, escritores, y músicos a través del lenguaje artístico utilizado para configurar el mensaje metafórico definido de sus obras, también fueron incluidos dentro de esta corriente simbolista tan influyente y grandes artistas como Charles Baudelaire, Edgar Allan Poe, Stéphane Mallarmé, Paul Verlaine, Joris-Karl Huysmans, Villiers de L´Isle-Adam, incluso Oscar Wilde, han dejado su nombre grabado con letras de oro en el libro de la Historia Cultural del Simbolismo ya sea como precursores, o por haber profundizado y ampliado su base conceptual. De por sí, un ilustre simbolista como Arnold Böcklin ya dijo que, dentro del Simbolismo, “la pintura tiene que explicar algo, la poesía tiene que hacer pensar, y una pieza musical tiene que impresionar al espectador”, y siempre con el símbolo, con la representación perceptible de una idea con trasfondo metafórico como principal eje conceptual dentro de la obra, porque el símbolo tiene vida propia dentro de la mente del espectador a través de un significado muchas veces inconsciente. Por este motivo, el uso de la metáfora será inevitable en la creación de estas impresionantes y cautivadoras obras de Arte.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic2

Estéticamente, el Simbolismo Idealista fue una corriente artística que creó una fuerte controversia social y cultural en la sociedad francesa y belga a finales del siglo XIX, debido a que estas enigmáticas obras incorporaban tanto la obscura belleza siniestra (con todos los significados filosóficos y morales que ello implica) como el uso un lenguaje metafórico donde la sinestesia y sus complejos significados únicamente estaban al alcance intelectual de unos pocos privilegiados. Una sinestesia que, por cierto, sería posteriormente utilizada en el siglo XX por el Expresionismo dentro de una mayor amplitud conceptual como, por ejemplo, en la relación existente entre colores y notas musicales. Pero en el Simbolismo Idealista es el mundo de lo metafísico, de lo misterioso, de lo espiritual, de lo onírico, de lo místico, lo que da forma a este universo oculto donde la imaginación artística de los maestros simbolistas logró alcanzar una profundidad emocional absolutamente admirable, creando este choque frontal entre lo aparente y lo racional frente a lo secreto y opaco, o sea, lo verdadero y la melancolía del paraíso perdido que son, en definitiva, los que provocan estas fuertes reacciones en el espectador al contemplar estas obras a través de sus sentidos. Por este motivo, su relación con el Romanticismo, con el Romanticismo tardío, y con el Decadentismo será inevitable, recomendando la lectura del excelso libro “La Carne, la Muerte y el Diablo en la Literatura Romántica” de Mario Praz, obra ya reseñada en Lux Atenea.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic3

“Los Pintores del Alma” fue una exposición inolvidable donde los cuadros te sobrecogían, donde las figuras representadas te traspasaban con la mirada, donde la luz y el color te sumergían en otro mundo, donde las obras se convertían en ventanas a otra dimensión que sentías como tuya, y donde me resulta imposible hacer una elección pictórica personal en vista a la impresionante selección de obras escogidas para este magno evento cultural. En un primer repaso pictórico me quedaría con más de veinte cuadros y, seguramente, no sería justo con otras bellas obras que también han sido impresas con sumo detalle en las páginas de este catalogo de gran formato. Además, completando esta extraordinaria edición, en sus últimas páginas podrán encontrar unas breves biografías de estos genios de la pintura cuyos cuadros fueron los protagonistas principales de esta exposición: Edmond Jean Amand (Aman-Jean), Valère Bernard, Boleslas Biegas, Émile-Antoine Bourdelle, Louis-Maurice Boutet de Monvel, Maurice Chabas, Maurice Denis, Georges Desvallières, Charles-Marie Dulac, Georges de Feure (Georges Van Sluijters), Henri Gervex, Eugène Grasset, Henry de Groux, Charles Guilloux, Lucien-Victor Guirand de Scevola, Louis Welden Hawkins, Jeanne Jacquemin, Fernand Khnopff, Frantisek Kupka, Charles Lacoste, Henri Le Sidaner, Lucien Lévy-Dhurmer, Henry Martin, Edgar Maxence, Émile-René Ménard, Gustave Moreau, Gustave Adolphe Mossa, Alphonse Osbert, Armand Point, Pierre Puvis de Chavannes, Odilon Redon, Ary Renan, Salomon Léon (Léonard) Sarluis, Carlos Schwabe, Charles Sellier, y Alexandre Séon. Interesantes páginas donde se detallan los acontecimientos y los hechos más importantes ocurridos a lo largo de sus vidas. “Los Pintores del Alma”, el catálogo oficial de una de las exposiciones pictóricas más impresionantes e impactantes que haya visto en persona. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL SIMBOLISMO”, MICHAEL GIBSON (Reseña #1783).

Reseña Cultural: 1783 // Reseña Literaria: 307
Reseña actualizada. Publicada el 19 de junio del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: TASCHEN GmbH.
ISBN: 978-3-8228-5030-5
Edición: 2006 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 255

EL SIMBOLISMO MICHAEL GIBSON TASCHEN

Concebido por el escritor, editor, e historiador francés Gilles Néret (en Lux Atenea he publicado la reseña de su magnífica obra “Devils”), una de las miradas analíticas más brillantes dentro del mundo del Arte, este impresionante libro realizado por Michael Gibson se ha convertido en una referencia editorial ineludible para cualquier persona interesada en conocer esta corriente artística en su área de influencia más extensa: el Simbolismo. De nuevo, el Arte nacido en el siglo XIX vuelve a ser protagonista en Lux Atenea a través de esta excelsa edición publicada por una de las editoriales más comprometidas con la Cultura: Taschen. Impresiona ver la lujosa presentación del libro “El Simbolismo”, tanto por la calidad de los materiales utilizados como por el formato y resolución de cada una de las imágenes seleccionadas para ilustrar visualmente este interesante recorrido por el mundo del Arte. Tras la publicación de esta obra de gran formato, Taschen otra vez ha vuelto a situarse en la cúspide editorial a la hora de mostrar esta corriente artística tan espiritualmente bella como es el Simbolismo. Doscientas cincuenta y cinco páginas que serán disfrutadas de forma muy placentera por los bibliófilos lectores de Lux Atenea, y por toda alma sensible al mensaje contenido en el símbolo bajo la atenta mirada interpretativa del inconsciente humano. Esta grandeza artística y conceptual ha llevado al Simbolismo directamente al siglo XXI, convirtiéndose en objeto de estudio y de interés público ante el universo de sensaciones y de emociones aún por descubrir en cada una de estas obras, unidas al lenguaje simbólico y metafórico del inconsciente. Por este motivo, el gran formato utilizado por Taschen en esta edición facilitará la inmersión visual en la idea inspiradora que dio como resultado final estas ventanas artísticas abiertas hacia el alma humana.

EL SIMBOLISMO MICHAEL GIBSON TASCHEN pic1

El misterio que se oculta tras el símbolo, la mirada del maestro Charles Baudelaire (1821-1867) siempre presente en cada una de estas obras, la belleza siniestra presentándose en estas manifestaciones artísticas en su realismo psicológico más obscuro y refinado, lo metafísico y lo místico como última evolución artística del Romanticismo decimonónico… así de complejo y de sugerente se presentaría el Simbolismo a finales del siglo XIX como semilla del Arte que posteriormente surgiría en las primeras décadas del siglo XX. Una evolución conceptual de esta perspectiva artística inspirada en el ser humano y en la realidad oculta que le rodea. Por este motivo, el símbolo adquiere su incuestionable protagonismo como eje fundamental para crear la obra, y como forma y aspecto visual a través del cual la obra es capaz de atravesar la frontera racional del espectador para adentrarse en su interior más profundo gobernado por el inconsciente. Y tras el inconsciente, el alma dormida que acaba de ser despertada, estimulada. Además, también lo onírico y lo sensitivo serán cualidades artísticas que serán valoradas en la presentación de una obra dentro del Simbolismo, y donde su interpretación final queda abierta a las diferentes perspectivas y sensibilidades propias de cada observador ante la contemplación de la obra. El Simbolismo termina con la rigidez y con la vía conceptual lineal de la obra creada, quedando su mensaje completamente abierto y en manos de quienes lo contemplan al adentrarse en su universo emocional de carácter casi sobrenatural. Lo indescriptible, lo puramente sensitivo, lo imaginativo, lo trascendental, lo onírico… son cualidades íntimamente relacionadas con el Simbolismo, y esta es una de las mejores ediciones literarias que he leído y analizado para poder iniciar esta aventura hacia el insondable interior del ser humano en clave artística. Como último apunte, quisiera aconsejar la lectura de la reseña que publiqué sobre el catálogo oficial de la exposición “Los Pintores del Alma: El Simbolismo Idealista en Francia”. “El Simbolismo”, a continuación les adjunto la relación de artistas cuyas obras han sido incluidas en esta excelsa y lujosa edición publicada por Taschen. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

John White Alexander / Edmond Aman-Jean / Léon Bakst (seudónimo de Lew Samoilovitch Rosenberg) / Giacomo Balla / Aubrey Vincent Beardsley / Alexandre Nikolaievitch Benois / Emile Bernard / William Blake / Umberto Boccioni / Arnold Böcklin / Giovanni Boldini / Juan Brull y Viñolas / Sir Edward Coley Burne-Jones / Guido Cadorin / Carlo Carra / Eugène Carriere / Giorgio de Chirico / Mikolajus Ciurlionis / Camille Claudel / Thomas Cole / Walter Crane / Arthur Bowen Davies / William Degouve de Nuncques / Paul Delvaux / Jean Delville / Maurice Denis / Vasili Denissov / Marcel Duchamp / Halfdan Egedius / Magnus Enckell / James Ensor / Max Ernst / Emile Fabry / Henri Fantin-Latour / Georges de Feure / Charles Filiger / Pavel Nicolaievitch Filonov / Léon Frederic / Johann Heinrich Füssli / Axel Gallen Kallela / Antoni Gaudi y Cornet / Paul Gauguin / Otto Greiner / Henry de Groux / Adria Gual-Queralt / Louis Welden Hawkins / Ferdinand Hodler / Ludwig von Hofmann / Richard Nicolaus Roland Holst / William Holman Hunt / Ernst Josephson / Vasili Kandinsky / Ferdinand Keller / Fernand Khnopff / Gustav Klimt / Julius Klinger / Max Klinger / Alfred Kubin / Frantisek Kupka / Georges Lacombe / Henri Le Sidaner / Lucien Levy-Dhurmer (propiamente Lucien Lévy) / Ljuba (propiamente Popovic Alekse Ljubomir) / Charles Rennie Mackintosh / Aristide Maillol / Jacek Malczewski / Kasimir Malevitch / Hans von Marees / Alberto Martini / Vítezlav Karl Masek / Jan Matejko / Henri Matisse / Charles Maurin / Edgar Maxence / Jozef Mehoffer / Xavier Mellery / John Everett Millais / George Minne / Piet Mondrian (propiamente Pieter Cornelis Mondriaan) / Constant Montald / Gustave Moreau / William Morris / Gustave Adolphe Mossa / Alfons Maria Mucha / Edvard Munch / Nestor (propiamente Néstor de la Torre) / Alphonse Osbert / Giuseppe Pellizza Da Volpedo / Kusma Petrov-Vodkin / Francis Picabia / Pablo Ruiz Picasso / Wladyslaw Podkowinski / Jan Preisler / Gaetano Previati / Witold Pruszkowski / Pierre Puvis De Chavannes / Paul Ranson / Odilon Redon / Ilia Iefimovitch Repin / Auguste Rodin / Romolo Romani / Félicien Rops / Dante Gabriel Rossetti / Georges Rouault / Albert Pinkham Ryder / Victor Samirailo / Bruno Schulz / Carlos Schwabe / Giovanni Segantini / Alexandre Seon / Valentin Aleksandrovitch Serov / Paul Serusier / Hugo Simberg / Constantin Somov / Léon Spilliaert / Franz von Stuck / Johan Thorn Prikker / Jan Toorop / Félix Vallotton / Elihu Vedder / Mikhail Aleksandrovitch Vrubel / George Frederick Watts / James McNeill Whistler / Antoine Wiertz / Jens Ferdinand Willumsen / Stanislav Ignacy Witkiewicz / Witold Wojtkiewicz / Stanislav Wyspianski / Vittorio Zecchin

EL SIMBOLISMO MICHAEL GIBSON

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“JACQUES-LOUIS DAVID”, EUGENIO CARMONA (Reseña #1780).

Reseña Cultural: 1780 // Reseña Literaria: 304
Reseña actualizada. Publicada el 13 de febrero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: HISTORIA 16. HISTORIA VIVA, S.L.
Edición: 1993 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 145

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA HISTORIA 16

“Jamás he buscado otra cosa en mi obra que inspirar el amor a las virtudes… Sólo las pasiones del alma han tenido atractivo para mí.”

Jacques-Louis David (1748-1825) fue el virtuoso genio de la Pintura que más influyó en la esencia del arte pictórico francés del siglo XIX, y esta obra escrita por Eugenio Carmona, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Málaga, es una de las mejores vías informativas para poder adentrarse en el universo mental y emocional de este admirado pintor a través de la descripción más exquisita de la época que le vio nacer, y del espíritu artístico que dio sentido a toda su obra. Desde entonces, el ilustre nombre de Jacques-Louis David ha quedado grabado con letras de oro en la Historia de la Pintura Europea, sirviendo de fuente de inspiración a futuros creadores en cuyas obras de Arte tratan de reflejar y de transmitir al público esa misma atmósfera cargada de Pasión, Mitología, y Cultura con raíces que se extienden con fuerza en el inconsciente colectivo europeo. Teniendo a la Antigua Grecia y a Roma como esencia fundamental de sus inspiraciones creativas, el pintor Jacques-Louis David terminaría por convertirse en una de las principales referencias artísticas dentro del estilo Neoclásico por su maestría y por su excelso estilo. Los cultos lectores de Lux Atenea quedarán deslumbrados con estos cuadros espartanamente sobrios donde la fuerza y la tensión del momento inmortalizado quedan fielmente reflejadas por este gran maestro en sus lienzos. Con el paso del tiempo, estas magnas obras han terminado por convertirse en cuadros inolvidables capaces de seguir despertando admiración, asombro, y pasión incluso en el público del siglo XXI mucho más identificado con la tecnología y la ciencia. Seguro que algunos bibliófilos lectores ya conocen cuadros de Jacques-Louis David tan bellos y sublimes como “Las Sabinas (1799)”, “La Muerte de Marat (1793)”, “La Muerte de Sócrates (1787)”, “El Juramento de los Horacios (1784)”, “La Muerte de Bara (1794)”, “Los Amores de Paris y Helena (1787)”, “El Dolor de Andrómaca (1783)”, “Héctor (1778)”, “La Muerte de Séneca (1773)”… y que engrandecen el arte pictórico francés para el disfrute contemplativo y la perspectiva existencial de todos los que amamos la cultura europea.

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA HISTORIA 16 pic1

Pero la política cobrará importancia en su vida y, tras participar en la caída de la monarquía en la Revolución Francesa junto a Maximilien Robespierre (1758-1794), del cual era amigo, finalmente acabaría ingresando en prisión en cuanto cae el gobierno. Allí pintaría su famoso “Autorretrato”. Las posteriores simpatías de Jacques-Louis David con Napoleón Bonaparte lo liberarían, y acabarían influyendo en su inspiración creativa con magníficos cuadros donde exaltará la figura de Napoleón, no solamente como nuevo abanderado de la libertad en Francia, sino también de toda Europa. Todas estas obras acabarían siendo agrupadas dentro de un nuevo estilo llamado Imperio e, inmerso en ello, las dramáticas y oscuras escenas clásicas reflejadas por Jacques-Louis David en la mayor parte de sus anteriores obras serían sustituidas por escenas solemnes y majestuosas donde el despliegue de luminosidad, esplendor, y lujo perfilan idílicos ambientes donde se resalta el protagonismo de Napoleón. Espectaculares cuadros como “La Coronación de Napoleón (1805-1807)”, “Napoleón cruzando los Alpes (1799)”, “El Juramento de la Armada a Napoleón (1810)”, “Napoleón en su Gabinete de Trabajo (1812)”… se han convertido en obras de obligada referencia artística sobre aquella época crucial en la Historia de Europa. Pero Jacques-Louis David retornaría con un gran ímpetu pasional a sus raíces conceptuales ancladas en la cultura de la Antigua Grecia con obras como “Leónidas en las Termópilas (1814)”, “Amor y Psique (1817), “Telémaco y Eucaris (1818)”, “La Cólera de Aquiles (1819)”… hasta que su cuadro “Marte Desarmado por Venus y las Gracias (1822-1824)” ponga un emotivo punto y final a su colosal carrera artística que marcaría a las siguientes generaciones de pintores en Francia (Girodet, Gros, Ingres…). Su cuerpo es enterrado en la ciudad belga de Bruselas cuando Jacques-Louis David fallece en el año 1825, pero su corazón reposa en el mítico cementerio parisino de Père Lachaise desde entonces. “Jacques-Louis David”, magnífica edición temática dedicada a este inigualable genio de la Pintura que vivió en persona la etapa más convulsa y crítica en la Historia Moderna de Francia. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

GUILLERMO PÉREZ VILLALTA “EXPOSICIÓN ENERO-FEBRERO 2003, MADRID” (Reseña #1643).

Reseña Cultural: 1643 // Reseña Literaria: 273
Reseña actualizada. Publicada el 6 de mayo del año 2009 en Lux Atenea.

Publicado por: GALERÍA SOLEDAD LORENZO
Edición: 2002 (EDICIÓN COMPRADA)

GUILLERMO PÉREZ VILLALTA EXPOSICIÓN ENERO-FEBRERO 2003 MADRID 1

Guillermo Pérez Villalta es uno de los artistas multidisciplinarios más innovadores que hayan nacido en España. Con un espíritu renacentista siempre latente tanto en escultura como en arquitectura, y sobre todo dentro del apasionante mundo de la pintura, el genio creativo de Guillermo Pérez Villalta ya consiguió sus primeros laureles públicos tras entrar dentro del selecto grupo de artistas de La Movida Madrileña de la década de los ochenta. Con un universo pictórico propio que se mueve entre el minimalismo, el posmodernismo, y el neomanierismo, sus obras conseguirán que los cultos lectores de Lux Atenea tengan sentimientos de admiración, de añoranza de un idílico pasado, y del establecimiento de una armonía con el entorno natural que seduzca a nuestra alma humana de nuevo, y sin perder por ello nuestro modo de vida urbano y nuestra adoración por los placeres de la vida. Esta magnífica edición fue el catálogo oficial de la exposición organizada en Madrid por la Galería Soledad Lorenzo entre los días 9 de enero y 18 de febrero del año 2003. Tras mi visita y quedar absolutamente fascinado con la contemplación de estas magnas obras, cada relectura de este catálogo es un viaje al pasado y volver a revivir esas sensaciones. Pese a la gran calidad de impresión que presentan estas páginas en relación a estas obras, verdaderamente es espectacular la magia de las formas y la intensidad de los colores que transmiten estas obras cuando se observan y analizan directamente. Te dejan paralizado mientras las contemplas, tu mente se expande inmersa en un crescendo de placer visual, y los ojos no dejan de moverse de un lado a otro escrutando con la mirada cada detalle, cada tonalidad, cada forma, y con la imaginación deseando poder vivir dentro de ese armonioso mundo con un trasfondo simbólico.

GUILLERMO PÉREZ VILLALTA EXPOSICIÓN ENERO-FEBRERO 2003 MADRID 2

Guillermo Pérez Villalta es un artista muy selecto y cuidadoso. Se le intuye inconformista a la hora de escoger lo mejor, buscando incansablemente ese nuevo punto de intensidad vital presente a través del reflejo de la esencia del pasado, y de la desbordante imaginación que ofrece siempre el futuro. Utiliza la estética minimalista para aumentar la intensidad emocional en quienes contemplan sus obras, usando tonos cromáticos no muy frecuentes que se mueven entre los tonos pastel (de aparente tacto algodonoso) y los tonos crudos (que parecen tener vida propia). Bajo la influencia posmodernista, a Guillermo Pérez Villalta le gusta mostrar las vidas privadas de sus personajes ante el público, mientras estos permanecen abstraídos de todo lo que está sucediendo alrededor. Sorprende comprobar el alto grado de concentración que Guillermo Pérez Villalta resalta en muchos de sus personajes, e influido por sus estudios arquitectónicos, conoce muy bien cómo dar forma tridimensional a un cuadro mediante este uso inteligente de las proporciones, y de los colores y las formas que parecen moverse siguiendo una inercia imparable. Pero a Guillermo Pérez Villalta también le gusta situar a sus personajes en posiciones retorcidas, tremendamente incómodas, y con un trazo final muy cercano al estilo utilizado en muchos cómics. Un sello artístico personal en sus cuadros que lo ha colocado entre los pintores neomanieristas más importantes. Tras la lectura del prólogo escrito por el propio autor, estamos ante la obra de uno de los mayores artistas de la Pintura existentes en la actualidad. La obra de todo un maestro de las evocaciones, de la grandeza del alma humana, de la consciencia positiva en constante expansión a través del placer, y de la eterna adoración de la belleza que hemos heredado culturalmente desde la Antigüedad. “Catálogo de la exposición sobre Guillermo Pérez Villalta, enero-febrero 2003, Madrid”, contemplar la magna obra de este genial artista incita a amar mucho más la vida y la Cultura. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

GUILLERMO PEREZ VILLALTA EXPOSICION ENERO-FEBRERO 2003 MADRID

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LA PINTURA DEL ROMANTICISMO” (Reseña #1639).

Reseña Cultural: 1639 // Reseña Literaria: 271
Reseña actualizada. Publicada el 18 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: BENEDIKT TASCHEN VERLAG GmbH.
ISBN: 3-8228-6806-X
Edición: 1999 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 159

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO

Durante las primeras décadas del siglo XIX, el Romanticismo se presenta en Occidente como la nueva corriente artística que hará perder la hegemonía cultural a un Neoclasicismo agotado que no encontraba nuevas vetas inspiradoras que lo renovaran. Con un trasfondo cultural profundo donde el idealismo y el renacer espiritual plantan cara a toda la corriente filosófica nacida y desarrollada en el Siglo de las Luces, y basada en la Lógica y en la Razón, el Romanticismo retoma la visión del ser humano dentro de un panteísmo donde su alma añora profundamente esa armonía perdida con la Madre Naturaleza y el universo. El Romanticismo se fija en la soledad de la persona sensible, de la persona intuitiva, de la persona que muestra su creatividad como acto donde desborda su candente idealismo interior en la fría realidad externa. El Romanticismo es utópico por naturaleza, y toma como referencia artística el Medievo por su esencia espiritual sacra y por la estrecha relación que establecieron entre el ser humano y la naturaleza. También el Renacimiento será otro de sus pilares culturales por ese despertar de la mente humana al mundo donde detrás de sus nuevos horizontes mentales parecía ocultarse su liberador futuro. Por este motivo, el arte creado por los grandes maestros de esas dos épocas es reverenciado por estos pintores románticos al ser tomados como indiscutibles referencias creativas a la hora de dar vida a sus obras. Pero el Romanticismo tiene alma propia, tiene una entidad filosófica propia que se entrelaza con el mundo místico y religioso hasta darle una espectacular armonía que trasciende la mente de la persona que observa cualquiera de estas obras. Unos cuadros románticos que saben cómo hablar a nuestra alma haciendo uso de una depurada técnica pictórica donde lo metafórico y lo simbólico adquieren un valor supremo mucho más allá de lo propiamente estético. Estos pintores románticos no dudarán un segundo en traspasar los límites de la belleza para adentrarse en los colosales dominios de lo sublime y, yendo mucho más allá, incluso se introducirán en el obscuro y tenebroso reino de la Belleza Siniestra en busca de la auténtica raíz humana que siempre acaba ocultándose en esos terrenos del inframundo.

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO pic1

Aparte de la impresionante calidad de impresión a todo color a la cual ya nos tiene acostumbrados la prestigiosa editorial Taschen, los bibliófilos lectores de Lux Atenea quedarán encantados con esta edición por la completa relación de pintores románticos incluidos en estas páginas. Una presencia cultural internacional unida por el espíritu artístico romántico donde el lector podrá apreciar y sentir con claridad qué corrientes e ideales influyeron en estos artistas a la hora de crear cada una de sus obras, y cómo se pudo sentir, artísticamente hablando, esa idealización del ser humano según la cultura del país en el cual estuviera establecido el artista. Una herencia cultural que dejaría una huella artística muy clara en las obras de estos pintores según su procedencia, y donde el Romanticismo mostraría una amplia y profunda riqueza cultural enraizada con los anhelos ancestrales del lugar. Además, en esta edición tan completa también tienen a su disposición la biografía de cada uno de estos pintores en las últimas páginas del libro para que puedan conocer en mayor profundidad no solamente una exquisita selección de sus obras, sino también los hechos más importantes que influyeron en cada una de sus vidas. Como apunte final, quisiera comentar que en esta reseña no voy a realizar una selección personal de estos impresionantes cuadros, ni mi análisis subjetivo sobre ellos debido a que esta lista de preferencias es demasiado larga en vista a la exquisita selección realizada en esta edición, dejando este apartado descriptivo para futuras e inminentes reseñas sobre temáticas pictóricas más concretas y definidas. “La Pintura del Romanticismo”, a continuación les adjunto la relación de pintores ordenada por orden de aparición, y cuyas obras han sido incluidas en esta excelsa y lujosa edición. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO pic2

ALEMANIA y AUSTRIA:
– Philipp Otto Runge
– Caspar David Friedrich
– Ernst Ferdinand Oehme
– Georg Friedrich Kersting
– Carl Gustav Carus
– Carl Wagner
– Christian Friedrich Gille
– Karl Friedrich Schinkel
– Peter von Cornelius
– Ferdinand Olivier
– Julius Schnorr von Carolsfeld
– Franz Pforr
– Friedrich Overbeck
– Philipp Veit
– Carl Philipp Fohr
– Johann Anton Ramboux
– Josef Führich
– Wilhelm von Schadow
– Franz Ludwig Catel
– Carl Rottmann
– Karl Blechen
– Wilhelm von Kobell
– Ludwig Richter
– Moritz von Schwind
– Ferdinand Georg Waldmüller
– Carl Spitzweg

GRAN BRETAÑA:
– Johann Heinrich Füssli
– William Blake
– John Martin
– Richard Parkes Bonington
– John Sell Cotman
– John Constable
– James Ward
– Clarkson Stanfield
– Francis Danby
– Samuel Palmer
– William Turner
– Edwin Landseer
– David Scott
– John Ruskin
– William Morris
– Charles Lock Eastlake
– William Dyce
– William Holman Hunt
– John Everett Millais
– Dante Gabriel Rosetti
– Edward Burne-Jones
– Ford Madox Brown

FRANCIA:
– François Gérard
– Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson
– Horace Vernet
– Pierre-Paul Prud´hon
– Théodore Chassériau
– Antoine-Jean Gros
– Théodore Géricault
– Jean Auguste Dominique Ingres
– Georges Michel
– Théodore Gudin
– Eugène Delacroix
– Paul Delaroche
– Théodore Rousseau
– Léopold Robert
– Jean-Baptiste Camille Corot
– Paul Huet
– Félix Ziem

PAÍSES BAJOS:
– Jacobus Theodorus Abels

BÉLGICA:
– Antoine Wiertz

RUSIA:
– Alexei Venetsianov
– Alexander Ivanov
– Karl Pavlovich Brüllow

POLONIA:
– Pjotr Michalowski

HUNGRÍA:
– Kàroly Markò el Viejo

ESCANDINAVIA:
– Jens Juel
– Christen Schjellerup Kobke
– Johan Christian Clausen Dahl
– Christoffer Wilhelm Eckersberg
– Thomas Fearnley

ITALIA:
– Francesco Hayez
– Tommaso Minardi
– Massimo d´Azeglio

ESPAÑA:
– Francisco de Goya
– Eugenio Lucas y Padilla
– Jenaro Pérez Villaamil
– Mariano Fortuny y Carbó Marsal

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA:
– Thomas Cole
– George Caleb Bingham
– William Sidney Mount
– George Loring Brown
– William Louis Sonntag
– Frederic Edwin Church
– Albert Bierstadt

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO TASCHEN

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.