DOMINIC THIBAULT “VCS3”. (Reseña / Review #289).

Reseña actualizada. Publicada en Lux Atenea el 6 de febrero del año 2018 en la 16ª SEMANA MUSICAL NON-MAINSTREAM / 16th NON-MAINSTREAM MUSIC WEEK.

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

DOMINIC THIBAULT - VCS3

Quiero dar las gracias al prestigioso sello discográfico británico THE SILENT HOWL por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Fecha de publicación: Enero 2018
Sello discográfico: THE SILENT HOWL
Código de referencia: HOWL016
Tracklist: 1- Mirror // 2- Thunder // 3- Static // 4- Fire // 5- Rumble
Artistas: Dominic Thibault
Trabajo musical: Dominic Thibault
Trabajo artístico: Stephen Harvey
Datos técnicos: Álbum producido por Ryoko Akama; temas grabados en los estudios de la Universidad de Huddersfield (Reino Unido)
Composiciones musicales que escucharás mil veces: Álbum de culto, sobre todo en la edición limitada con matrices acrílicas del VCS3

 

A nivel artístico, dentro de la escena electrónica experimental de vanguardia no existen límites conceptuales o técnicos ante el talento reflejado en la creatividad sonora, o a través de la búsqueda del lenguaje musical mediante nuevas texturas, cromatismos, modulaciones, o fusiones sonoras. Por este motivo, en esta segunda década del siglo XXI, como analista musical non-mainstream es para mí todo un privilegio el haber recibido este promocional del álbum “VCS3” de Dominic Thibault por cortesía del prestigioso sello discográfico británico THE SILENT HOWL. En Lux Atenea, es un honor el poder publicar esta reseña sobre este excelso trabajo musical basado en la experimentación sonora realizada por Dominic Thibault en los estudios de la Universidad de Huddersfield (Reino Unido) utilizando el mítico sintetizador VCS3, de ahí el título de este grandioso álbum. Presentado oficialmente el pasado 19 de enero, esta joya musical ha sido editada en formato digital, pudiendo los melómanos lectores de Lux Atenea adquirirla a través de la página oficial en Bandcamp del propio sello discográfico THE SILENT HOWL, habiendo sido engalanada con un magnífico diseño de portada creado por Stephen Harvey, y cuya imagen está basada en el esquema de pines utilizados como puntos de interconexión de los circuitos del sintetizador VCS3. Unas matrices que han sido copiadas en paneles acrílicos grabados con láser para ser incluidas como extras en la edición limitada de 15 unidades de este álbum. ¡¡¡Puro fetichismo discográfico!!! Y es que hablar del sintetizador VCS3 es hablar de uno de los equipos sonoros electrónicos que son ya míticos dentro de la Historia de la Música del siglo XX, sobre todo tras su exitosa presencia en las obras musicales de relevantes artistas e innovadores grupos de la década de los setenta. VCS3 son las siglas de “Voltage Controlled Synthesizer”, siendo el “3” lo que nos indica el número de osciladores que posee este equipo, toda una proeza de la técnica sonora electrónica en aquella época. Comercializado por la empresa EMS (Electronic Music Studios), una de las mayores cualidades que tenía el sintetizador VCS3 es que era portátil, junto a la versatilidad de ser modular, y que también tenía un sistema de programación de tonos a través de pines, huyendo del uso de cables para esa labor técnica. Por este motivo, en este año 2018 recién estrenado, es un acontecimiento artísticamente relevante el renacimiento del sintetizador VCS3 en manos de un genio musical como Dominic Thibault, siendo los cinco temas que vertebran este fascinante álbum, el radiante fruto sonoro de su espíritu pionero inmortalizado en esta edición discográfica. Una unión artística de lo vintage con la vanguardia musical non-mainstream de esta segunda década del siglo XXI, y concebida sonoramente por Dominic Thibault a través de la experientación electrónica conceptualmente minimalista y noise.

 

Iniciamos la audición de esta joya musical dentro del universo electrónico experimental adentrándonos en el pulsante tema “Mirror”, cuyos efectos sonoros irán alternándose de un oído al otro a través de agudas frecuencias donde apreciarán sutiles reflejos retardados en el tiempo. Una atmósfera sonora cristalina a través de la cual entiendo perfectamente el título con el cual Dominic Thibault ha bautizado a este hipnótico tema. Poco a poco, la estructura musical de “Mirror” se irá volviendo más y más compleja con la incorporación de modulaciones más difíciles y de frecuencias más graves, retornando a una visión renovada de su atmósfera inicial. A continuación, en “Thunder” nos sumergiremos en un entorno conceptual más puramente noise a través de dos planos sonoros, y luego de un tercero, para luego configurar una atmósfera sonora de gran plasticidad sensorial, sobre todo si los melómanos lectores de Lux Atenea lo escuchan atentamente con los ojos cerrados. ¡¡¡Toda una experiencia!!! Pero, desde el noise, esta composición evolucionará hacia una electrónica experimental muy cercana a los límites conceptuales que lo separan del ambient, recreando fielmente el título de esta composición. Otra nueva demostración de virtuosismo musical será el tema “Static”, con una intensidad más pronunciada y directa, y también, con una versatilidad sonora más vibrante donde los cambios son constantes y continuos en el tiempo hasta abrir y cerrar sensorialmente el entorno con una facilidad técnica que te asombra y te cautiva. Una sorpresa musical constante que seguirá desarrollándose en la composición “Fire” en un entorno minimalista donde el sonido de la estática es perfecta para recrear las ascuas al quemarse por ese fuego que da título a este tema, volviendo a sorprendernos Dominic Thibault con esta contundente genialidad artística que desembocará en las orillas conceptuales del noise. Finalmente, la esencia vibrante de “Rumble” se transformará en esta colosal apoteosis con una sucesión de olas sonoras impredecibles que les convertirá en incondicionales seguidores musicales de la obra de Dominic Thibault a partir de este momento. “VCS3”, inteligente fusión artística de lo tecnológicamente vintage con la vanguardia electrónica experimental dentro del universo musical non-mainstream. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 289 // Reseña Musical nº: 234

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s