THE CURE “THE CURE”. (Reseña / Review #89)

Reseña actualizada. Publicada el 3 de noviembre del año 2006 en Lux Atenea.

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

THE CURE - THE CURE ALBUM

Publicado por : GEFFEN, (B0002870-01), 2004
Edición comentada : 2LP vinilo 12” (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Lost // 2- Labyrinth // 3- Before three // 4- Truth goodness and beauty // 5- The end of the world // 6- Anniversary // 7- Us or them // 8- Fake // 9- Alt.end // 10- (I don´t know what´s going) on // 11- Taking off // 12- Never // 13- The promise // 14- Going nowhere // 15- This morning
Valoración de la calidad del vinilo : 10+, Obra Maestra (extraordinario vinilo, tanto por la calidad del material utilizado como por su grabación e impresión; esto no es un vinilo, es una obra de arte)

 

No me ha extrañado nada que el grupo musical británico The Cure le haya puesto por título a su último trabajo, su mismo nombre: “The Cure”. Porque si algo deja muy claro este nuevo álbum es que The Cure ha decidido crear una grandiosa obra musical que muestre su arte y su talento musical en su más pura esencia. Escuchar este disco, para quienes los hemos ido siguiendo y disfrutando en concierto a este legendario grupo británico desde la década de los ochenta, supone comprobar que The Cure vuelve a resucitar con renovado vigor esa dorada época del su pasado que creíamos ya cerrada, acrecentándola aún más gracias al fruto de la experiencia y a las ganas de embrujar de nuevo a un público que siempre les ha sido fiel. “The Cure” es un álbum de imprescindible adquisición y audición para aquellos que no tuvieron oportunidad de disfrutar su música creada entre finales de los ochenta y principios de los noventa, cuando The Cure se proyectaba artísticamente en todo su esplendor. En el excelso álbum “The Cure”, los melómanos lectores de Lux Atenea pueden volver a escucharlos con ese mismo aura gótica. Para aquellos seguidores que los llevan idolatrando desde hace décadas, el embrujo sonoro y lírico que presentan los quince temas que vertebran este nuevo álbum confirman que aún nos quedan muchas sorpresas musicales por vivir de la mano de estos legendarios músicos británicos. De estas auténticas leyendas dentro de la escena musical gótica.

 

Iniciamos la audición de este extraordinario álbum recorriendo su primer tema “Lost”, quedando irremediablemente perdidos en el tiempo como si las décadas que ya son pasado volvieran a renacer en su espíritu existencial marcado por la belleza siniestra. Dentro de este ambiente musical con el sello creativo The Cure, a continuación volveremos a escuchar este bajo ya clásico en este grupo británico en cuanto el tema “Labyrinth” nos seduzca. Esencia pura del alma artística de The Cure, con estas notas que aplastan como losas en el sepulcro vocal mientras la noche se empieza a iluminar “con la luna invernal haciéndonos llorar” en “Before three”. ¡Impresionante lírica! Cerrando la cara A de este LP, la canción “Truth goodness and beauty” con Robert Smith ofreciéndonos su más sensible y sentimental voz, nos dejará absolutamente fascinados con su pasión desde los primeros compases del tema. Con el sobresalto de un “go” repentino empezará “The end of the world”, una melodiosa canción aparentemente alegre pero de mensaje real bastante triste, como no podía ser de otra forma viniendo de The Cure. Una doble cara de la moneda que sorprenderá a los melómanos lectores de Lux Atenea por su riqueza musical, y por estos cambios de estilo musical que hacen muy sólido y atrayente a este tema. La niebla caerá sobre nuestro camino y “Anniversary” vibrará en cada una de sus minúsculas gotas que conforman su nebulosa, para luego perder su mágico reflejo sin que podamos evitarlo. ¿Te sientes emocionalmente decaído? La máxima sensibilidad a flor de piel llegará con “Us or them”, una opción existencial extrema cuya pragmática respuesta es el propio individuo. El tema “Us or them”, de lírica directa y clara, de batería escandalosamente potente y vital, de bajo que cincela sensaciones, y con esta magnífica guitarra de fondo jugando con las evanescentes notas, perfilan con maestría esta increíble canción, llevándonos directamente hasta el tema “Fake”, donde entraremos en dinámicas vitales más tranquilas, más reflexivas. Una parada obligada en el tiempo y en la vida para analizar un fracaso.

 

En el segundo disco de vinilo comenzaremos la audición de la cara C del álbum, empezando por la canción “Alt.end” de mensaje conformista decorado con unas guitarras que se mueven entre el preciosismo y el desgarro. Un rechazo visceral al cambio que se mantendrá hasta que el tema “(I don´t know what´s going) on” nos ponga como diana para Cupido en sus practicas de tiro con arco. Siguiendo este animoso camino llegaremos hasta la canción “Taking off”, induciéndonos a una mayor inercia, a una contagiosa alegría necesaria para disfrutar del precioso y bello momento antes de que la desilusión llegue con “Never”, canción donde la llama en la alegre vela de miel se apagará. La tristeza nos posee emocionalmente por partida doble, ya que al girar el disco de vinilo aparece la cara D de este álbum. La última e inexorable travesía sonora para la aguja del giradiscos que clausurará musicalmente esta joya discográfica. Los primeros compases de la canción “The promise” empiezan a sonar en la espera de ese algo tan especial que, tal vez, nunca llegue. Una desgarrada guitarra que, como un juramento de palabra, el tiempo enmudecerá salvo para una de las dos partes. “The promise”, con un potente final musical, se difuminará en el ambiente como el agrio olor de ese fruto surgido tras la indignante traición no asimilada. Desorientados y andando sin rumbo alguno por las calles, el viento terminará silbando en nuestros oídos la preciosa canción, “Going nowhere”. Personalmente, este excelso tema es el que más me ha fascinado y sorprendido en este nuevo álbum de The Cure, y mira que ha sido difícil la elección entre tanta calidad, entre tanto compromiso con la honestidad y con la creatividad musical: una guitarra española de pesada y densa evolución instrumental, un lúgubre piano que suena a derrota, y esta guitarra eléctrica cuya alma sonora se pierde en el cielo como nuestra mirada. Con una mañana que más parece un atardecer con nubes de tormenta en el horizonte, llegará el tema “This morning” para ofrecernos el cierre musical al más puro estilo The Cure. Un epílogo final para poder difuminarnos en ese ciclo vital donde poder encontrar el anhelado reposo. “The Cure”, excelso álbum musical para seguir elevando el mito artístico de The Cure en este siglo XXI. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz

Reseña Cultural nº: 90 // Reseña Musical nº: 43

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s