BETTYE LAVETTE “I´VE GOT MY OWN HELL TO RAISE” (ANTI INC., 2005) (Reseña / Review #1341).

Reseña Cultural nº: 1341 // Reseña Musical nº: 1126

Reseña actualizada. Publicada el 12 de octubre del año 2009 en Lux Atenea.

BETTYE LAVETTE - I´VE GOT MY OWN HELL TO RAISE

Publicado por: ANTI INC., (6772-2), 2005
Edición comentada: CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- I do not want what I haven´t got // 2- Joy // 3- Down to zero // 4- The high road // 5- On the surface // 6- Just say so // 7- Little sparrow // 8- How am I different // 9- Only time will tell me // 10- Sleep to dream

Lux Atenea 4 - 2

“I´ve got my own hell to raise” es el título del quinto álbum de esta legendaria Dama del Soul y del Rhythm&Blues llamada Bettye LaVette. En el año 1949, la ciudad estadounidense de Muskegon (Michigan) vería nacer a esta estrella que, con tan sólo dieciséis años, llegaría a debutar dentro del mundo de la música con la exitosa canción “My Man”. Pese a su larga trayectoria artística, una equivocada elección de sus asesores y representantes, unido al abandono por parte de las compañías discográficas, provocarían que sus álbumes musicales no fueran publicados hasta fechas muy recientes. Como analista cultural, unos hechos inconcebibles y de difícil entendimiento a mi modo de ver, en vista a la deslumbrante calidad musical e interpretativa que posee Bettye LaVette. Con una voz incomparable capaz de provocar sentimientos hasta en el melómano lector de Lux Atenea más exigente, en este grandioso álbum encontrarán una de esas obras musicales que siempre les sabrá acompañar en sus noches solitarias, en los momentos más íntimos y sentimentales, o, en el caso de gustos más sibaritas, en esas selénicas uniones entre la mejor música (a su volumen óptimo) y el mejor whisky solo (y sin hielo, por favor) mientras es bebido y apreciado a pequeños sorbos, como así son disfrutados todos los mejores placeres que la vida nos ofrece. Sin más demora, iniciamos la audición de este extraordinario álbum con la voz de Bettye LaVette a cappella, con esta voz rota y curtida en la experiencia musical que se presentará en la canción “I do not want what I haven´t got”. Aquí no hay ni aderezos musicales, ni trucos técnicos en una mesa de ecualización, ni nada que se le parezca. Tan solo una voz única, mientras la noche nos tiene atrapados bajo su influjo. Luego, en el tema “Joy” con un espíritu rockero, vital, y enérgico que más quisiera tener más de un cantante actual, Bettye LaVette comenzará a reclamar nuestras reverencias por su maestría interpretativa y por esta garra artística, expandiéndose posesivamente como una reina felina ante su público en el club más prestigioso del suburbio. Aires musicales más propios de Nueva Orleans serán respirados con toda su riqueza sonora en el tema “Down to zero”, y si con esta canción no llegan a sentir emociones a flor de piel, es que deben estar muertos. Tal vez, el tema “The high road” con una esencia mucho más pausada, más obscura, más reposada, consiga despertar aquellos recuerdos que toda persona oculta en el arcón mental interior dentro de su Yo más profundo.

Lux Atenea 4 - 6

Un nuevo trago de whisky y, con el tema “On the surface”, el sabor que nos ha quedado en la boca cobrará vida propia ante este rhythm&blues de cuerpo sonoro tan aterciopelado como este viejo malta single barrel. Una guitarra y una voz femenina como solamente el mejor soul puede gestar, dan vida a una canción tan especial como “Just say so”, destinada a ser escuchada varias veces antes de que “Little sparrow”, auténtica delicatessen musical, convenza al melómano lector de Lux Atenea que únicamente estos temas pueden ser interpretados de manera tan superlativa por una voz negra. ¿Vuelves a escuchar esta canción de nuevo? No te preocupes, a mí también me ocurrió lo mismo. El tema “Little sparrow” te hechizará, se apoderará de tu corazón sin recato alguno porque es pura sensualidad a través de la deliciosa voz quebrada de Bettye LaVette. Posteriormente, en la canción “How am I different”, lo urbano se unirá al ambiente nocturno a punto de ser alterado por el desperezado amanecer, siendo la clase y el estilo los que den paso a “Only time will tell me”, composición musical con influencias conceptuales de la década de los setenta muy apreciables. Esa magia sonora de una década que nos ofreció el espíritu de la música negra en todas sus vertientes y estilos. Pero la ciudad empieza a moverse, la luz termina invadiéndolo todo y, con el tema “Sleep to dream”, Bettye LaVette elegantemente se despide de nosotros hasta nuestra próxima cita con la Luna y las estrellas que volverán a brillar sólo para los seres nocturnos. ¿Una cama o unas gafas de sol? Depende de las ganas de diversión que a uno todavía se le presenten. “I´ve got my own hell to raise”, álbum colosal para amantes de la mejor música, e interpretado por una de las mejores voces femeninas que puedan escuchar: Bettye LaVette. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 5

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s