DIE VERBANNTEN KINDER EVAS “IN DARKNESS LET ME DWELL”. (Reseña / Review #234).

Reseña actualizada. Publicada el 18 de noviembre del año 2007 en Lux Atenea.

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS - IN DARKNESS LET ME DWELL

DIE VERBANNTEN KINDER EVAS, EL NEOCLASICISMO AUSTRIACO (3 de 4).

Publicado por : DRAENOR PRODUCTIONS, (DPR008), 1999
Edición comentada : CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Intro // 2- Brief even as bright // 3- On a faded violet // 4- Overpast // 5- Cease sorrows now // 6- In darkness let me dwell // 7- Shall I strive? // 8- Arise from dreams of thee // 9- From silent night

 

Con el grupo musical de culto Die Verbannten Kinder Evas ya consolidado en la escena neoclásica, dos años más tarde, publicará en el sello discográfico Draenor Productions su tercer álbum titulado “In darkness let me dwell”. Con este excelso y colosal trabajo musical, el genial artista austriaco Richard Lederer parecía echar el telón definitivo a su obra. Un cierre que será finalmente descartado como tal en el año 2006, y que celebramos sus más fieles seguidores. Retornando al año 1999, fecha de presentación de este extrordinario álbim, en “In darkness let me dwell” volverán a repetirse los cambios en las voces femeninas del grupo, quedando la excepcional y cautivadora cantante Tania Borsky como única vocalista. El álbum “In darkness let me dwell” se erige como la obra musical firmada por Richard Lederer con una atmósfera más sombría, decadente, y trágica entre todas las publicadas con el sello artístico Die Verbannten Kinder Evas. Los melómanos lectores de Lux Atenea comprobarán cómo la frialdad emocional cubre todas y cada una de sus notas musicales como si fuera un gélido viento congelando gotas de rocío sobre una densa cubierta vegetal. Obscura pasión entremezclada con lamentos que se transforman en las dos caras de esta melódica moneda sonora. Y es que el álbum “In darkness let me dwell” atesora en su interior nieblas, brumas, ciénagas, y tumbas que se extienden más allá del horizonte de nuestra mirada. Su fuente de inspiración lírica seguirá viniendo del mítico genio literario decimonónico Percy Bysshe Shelley (1792 – 1822) como en el álbum anterior, “Come heavy sleep”, junto al maestro John Dowland (1563 – 1626), compositor de música inglesa del Renacimiento que convirtió las partituras para laúd en puro Arte. Precisamente, el título de este álbum tiene como origen, el título de una de las obras musicales mas famosas compuesta por John Dowland: “In darkness let me dwell”. Una auténtica delicia para los melómanos más selectos y exquisitos en sus gustos musicales. Si a todo ello le unimos la siniestra belleza que transmite el diseño creado para embellecer este álbum, basado en imágenes de edificios antiguos entre tinieblas pertenecientes a la colección privada de instantáneas tomadas por la vocalista Tania Borsky, e integrado todo con tipografía de estilo gótico dan una mayor fuerza sacra al libreto, nos lleva a la inspección detallada no sólo de los fondos visuales seleccionados, sino también de la lírica de cada uno de los temas que vertebran este espectacular y obscuro álbum. Pasemos a escucharlo y a disfrutarlo.

 

La procesión empezará a recorrer su tenebroso camino mientras suena el tema “Intro”. Las cabezas permanecen cubiertas, los pálidos rostros mantienen la mirada baja y las piernas entumecidas por el frío, iniciando un avance inquietantemente lento y casi espectral. A continuación, en el tema “Brief even as bright”, aires marciales se aproximarán para homenajear los restos de aquel que quedó encadenado al ayer. En “Brief even as bright”, la voz de Richard Lederer estará acompañado por el poderoso registro de voz de Tania Borsky, una voz profunda en este canto que cubre e impregna absolutamente todo. Ante tal despliegue y brillo interpretativo, parece como si la voz de Richard Lederer estuviera definido en esta estructura musical como un segundo coro. Una espectacular integración de estas dos voces que resaltará como excepcional decoración coral al final del tema. ¡¡¡“Brief even as bright”, la impresionante fuerza e intensidad de la interpretación lírica!!! Posteriormente, las flores se secarán, perdiendo su color en el tema “On a faded violet”. De sus vivas fragancias solo quedará alguna débil presencia porque “On a faded violet” es un recuerdo a dos voces. Un espejo sobre el cual, poco a poco, el polvo irá cubriéndolo hasta que la luz no tenga donde reflejarse. Luego, en el tema “Overpast” entraremos de lleno en el apasionante reino musical de Tania Borsky con una excelsa pieza musical a dos voces (interpretadas íntegramente por ella) que dejará profundamente impresionados a los melómanos lectores de Lux Atenea. Sin duda alguna, “Overpast” es una composición ideal para el lucimiento de una voz superlativa dotada de ese virtuosismo imposible de aprender, al ser algo innnato en el artista. En el siguiente tema, “Cease sorrows now”, será el talentoso artista Richard Lederer quien nos invite a disfrutar de su pasión interpretativa en esta recreación instrumental gótica, y marcadamente religiosa. “Cease sorrows now” es una composición compleja cuya evolución musical es una excelente muestra de la riqueza estructural y artística existente dentro de la escena neoclasica. Incluso, si el tema “Cease sorrows now” fuera instrumentalmente más sobrio, perfectamente podía encajar dentro del repertorio de una formación musical dark-folk. A continuación, abriremos el pesado arcón lleno de pesares y de lamentos que llegó a encadenar y a paralizar la vida de su dueño, en este tema que da título al álbum. La audición de “In darkness let me dwell” es lenta, amarga, pero con crescendos sublimes que te emocionan y te sensibiliza profundamente en tu interior como si tocara ese vibrante hilo conductor con el alma. Sus valles melódicos posteriores son una auténtica delicia, con un cuerpo sonoro etéreo magistralmente diluido por la celestial voz de Tania Borsky, convirtiendo a “In darkness let me dwell” en un tema grandioso, conceptualmente ambicioso, y superlativo en su interpretación. Como composición musical neoclásica, es una fascinante obra maestra.

 

A continuación, el tema “Shall I strive?”aparecerá como otra nueva genialidad musical de Die Verbannten Kinder Evas. Y es que este excelso álbum es eso mismo, una genialidad artística individualmente y en su conjunto. En “Shall I strive?”, la voz de Richard Lederer se presenta sobresaliente, y en una impresionante interpretación acompañada con coros femeninos que no hacen más que provocar intensas sensaciones en el melómano durante su audición. Y si del final del tema hablamos, las voces de Richard Lederer y Tania Borsky acompañados instrumentalmente con este piano perfuman este tema con la más pura fragancia de Euterpe. ¡Pasajes musicales esencialmente mágicos! Posteriormente, con el sublime sonido del órgano entraremos en el tema “Arise from dreams of thee”. Una composición sepulcral y tenebrosa que inexorablemente se elevará desde la ultratumba. Estas trompetas serán una bienvenida proveniente del Cielo, la voz de Tania será la voz de la salvación y de la luz verdadera y la voz de Richard Lederer se transformará en el mensaje sacro que ilumina, y que permite abrir los ojos para lanzar una mirada a la verdadera autenticidad de la realidad. El tema “Arise from dreams of thee” es la revelación sobre la tierra, el brillo del Sol, o las estrellas guiando en la noche. Clausurando este álbum se encuentra el tema “From silent night”, un elegante y aristocrático epílogo musical a ritmo de clavicordio acompañado con nocturnos tambores. En “From silent night”, serán Tania Borsky y Richard Lederer quienes se encarguen de abrir las cortinas de nuestra habitación para dejar pasar luz, y, como si fuera una sagrada danza ritual, abandonarán nuestra estancia dejando la puerta… ¿cerrada? o, ¿tal vez entreabierta a nuestro inminente destino? Tras la presentación del álbum “In darkness let me dwell”, la esperanza de un retorno de Die Verbannten Kinder Evas mucho más prolongado en el tiempo era escasa, pero siempre estaba ahí, esperando, anhelando su glorioso retorno con un cuarto álbum. Y, en el año 2006, ese milagro se hizo realidad. ¡¡¡Y de qué forma!!! Mientras engalano líricamente mi próxima reseña para ser publicada y dar por cerrado este selecto ciclo musical dedicado a Die Verbannten Kinder Evas, escuchen el álbum “In darkness let me dwell”. Con pasión… ¡¡¡disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 234 // Reseña Musical nº: 179

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s