PYLAR “HORROR CÓSMYCO” (Humo Internacional, noviembre 2019) (Reseña / Review #352).

52ª SEMANA MUSICAL NON-MAINSTREAM / 52nd NON-MAINSTREAM MUSIC WEEK

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

PYLAR - HORROR CÓSMYCO

Quiero dar las gracias al grupo musical español PYLAR por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Tinieblas y Fulgor // 2- La Nada (se Cierne sobre Todo) // 3- Negros Abismos sueñan mi Muerte // 4- Tenebrosa Armonia
Datos técnicos: Álbum producido por Pylar
Composiciones musicales que escucharás mil veces: 1- Tinieblas y Fulgor // 2- La Nada (se Cierne sobre Todo) // 3- Negros Abismos sueñan mi Muerte

 

“Horror Cósmyco”. Solamente leyendo el título del nuevo álbum de Pylar, uno ya siente la omnipresencia cultural de grandes maestros de la literatura como Howard Phillips Lovecraft, padre conceptual de este Horror Cósmico ya universal, y Thomas Ligotti, heredero de su legado dentro de esta literatura de terror. Si a esta sólida fuente inspiradora de ideas artísticas le unimos la creatividad innovadora que viene desarrollando el grupo español Pylar dentro de la escena musical non-mainstream, el fruto final no ha podido ser más vanguardista y rupturista. Presentado oficialmente el pasado día 8 de noviembre a través del sello discográfico español Humo Internacional, el álbum “Horror Cósmyco” ha sido publicado en formato digital, en una preciosa edición en CD, y en una lujosa edición en vinilo LP 12”. Engalanado con una impactante portada creada por Gonzalo Santana, en su compleja esencia visual se vislumbra el horror y la sensación humana de insignificancia respecto a los poderes supraterrenales de carácter universal. En esta portada, el ser humano es un rey destronado, es una especie animal inferior, dominada, transformada en presa, convertida en títere de otros poderes superiores de los cuales no puede ni liberarse, ni rebelarse. Por este motivo, en este rol no puede quedar sin representar lo trágico, lo sangriento, y lo que quiebra psicológicamente a la mente humana como proyección de ese siniestro presente y devenir.

 

A nivel musical, lo mejor que tiene el grandioso álbum “Horror Cósmyco” es que es la primera entrega de una trilogía dedicada a profundizar musicalmente en lo extremo, en lo provocador, en lo trasgresor, en todo aquello situado en los límites más rupturistas donde los pioneros musicales se adentran para descubrir nuevos aires sonoros. Incluso, a nivel conceptual, quedan amalgamados en estos cuatro temas que vertebran el álbum “Horror Cósmyco” corrientes filosóficas como el Realismo Especulativo o la Ontología Orientada a los Objetos. Todo en Pylar está fundamentado, está perfilado culturalmente, está pulido hasta el apasionamiento más absoluto a través de la entrega casi catártica en su composición musical. Esta contundente atmósfera de vanguardia podrá sentirla intensamente el melómano lector de Lux Atenea que adquiera esta colosal obra musical, y cuya exquisita edición en vinilo terminará convirtiéndose en una joya discografía buscada por los coleccionistas más selectos y exclusivos. Cromatismos sonoros y texturas musicales adquieren ese obscuro esplendor artístico en cada uno de estos cuatro temas, siendo su duración muy elástica en el tiempo cuando los escuchas y disfrutas, ya que pierdes el sentido del tiempo real cuando entras en este vórtice a otro mundo, a este otro mundo salvaje y terrible.

 

Iniciamos la audición de esta espectacular obra musical adentrándonos lentamente en el interior del tema “Tinieblas y Fulgor”, de atmósfera lúgubre y densa, donde el dark-ambient se amalgama con el Sci-fi ambient y el ritual ambient hasta configurar sonoramente este atormentado pasadizo hacia otro mundo, hacia otras entidades, hacia otros seres tomados muchas veces por el ser humano como dioses por su inmenso poder. Con la entrada de este plano instrumental para batería en clave doom metal, la crudeza de este ambiente musical se vuelve más próximo, más inmediato en su evolución melódica al tener un tempo más ágil y rápido, y no tan lánguido como al principio del tema. Cuando el plano vocal aparezca para transformar esta composición en un tema puramente metal, la sensación de caos, de agitación, y de angustia existencial será total. De repente, todo se calmará aparentemente, retornando al impulso musical inicial pero la estructura sonora ya está alterada e influida definitivamente por la intensidad lírica e instrumental del metal, abriéndose las puertas de lo diabólico para que desencadene la ruptura final. A continuación, el tema “La Nada (se Cierne sobre Todo)” irá definiendo un espacio minimalista al cual se irán incorporando planos sonoros melódicos de eco disperso en el lejano horizonte. Un escenario inhóspito y dramático por el vacío que proyecta, perfilando una composición muy experimental donde los instrumentos surgen con el espíritu artístico de la música contemporánea. De textura musical compleja, “La Nada (se Cierne sobre Todo)” quiebra la lógica, abre nuevas incógnitas sin solución, y arrastra con su nihilismo mortal cualquier atisbo de espiritualidad. Sin duda, “La Nada (se Cierne sobre Todo)” es el tema más vanguardista e innovador de Pylar en este álbum.

 

Con el doom metal retornando en “Negros Abismos sueñan mi Muerte”, estas furiosas guitarras conducirán el estilo del doom al black metal mientras toda la estructura musical descansa sobre esta batería de auténtico lujo. Gracias a ello, esta potente estructura evoluciona y se reconfigura sin perder su ritmo, sin perder su armonía, aunque la obscuridad es dominante y su tenebroso influjo provoca que todo el edificio sonoro se agite con virulencia como si estuviera poseído. Con el demoníaco plano lírico sobresaliendo con fantasmagórico protagonismo, tras la tormenta llegará una fugaz calma que irá poco a poco volviendo a tomar su fuerza inicial doom, pero con un decorado melódico de carácter innovador donde las sombras y las nieblas son mortuorias. Todo se ha vuelto fúnebre, desoladamente decrépito como una gótica ensoñación cargada de maldad, desembocando en un escenario musical minimalista con planos sonoros cortantes donde el violín es espeluznante. Clausurando este intenso álbum, el tema “Tenebrosa Armonia” adquiere ese registro musical propio de las bandas sonoras, mostrando un equilibrado plano melódico cercano al dark-jazz. Pero la entrada de la guitarra eléctrica sera crucial para que toda la estructura se vuelva metal, evolucionando pausadamente como si fuera un tema progressive metal. Con la entrada de planos sonoros experimentales, el caos que presentará es total mientras su tempo trata de que no de venga abajo esta condensada estructura melódica e instrumental donde la voz siempre permanecerá en un segundo plano. “Horror Cósmyco”, con álbumes musicales de tan extraordinaria calidad, Pylar se convierte en sinónimo artístico de vanguardia y transgresión. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 352 // Reseña Musical nº: 296

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
PYLAR “ORÝGENES”.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s