DOUBLE ECHO “BURNING IN BLUE” (Icy Cold Records, diciembre 2019) (Reseña / Review #355).

53ª SEMANA MUSICAL NON-MAINSTREAM / 53rd NON-MAINSTREAM MUSIC WEEK

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

DOUBLE ECHO - BURNING IN BLUE

Quiero dar las gracias al grupo musical DOUBLE ECHO por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Screen II // 2- Some Essential Thing // 3- Felix & Tantrum // 4- Automatic Doors // 5- Screen One // 6- The Position // 7- The Watch // 8- The Landing // 9- Burning In Blue
Composiciones musicales que escucharás mil veces: 2- Some Essential Thing // 5- Screen One // 7- The Watch

 

El pasado jueves, día 19 de diciembre, se presentó oficialmente el nuevo álbum del grupo musical Double Echo titulado “Burning In Blue”, habiendo sido publicado a través del prestigioso sello discográfico francés Icy Cold Records en formato digital y en una preciosa edición en digipak CD de seis paneles. Engalanado con un atrayente diseño de portada de inspiración victoriana, sorprende por la sensación de irrealidad temporal que transmite como si fuera una instantánea tomada en el pasado, pero que encuentra en el presente su misterioso sentido. A nivel musical, “Burning In Blue” ya es el cuarto álbum en su esplendorosa carrera artística, como ya pudieron comprobar y disfrutar los melómanos lectores de Lux Atenea en su álbum anterior “Period Rooms” (Peter Out Records, 2018), presentando en esta ocasión la siguiente configuración instrumental y vocal: Ellon Souter (vocalista y teclados), Chris Luna (guitarras, bajo y teclados) y Ash Lerczak (vocalista, bajo, guitarra acústica y teclados). Manteniendo ese regusto musical old-school, el talentoso grupo Double Echo ha convertido cada uno de los ocho temas que vertebran este álbum en un ecléctico abanico sonoro donde el post-punk es potenciado con otros estilos como el dark-wave, el ethereal, o el ambient, pero ofreciendo esas pinceladas sonoras innovadoras que llevan a Double Echo hasta la primera línea artística dentro de esta escena. Los melómanos con gustos más góticos podrán sentir cómo este grupo musical continúa revitalizando la escena post-punk actual, convirtiendo al álbum “Burning In Blue” en una de la audiciones imprescindibles dentro de este año 2019.

 

Iniciamos la audición de este extraordinario álbum sumergiéndonos en la plasticidad melódica electrónica del primer tema “Screen II”, expandiéndose esta atmósfera sonora con ciertas reminiscencias a la década de los ochenta en cuanto a su luminosa estructura musical, aunque decorada con pasajes ambient más actuales. Con la llegada del tema “Some Essential Thing”, el estilo post-punk de Double Echo aparecerá con su característico regusto melódico old-school donde el sintetizador es fundamental para crear esta atmósfera obscura. Puntuales pinceladas melódicas pondrán ese toque rupturista que convierte a “Some Essential Thing” en una auténtica delicia musical para paladear en soledad, sobre todo gracias al encanto vocal de Ellon Souter. Manteniendo ese halo preciosista en la configuración instrumental, el tema “Felix & Tantrum” elevará la intensidad y acelerará el tempo hasta envolver de evanescencia dark-wave a esta magnífica canción, apreciándose ese detallismo melódico ya clásico en el estilo post-punk estadounidense que es potenciado con la elegancia y la suavidad interpretativa de Ellon Souter en su plano lírico. Sin respiro alguno, la canción “Automatic Doors” surgirá con este entorno musical mitad misterioso, mitad intrigante, ofreciendo Ash Lerczak ese característico estilo británico de interpretación que los melómanos lectores de Lux Atenea identificarán con la corriente indie de los noventa. De sinuosa base melódica, “Automatic Doors” será la antesala perfecta para adentrarnos en la tenebrosa obscuridad de la excelsa composición “Screen One”, donde el sintetizador vuelve a ser protagonista en este tema más propio de la banda sonora de una película de terror y misterio. Sin duda alguna, “Screen One” me ha sorprendido mucho en este álbum porque este inspirado espíritu creativo te lleva a sentir la esencia del Romanticismo decimonónico primigenio llevado a la escena post-punk actual, y con la misma fuerza e intensidad que se creaba en la década de los ochenta. Double Echo lo actualiza, lo perfecciona, lo vuelve más mágico y atrayente debido al embrujo de sus olas melódicas, invitándote a soñar, a dejar volar la mente y la imaginación mientras “Screen One” sea dueña de ti. ¡¡¡“Screen One”, sublime tema!!!

 

Rompiendo completamente con esa armonía, las potentes bases rítmicas de la canción “The Position” volverán a hacernos poner los pies en el suelo. Un plano existencial más humano y más realista donde las pasiones, las ilusiones, y el quebranto de los mismos, son el día a día del individuo en este mundo. Los trasfondos etéreos y high-tech transmiten esa brillante esencia a esta estructura musical, desembocando en el tema “The Watch” donde la belleza siniestra es más evidente. Con una estructura instrumental multicapa de cristalinos reflejos, “The Watch” ve incrementada su magia con la voz de Ellon Souter hasta convertir a esta canción en la más fascinante de este nuevo álbum de Double Echo. Tempo pausado, cuidadosos pasajes electrónicos para sintetizador, registro vocal aterciopelado y difuminado con eco, todo en esta canción es perfecto. ¡¡¡“The Watch”, delicatessen musical con esencia Double Echo!!! “The Landing” dará continuidad a esa atmósfera en la cual nos habíamos adentrado para perdernos, pero este tema eliminará poco a poco esas brumas gracias a este plano de batería lento pero contundente. Una languidez que afectará a Ash Lerczak en la interpretación de su definición lírica, entrando en un estado donde el tiempo se irá parando progresivamente hasta que, a media canción, todo se acelere un poco, entrando en su parte final con un impulso más vigoroso. Cerrando este espectacular álbum, el tema homónimo aparecerá tormentoso y trágico, y con una estructura instrumental más arriesgada y tensa. En “Burning In Blue”, la voz de Ash Lerczak irá tomando un protagonismo creciente hasta que sus planos melódicos aparezcan con ese dinamismo liviano, frágil, vaporoso, alzándose cada plano musical con su propio impulso sonoro marcado por la fugacidad y por el resplandor melódico detalladamente integrado en esta fascinante estructura. “Burning In Blue”, la versatilidad conceptual del grupo Double Echo se presenta más brillante que nunca en este nuevo álbum musical. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 355 // Reseña Musical nº: 299

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
DOUBLE ECHO “PERIOD ROOMS”.

 

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s