“EL HOMBRE SUPERFLUO”, ILIJA TROJANOW (1ª Semana sobre 7 Delicatessen Literarias) (Reseña / Review #880).

Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. Tus donaciones son muy importantes, ¡Gracias por tu apoyo!

PAYPAL: Donaciones para Lux Atenea: https://www.paypal.me/luxateneablog

.

Reseña actualizada. Publicada el 13 de agosto del año 2018 en Lux Atenea.
BIBLIOTECA LUX ATENEA – PASIÓN CULTURAL POR LOS LIBROS PUBLICADOS EN PAPEL

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

EL HOMBRE SUPERFLUO - ILIJA TROJANOW

Quiero dar las gracias a PLATAFORMA EDITORIAL por su cortesía al enviarme este promocional.

Publicado por: PLATAFORMA EDITORIAL
ISBN: 978-84-17114-80-0
Edición: Marzo 2018 (Primera Edición) (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 128

.

En la actualidad, estamos viviendo el cambio económico, laboral, y social más rápido y radical que haya vivido la Humanidad en los últimos milenios. Mientras que el cambio de la sociedad nómada de cazadores a la sociedad sedentaria de agricultores y ganaderos se fue produciendo durante un largo periodo de tiempo de varios miles de años, el cambio de la sociedad agrícola y ganadera (tradicional) a la industrial (moderna) fue realizado en muy pocos siglos. Ahora mismo, en el siglo XXI, en los países más desarrollados del mundo se está produciendo ya el siguiente cambio económico, laboral, y social que nos está llevando de la sociedad industrial a la sociedad posmoderna, pero este cambio está siendo mucho más rápido que los otros periodos de cambio anteriormente citados, pasando de un periodo de siglos a otro de décadas, dos o tres a lo sumo. En la cúspide de este proceso de cambio a la posmodernidad estamos en Occidente, y los efectos económicos, laborales y sociales ya los estamos observando hoy día tras haberse acelerado esta transformación debido a la reciente crisis económica y financiera del año 2008. Personalmente, creo que, en Occidente, ya estamos viviendo hoy día dentro de la sociedad posmoderna (globalización e Internet), cuya estructura económico, social y laboral ya predijo y detalló Robert B. Reich en su famoso libro “El Trabajo de las Naciones” publicado en la década de los noventa (obra ya reseñada en Lux Atenea). Por este motivo, en estos momentos estamos asistiendo al ocaso final de la sociedad del bienestar tal y como la hemos conocido desde el final de la Segunda Guerra Mundial, y sus efectos económicos, laborales y sociales ya los estamos sintiendo con toda su crudeza.

.

La crisis financiera del año 2008 fue la puntilla mortal a la modernidad y al porcentaje creciente de la clase media en las sociedades de los países occidentales más avanzados e industrializados. Y ese porcentaje de la clase media pre-crisis no va a recuperarse tan fácilmente aunque las economías nacionales crezcan, porque la industria ya no necesita tanta mano de obra, y el sector servicios prioriza la precariedad y el ajuste de los sueldos por encima de todo. La creciente e imparable robotización de la industria, con muchas fábricas de cientos o miles de trabajadores en sus instalaciones que están siendo ya sustituidos por robots y/o por nuevas máquinas más avanzadas (o tienen pensada esta sustitución en los próximos años), no van a ayudar a bajar el porcentaje de parados, sino más bien a aumentarlo. Y con un sector servicios que cada vez necesita menos personal debido a los rápidos avances tecnológicos e industriales que se están realizando a pequeña escala, capaces de hacer en un futuro más cercano que lejano el trabajo de varias personas durante las 24 horas y sin descanso (salvo que Internet se caiga o se pierda el fluido eléctrico), la competencia por un puesto de trabajo va a ser brutal. Además, estas máquinas no se ponen enfermos, no se toman vacaciones, no piden aumentos de sueldo, y no hacen huelga. Por este motivo, un creciente número de empresas del sector servicios cada vez van a necesitar menos personal al estar más automatizadas, y van a ser más productivas y accesibles al público al estar disponibles las 24 horas. Eso sí, al margen de la temática de este interesante libro, los cultos lectores de Lux Atenea han de pensar que otros detalles a analizar serían conocer cómo o quiénes comprarán los productos fabricados por las industrias robotizadas, o quiénes podrán pagar la labor realizada por las empresas del sector servicios con escaso personal, si el poder adquisitivo de un amplio sector de la ciudadanía sigue cayendo. Con este panorama presente y futuro, el retorno a un alto porcentaje de la población situado dentro de la clase media va a ser simple y claramente imposible, porque la precariedad y los bajos ingresos van a dominar ampliamente el sector laboral.

.

Uno de los libros que he leído y analizado más recientemente en relación a este tema ha sido la extraordinaria obra de Ilija Trojanow “El Hombre Superfluo”, publicada el pasado mes de marzo por la prestigiosa PLATAFORMA EDITORIAL. En sus ciento veintiocho páginas se describe, se perfila, y se analiza con total precisión y detalle este escenario económico, laboral, y social que ya estamos viviendo, pero centrándose específicamente en este creciente porcentaje de la población que está quedándose al margen en la sociedad posmoderna, debido a su bajo poder adquisitivo y a su nula participación en el sistema productivo. En una sociedad de consumo donde los ciudadanos ya no son eso mismo, sino consumidores, quien no consume ni produce es observado, etiquetado, y apartado en este nuevo modelo de sociedad posmoderna. El sistema está siendo estructurado dentro de este concepto donde quien no consume ni produce, no disfruta del nuevo modelo de sociedad, llevando incluso a la propia ciudadanía a incorporar ese mensaje y esa actitud de rechazo a quien no consume ni produce, y a quien no tiene dinero para consumir ni produce trabajando, señalándolo como elemento prescindible o, incluso, como un peligro para la existencia de la propia sociedad. Lo más dramático es que cada vez un porcentaje mayor de esta ciudadanía está en riesgo de caer en esa misma situación de precariedad absoluta debido, precisamente, a los factores descritos en párrafo inicial de esta reseña. Y lo más trágico es que tenemos a la Singularidad, apoyada en la Inteligencia Artificial, ya asomando en el horizonte y amenazando el privilegiado estatus económico y social de un porcentaje de la ciudadanía actual que ha sabido adaptarse a las nuevas reglas empresariales y a las grandes oportunidades económicas que ofrece la posmodernidad. CEO’s y mandos intermedios en las empresas, brokers y analistas financieros, médicos y abogados, programadores informáticos, ingenieros y diseñadores… verán su trabajo de alta remuneración también amenazado por estas Inteligencias Artificiales. El panorama presente y futuro que se presenta está lleno de retos, obstáculos, e incógnitas sobre cómo las naciones más avanzadas van a poder superarlo. Ya la posmodernidad está siendo muy dura y muy poco halagüeña para un amplio sector de la población, y este porcentaje se ampliará aún más cuando llegue la Singularidad. La tecnología y los avances tecnológicos no van a parar, las sociedades occidentales ya están económica y laboralmente muy tensionadas en la nueva posmodernidad, y sobre quienes tienen un bajo nivel de ingresos o están apartados del sistema productivo está empezando a caer sobre ellos la etiqueta de “superfluos para la sociedad”. Por este motivo, este atrayente libro es perfecto para poder conocer al detalle este asunto de plena actualidad. “El Hombre Superfluo”, en la sociedad posmoderna, el nuevo credo para la ciudadanía es el materialismo a ultranza dentro de una sociedad hiperconsumista que sienten ya en crisis. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural: 880 // Reseña Literaria: 69

En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s