“EL NEGACIONISMO ECONÓMICO”, PIERRE CAHUC / ANDRÉ ZYLBERBERG (3ª Semana sobre 7 Delicatessen Literarias) (Reseña / Review #894).

Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. Tus donaciones son muy importantes, ¡Gracias por tu apoyo!

PAYPAL: Donaciones para Lux Atenea: https://www.paypal.me/luxateneablog

.

Reseña actualizada. Publicada el 13 de abril del año 2018 en Lux Atenea.
BIBLIOTECA LUX ATENEA – PASIÓN CULTURAL POR LOS LIBROS PUBLICADOS EN PAPEL

Desde el año 1999 difundiendo la cultura literaria más selecta (Clásica, Medieval, Romanticismo, Decadentismo, Simbolismo, Surrealismo, Ciencia-Ficción, Misterio y Terror, Filosofía, Poesía, Historia, Ciencia, Arte, Tecnología, Empresa…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

EL NEGACIONISMO ECONÓMICO - PIERRE CAHUC ANDRÉ ZYLBERBERG

Quiero dar las gracias a EDICIONES DEUSTO (GRUPO PLANETA) por su cortesía al enviarme este promocional.
Publicado por: EDICIONES DEUSTO
ISBN: 978-84-234-2904-2
Edición: Febrero 2018 (Primera Edición) (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 176

.

En Occidente, vivimos en una sociedad donde aparentemente la lógica científica y racionalista domina en el pensamiento de la opinión pública del siglo XXI. En los medios de comunicación mass-media aparecen artículos donde se presentan sorprendentes tesis, informaciones, ideas, y descubrimientos avalados por un experto en la materia, o por una reveladora investigación realizada por una universidad, o por un científico de prestigio. En la televisión, en la radio, en los periódicos, en las redes sociales, en páginas web… se difunden noticias e informaciones de lo más relevante a nivel público y social que, incluso algunas veces, pueden llegan a ser contradictorias entre ellas a pesar de contar con ese aval científico o institucional. Los cultos lectores de Lux Atenea saben que vivimos en la era posmoderna, donde la información ha alcanzado tal nivel de influencia y de presencia en la sociedad y en la ciudadanía que ya se está empezando a hablar de sobreinformación, de ese exceso de información que le llega al ciudadano, sobre todo si dedica una buena parte de su tiempo a estar al día a través de los medios de información y de las redes sociales que pueblan Internet en la actualidad. Y todo este tsunami informativo en cuya área de influencia estamos todos, el torrente de datos aparece cargado de noticias relevantes siempre bien barnizadas e impecablemente presentadas para que resulten informativamente atractivas, y racionalmente creíbles de cara a un individuo posmoderno cada vez con menos capacidad de crítica y con menos capacidad de análisis, precisamente porque esas informaciones vienen avaladas por expertos, instituciones, científicos… de reconocido prestigio. Hasta ahora en esta reseña, nada de lo anteriormente descrito parece extraño o fuera de lo normal en relación a la realidad cotidiana en la cual vivimos y nos desarrollamos en este presente posmoderno del siglo XXI.

.

Pero, ¿opinaría lo mismo el bibliófilo lector de Lux Atenea al término de la lectura y análisis del interesante libro “El Negacionismo Económico”? ¿De verdad vivimos en una sociedad tan racional y científica como creemos analizando las ideas y conceptos que mueven a la opinión pública? Y, dando un giro más a este atrayente tema, ¿el racionalismo está triunfando en la sociedad actual por su coherencia y su lógica, o es posible manipular a una gran parte de la población con ideas científicas y técnicas aparente indiscutibles e incuestionables? Tras la lectura y análisis de esta obra tan reveladora, cuyo trasfondo abarca los campos económico, comercial, político, social, ecológico, médico… esta permeabilidad ideológica en el pensamiento dominante que está perfilando la opinión pública en la sociedad occidental del siglo XXI, es la que ha quedado al descubierto en estas páginas a través de una detallada descripción de las técnicas psicológicas, de las estrategias de marketing, de los encubrimientos interesados a través de falsas ideas y conceptos aparentemente científicos… conformando lo que se ha denominado como “Negacionismo Económico”. Lo más curioso es que, aplicando precisamente ese factor analítico y racionalista que promueven los autores del libro en estas páginas, me encuentro con algunos ejemplos expuestos en estas páginas y con los cuales no estoy de acuerdo. Pero precisamente esa es la esencia del pensamiento lógico y racionalista en relación al análisis de cualquier tema: no hay que creer por fe o por convicción, sino por la contundente capacidad de demostración y de confirmación de las pruebas que lo avalan, cuya solidez científica y lógica es irrefutable. Razón, Ciencia y lógica que, en la mayoría de los casos aquí expuestos, pese a su gran aceptación social no tienen siempre esas características racionales, sino que son el fruto de una elaborada e interesada campaña de manipulación de la opinión pública.

.

Vivamos en la sociedad que vivamos, analicemos la época histórica que analicemos, estudiemos la cultura que estudiemos, la influencia política de las élites económicas siempre ha estado presente en la historia de la Humanidad, incluso antes de la creación de los primeros Estados en la Antigüedad, porque las sociedades tribales tampoco se libran de esa influencia, de esa defensa interesada de los privilegios por parte de quienes poseen medios materiales y económicos. Todos los cambios radicales que ha habido en cualquier lugar de este planeta en las estructuras sociales, en la economía, en la política, no ha sido más que un cambio en las personas que, a través del poder, conseguían hacerse con los mecanismos que le permitían reemplazar a quienes hasta ese momento tuvieron esa situación económica y material de privilegio. Si llevamos esta misma dinámica, esta misma realidad al mundo de los negocios, la trama y el desenlace será siempre el mismo, cambiando unicamente los personajes y el escenario. Y, cuando esa empresa, o empresas, ven peligrar su estatus económico, su posición privilegiada en los mercados, qué les impide hacer uso de su capacidad económica y política para evitar esa pérdida a través de la propaganda para ganarse la confianza de la ciudadanía. En definitiva, para que la sociedad siga aceptando, consciente o inconscientemente, su posición de privilegio.

.

Allí donde hay dinero y bienes materiales, siempre habrá personas, empresas, entidades… interesadas en quedarse con ello; y si hablamos de mucho dinero y de preciados bienes materiales en juego, entonces el número de aspirantes a hacerse con ello será mucho mayor, incorporándose personas muy poderosas que van a ponerlo todo y a hacer lo que sea para lograr ese objetivo con éxito. Llevada esta trama al escenario económico actual, debido a la complejidad de nuestras sociedades, esas técnicas de manipulación de la opinión pública se convierten en piezas clave para poder alcanzar el éxito, e incluso para poder tapar ese interés económico, porque hay mucho dinero en juego. Por este motivo, si en nuestra sociedad actual se valora y no se cuestiona a lo racional y a la lógica científica, precisamente esos serán los campos de batalla principales para poder alcanzar esa interesada manipulación de la opinión pública debido a los beneficios económicos que de ello se va a obtener, convirtiéndose entonces los grandes medios de información, los líderes políticos, los expertos y los investigadores, las universidades y los centros de investigación más prestigiosos… en los elementos que tendrán que difundir el mensaje que estos poderes quieren para que sean aceptados por la sociedad con credibilidad y sin ser cuestionados. Y estas técnicas, estas estrategias de manipulación, quedan desveladas en estas páginas a través de, precisamente, la lógica del análisis racional y científico. Todo tiene sentido en esta obra, aunque algunas veces no siempre coincido y pienso igual respecto a su resolución final en relación a la información expuesta en algunas de estas páginas. Pero este factor intelectual y analítico lo dejo en manos de los cultos lectores de Lux Atenea porque, lo que sí tengo claro, es que el libro “El Negacionismo Económico” no les va a dejar indiferentes precisamente por hacer hincapié en la lógica racionalista y en el método científico para dar sentido a sus ideas. Si en Occidente viviéramos en una sociedad tradicional, como sucedió en el pasado durante siglos cuando el eje que fundamentaba a la sociedad tradicional era la ética y la moral del poder religioso dominante, en vez de hablar de lógica racionalista y del método científico estaríamos hablaríamos de interpretaciones de textos religiosos que se salieran de la ortodoxia, o de la influencia de otras corrientes religiosas que estuvieran cambiando precisamente esa ética y esa moral en la cual se fundamentaba la sociedad hasta ese momento. Como vivimos en la sociedad posmoderna del siglo XXI, entonces es la lógica racionalista la que domina, la que cambia, y la que transforma a la sociedad, y este libro es muy interesante porque desvela con sumo detalle las técnicas de manipulación que la condicionan, o que pueden condicionarla bajo el aparente aval científico. “El Negacionismo Económico”, el tremendo poder del mensaje creíble en la sociedad posmoderna cuando la capacidad lógica y racional que fundamenta el criterio propio en la ciudadanía está bajo mínimos. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural: 894 // Reseña Literaria: 81
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s