THE DEAD BOYS “TWISTIN ON THE DEVIL’s FORK – live at CBGB’s 1977 & 1978” (HELL YEAH / BACCHUS ARCHIVES RECORDS) (Reseña / Review #977).

Lux Atenea website has no commercial ads. Thanks for your donation, Thanks for your support!!! / Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. ¡¡¡Gracias por tu donación, Gracias por tu apoyo!!!

PAYPAL: Donations to Lux Atenea / Donaciones para Lux Atenea : https://www.paypal.me/luxateneablog

.

Reseña actualizada. Publicada el 2 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

THE DEAD BOYS - TWISTIN ON THE DEVIL's FORK – live at CBGB’s 1977 1978

Publicado por : Hell Yeah / Bacchus Archives Records, (BA1121), 1997
Edición comentada : Vinilo LP 12” (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: Cara A: Sonic reducer / All this and more / High tension wire / Son of Sam / (I don´t wanna be no) Catholic boy / Hey little girl
Cara B: I won´t look back / Flame thrower love / 3rd generation nation / Ain´t nothing to do / Down in flames / What love is
Valoración de la calidad del vinilo : 7 (magníficos vinilos, destacando tanto el material utilizado como su impresión, pero la calidad de la grabación es aceptable; álbum imprescindible para los seguidores de Stiv Bators y su obra musical)

.

¿La reseña del extraordinario álbum “Liver than you´ll ever be” de The Dead Boys te ha dejado con buen cuerpo? Pues entonces retrocedamos una década más hasta los años 1977 y 1978. En ese momento, el grupo musical The Dead Boys lo formaban Jeff Magnun al bajo, Cheetah Chrome a la guitarra, Jimmy Zero también a la guitarra, Johnny Blitz a la batería, y Stiv Bators como vocalista y líder del grupo. Gracias a la publicación de este álbum, los melómanos lectores de Lux Atenea que adquieran esta joya discográfica tendrán oportunidad de escuchar a The Dead Boys en grabaciones de lo más sorprendentes. Y es que el magnífico álbum “Twistin on the devil´s fork” es un documento sonoro de indudable valor artístico, quedando la baja calidad de las grabaciones en un segundo plano ante estas muestras de improvisación y de genialidad musical. Publicado en el año 1997 a través de los subsellos Hell Yeah y Bacchus Archives Records del sello discográfico estadounidense Dionysus Records, originalmente los temas que vertebran el álbum “Twistin on the devil´s fork” fueron grabaciones en cassette de estos directos, siendo editadas posteriormente a este formato. Años 1977 y 1978, la mítica sala neoyorkina CBGB, música punk en su más pura esencia conceptual… todo en “Twistin on the devil´s fork” se presentará como legado cultural y artístico del mítico grupo musical estadounidense The Dead Boys en sus primeros años.

.

Impresiones post-audición:
En los subterráneos, en este obscuro local empieza a sonar el mítico tema “Sonic reducer” y la atmósfera se vuelve más densa por el humo del tabaco, ríos de cerveza vierten constantemente su esencia etílica en el interior de los cuerpos de los que allí asisten, y rock, mucho punk-rock de calidad comienza a extender su aullido de rebeldía ante el lado más siniestro de la sociedad moderna. Un pequeño descanso, y el tema “All this and more” comienza a poblarse de chicas gritando, silbidos, tensión, y con The Dead Boys calentando motores, finalmente arrancarán con el tema “High tension wire” para embrujar a los espíritus allí presentes… ¡y electrocutarlos! Y es que escuchando solos de guitarra de esta calidad, ¡a qué melómano le puede importar la calidad de esta grabación! Posteriormente, el tema “Son of Sam” abrirá sus fauces para vomitar la esencia rockera más underground para dejar su sello artístico más ácido en este ambiente. Tras un pequeño parón para coger impulso, el tema “(I don´t wanna be no) Catholic boy” reclamará su territorio como espacio rebelde y lugar sin fronteras ni leyes. A continuación, en esta versión de la famosa canción “Hey little girl”, Stiv Bators dará este toque lírico y musical tan desenfadado a la entonación de esta letra, auténtica marca del artista. Esta primera cara se termina, giramos el disco de vinilo, y seguimos adelante hasta que se despliegue el tema “I won´t look back” para preparar el entorno musical de la siguiente canción, “Flame thrower love”, un potente torbellino guitarrero sobre el escenario. Con el tema “3rd generation nation”, la rabia se desatará y el tiempo se esconderá en un rincón en cuanto el tema “Ain´t nothing to do” mueva la lápida de su tumba para poder escapar. Pero no te asustes, porque será el tema “Down in flames” lo que te desgarre por dentro, lo que te sacudirá y te alterará por una interpretación musical tan extrema y rompedora. Cuando la legendaria canción “What love is” aparezca, la cara B de este grandioso álbum llegará a su parte final porque todo lo bueno siempre se acaba, al igual que estas reseñas musicales tan especiales para mí y que he dedicado a la extraordinaria e innovadora obra artística del músico y cantante estadounidense Stiv Bators. “Twistin on the devil´s fork”, esta magnífica edición discográfica en vinilo es perfecta para inmortalizar este legado musical de The Dead Boys. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 977 // Reseña Musical nº: 829
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s