AFTERLIFE “SCHIZOAFFECTED” (AUTOEDITADO) (Reseña / Review #981).

Lux Atenea website has no commercial ads. Thanks for your donation, Thanks for your support!!! / Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. ¡¡¡Gracias por tu donación, Gracias por tu apoyo!!!

PAYPAL: Donations to Lux Atenea / Donaciones para Lux Atenea : https://www.paypal.me/luxateneablog

.

Reseña actualizada. Publicada el 8 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

Publicado por : Autoeditado, 2005
Edición comentada : CD (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: Burn away / Distant mind / DOA / Nexus / In bloom / Just breathe / Whispers in the dark / Liquid pain / Together forever / Vengeance / State of decay / Wasteland / Just breathe (sleeper mix)

.

Afterlife es el nombre del proyecto musical electrónico elegido por el músico y compositor estadounidense James A. Hepburn para definir con una sola palabra, esta perspectiva conceptual para crear música. Y es que todos los temas incluidos en este extraordinario álbum llamado “Schizoaffected”, han sido creados por una mente creativa e innovadora excepcionalmente sensible. Los melómanos lectores de Lux Atenea podrán comprobar cómo cada una de estas composiciones musicales es un mundo aparte, un universo sonoro delimitado por las fronteras de la propia imaginación artística de James A. Hepburn, transmutando leyes mentales en sonidos electrónicos. De esta forma, el álbum “Schizoaffected” se presenta como esferas conceptuales girando alrededor de un sol luminoso y vanguardista. Esferas con formas, volúmenes, leyes, y sentidos que convierten los trece temas que lo vertebran en un todo único e irrepetible dentro de este espacio musical de vanguardia llamado “Schizoaffected”. A nivel instrumental, James A. Hepburn utiliza en su propio laboratorio musical un Korg microKorg, un Alesis Ion, un Korg Triton Music Workstation/Sampler, un E-MU PX-7, y, como base, el Cakewalk´s Home Studio versión 2XL. Tras más de ocho años trabajando en la definición de pesadillas, terrores, miedos, y alucinaciones convertidas en temas musicales, el fruto artístico final ha sido este espectacular álbum. Y se nota esa elaboración detallada de la estructura instrumental, pausada, precisa, y excelentemente orquestada como si cada tema fuera la maquinaria de un selecto y exclusivo reloj sonoro. “Schizoaffected” es una compilación de temas incluidos en sus anteriores álbumes, “Self-mutilated” y “Blood Moon”, y pocos trabajos artísticos han llegado a mis manos como promocional con un contenido musical tan intenso, sincero, y vanguardista.

.

Vivimos en una sociedad moderna donde el ciudadano como individuo, está siendo subordinado cada vez más a unos intereses globales de dudosa honestidad. Cada vez es más difícil salvaguardar unos niveles de privacidad e independencia mínimos para poder sentirse persona, individuo con libertad de decisión, y en un sistema donde quienes no cumplen una serie de normas y patrones son retirados, apartados a un lado, siendo rechazados por una sociedad aborregada y carente del más mínimo sentido de la crítica, personas con ciertos problemas o inquietudes son considerados como paranoicos, lunáticos, o con términos de significado parecido cuando, en el fondo, es esa misma masa social la que actúa como un poseso al son que le marcan. Auténticos zombis viviendo en una sociedad cada vez más cerrada y limitada, y que le marca absolutamente todos sus comportamientos, costumbres, y pensamientos. Y, ¿por qué digo todas estas palabras en una reseña sobre un álbum musical electrónico? Porque James A. Hepburn es una de estas personas situadas fuera de los márgenes sociales establecidos. Un outsider, un freelance humano, y un genio de la música cuyo patrón psicológico no encaja en ese estándar impuesto y auto-aceptado por la mayoría. ¿Algún día entenderá la sociedad que la genialidad humana suele llevar consigo un talón de Aquiles psicológico la mayoría de las veces? Todavía muchas personas siguen considerando como locos a genios artísticos como Dalí, Andy Warhol, Stanley Kubrick, Jack Nicholson, Hieronimus Bosch… Y, como analista cultural non-mainstream, reafirmo mi opinión de qué aburrida sería la vida sin estos locos del Arte. Escuchemos y disfrutemos esta maravillosa obra musical electrónica.

.

Impresiones post-audición:
El espacio-tiempo se ha abierto y los primeros efectos sonoros electrónicos empiezan a aparecer en el primer tema “Burn away”, mientras sus bases rítmicas establecen sólidamente el soporte sonoro para estas melodías obscuras cuya luz es dolor, un dolor interior que no se puede apagar tan fácilmente. La música electrónica más melódica derivará hacia un estilo ambient de vanguardia en el tema “Distant mind”, transformándose en una verja, una valla, un muro invisible que no traspasaremos, que no cruzaremos ni saltaremos porque al otro lado se encuentra el origen de nuestras pesadillas mentales más profundas. En cambio, el siguiente tema “DOA” presentará un estilo EBM de gran plasticidad y virtualidad como si estuviéramos paseando por reinos psicodélicos extremadamente armoniosos. Sus paisajes sonoros, usados algunos como si fueran coros, dan esa atmósfera de equilibrio que hace que lo sintamos tan cercana, tan íntima, hasta casi fundirnos psicológicamente con ella. “DOA” es una excelso tema que dará clase y estilo a una sesión musical electro de vanguardia en un club electro-goth. Siguiendo esa línea conceptual EBM pero con bases más cyber, aparecerá el tema “Nexus” hasta configurar una estructura instrumental electrónica más radical, más fría y contundente a través de una evolución musical capaz de trastocar el plano mental de quien lo escuche, destacando especialmente sus secuencias intensas con personalidad y con transiciones sonoras de sumo talento artístico entre ellas. A continuación, el tema “In bloom” nos sumergirá en esta luminosa realidad idealizada, alejada de ataduras y limitaciones, y con esencias ambient y trasfondos sonoros más cercanos al chill-out. Y es que el tema “In bloom” posee ese vigor melodioso que causa admiración, comprobando fehacientemente a estas alturas del álbum como “Schizoaffected” es un mundo musical diverso y ecléctico. Un territorio artístico sin explorar en el cual hemos decidido adentrarnos.

.

Con el tema “Just breathe”, la obscuridad hará acto de presencia extendiendo la fragilidad, los miedos, las angustias, y el pánico. Con un estilo EBM tremendamente oscuro, “Just breathe” es sufrimiento, dolor y punzadas en la esencia del alma, un infierno donde el aire nos abrasa sin ningún tipo de contemplación que nos llevará hasta el final, hasta ese punto donde el propio sufrimiento se trasforma en nuestro alimento, en nuestro placer al borde del colapso. El martirio continuará en “Whispers in the dark”, extraordinario tema con trazas sonoras EBM, dark-ambient, y noise que dejará paralizado al melómano lector de Lux Atenea en cuanto entre en su área de influencia. Sus siniestras secuencias son adrenalina electrónica pura, y si lo que andas buscando es dark-electro, “Whispers in the dark” pondrá el nivel de calidad musical muy muy alto. Una posesión infernal impresionante a través de la música, y con una lírica espectacular con palabras y frases que lo explican todo, que definen y aclaran aquello que intuye y siente el melómano más sensible al escucharlo. Posteriormente, con el estilo EBM de claras influencias industriales del tema “Liquid pain”, la atmósfera musical electrónica se volverá ácida, corrosiva y penetrante hasta dejar las neuronas exhaustas y con las endorfinas al límite. El tema “Liquid pain” hará permeable tu cerebro con sus melodías acrílicas hasta disolverse en la mente para convertirla en un caos psicológico irrecuperable. Con el tema “Together forever” mucho más cyber sobre un trasfondo sonoro ambient, se desplegará como un reconfortante sueño, como una mirada que sonríe, como sentimientos engalanados con dulzura, como pétalos de colores volando en esta atmósfera calmada. “Together forever” será un precioso contrapunto musical antes de adentrarnos en el tema “Vengeance”, con este dark-wave de inspiración sacra y con bases rítmicas oscilando el beat y el drum´n´bass. “Vengeance” es tremendamente animoso pero con ese peligro latente y acechando para poder clavar su aguijón envenenado. Esa incesante vitalidad que alimenta el lado más terrible del ser humano. Luego, un estilo electro más etéreo aparecerá en el comienzo del tema “State of decay”, pero su evolución musical hacia raíces conceptuales más tétricas y depresivas harán que se aproxime mucho a la frontera del dark-ambient más desolador e inquietante. “State of decay” se presenta como la visión de una sombra que, aunque quieta, su presencia nos incomoda hasta hacernos sentir amenazados. Pero será en el tema “Wasteland” donde entraremos de lleno en el electro más etéreo, perfilándose una recreación musical donde la sensibilidad que nos trasmite cada nota es inteligentemente estirada hasta su límite. Finalmente, y cerrando este excelente álbum se encuentra la versión ‘sleeper mix’ del tema “Just breathe”, extendiendo estos samples desgarradores, brutales, infernales, sobre un trasfondo sonoro de lo más onírico. El contraste musical dará como fruto final este poderoso conmutador musical capaz de abrir y bloquear rápidamente ese rincón donde vive nuestro diablo interior. ¿Cuántas veces serás capaz de abrir la puerta para ver esas imágenes que se presentan con el mismo tono cromático de la crueldad? Ten cuidado no vayas a quedar atrapado en una de esas acciones, siendo introducido en su interior. Como analista musical non-mainstream no tengo ninguna duda que los melómanos lectores que se adentren en “Schizoaffected”, este álbum se convertirá en su “Schizoaddiction”. “Schizoaffected”, por su grandeza conceptual de vanguardia, uno de los álbumes más innovadores que ha visto la luz en los últimos años dentro de la escena musical electrónica. Anoten este nombre: Afterlife. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 981 // Reseña Musical nº: 833
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s