PARANOIA INDUCTA “INTO ETERNAL DARKNESS” (HEERWEGEN TOD PRODUCTION, mayo 2021) (Reseña / Review #1000).

Lux Atenea website has no commercial ads. Thanks for your donation, Thanks for your support!!! / Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. ¡¡¡Gracias por tu donación, Gracias por tu apoyo!!!

PAYPAL: Donations to Lux Atenea / Donaciones para Lux Atenea : https://www.paypal.me/luxateneablog

.

64ª Semana Musical Non-Mainstream / 64th Non-Mainstream Music Week

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la Revista Cultural ATIS&NYD (1999 – 2002), Shadow’s Garden Webzine, Ouroboros Webzine, y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

PARANOIA INDUCTA - INTO ETERNAL DARKNESS

Quiero dar las gracias al genial artista polaco Anthony Armageddon Destroyer (PARANOIA INDUCTA) por su cortesía al enviarme este promocional físico de su álbum.

Edición reseñada: Digipak CD de 4 paneles en formato A5 (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Follow The Voids // 2- No-Return Place // 3- Kid Memories // 4- Wounded Souls // 5- Where Angels Fall // 6- Happy Death Day // 7- And Then There… // 8- Into Eternal Darkness // 9- Missing Paths // 10- Soundless Echo // 11- Forty
Datos técnicos: Temas musicales grabados entre los años 2017 y 2020 por Anthony Armageddon Destroyer en U.P. F Studio
Composiciones musicales que escucharás mil veces: Cada uno de estos temas. Obra Maestra Musical conceptualmente ecléctica y vanguardista

.

El pasado día 20 de mayo, el innovador artista polaco Anthony Armageddon Destroyer presentó su nuevo y esperado álbum “Into Eternal Darkness” a través del prestigioso sello discográfico polaco Heerwegen Tod Production. Publicado en esta preciosa edición en digipak CD de cuatro paneles en formato A5, el álbum “Into Eternal Darkness” viene engalanado con un impactante diseño artístico creado por Grzegorz Pietranis con fotografía a cargo de Rafał Babczyński, configurando esta siniestra visión propia de lo ultraterreno donde la vida tal y como la conocemos, se pierde, se diluye, y se sumerge en este tenebroso e infernal mundo. No hay calidez, no hay vitalidad, no hay infinitud en la gama de colores… aquí todo es mortuorio. No hay ojos que observan, no hay mirada, solamente manos cuyos gestos transmiten decaimiento espiritual y dolor interior imposible de calmar. Las sabias palabras de Plinio el joven, impresas en el interior de este digipak ahondarán en esa visión, y siempre, con la obscuridad dominando este escenario, de ahí el título de este grandioso álbum musical. Con la presentación de “Into Eternal Darkness”, de nuevo, Anthony Armageddon Destroyer, alma máter de PARANOIA INDUCTA y creador conceptual del estilo musical Apocalyptic Death Industrial, vuelve a demostrar su fértil talento artístico a la hora de perfilar sonoramente estructuras musicales complejas y muy precisas donde el trasfondo conceptual y el mensaje son contundentes. Lo lúgubre y lo obscuro, lo hierático teñido de negro, lo espiritual perdiéndose inexorablemente como la vida cuando la sangre fluye de una herida mortal, y siempre, con Paranoia Inducta situada a la vanguardia de la escena non-mainstream actual para conmovernos mientras escuchamos cada uno de los once temas que vertebran este extraordinario álbum. Tres años de meticuloso trabajo musical (2017 – 2020) que los melómanos lectores de Lux Atenea podrán escuchar adquiriendo esta lujosa edición discográfica, transformándose en otra nueva experiencia sonora tras haber disfrutado ya los gloriosos álbumes musicales de Paranoia Inducta que he reseñado hasta el momento: “Maze Of Death” (Old Temple / Doomsday Factory, 2013), “From The Depths” (Rage In Eden, 2017), “Mind Games” (Noctivagant, 2019, split con Deepdark), y “Viri Probi” (Heerwegen Tod Production, 2020). La creatividad del artista polaco Anthony Armageddon Destroyer no no tiene límites, y continúa fluyendo año tras año.

.

Iniciamos la audición de este siniestro álbum adentrándonos en el primer tema “Follow The Voids” mientras los espacios se obscurecen, perdiendo en muy poco tiempo cualquier referencia que sirva de guía para conocer las dimensiones de este entorno. Con la entrada de estos evanescentes planos musicales, de lo etéreo pasaremos a lo fantasmagórico, desembocando en espacios lúgubres donde la sensación de lo inerte irá creciendo en nuestro interior. Una apertura sonora, una débil luz iluminándolo todo entre formas difusas, y la aparición de lo sublime nos conducirá hasta la extenuación hierática. Posteriormente, en el tema “No-Return Place” seremos arrastrados por lo incognoscible fascinados por esta estructura sonora donde se fusiona lo industrial con el dark-ambient, y con la magnificencia del ambient como trasfondo musical de auténtico lujo. Una delicatessen para el melómano, ya que este excelso tema es capaz de disolver la lógica racional para expandir los sentidos hacia nuevas fronteras sensoriales, sobre todo con la aparición de este coro más propio del estilo ritual. Sin duda alguna, “No-Return Place” será uno de los temas de este álbum que más veces disfrutarán debido a su embrujo mental, capaz de diluir el tiempo y la materia. Luego, en “Kid Memories”, la melancolía hará su aparición con este melódico piano para llevarnos a un estado vital apagado, decadente, perfilándose este tema musical dentro del neoclasicismo conceptual. Calma. Luz tenue. Cielo cubierto y gris. “Kid Memories” es una auténtica exquisitez musical que apasionará a los melómanos lectores de Lux Atenea con una perspectiva existencial gótica. Profundizando aún más en lo ritual, el tema “Wounded Souls” posee esa esencia mistérica con lo espiritual y lo trascendente girando alrededor de lo salvífico, evolucionando musicalmente hacia el neoclasicismo y hacia un soundscape muy vivo y preciosista que terminará fundiéndose en este núcleo sonoro ecléctico de siniestro final.

.

Con el tema “Where Angels Fall” volviendo a sumergirnos en entornos obscuros e inescrutables, lo ritual y el dark-ambient derivarán hacia lo apocalíptico para expandir la tragedia en este escenario. El destino cayendo implacable y cruel en su inflexible determinación, permaneciendo sutilmente la omnipresencia de lo divino a través de la escasa luz aquí presente. Siendo “Happy Death Day” esa inquietante calma después de la tormenta, la contemplación de lo devastado creará ese contraste mental donde los claroscuros existenciales afloran. Sin duda alguna, en este álbum, el tema “Happy Death Day” es la muestra más clara del estilo Apocalyptic Death Industrial creado por Anthony Armageddon Destroyer, provocándome sentimientos de admiración al escuchar esta colosal estructura musical. ¡¡¡“Happy Death Day”, Paranoia Inducta en estado puro!!! Posteriormente, en el tema “And Then There…”, todo se volverá afilado, amenazante, incluso solemne en la ambientación musical cuando las campanas suenen, y con las nieblas de la decadencia tomando posesión de este entorno, la visión de esta devastación helará la sangre. Con el tema homónimo del álbum adquiriendo matices sonoros del estilo ritual, lo obscuro empieza a presentar trasfondos trascendentales en su esencia mística, y es que el tema “Into Eternal Darkness” posee ese magnetismo mental de las Ciencias Ocultas donde la luz incorpora también la obscuridad para ser más luminosa, y lo tenebroso agrega la luz a sus dominios para tener sentido. Esa dualidad es la que queda fielmente reflejada en esta composición musical. ¡¡¡“Into Eternal Darkness”, artísticamente excelso!!! En cambio, “Missing Paths” aparecerá como recreación sonora de la esencia caduca de lo físico, de lo carnal, a través de esta atmósfera mortuoria que suena a cementerio en la noche, a carroza fúnebre, a tumba abierta donde arrojar el cuerpo sin vida. “Missing Paths” parece un solemne réquiem en clave dark-ambient, llevándonos directamente hasta el tema “Soundless Echo” para sentir de nuevo el innovador estilo Apocalyptic Death Industrial de Paranoia Inducta. Chirridos metálicos propios del industrial, atmósferas sofocantes propias del dark-ambient, pasajes sonoros fantasmagóricos sobre nuestra cabeza, colosales amplitudes dimensionales… como analista musical non-mainstream, escuchar atentamente el tema “Soundless Echo” ha sido uno de los momentos más especiales e inolvidables durante el análisis de este magno trabajo musical. Sin duda alguna, repetiré su audición a lo largo de los próximos años porque las sensaciones que provoca son indescriptibles… inefables. Finalmente, con el tema “Forty” extendiendo el telón de clausura, será la firmeza en la decisión tomada tras la confirmación supraterrenal lo que lleve a la definitiva ruptura. La transformación dará inicio y nada será parecido a lo anteriormente vivido. “Forty” es el periodo intermedio antes de entrar en ese otro mundo, el momento en el cual el alma se prepara para pasar de un lado al otro, a ese otro lado ultraterreno. “Into Eternal Darkness”, artísticamente hablando, éste es el álbum musical más excelso y vanguardista compuesto por Paranoia Inducta en toda su carrera discográfica a día de hoy. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 1000 // Reseña Musical nº: 852
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s