SHE SPREAD SORROW “HUNTRESS” (COLD SPRING RECORDS, octubre 2021) (Reseña / Review #1157).

Lux Atenea website has no commercial ads. Thanks for your donation, Thanks for your support!!! / Lux Atenea no tiene anuncios comerciales. ¡¡¡Gracias por tu donación, Gracias por tu apoyo!!!

PAYPAL: Donations to Lux Atenea / Donaciones para Lux Atenea : https://www.paypal.me/luxateneablog

.

67ª Semana Musical Non-Mainstream / 67th Non-Mainstream Music Week

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la Revista Cultural ATIS&NYD (1999 – 2002), Shadow’s Garden Webzine, Ouroboros Webzine, y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

Quiero dar las gracias al prestigioso sello discográfico británico COLD SPRING RECORDS por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Blue // 2- Get Me // 3- Stand // 4- Dragonflies // 5- Inside // 6- Parasomnias
Datos técnicos: Temas musicales grabados y mezclados por Alice Kundalini y Luca Sigurtà; álbum masterizado por el maestro Martin Bowes en el mítico The Cage Studios (Coventry, Reino Unido)
Composiciones musicales que escucharás mil veces: Cada uno de estos temas. Obra Maestra Musical dentro de la escena death-industrial

.

Los melómanos afines a la escena death-industrial estamos de enhorabuena ante la inminente presentación del cuarto álbum musical de She Spread Sorrow titulado “Huntress”, que será publicado oficialmente el próximo día 1 de octubre a través de Cold Spring Records, el prestigioso sello discográfico británico que ha editado toda su obra musical. En esta nueva obra maestra de Alice Kundalini, alma máter de She Spread Sorrow, en los seis temas que lo vertebran se siente la evolución sonora experimentada por esta grandiosa artista italiana dentro del death-industrial, uniendo a sus pinceladas musicales power electronics y dark-ambient que caracterizaron a su inconfundible estilo de composición mostrado en las obras maestras “Rumspringa” (2015), “Mine” (2017) y “Midori” (2018), estos nuevos cromatismos sonoros electrónicos que son más propios de la escena musical experimental más transgresora. El álbum “Huntress” aparece en este año 2021 como el siniestro fruto artístico que She Spread Sorrow nos ofrece tras tres años de creatividad experimental en el arte musical bajo la inspiración del mundo onírico y, más concretamente, del tenebroso e inquietante universo mental proyectado en las pesadillas de Alice Kundalini. Ese shock psíquico ha quedado reflejado en cada uno de estos temas protagonizados por esta joven cazadora llamada Blue, en cuyo interior bullen fuerzas mentales completamente opuestas que condicionan su perspectiva existencial. Por este motivo, el álbum “Huntress” se presentará ante los melómanos lectores de Lux Atenea marcado por colosales tensiones sonoras de trasfondo psíquico, perfilando dos caras internas englobadas en lo extremo tanto en lo emocional, como en su deriva mental hacia lo obsesivo, hacia lo irracional, hacia la inestabilidad y lo fantasioso, pero siempre en clave siniestra e infernal. Por este motivo, el álbum “Huntress” no es emocionalmente expansivo, sino introspectivo, quedando prácticamente ausente lo solar como luz espiritual ante la hegemonía de lo lunar y mental en la esencia interior de su protagonista Blue que, en muchos aspectos me recuerda a la mítica Diana cazadora, sobre todo en cuanto a sentimientos de soledad y de sufrimiento interior.

.

Esta obra maestra será publicada en formato digital, en una preciosa edición en digipak CD de seis paneles, y en una lujosa edición limitada de 500 unidades en vinilo LP 12”, habiendo sido engalanada con este impactante diseño creado por Abby Helasdottir con fotografía a cargo de Stefano Majno. La portada del álbum “Huntress” es espectacular. Su belleza siniestra refleja fielmente ese trasfondo psíquico a través de esta plasticidad en las formas y en los colores que transmiten tensión, crisis mental, violencia, y locura, como si Stefano Majno hubiera sido poseído por el maestro cinematográfico italiano del cine giallo Dario Argento. Observas esta imagen de portada, y parece el fotograma de una de sus películas al haber quedado integrado lo estético y lo obscuro en lo erótico y lo maníaco entremezclándose como si fuera un pulp psicótico y sangriento. A nivel musical, la calidad sonora que alcanza el álbum “Huntress” es excelsa gracias al meticuloso trabajo técnico de masterización realizado por el maestro Martin Bowes en el mítico The Cage Studios (Coventry, Reino Unido), convirtiendo su audición en una auténtica delicia para el melómano. En su edición discográfica en vinilo de 180 gramos, el álbum “Huntress” tiene que sonar perfecto y musicalmente insuperable para poder sentir el talento artístico de Alice Kundalini en su plenitud. En estos momentos es cuando el vinilo demuestra su superioridad sonora, su encanto musical, su hegemonía discográfica como formato más fetichista por excelencia, y por eso es tan querido y deseado por los melómanos. Disfrutar el estilo death-industrial de vanguardia que She Spread Sorrow nos ofrece en este nuevo álbum a través de un disco de vinilo en el giradiscos, se convierte en esa delicatessen tan personal como exclusiva. No duden un segundo en comprar esta edición limitada en vinilo antes de que pongan el cartel de “Sold Out”.

.

Iniciamos la audición de esta obra maestra adentrándonos en el primer tema “Blue” y su oscilante entrada musical, pulsante como la vida y tensa como su actividad, apareciendo la voz de Alice Kundalini como plano lírico etéreo de inquietante trasfondo porque este entorno sonoro no es ambient, sino dark-ambient. Con planos musicales que se mueven, retuercen, y disipan como si tuvieran vida propia, “Blue” posee ese lado hipnótico que te seduce irresistiblemente a pesar de que todas las alarmas se han activado en tu interior. Denso en su estructura, aquí los cromatismos sonoros son casi psicodélicos, y, teniendo como trasfondo lo onírico, esta psicodelia ambiental encuentra su armonía precisamente en la embriaguez mental que transmite. Posteriormente, en el tema “Get Me”, lo siniestro irá en aumento mientras la voz de Alice Kundalini queda en un primer plano casi amenazante, quedando solamente como trasfondo estos pasajes sonoros no tan alejados en esta dimensión espacial absolutamente tenebrosa. Con la lírica emanando en susurros que parecen fantasmagóricos, será la constante actividad de fondo lo que incremente su posesiva aura demoníaca hasta derivar en esa obsesión que esclaviza lo deseado. Sensación de agobio, de angustia vital, y el tema “Stand” aparecerá con matices sonoros experimentales que impresionarán a los melómanos lectores de Lux Atenea, proyectando matices sonoros experimentales que recrean la dicotomía, el contraste emocional, mientras lo industrial va dominando poco a poco su base conceptual. Perdición e impulso contenido definen al tema “Stand”, derivando en ásperas atmósferas de insatisfacción en “Dragonflies” para llevarnos directamente a contemplar este espectáculo sonoro de vanguardia. La música electrónica en texturas sonoras y plasticidades moduladas que definen lo mental y abstracto como fantasía. Y la fantasía no es imaginación, sino caos y psicopatía si se toma como realidad. En este plano mental, “Dragonflies” tiene esa intencionalidad obscura que posee la manipulación, la manzana envenenada, el dulce pastel mortal, siendo lo sensorial y embriagador lo que provoque que se baje la guardia como paso previo a la dominación. A continuación, el tema “Inside” reforzará esa jaula interior creada desde dentro para salvarse, para protegerse, para evitar que alguien entre en la mente, en el refugio personal, en ese universo interior que terminará convirtiéndose en un infierno sin escapatoria. Finalmente, la clausura de esta magna obra musical llegará con el tema “Parasomnias” y esta tierra de nadie donde lo onírico y la vigilia se entrecruzan y se enredan, para llevar a la confusión mental más absoluta. “Parasomnias” es terrible, sobrecogedor, y extremo, mientras la obscuridad lo envuelve. Hasta el plano vocal es demoníaco, como de ultratumba, apareciendo para alterar y atemorizar, quedando toda la estructura sonora levitando en esta dimensión alterada donde no hay un apoyo o una base. Si desean ver reflejado lo inquietante en un tema musical death-industrial, el mejor ejemplo que podrán encontrar en la actualidad es “Parasomnias”. “Huntress”, con esta nueva obra maestra, la escena musical death-industrial de vanguardia ha de mostrar su admiración y más humilde reverencia a She Spread Sorrow. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

.

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 1157 // Reseña Musical nº: 1007
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s