SIOUXSIE AND THE BANSHEES “THE SCREAM” (POLYDOR LIMITED, 1978) (Reseña / Review #1225).

Reseña Cultural nº: 1225 // Reseña Musical nº: 1055

Reseña actualizada. Publicada el 5 de enero del año 2008 en Lux Atenea en el 30º aniversario de la publicación oficial del primer álbum de SIOUXSIE AND THE BANSHEES “THE SCREAM” (1978), treinta años en el Olimpo Gótico.

Publicado por : POLYDOR LIMITED, (POLD 5009 – 2442 157), 1978
Edición comentada : LP vinilo 12” (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist : SIDE A: 1- Pure // 2- Jigsaw Feeling // 3- Overground // 4- Carcass // 5- Helter Skelter
SIDE B: 6- Mirage // 7- Metal Postcard (Mittageisen) // 8- Nicotine Stain // 9- Suburban Relapse // 10- Switch
Valoración de la calidad del vinilo: 9 (vinilo de muy buena calidad tanto por el material utilizado, como en su grabación e impresión; imprescindible escucharlo en este formato)

De los cuatro grandes aniversarios que Lux Atenea va a celebrar este año 2008, con todos mis respetos y sin menospreciar obra o proyecto musical alguno ya que en este blog cultural solamente reseño obras artísticas que me apasionan, hay un aniversario que destacaría especialmente sobre todos los demás por su relevancia dentro de la escena dark. Esa obra musical no es otra que el primer álbum del mítico grupo británico Siouxsie And The Banshees: “The Scream”. Como analista cultural, publicar esta reseña es un honor como celebración del 30º aniversario de su publicación oficial en el año 1978. Dentro de la escena dark, cualquier artista o grupo musical se quitaría el sombrero ante Siouxsie And The Banshees por su talento como músicos y compositores que, durante varias décadas, han sido capaces de situarse en lo más alto. A base de ir publicando álbum tras álbum a cual mejor y más innovador, Siouxsie And The Banshees se ha convertido en un mito, en un icono musical y estético dentro de la escena gótica. Su frescura creativa, su imaginación artística, su talento en la composición, y su alma musical innovadora, son dignos del mayor de los elogios. En la actualidad, este grupo británico sigue emocionándome tan profundamente como si los temas que vertebran su álbum de debut “The Scream” hubieran sido publicados ayer. Pero han pasado ya treinta años desde que vieran su luz discográfica por primera vez, y cuántas bandas musicales firmarían (hasta con su propia sangre) para poder llegar a ver esta veneración por su álbum de debut en su treinta aniversario, y cuántos artistas desearían haber publicado una ópera prima de este nivel musical. A los melómanos lectores de Lux Atenea siempre seguiré diciéndoles que los amantes de la música gótica somos unos auténticos privilegiados al poder seguir disfrutando, década tras década, de auténticas joyas musicales como “The Scream”. Y es que no hablo de uno o dos grupos musicales de culto, o sea, de excepciones artísticas. Me refiero a artistas y grupos musicales de leyenda como Siouxsie And The Banshees, The Cure, Bauhaus, Peter Murphy, The Damned, Christian Death, The Missión, Sisters of Mercy (pese a que el iluminado Eldrich siga diciendo que el grupo no es gótico ¿¿!!), The Cult… En definitiva, no hace falta que nos pongamos ni melancólicos ni sentimentales, ni lucir las canas como si fueran las medallas de un orgulloso general ruso, porque lo que es indudable es que me emociona tener en las manos este legendario vinilo editado hace treinta años, y que solamente Dios sabe las veces que lo he disfrutado. Cada vez que escucho de nuevo el álbum “The Scream”, sigue hechizándome como el primer día. ¿Qué más se puede pedir a esta joya artística? Retrocedamos hasta el año 1978. El prestigioso sello discográfico Polydor publica el álbum de debut de un grupo musical absolutamente desconocido llamado Siouxsie And The Banshees. Su mítico título: “The Scream”. Formado por el bajista Steven Severin, el saxofonista y guitarrista John McKay, el percusionista y batería Kenny Morris, y la icónica cantante Siouxsie Sioux, con su álbum “The Scream”, la revolución gótica estaba servida.

La aguja del giradiscos es depositada lentamente en el surco de la cara A, este disco de vinilo empieza a girar y, lentamente, el grandioso tema “Pure” nos irá introduciendo en el interior de esta cueva ancestral y salvaje donde nuestros miedos desembocarán en una catarsis absoluta con lo desconocido. Posteriormente, en este inolvidable crescendo musical, la canción “Jigsaw Feeling” reclamará su presencia en nuestros oídos con contundencia. De guitarra cortante y poderosa, con una lírica convertida en latigazos lanzados contra nuestro complaciente cerebro, la mente tratará de despertar de esta pesadilla, de salir de este siniestro y falso mundo que siempre resulta terrible en su trasfondo existencial. Personalmente, como DJ, “Jigsaw Feeling” es el tema con el cual he iniciado más veces una sesión musical en los clubs góticos que me han invitado. A continuación, tumbados hieráticamente en una cama escuchamos el tema “Overground” mientras nuestra mirada se va perdiendo más allá del techo de la habitación en busca de esa imagen esquiva e informe que dé sentido a nuestro estado. Alterados por un tema tan afilado como “Carcass”, la revolución conceptual ha llegado para alterar todo a nuestro alrededor con voces en off apareciendo siempre de los rincones no observados, hasta que el tema “Helter Skelter” nos desoriente con su mensaje entrecortado, enigmático, apocalíptico, y cautivador. En el álbum “The Scream”, el tema “Helter Skelter” se presenta como una versión musical un poco más sosegada del original compuesto por el mítico grupo The Beatles. Pero, años después, Siouxsie And The Banshees hará una versión mucho más radical y potente en su interpretación en directo, y que ha quedado inmortalizado en su álbum “Nocturne” (Polydor Ltd., 1983). En Lux Atenea, su análisis lo abordaré más adelante en la reseña que publicaré sobre esta obra maestra.

La cara A llega a su fin y, dando la vuelta al disco de vinilo, en su cara B comenzará el precioso tema “Mirage”, quedando cautivados por el hipnótico poder de la imagen. Absorbidos por el influjo de lo observado, alterados mentalmente, nos levantamos y empezamos a caminar hacia donde la imagen se manifieste. Lo dejaremos todo, dejaremos nuestro ser con tal de seguir a esa imagen hasta que la obscuridad paralice nuestros pasos al sonar el tema “Metal Postcard (Mittageisen)”, que parece reírse de nosotros mientras la presencia de esta voz gira a nuestro alrededor, mientras se aleja y, un segundo después, vuelve a oscilar alrededor nuestro en este juego psicológico de provocación con la inestabilidad emocional por cuerpo. A continuación, entraremos en la canción “Nicotine Stain” de secos y punzantes ritmos que complacerán totalmente a nuestro estado de ánimo. Con guitarras convertidas en oleadas de agresivos estimulantes, cada salto sobre ellas nos irá preparando para adentrarnos en la locura del tema “Suburban Relapse”. Una vez subamos en este tiovivo, no vamos a poder bajar por más que lo intentemos ya que su energía terminará por anular cualquier fuerza de oposición a sus dictados. Una vez hayamos claudicado, el grandioso tema “Switch” pondrá el punto y final a esta siniestra experiencia musical que siempre desearemos repetir. “The Scream”, con esta reseña, Lux Atenea inaugura estos aniversarios musicales tan especiales con la ópera prima de Siouxsie And The Banshees, y cuya obra artística iré analizando álbum tras álbum en este blog cultural. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s