RADITHOR “A TIERRA” (ECLECTIC REACTIONS RECORDS, diciembre 2021) (Reseña / Review #1263).

Reseña Cultural nº: 1263 // Reseña Musical nº: 1076

Quiero dar las gracias al prestigioso sello discográfico ECLECTIC REACTIONS RECORDS por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Ya Se Atisba El Fin-Icio // 2- Estaba Solo Dentro // 3- Raíces Para // 4- Arena En Vena // 5- Yugo Enterrado // 6- Yermo Somos
Composiciones musicales que escucharás mil veces: 1- Ya Se Atisba El Fin-Icio // 2- Estaba Solo Dentro // 3- Raíces Para // 4- Arena En Vena // 6- Yermo Somos

“A Tierra” es el título del segundo álbum musical de Yeray Portillo, álma máter de Radithor y co-propietario del prestigioso sello discográfico Eclectic Reactions Records. Una resplandeciente inmersión sonora dentro de la escena electrónica y experimental más innovadora donde Radithor encuentra su propio estilo de composición, puliendo planos musicales de ecléctico fundamento que encuentran su integración perfecta en estas estructuras multicapas permanentemente en evolución. Nada es estático en el impresionante álbum “A Tierra” porque, al igual que este universo donde vivimos, todo está en constante transformación bajo un aparente caos que no lo es tanto en cuanto nos adentramos en la infinitud molecular. Presentado oficialmente a mediados del pasado mes de diciembre, este extraordinario álbum ha sido publicado en formato digital y en una lujosa edición limitada en cassette numeradas a mano que incluye además una cartulina estampada con el símbolo alquímico de Aire y una bolsa de tierra con semillas de plantas. “A Tierra” viene engalanado con esta magnífica imagen de portada donde se sintetiza visualmente lo material y aparentemente caótico con lo estructural y matemático, simbolizados en lo rocoso y en los triángulos entrelazados situados en primer plano respectivamente. Lo grande y lo molecular, lo aparentemente sólido y los inmensos espacios existentes en lo atómico, lo denso y los vacíos entre partículas, todo en esta magna obra musical de Radithor presenta contrastes, claroscuros, y armonías sonoras en lo conceptualmente ecléctico, adquiriendo los seis temas que vertebran este álbum, esa plasticidad inconfundible en lo vanguardista que los melómanos lectores sentirán y disfrutarán en cuanto adquieran esta edición discográfica a través de la página oficial del sello en Bandcamp. Edición tras edición, Eclectic Reactions Records está consolidándose como uno de los sellos musicales más importantes dentro de la escena artística non-mainstream nacional e internacional, y con la ciudad de Bilbao como eje en torno al cual generar fuerzas centrípetas a nivel artístico dentro de la vanguardia, cada nueva publicación discográfica que presenta se está convirtiendo en todo un descubrimiento musical para los melómanos más exquisitos, selectos, y pasionales que vivimos en pro de esta escena.

Iniciamos la audición de esta grandiosa obra musical adentrándonos en el primer tema “Ya Se Atisba El Fin-Icio”, siendo sus texturas sonoras situadas en la frontera del noise lo que den esta definición trágica que, tras la aparición de planos musicales industriales y post-industriales, nos llevarán a una marcha fúnebre post-apocalíptica donde la melódica trompeta suena a alarma de ataque aéreo desde las alturas. Agobiante y desangelado, el tema “Ya Se Atisba El Fin-Icio” dejará fascinados a los melómanos lectores de Lux Atenea, pero esto es solamente el principio de este apasionante viaje al nuevo universo sonoro de Radithor. Cuando el tema “Estaba Solo Dentro” abra su carga musical sin limitación alguna, la electrónica experimental de vanguardia empezará a expandir sus cromatismos sonoros para ir perfilando este entorno de forma siniestra. Con un crescendo vocal que irá aproximándose a nosotros, se erigirá como maestro de ceremonias de esta nueva estructura industrial donde las secuencias instrumentales en metal adquieren un dinamismo que te hipnotiza durante su atenta escucha, retornando lo vocal para cerrar este círculo sonoro de forma magistral. ¡¡¡“Estaba Solo Dentro”, impresionante!!! Con total contundencia, el tema “Raíces Para” aparecerá para sorprendernos con esta admirable fusión musical de lo minimal y lo post-industrial, combinando la densa vibración de la percusión con estas iridiscencias cristalinas que terminan marcando el tempo de toda esta estructura artística. Hundiéndose poco a poco cada uno de estos planos musicales, la estructura de “Raíces Para” irá paralizando su actividad ante lo sólido, ante lo pesado, ante el espesor de lo material.

Si el tema “Raíces Para” es espectacular como demostración de virtuosismo en la composición experimental, “Arena En Vena” extiende su influjo sonoro como evolución de lo sublime a lo siniestro, aunque presente destellos de luz. Psicológicamente perturbador, como analista cultural, el tema “Arena En Vena” me embriaga por esta inteligente fusión de lo tribal con lo post-industrial hasta crear un nuevo estilo musical que se sitúa en los límites con el ritual-ambient, pero sin llegar a cruzarlos. Volviendo a definir una nueva estructura musical completamente distinta a lo anteriormente disfrutado, el genial artista Yeray Portillo a pulido la estructura sonora del tema “Yugo Enterrado” con resplandecientes pasajes tribal mientras mantiene lo industrial sutilmente como trasfondo. Rico en matices instrumentales, en “Yugo Enterrado” lo industrial marca pero no domina, lo tribal decora pero no satura, evolucionando hacia estructuras propias de la música contemporánea con la entrada de estos nuevos planos de inspiración oriental. Clausurando esta magna obra, el tema “Yermo Somos” proyecta ese aire musical inconfundible del ritual-ambient y del ethereal mientras fluye lentamente como la niebla bajando por la ladera de la montaña. Derivando poco a poco hacia lo tribal, la aparición de este plano instrumental donde la madera refleja sonoramente lo terrenal, la inmersión sensorial en lo fugaz tiene un halo especial que te invita a repetir de la audición de este tema varias veces. Y es que “Yermo Somos” transmite la fragilidad vital del Tempus Fugit en su dimensión existencial y, en los tiempos que vivimos tan barrocos, la música con esa esencia y ese trasfondo se siente de manera muy particular e interior. “A Tierra”, cuando la vanguardia musical non-mainstream es pasión, es mística, y es radiante sonoridad única en su perspectiva conceptual. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Deja una respuesta

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s