KHOST “BURIED STEEL” (COLD SPRING RECORDS, marzo 2020) (Reseña / Review #447).

54ª SEMANA MUSICAL NON-MAINSTREAM / 54th NON-MAINSTREAM MUSIC WEEK

Desde el año 1999 difundiendo la Cultura Musical Non-Mainstream más selecta (ethereal, experimental, ambient, neofolk, dark-ambient, noise, electroacústica, industrial, electro-dark…) a través de la REVISTA CULTURAL ATIS&NYD (1999 – 2002), SHADOW’s GARDEN WEBZINE, OUROBOROS WEBZINE y LUX ATENEA (desde 2006 hasta la actualidad).

KHOST - BURIED STEEL

Quiero dar las gracias al prestigioso sello discográfico británico COLD SPRING RECORDS por su cortesía al enviarme este promocional.

Edición reseñada: Álbum digital (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- We Will Win // 2- Blood Gutters 6x4x1 // 3- Intravener // 4- Yellow Light // 5- Last Furnace // 6- Night Air // 7- Judgement Is Infallible // 8- Kent House // 9- December Bureau // 10- Vandals // 11- Dog Unit // 12- Two // 13- A Non Temporal Crawlspace // 14- Intravener In Dub (Mothboy Remix)
Datos técnicos: Álbum masterizado por el maestro Martin Bowes en The Cage Studios (Coventry, Reino Unido)
Composiciones musicales que escucharás mil veces: 1- We Will Win // 2- Blood Gutters 6x4x1 // 5- Last Furnace // 9- December Bureau // 14- Intravener In Dub (Mothboy Remix)

 

El próximo día 13 de marzo será presentado el nuevo álbum musical del dúo británico Khost titulado “Buried Steel”. De nuevo, la fértil genialidad creativa de Andy Swan y Damian Bennett vuelve a revolucionar conceptualmente esta fusión musical del industrial con el doom en cada uno de los temas que vertebran este extraordinario álbum. De esta forma, Khost consolida su reputación artística con este cuarto álbum en su carrera musical, convirtiendo el nombre de Khost en sinónimo de garantía de calidad artística dentro de la escena non-mainstream actual más relevante e innovadora. El álbum “Buried Steel” será publicado por el prestigioso sello discográfico británico COLD SPRING RECORDS en formato digital y en digipack CD de seis paneles, habiendo sido engalanado por el talentoso diseñador gráfico Abby Helasdottir con ayuda artística de Talitha Bell, Syan y Craig Earp en el embellecimiento visual, presentando en su siniestra portada esta imagen simbólica de la pérdida del sentido de lo moderno representada en esta instantánea en perspectiva de edificaciones arquitectónicas perfiladas en blanco y negro como si fuera la radiografía de un enfermo. En “Buried Steel”, Khost ha podido contar con la colaboración profesional de auténticos colosos artísticos como son Stephen Mallinder (Cabaret Voltaire), Eugene Robinson, Syan, Manuel Liebeskind, Daniel Buess y el siempre innovador Stephen Ah Burroughs (Tunnels of Ah), sobradamente conocido por los melómanos lectores de Lux Atenea. Tras haber pasado por las expertas manos técnicas del maestro Martin Bowes en The Cage Studios (Coventry, Reino Unido), este grandioso álbum presenta una calidad en su audición espectacular con un nivel de registro sonoro perfecto y una minuciosidad en el realzamiento musical de los matices en cada tema, que impresionará a los melómanos cuando adquieran esta lujosa edición discográfica en formato físico. Martin Bowes potencia el virtuosismo musical de Khost en este nuevo álbum, y el producto artístico final ha quedado impecablemente terminado para su degustación como auténtica delicatessen musical de tenebrosa y apocalíptica belleza sonora. Como analista cultural non-mainstream, disfrutar y analizar este álbum ha sido uno de esos placeres que te hacen sentir el trabajo musical de los artistas, valorar la recepción de estos promocionales enviados por el propio sello discográfico, y amar la escritura y publicación de estas reseñas con pasión.

 

Iniciamos la audición de esta grandiosa obra musical sumergiéndonos en la potente entrada del primer tema “We Will Win”, y esta tenebrosa catábasis sonora donde el doom se presenta demoledor en su dramático mensaje mientras el telón industrial envuelve su estructura. Tras esta impresionante entrada musical, de inmediato surgirá el tema “Blood Gutters 6x4x1” dentro de un clima de tensión absoluto, desencadenándose toda la furia del industrial-doom más destructivo y extremo para cortarnos la respiración con esta maquinaria metálica activada a plena potencia en su afilada acción. Emocionalmente conmovidos, “Intravener” no hará más que dar continuidad a esta corrupción del espíritu y de la voluntad que avanza imparable en su progresivo efecto degradante, ya que, aunque el tema “Intravener” no es tan brutal como “Blood Gutters 6x4x1”, su tempo sonoro de perdición es igualmente diabólico. Cuando luego “Yellow Light” aparezca con sus terribles oleadas musicales, este entorno se radicalizará para mostrarnos ese lado oculto de lo moderno hundido en la decadencia de lo material, de lo físico, de la carne, y de cualquier manifestación del Arte situado dentro de su área de influencia. Cuando los cambios se presentan, éstos no purifican, sino que arrastran más rápidamente hacia el abismo a través de promesas e ideales que nunca se cumplirán. De ahí que el tema “Last Furnace” adquiera ese trasfondo sonoro psicodélico que provoca temor e intranquilidad interior, evolucionando radicalmente hacia la aspereza musical industrial más degenerada y deshumanizada que, unida a la languidez metal del doom, adquiere en “Last Furnace” una textura sonora desafiante, deformadora y letal. ¡¡¡“Last Furnace”, brutal!!! Dentro de esta dinámica intensa y angustiosa, “Night Air” procederá a la descomposición de todo el conjunto mientras la caída y la decadencia impulsan el arte musical de este tema conceptualmente cercano al post-industrial, dirigiéndonos hacia este implacable epílogo recreado con virtuoso talento por Khost en “Judgement Is Infallible”. Aquí, la influencia del post-industrial es constante, transmitiendo ese simbolismo cosmopolita y urbano en declive como si las trompetas de Jericó hubieran aparecido para derribar cada coloso. Una angustiosa antesala de lo ruinoso tras el hundimiento.

 

Retornando a la pérdición en “Kent House”, lo cotidiano se convierte en la sensación de estar perdido y dominado por fuerzas fuera de nuestro control, en reflexiones donde la lírica es clave para lanzarnos de lleno a la visceral llama existencial del tema “December Bureau”. Porque, en este tema, se desdoblan los conceptos y las ideas pre-establecidas absorbidos por esta debacle inexorable hacia lo tribal, hacia lo irracional, hacia el caprichoso dominio de lo emocional siempre insatisfecho, siempre cambiante, y siempre alterado en su desarmonización permanente. Las pinceladas industriales que presenta su estructura sonora… ¡¡¡una auténtica delicia!!! Cuando el tema “Vandals” aparezca, la desnaturalización será total, la desinhibición de lo mefistofélico se liberará, siendo la antesala lírica de “Dog Unit” donde Khost se adentra en terrenos musicales más experimentales a través de ciclos sonoros industriales, y que serán llevados a un segundo plano cuando el doom reclame su protagonismo en este tema. Con un plano vocal propio del metal más desgarrador, las vibrantes guitarras terminarán por llevar todo el peso instrumental hasta el final, apareciendo “Two” con su envolvente lírica para que el tema “A Non Temporal Crawlspace” destaque aún más por su crudeza, llevándonos a esa dimensión donde todo es voluble, donde las formas se transforman, y donde la sensación de estar en un laberinto irracional es constante. Su plano melódico para guitarra es una delicada delicia musical, embelleciendo este tema con su perfume decadente antes de que la hecatombe se presente repentinamente, quedando fielmente recreada en esta entrada doom metal llevada hasta su máximo límite conceptual. Clausurando este impresionante álbum, el tema “Intravener In Dub (Mothboy Remix)” perfilará esta latente atmósfera sonora de sublimes espacios dimensionales con ecos que paralizan, con siniestros pasajes musicales que hielan la sangre, y con ese instinto interior alertado ante el nulo poder que uno posee en este entorno dominado por fuerzas infinitamente superiores. “Buried Steel”, cuando el industrial-doom sigue trasgrediendo todos sus límites conceptuales en busca de nuevos territorios musicales non-mainstream. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

 

Félix V. Díaz
Reseña Cultural nº: 447 // Reseña Musical nº: 362
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

Otras reseñas recomendadas:
KHOST “GOVERNANCE”.
KHOST “CORROSIVE SHROUD”.
KHOST “COPPER LOCK HELL”.
COIL “STOLEN & CONTAMINATED SONGS”.
SPK “ZAMIA LEHMANNI (Songs Of Byzantine Flowers)”.
THE TELESCOPES “STONE TAPE”.
TREPANERINGSRITUALEN “ᛉᛦ – Algir; eller Algir i Merkstave”.
COMMON EIDER, KING EIDER “ÉGRÉGORE”.
LLYN Y CWN “TWLL DU”.
KOLLAPS “MECHANICAL CHRIST”.
ANNI HOGAN “LOST IN BLUE”.
THE NEW BLOCKADERS “LIVE AT SONIC CITY”.
VIVIANKRIST “MORGENRØDE”.
BOW GAMELAN ENSEMBLE “GREAT NOISES THAT FILL THE AIR”.
MERZBOW / GENESIS BREYER P-ORRIDGE “A PERFECT PAIN”.

7 comentarios sobre “KHOST “BURIED STEEL” (COLD SPRING RECORDS, marzo 2020) (Reseña / Review #447).

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s