“OLIVER CROMWELL, política y religión en la revolución inglesa 1640-1658”, DAVID L. SMITH (Reseña #1797).

Reseña Cultural: 1797 // Reseña Literaria: 321
Reseña actualizada. Publicada el 1 de noviembre del año 2009 en Lux Atenea.

Publicado por: EDICIONES AKAL, S.A.
ISBN: 84-460-0849-1
Edición: 1999 (EDICIÓN COMPRADA)

OLIVER CROMWELL politica y religion en la revolucion inglesa 1640-1658

“Put your trust in God, but keep your powder dry.”

Algo tiene la figura histórica de Oliver Cromwell que atrae. Tal vez, que el hijo de unos humildes granjeros llegara a derrotar al todopoderoso rey Carlos I de Inglaterra, llevándolo años después directamente al verdugo para ser decapitado mientras seguía llevando la corona sobre su cabeza, puede haber hecho que las acciones de Oliver Cromwell fueran consideradas por algunos como algo propio de los mitos y de los héroes. Tal vez, que durante dos guerras civiles, Oliver Cromwell siempre saliera victorioso de las batallas por descompensadas que estuvieran las fuerzas militares en su contra, puede haber hecho que Oliver Cromwell sobresaliera en la Historia como un genio militar. Tal vez, que su invicto, belicoso, y puritano ejército New Model Army pudiera disolverse sin conflicto alguno con la llegada de la Restauración tras la muerte de Oliver Cromwell, convirtió ese acto en la mejor forma de engrandecer aún más la figura de su líder. Tal vez, que los fieles seguidores de Oliver Cromwell y de su República fueran expulsados de Inglaterra tras su muerte y, rumbo al continente americano, se convirtieran en semilla y columna principal de la futura nación más poderosa que jamás haya habido sobre la faz de la tierra, los Estados Unidos de América, inevitablemente provoca sentimientos de asombro y de admiración por esa tenacidad y esa firmeza en sus convicciones. Y es que el legado de Oliver Cromwell sería uno de los factores que transformaría a la nación inglesa en el poderoso Imperio Británico siglos después.

OLIVER CROMWELL politica y religion en la revolucion inglesa 1640-1658 pic1

“Nadie llega tan alto como aquel que no conoce su camino.”

Lo primero que quisiera destacar de este libro es el excelente despliegue informativo que este autor mostrará al bibliófilo lector de Lux Atenea en sus páginas. Apoyando cada uno de sus apartados en una serie de documentos de la época, no solamente nos ofrece información fidedigna del asunto tratado, sino que también nos presenta las diferentes opiniones que sobre ese hecho tenían personas importantes e influyentes que vivieron en esas circunstancias. Las interpretaciones aquí mostradas, muchas de ellas escritas en aquella época, enriquecen considerablemente la información elaborada por este autor gracias a su detalle y a su diversidad. Temas cruciales como la política interna, la religión, la política exterior, la estrategia adoptada en tiempos de guerra, el impacto social de las dos guerras civiles… son perfectamente explicadas desde todos los puntos de vista. Un factor no muy común en otros ensayos escritos, y que da mayor valor histórico a esta obra. En Oliver Cromwell, es increíble que su prudencia a la hora de tomar una decisión se observara como una dejadez o una falta de criterio, y que su pragmatismo y su efectividad se consideraran como un reflejo de su ambición personal desmedida. Indiscutiblemente, Oliver Cromwell personificó la acumulación de poder más grande como jamás otro gobernante haya tenido en sus manos en toda la Historia de Inglaterra, siendo tomado como una prueba clara de sus aires dictatoriales. Su deseo de convertir a las islas británicas en un lugar donde la libertad de culto fuera absoluta, fue interpretada como una maniobra para debilitar cualquier oposición religiosa a sus designios. Como personaje histórico marcado por el poder y por la visión teocrática del Estado, cada una de sus acciones y de sus intereses terminaron siendo tergiversados, pero de lo que no cabe la menor duda es que Oliver Cromwell ha sido el único gobernante que instauró la República en suelo británico. Todos los demás gobiernos siempre fueron establecidos con la monarquía reinando y, obviamente, los monárquicos no dudaron en utilizar todos los medios de propaganda a su alcance para convertir la hazaña de Oliver Cromwell en la etapa más oscura y tenebrosa en la Historia de Inglaterra. En cambio, el gobierno de Oliver Cromwell fue el menos corrupto que jamás han tenido, y con mucha diferencia respecto al siguiente. “Oliver Cromwell, política y religión en la revolución inglesa 1640-1658”, después de leer esta obra, los cultos lectores de Lux Atenea podrán tener una visión mucho más clara sobre esta etapa en la Historia de Inglaterra, siendo una de las claves que les llevó a convertirse en potencia hegemónica a nivel mundial. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Sé dónde poner a un hombre de principios elevados.”

OLIVER CROMWELL, politica y religion en la revolución inglesa 1640-1658

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LOS ÚLTIMOS SECRETOS DEL EJE” THE HISTORY CHANNEL (Reseña / Review #1693).

Reseña Cultural nº: 1693 // Reseña Media nº: 46
Reseña actualizada. Publicada el 16 de junio del año 2010 en Lux Atenea.

Dirigida por: Andy Aitken
Año: 2009 Duración aprox.: 93 minutos
Publicado por: REVISTA MUY HISTORIA
Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

DVD LOS ULTIMOS SECRETOS DEL EJE THE HISTORY CHANNEL

Este DVD fue publicado por la magnífica revista Muy Historia en una edición especial donde desvelaban las últimas investigaciones históricas y militares sobre la II Guerra Mundial. Perteneciente a un extenso documental producido por el canal de televisión The History Channel, se encuentra dividido en dos capítulos, cada uno de los cuales está protagonizado por un personaje histórico fundamental para poder entender cómo se forjó la Alemania nacionalsocialista de Adolf Hitler, y cómo el Japón imperial llegó a convertirse en una potencia asiática hasta creerse capaz de enfrentarse con éxito a los Estados Unidos de América por la supremacía en Asia y en el Pacífico. Los nombres de estos dos protagonistas olvidados en la Historia del Siglo XX son el general Karl Haushofer (1869-1946) y el teniente general Shiro Ishii (1892-1959). En ambos casos, para los cultos lectores de Lux Atenea creo que el interés informativo de este amplio documental es indiscutible y, en el caso del teniente general Shiro Ishii, es esencial conocer cómo sus conocimientos científicos en armas de guerra tan devastadoras como la bacteriológica, pudo llegar a provocar un alto coste en vidas humanas en territorio estadounidense si se hubieran llevado a cabo. Japón tuvo la tecnología y los medios para poder llevarlo a cabo, y solamente el retraso en su ejecución por la falta de acuerdo dentro del Alto Mando japonés evitó lo que hubiera sido una auténtica masacre en todo el continente americano.

Lux Atenea 4 - 6

Karl Haushofer nace el día 27 de agosto de 1869 en la ciudad alemana de Munich (Baviera). Tras ingresar en el ejército se convierte en un brillante militar, siendo nombrado oficial de artillería. Su ingenio y su forma de trabajar tan meticulosa le permiten llegar a formar parte del Estado Mayor del ejército alemán y, en el año 1908, su facilidad para aprender idiomas (ya hablaba francés, inglés y ruso) le convierte en el candidato idóneo para ser destinado a Japón con la misión de realizar un estudio detallado de la milicia japonesa. Viajará por toda Asia, y el interés por sus culturas y por sus antiguas creencias le motivarán para aprender otros idiomas como el japonés, el chino, y el coreano. Cuando la I Guerra Mundial estalla, regresa a Alemania, y cuando este conflicto bélico llega a su fin había alcanzado el grado de General de División. Tras las duras exigencias que los aliados imponen a Alemania en el Tratado de Versalles (1919), el general Karl Haushofer se retira del ejército e ingresa como profesor de Geología en la Universidad de Munich ese mismo año. Algunos militares como Karl Haushofer acusan a judíos y comunistas de haber traicionado a Alemania, y de ser uno de los principales factores que les llevó a la derrota. En la ciudad de Munich, Karl Haushofer idea y fundamenta una doctrina basada en la raza y en la historia alemana a la cual denomina Lebensraum (espacio vital) y, a través de la cual, Alemania podría recuperar su liderazgo militar y económico a través de la conquista y explotación de los territorios vecinos. Karl Haushofer idea también una alianza continental entre Alemania, Rusia, y Japón con la cual poder hacer frente a la hegemonía de potencias navales como los Estados Unidos de América y Gran Bretaña. Como el Tratado de Versalles acaba limitando las capacidades del ejército alemán (sólo pueden disponer de 100.000 hombres, y sin posibilidad de tener fuerzas mecanizadas ni aviones), en el año 1923, los alemanes llegan a un acuerdo con los rusos (Tratado de Rapallo) para formar a su ejército en las nuevas tácticas aéreas y terrestres, e ingenieros alemanes son enviados en secreto a Japón para ayudarles en el desarrollo de su arma aérea. Sus diseños son los que convertirán a la poderosa aviación japonesa en un arma temible durante la Segunda Guerra Mundial. Al mismo tiempo, la colaboración entre alemanes y japoneses en labores de espionaje se estrecha, siendo un factor clave en el futuro ataque japonés a Pearl Harbor (espías alemanes suministraron información naval a los japoneses) y en los ataques alemanes a barcos procedentes de Sudamérica con rumbo a los países aliados (en Brasil, la red de espionaje japonés Los Dragones Negros fue muy efectiva en el envío de esta información a los submarinos operativos en aquella zona).

Lux Atenea 4 - 5

En la Universidad de Munich, Karl Haushofer encontrará en uno de sus alumnos a la persona idónea para poder llevar a la práctica su idea del Lebensraum. Su nombre es Rudolf Hess. Pertenecía al partido nacionalsocialista liderado por Adolf Hitler y, tras el golpe de estado del año 1923, Adolf Hitler y Rudolf Hess son encarcelados en la fortaleza de Landsberg. Karl Haushofer los visitará con frecuencia para transmitirles sus ideas, y el fruto final de todo ello quedará escrito en un libro esencial para poder entender la visión nacionalsocialista del mundo: Mein Kampf (“Mi Lucha”). A partir de su exitosa publicación en Alemania, el poder de Adolf Hitler no dejará de crecer y la unión entre Hitler, Hess, y Haushofer será la que guiará finalmente el destino de los alemanes cuando el partido nacionalsocialista toma el poder en el año 1933. Karl Haushofer se convierte en el asesor personal de Adolf Hitler en política internacional, en el ideólogo y en la esencia intelectual del partido, pero siempre desde la sombra. Durante su etapa en Asia, Karl Haushofer investigó y profundizó en el mundo del ocultismo, e incluso llegó a descubrir y traducir textos tibetanos, budistas, e hindúes desconocidos hasta entonces en Occidente. Junto a la Sociedad Thule a la cual pertenecía, allí en Asia encontraría toda la mitología y la simbología aria que el partido nacionalsocialista llegaría a utilizar en Alemania. También estudiaría las sociedades secretas japonesas ultranacionalistas y sus rituales de iniciación (por ejemplo, la poderosa sociedad de Los Dragones Negros, fundada en el año 1901), y que acabarían encontrando su paralelismo en Alemania en la futura creación de las SS, una organización de corte político, militar, y religioso concebida como el germen de la élite que garantizaría el futuro de la nación. En América, Karl Haushofer sería presidente de la poderosa e influyente Asociación de Alemanes en el Extranjero, siendo también la mente que idearía el futuro Pacto del Eje, el cual se empezaría a gestar en el mes de abril del año 1934 tras la reunión celebrada en su casa de Munich, y en la cual participaron Rudolf Hess, el agregado naval japonés en Alemania, y el propio Karl Haushofer. El Pacto del Eje sería finalmente firmado por Japón, Italia, y Alemania en el año 1940, pero Haushofer deseaba que Alemania, la Unión Soviética, y Japón terminaran unidos contra los Estados Unidos de América y Gran Bretaña. Posteriormente, el inicio de la guerra contra la Unión Soviética rompería su sueño de una gran alianza continental euroasiática, y la entrada de los Estados Unidos de América en la Segunda Guerra Mundial sería decisiva para la caída de todas las naciones firmantes del Pacto del Eje. Karl Haushofer mantuvo su visión geopolítica del mundo, pero la muerte de su hijo a manos de la Gestapo por haber colaborado con la resistencia alemana contra Hitler, puso el punto y final a su carrera política. Tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, en el año 1947, Karl Haushofer y su mujer se suicidarían, su esposa tomando un veneno mortal y Karl Haushofer de 75 años de edad con el rito samurái del seppuku.

Lux Atenea 4 - 4

En la segunda parte de este magnífico documental histórico, Japón se convierte en el eje temático principal con una serie de revelaciones militares a cual más sorprendente y asombrosa. Los cultos lectores de Lux Atenea empezarán este segundo capítulo conociendo la transferencia por vía aérea a Japón de la avanzada tecnología italiana sobre motores a reacción en el verano de año 1942. Con estos conocimientos, los japoneses empezarían a diseñar una serie de aviones con los cuales tratar de hacer frente a los bombarderos pesados estadounidenses que amenazaban sus ciudades. Gracias a la aplicación militar aérea de estas nuevas tecnologías, esperaban anular la supremacía aérea estadounidense ya que era uno de los mayores peligros a los cuales se enfrentaba el imperio japonés para poder llevar a cabo sus ambiciosos planes hegemónicos continentales. A partir de esa base tecnológica italiana, diseñarían con soluciones de ingeniería prácticas y sencillas desde cazas capaces de volar 300 km/h más rápido que los bombarderos estadounidenses, a cazabombarderos de ataque naval capaces de parar un desembarco, o cazas interceptores que portarían dos misiles aire-aire con los cuales poder derribar bombarderos B-29 con efectividad (el primer prototipo se probó el 3 de agosto de 1945). Cuando los Estados Unidos de América llevan a Japón a rendirse (15 de agosto de 1945, quedando todo firmado oficialmente el día 2 de septiembre), se encuentran con planos detallados de estos modelos e incluso con algunos prototipos listos para el combate, Toda esta tecnología aeronáutica tan avanzada fue reunida para proceder a su detallado estudio y análisis, y actualmente se sigue conservando uno de estos prototipos en el Museo Nacional del Aire y el Espacio de Washington. En el año 1945, la tecnología japonesa en cohetes y en aviones a reacción era la más avanzada del mundo, y si hubieran podido aplicar toda esta tecnología en sus nuevos modelos de aviones y llevarlos a una cadena de producción en serie, hubieran podido conseguir la superioridad aérea y control de los cielos. Su proyecto secreto más importante fue el diseño de un bombardero intercontinental capaz de atacar el continente americano desde bases japonesas (podía volar a una velocidad de 680 km/h desde una altura máxima de 10.000 metros, y con un alcance de 14.500 kilómetros), gracias a la compra legal de tecnología aeronáutica avanzada a empresas constructoras estadounidenses antes del estallido de la II Guerra Mundial.

Lux Atenea 4 - 3

En el verano del año 1945, Japón todavía dominaba y controlaba gran parte de sus territorios en Asia (Corea, Indonesia, China, Filipinas, y Vietnam) con millones de soldados listos para combatir, y parte de su fuerza aérea se encontraba esperando el desembarco aliado. Pero, en Manchuria, Japón ocultaba su arma más mortífera: armas bacteriológicas únicas en el mundo que habían sido desarrolladas y probadas por el teniente general Shiro Ishii y su Escuadrón 731. Nacido en el año 1892 en la ciudad japonesa de Kamo, Shiro Ishii cursaría estudios médicos y se especializaría en el campo de la bacteriología. Tras graduarse, ingresa en el ejército y en abril de 1928 realiza un viaje de investigación científica por treinta países. Las ideas ultranacionalistas de Shiro Ishii y sus avanzados conocimientos terminan convenciendo al ejército para desarrollar armas bacteriológicas con fines militares. En el año 1931, Japón conquista Manchuria y, en estas extensas tierras, Ishii encontrará el lugar perfecto para poder investigar en secreto sus poderosas armas, empezándose a construir el complejo militar donde Shiro Ishii trabajará en 1938 y, dos años más tarde, comienza a ser operativo. Las cepas del virus de la peste bubónica acaban convirtiéndose en el arma más letal que Shiro Ishii desarrolla, llegando a tener la suficiente cantidad de peste bubónica en sus laboratorios como para haber podido extinguir a toda la raza humana de la faz de la Tierra. Para solucionar los problemas de propagación que el virus de la peste bubónica tenía (fuera del cuerpo humano, el virus muere), investiga el uso de pulgas infectadas como contenedor perfecto de esta arma. Para poder lanzar una cantidad suficiente de estas pulgas en un objetivo, diseña un arma en el año 1944. Dividida en dos partes, cuando esta arma es lanzada por un avión, se abre un paracaídas que frena y estabiliza una bomba de porcelana en cuyo interior se mantienen con vida a 30.000 pulgas infectadas. Un radiofaro, que se sitúa por debajo de esta carga, activa la bomba de porcelana en cuanto toma contacto con el suelo, esparciendo las pulgas a su altura más idónea. El 80 por ciento de las pulgas lograban sobrevivir.

Lux Atenea 4 - 2

Shiro Ishii también diseñaría armas biológicas portadoras de ántrax y tifus, probándolas con humanos en su laboratorio en Manchuria (campesinos chinos, soldados prisioneros, y pilotos aliados capturados). El Escuadrón 731 también probaría militarmente sus armas biológicas en suelo chino (cólera, disentería, tifus, peste, y ántrax), provocando aproximadamente un cuarto de millón de muertos entre civiles y militares chinos. Pero, en el verano de 1945, Shiro Ishii y su Escuadrón 731 desarrollarían un ambicioso plan secreto en el cual, el día 22 de septiembre de ese mismo año, tenían pensado bombardear la ciudad de San Diego usando sus bombas biológicas de peste bubónica. Para ello, utilizarían aviones que serían transportados por el nuevo portaviones submarino I-400 que ya estaba operativo. La oposición de la Marina Japonesa a que estos portaviones submarinos fueran usados para atacar los Estados Unidos de América retrasaría finalmente la ejecución de esta operación. Cuando Japón es derrotado, Shiro Ishii y su Escuadrón 731 pasan a colaborar con los estadounidenses en la investigación de nuevas armas químicas y biológicas. Shiro Ishii moriría el 9 de octubre del año 1959 en la ciudad de Tokio. Como apunte final, tras el fin de la Segunda Guerra Mundial, la sociedad de Los Dragones Negros se convirtió en la mafia japonesa conocida con el nombre de Yakuza (Yakuza significa “8-9-3”, los números perdedores del blackjack japonés). “Los Últimos Secretos del Eje”, documento histórico de imprescindible visualización y conocimiento. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LOS ULTIMOS SECRETOS DEL EJE - THE HISTORY CHANNEL

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

HERÓDOTO / DIODORO DE SICILIA “LA BATALLA DE LAS TERMÓPILAS” (Reseña #1687).

Reseña Cultural: 1687 // Reseña Literaria: 286
Reseña actualizada. Publicada el 8 de septiembre del año 2012 en Lux Atenea.

Publicado por: RBA LIBROS, S.A.
ISBN: 84-9867-579-54
Edición: 2009 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 172

HERODOTO DIODORO DE SICILIA - LA BATALLA DE LAS TERMOPILAS

En esta extraordinaria edición del libro, a través de dos fuentes históricas de la Antigüedad escritas por el padre de la historiografía Heródoto (484-425 antes de Cristo) y por Diodoro de Sicilia, historiador del siglo I antes de Cristo, los cultos lectores de Lux Atenea podrán conocer la gesta de los guerreros lacedemonios al mando del rey Leónidas de Esparta frente a las colosales fuerzas persas del rey Jerjes en la Batalla de las Termópilas (año 480 a.C.). Un acontecimiento histórico grabado en la memoria universal gracias a aquella muestra de heroísmo, de valor, y de determinación en el combate mostrado por los soldados espartanos (hoplitas) ante tan aplastante inferioridad numérica. La moral de estos hoplitas y su determinación fueron clave para poder frenar temporalmente a las potentes y numerosas fuerzas militares persas del rey Jerjes en el paso de las Termópilas, enclave estratégico cuyo dominio permitía el poder invadir el sur de la península helénica usando fuerzas militares terrestres provenientes del norte. La Batalla de las Termópilas se ha convertido en el conflicto armado por excelencia en Europa, el más nombrado, mencionado, y recordado de la Segunda Guerra Médica a pesar de la derrota sufrida por los espartanos, quienes han dejado su huella en la Historia como auténticos héroes. Este acto de heroísmo aparece de distintas formas reflejado en estas fuentes históricas antiguas según quien sea el autor de los escritos. Un contraste y una perspectiva distinta de ese memorable conflicto armado reflejado en el análisis y en la maestría literaria de estas dos grandes obras históricas escritas por Heródoto y Diodoro de Sicilia.

HERODOTO DIODORO DE SICILIA - LA BATALLA DE LAS TERMOPILAS pic1

En Lux Atenea, hace años publiqué la reseña de la extensa obra “Historia de la Guerra del Peloponeso” del maestro Tucídides, y donde analizaba su excelencia descriptiva y narrativa frente al estilo literario utilizado por Jenofonte a la hora de finalizar aquella obra colosal debido a la muerte del gran maestro. En el caso de la descripción historiográfica de la Batalla de las Termópilas, un caso muy parecido sucede con Heródoto y Diodoro de Sicilia. Como no podía ser de otra forma, Heródoto sigue convirtiendo la lectura informativa de este enfrentamiento bélico incluido en su monumental obra de nueve libros “Historia”, en todo un placer gracias al interés que despierta en el lector a través de la belleza y de la sencillez en el estilo literario. En cambio, en referencia a esta batalla, el texto de Diodoro de Sicilia se presenta más complejo, menos asequible, más barroco, y menos adaptado a la imaginación y a las exigencias del lector moderno. Pero esto no significa que podamos dejar a un lado su obra, ya que aporta una perspectiva y un enfoque muy interesante que cautivará al culto lector de Lux Atenea por su estructura y por su tono épico donde se respira humanidad y heroísmo en su más pura esencia. Dos formas distintas de abordar y de registrar para la posteridad este acontecimiento militar, y desde la perspectiva marcada por estas dos mentalidades y culturas distanciadas en casi cuatro siglos en el tiempo, permitiendo que nos hagamos una idea bastante clara sobre la evolución de los intereses culturales y de la formación intelectual que condicionaron la época en la cuales vivieron estas dos mentes privilegiadas del Mundo Antiguo. Este debe ser el principal atractivo literario en el cual hay que adentrarse para poder comprender cómo evolucionó la cultura en Occidente desde el siglo V hasta el siglo I antes de Cristo, y cómo cada generación ve cambiados sus valores intelectuales a pesar de tener una base y una raíz cultural común. “La Batalla de las Termópilas”, la fascinación de la literatura clásica sigue viva en este siglo XXI. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

HERODOTO DIODORO DE SICILIA LA BATALLA DE LAS TERMOPILAS

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“UN BANQUERO EN EL SIGLO DE ORO. OCTAVIO CENTURIÓN, EL FINANCIERO DE LOS AUSTRIAS”, CARMEN SANZ AYÁN (Reseña #1612).

Reseña Cultural: 1612 // Reseña Literaria: 263
Reseña actualizada. Publicada el 21 de noviembre del año 2015 en Lux Atenea.

Quiero dar las gracias a la editorial LA ESFERA DE LOS LIBROS por su cortesía al enviarme este promocional físico.

Publicado por: LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.
ISBN: 978-84-9060-301-7
Edición: Marzo 2015 (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 336

Octavio Centurion banquero siglo de oro

Normalmente, cuando en los ensayos académicos se abordan temáticas relacionadas con los grandes imperios de la Historia, suele primar el análisis militar o político por encima del plano económico a pesar de su importancia para dar solidez a la expansión o consolidación de estos imperios, sobre todo en la Edad Moderna. De ahí la relevancia informativa de este impresionante libro, “Un Banquero En El Siglo De Oro”, escrito por Carmen Sanz Ayán, catedrática de Historia Moderna en la Universidad Complutense de Madrid, y basado en la importante figura de Octavio Centurión desde finales del siglo XVI hasta mediados del siglo XVII en el Imperio Español durante el reinado de los Austrias. Un ensayo muy serio y riguroso basado en estudios y análisis fundamentados en una base de documentación de primer nivel, y donde no se especula, sino que se promueve la inmersión del lector en el ambiente propio de la época donde se desarrollaron estos hechos a través de personajes históricos perfectamente perfilados tanto en sus cualidades y defectos personales como por el protagonismo de sus actos. Su rigor, y la cualidad didáctica de Carmen Sanz a la hora de explicar de forma clara tanto el contexto histórico como el desarrollo de estos acontecimientos, haciendo acertados parones en esta evolución progresiva en el tiempo para exponer de forma sencilla y precisa cada uno de los temas abiertos que pudieran haber creado dudas o preguntas en el lector, finalmente consigue vertebrar con maestría este ensayo histórico de trasfondo económico hasta terminar convirtiéndose en la llave maestra con la cual los bibliófilos lectores de Lux Atenea podrán descubrir la auténtica realidad vivida en aquella época. Un desvelo de los verdaderos hilos económicos que se movieron dentro de las finanzas del Estado en el Imperio Español que, alejados completamente de prejuicios o de falsos conceptos aceptados por la ciudadanía como auténticos, la realidad nos lleva a descubrir estas vías de distribución del dinero expandidas no solamente por todo el imperio. Unas redes económicas muy ramificadas que también abarcaban los territorios europeos pertenecientes a otros Estados donde la banca hacía acto de presencia como base económica principal para los negocios. Pero, dada la importancia vital de los ejércitos para la supervivencia de los imperios durante ese periodo de tiempo, la banca acabó convirtiéndose en el elemento económico fundamental e insustituible para poder engrasar la maquinaria bélica de forma efectiva, y el conocimiento de este factor es el que nos ayudará a comprender cómo estos Estados y, sobre todo, el Imperio Español, estructuraron y definieron esta organización para su mejor funcionamiento.

Octavio Centurion banquero siglo de oro pic2

La atenta lectura y análisis del libro “Un Banquero En El Siglo De Oro” estoy seguro que cambiará la visión de los lectores sobre los retos económicos a los cuales se tuvo que enfrentar el Imperio Español, sobre todo en una época donde los periodos de paz fueron una rara avis en nuestra nación durante largo tiempo. El mantenimiento operativo de los ejércitos en guerras prácticamente constantes suponía el mayor desembolso económico al que se enfrentaba la Hacienda Pública, tanto a nivel de sueldos como en relación a gastos militares en equipamiento, construcción, modernización… ya que estos factores eran los que verdaderamente sustentaban el poder de los ejércitos movilizados. Unos ejércitos que eran profesionales, cuyos oficiales y soldados había que contratar, y cuya demora en el pago de los sueldos acordados llegaría a provocar más de una revuelta o, incluso, de un cambio de bando al mejor postor. De ahí la importancia del elemento económico a la hora de que estos poderosos ejércitos dieran el máximo posible en el fragor del campo de batalla, en la consolidación de los territorios conquistados, o en la defensa de las áreas estratégicas frente a los ataques enemigos. Situándonos económicamente a un nivel más preciso dentro del plano bancario, uno de los datos que más sorprenderá a los cultos lectores de Lux Atenea en las páginas de esta atrayente obra es el tipo de interés que los principales banqueros de la época cobraban a los Estados con cada acuerdo de financiación, o asiento, que es cómo se les denominaba oficialmente en aquella época. Un tipo de interés que nos puede parecer muy elevado actualmente pero, cuando el lector se pone en esa situación y comprende el coste económico real que hubiera supuesto el establecimiento y mantenimiento de una red financiera parecida a la que poseían estos banqueros, al final a estos Imperios o reinos les resultaba “más económico” pagar esos tipos de interés de dos dígitos, o combinar las condiciones de pago con ciertos privilegios especiales en sus territorios concedidos a estos banqueros. En el caso del Imperio Español, por ejemplo, el permiso para sacar lingotes de oro y plata fuera del reino, o el permiso para comerciar con productos que estaban prohibidos, terminaron convirtiéndose en monedas de cambio para el pago de estos acuerdos de financiación con la garantía dada por el propio rey. Gracias a que una parte de estos negocios quedó bien documentado en su época, es su conservación hasta nuestros días lo que ha permitido a expertos en esta temática histórica como la autora de este libro, el poder comprender el funcionamiento de este negocio bancario, o la importancia de las más relevantes figuras que dirigieron esos negocios, siendo uno de ellos Octavio Centurión, auténtico protagonista de esta obra.

Octavio Centurion banquero siglo de oro pic1

El oro y la plata provenientes de los territorios americanos en poder de la Corona Española, es obvio que fueron esenciales para la expansión y el mantenimiento del Imperio Español en todo el planeta durante tres siglos. Un largo periodo de tiempo sin precedentes en la Historia de Europa en relación a los más poderosos imperios con territorios de ultramar. Con la Corte Española como escenario principal donde banqueros de la relevancia de Octavio Centurión tejían sus redes y consolidaban su influencia, y con la liquidez de la Hacienda Pública como base fundamental para el cobro de estos acuerdos de financiación, fue precisamente en los periodos de suspensión de pagos donde acabó definiéndose el rol de estos banqueros y su posicionamiento, teniendo siempre a la política como el otro pesado plato de la balanza cuyos efectos fueron prácticamente decisivos en el desarrollo de estos negocios de alcance internacional. En el caso en particular de Octavio Centurión con Génova como punto de origen de sus operaciones mercantiles y bancarias, no solamente su poder financiero sino también la posesión de una poderosa flota de galeras incrementó su importancia en el Imperio Español a la hora de formalizar estos negocios tan lucrativos (un asiento en el ámbito marítimo también era un acuerdo de alquiler de una o varias galeras). La explicación detallada que realiza la autora sobre el coste de estas unidades navales verdaderamente prohibitivas para los imperios y reinos más poderosos de la época, su versatilidad tanto en labores militares como mercantiles, y su hegemonía militar en el mar Mediterráneo sobre todo después de la batalla de Lepanto (7 de octubre de 1571), ayudan al lector al ampliar sus conocimientos para poder encajar cada una de las piezas de este puzzle económico-militar que resultaron clave en este periodo de tiempo de nuestra historia. Si a todo ello le unimos una breve historia de la República de Génova, la fascinante biografía de Octavio Centurión, y el descubrimiento que harán sobre muchos otros temas tan apasionantes como los anteriormente descritos en esta reseña, no cabe duda que esta obra se va a convertir en una de sus referencias ineludibles. Leer e informarse sobre nuestra historia nunca ha sido más ameno y didáctico, a pesar de la seriedad informativa que se respira en cada una de las páginas de este ilustre ensayo. “Un Banquero En El Siglo De Oro”, la visión histórica más reveladora en clave económica sobre el Imperio Español durante el reinado de los Austrias. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

BANQUERO EN EL SIGLO DE ORO OCTAVIO CENTURION FINANCIERO DE LOS AUSTRIAS

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LEGIONES DE ROMA. LA HISTORIA DEFINITIVA DE TODAS LAS LEGIONES IMPERIALES ROMANAS”, STEPHEN DANDO-COLLINS (Reseña #1591).

Reseña Cultural: 1591 // Reseña Literaria: 256
Reseña actualizada. Publicada el 17 de marzo del año 2013 en Lux Atenea.

Quiero dar las gracias a la editorial LA ESFERA DE LOS LIBROS por su cortesía al enviarme este promocional físico.

Publicado por: LA ESFERA DE LOS LIBROS, S.L.
ISBN: 84-9970-330-5
Edición: 2012 (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Páginas: 638

LEGIONES DE ROMA STEPHEN DANDO-COLLINS

Publicado en el año 2012 por la prestigiosa editorial La Esfera De Los Libros, la excelsa obra “Legiones de Roma” me ha dejado muy impresionado ante el extraordinario trabajo de estudio, de análisis, y de explicaciones detalladas que su autor Stephen Dando-Collins ha estructurado en este ilustre libro de forma amena y didáctica. La obra “Legiones de Roma” atesora en sus páginas toda la información que los bibliófilos lectores de Lux Atenea deseen conocer sobre estas unidades militares con las cuales Roma pudo convertirse en un poderoso imperio hegemónico, derrotando y conquistando a todos los demás imperios existentes en su época en el área del Mediterráneo. Un elaborado estudio de investigación histórica tras el cual, el autor pudo conocer al detalle qué legiones llegaron a formar parte del Imperio y cuáles fueron sus victorias y derrotas a lo largo de los siglos, cómo estaba constituida su estructura interna y cómo evolucionó a lo largo del tiempo, cómo se integraron los poderes del Estado Romano en esta organización militar que resultó clave para su expansión y supervivencia como imperio, qué relación directa hubo entre las legiones y los emperadores romanos, cómo era su equipamiento y sus armas, cuáles eran sus leyes y sus normas hasta convertir a la disciplina en una de sus bases más sólidas aunque estuvieran sometidas a las circunstancias más adversas y desfavorables, cómo estaban organizados sus campamentos y cuál era su metodología interna de entrenamiento, qué cultos religiosos y supersticiones existían dentro de las legiones imperiales, cómo evolucionó su estructura de mandos y cuáles eran los requisitos y responsabilidades para ascender dentro de su organigrama… en definitiva, el grandioso libro “Legiones de Roma” guarda en sus interesantes páginas toda la información que quieran conocer o consultar para poder ampliar tus conocimientos sobre esta materia.

LEGIONES DE ROMA STEPHEN DANDO-COLLINS pic1

La legión romana, por encima de todas las cosas, fue un avanzado y eficiente sistema de organización militar en la Antigüedad cuya influencia fue clave en el destino y en la supervivencia de Roma como imperio a lo largo de los siglos. Una máquina de guerra inteligentemente concebida gracias a que cada elemento de la misma había sido preparado para cumplir con su función de forma eficaz e inmediata, y que, junto a su autosuficiencia y autonomía, tanto el Estado Romano como estas poderosas fuerzas militares encontraron su más perfecta conjunción hasta que, de manera inevitable, la decadencia del Imperio apareció en el horizonte dejando la ruina y el colapso cultural como futuro durante las siguientes centurias en Europa. Fundadas por el emperador Augusto para convertirse en el pilar de la seguridad del Imperio, en la punta de lanza de sus conquistas, y en la más mortífera arma para acabar con sublevaciones e invasiones dentro del territorio dominado por Roma, las legiones imperiales romanas alcanzaron esa supremacía militar gracias al refuerzo constante de sus tres ejes de funcionamiento principales: organización férrea y eficiente, entrenamiento continuo y suma obediencia, y el uso de tácticas innovadoras para convertir a la estrategia en la disposición militar más letal en combate. Todo ello unido a la utilización de armas, materiales, y equipos de guerra avanzados destinados a aumentar el poder de destrucción desplegado para la batalla, tras los éxitos militares alcanzados a lo largo de varios siglos, las legiones romanas se han ganado un especial protagonismo en la Historia de Europa engalanadas por el gran respeto y la más profunda admiración que aún hoy día siguen despertando en las personas interesadas en esta temática histórica y militar.

LEGIONES DE ROMA STEPHEN DANDO-COLLINS pic2

La mayor grandeza que atesora este ilustre libro es su valiosa información referente a las legiones imperiales romanas, y que su autor ha ido investigando, analizando, y recopilando a lo largo de tres décadas. Una obra dividida internamente en tres amplios apartados donde podrán descubrir al detalle cómo fueron los soldados y los mandos que formaron parte de estas legiones imperiales (“Los Hombres”); cómo fueron los campamentos, las armas de combate y la historia de cada una de las legiones imperiales (“Las Legiones”); y en qué batallas participaron desde su nacimiento como unidad militar hasta la caída de Roma siglos después, qué importancia militar tuvieron durante ese periodo, y cuál fue el resultado final de cada una de ellas en un recorrido histórico incomparable y sin precedente literario alguno registrado hasta el momento (“Las Batallas”). Gracias a esta impresionante labor cultural, los cultos lectores de Lux Atenea que adquieran este libro podrán conocer, por ejemplo, que en sus comienzos Roma solamente tenía cuatro legiones numeradas del I al IIII (oficialmente IIII y no IV), y si una ciudad era atacada, las riquezas de la ciudad eran repartidas entre los legionarios, pero si esa misma ciudad se rendía, el comandante podía decidir no saquearla, motivo por el cual a los legionarios no les gustaba sitiar ciudades para rendirlas.

LEGIONES DE ROMA STEPHEN DANDO-COLLINS pic3

Las legiones imperiales oscilaron entre los diez mil y los cuatro mil hombres dependiendo de la época en la cual se formaran. El estandarte, el Aquila, era lo más sagrado para una legión romana y para un legionario era un orgullo portarlo en combate. Los esclavos no podían ser legionarios bajo pena de muerte, los legionarios no se podían casar y si estaban casados en el momento de alistarse, éste era declarado nulo, y los diecisiete años era la edad mínima para poder ser legionario. Una vez era legionario, no pagaba impuestos y quedaba al margen de las leyes civiles, siendo su periodo de servicio de veinte años con posteriores prologas voluntarias. Los centuriones llevaban una vara de vid cuyo símbolo marcial ha perdurado hasta la actualidad en forma de bastón de mando, y las principales armas de un legionario romano eran: el pilum (jabalina con un afilado peso en la punta), el hasta (lanza de punta de hierro), el gladius (espada de doble filo y punta afilada), el pugio (daga), el scutum (escudo), y la dolabra (piqueta militar con cabeza metálica en forma de pico por un lado y de hacha por el otro). Las legiones romanas también disponían de máquinas de guerra como la balista (para arrojar piedras), el scorpio (dispara dardos de metal o lanzas), el onager (catapulta de un solo brazo), la chieroballista (balista mejorada con una estructura de metal), y las torres de asalto. La famosa formación en forma de tortuga, característica en las legiones imperiales, se llamaba testudo y a veces tenía incluso dos niveles con legionarios subidos encima y también protegidos. La estructura de Mando y de Alto Mando romano llegaba hasta el Senado y el Emperador (prefecto, tribuno, cuestor, legado, pretor, duce, comes, cónsul… ). Un dux (líder) era el comandante militar de una provincia y estaba bajo las órdenes del comandante regional o comes (compañero del emperador), y tanto comes como dux han evolucionado gramaticalmente a lo largo del tiempo hasta la actualidad como conde y duque, respectivamente. Los auxiliares eran soldados extranjeros que no tenían la ciudadanía romana, ganaban un tercio de lo que pagaban a un legionario y su periodo en servicio era de veinticinco años sin posibilidad de prórroga alguna, ganando eso sí un certificado de ciudadanía. En definitiva, más de seiscientas páginas que serán de imprescindible lectura para quienes tienen interés en el conocimiento de esta época incomparable de nuestra Historia Europea. “Legiones de Roma”, treinta años de investigación seria y rigurosa encumbran académicamente a esta excelsa obra. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LEGIONES DE ROMA - STEPHEN DANDO-COLLINS

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.