“EL ESOTERISMO DE PARSIFAL”, LOTUS PÉRALTÉ (Reseña #1645).

Reseña Cultural: 1645 // Reseña Literaria: 275
Reseña actualizada. Publicada el 18 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: EDICIONES ALCÁNTARA, S.L.
ISBN: 84-95218-04-6
Edición: 1999 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 157

el esoterismo de parsifal wagner

Esotéricamente hablando, la ópera wagneriana “Parsifal” está basada en representación musical de la Ética de la Redención. Un drama sublime donde música y lírica fueron concebidos artísticamente por el genial maestro alemán del Romanticismo Richard Wagner (1813-1883) desde un punto de vista místico, basándose en la magna obra literaria “Parzival” escrita por el ilustre Wolfram von Eschenbach (1170-1220), que también estuvo inspirada en el libro “Perceval o El Cuento del Grial” del maestro del Ciclo Artúrico Chrétien de Troyes (1135-1190). Unas obras nacidas dentro del mundo medieval de los trovadores, de su esencia caballeresca, y de ese amor cortés que revolucionó culturalmente a Occidente. Además, estas obras en particular ofrecieron una dimensión menos mundana y mucho más sacra al mensaje contenido en sus tramas. Un Ciclo Artúrico que, con el Santo Grial como eje simbólico y místico fundamental para la comprensión metafórica de su sagrado mensaje, estimularía la imaginación medieval con valientes héroes que destacaban por su humildad (Perceval), magos todopoderosos que eran capaces de cambiar la historia de un reino (Merlín), ambiciosas hechiceras con ansias de poder infinitas (Morgana), carismáticos reyes que no eran capaces de asumir las responsabilidades con maestría (Arturo), objetos mágicos que solamente podían ser poseídos por los elegidos (Escalibur, el Santo Grial…), caballeros que caían en las debilidades más pasionales y humanas (Lanzarote del Lago), reinas cuya posición social de privilegio se oponía a su auténtica razón de ser por su selénica esencia (Ginebra), obscuros aspirantes a alzarse con el trono y con el poder a cualquier precio (Mordred)… en definitiva, en el Ciclo Artúrico asistimos a una representación mística y trascendente de las diversas perspectivas existenciales humanas (con sus cualidades y debilidades), y cuyas sabias lecciones se pierden en la noche de los tiempos en Europa. En estas excelsas obras literarias, el bibliófilo lector de Lux Atenea toma contacto con los principales retos a los cuales deben enfrentarse cada uno de estos personajes para poder alcanzar un nivel superior de consciencia, ya sea en su extremo más luminoso o más tenebroso.

el esoterismo de parsifal wagner pic1

En el siglo XIV, tras la caída de los cátaros y de toda la rica cultura del Languedoc a manos de los cristianos bajo las órdenes del Papa Inocencio III, una edad espiritualmente obscura cubrirá una gran parte de Occidente en Europa hasta finales del siglo XVIII. En el siglo XIX, el genial compositor alemán Richard Wagner logrará unir las raíces culturales celtas propias del Ciclo Artúrico con las escandinavas, origen de la ancestral cultura germana, en unos poemas románticos que servirán para dar esa alma mitológica tan sublime a su ópera “Parsifal”. En ella, símbolos como el número doce, el Crom-lekh, la sangre… serán protagonistas junto a mitológicos personajes, en una escenificación musical donde lo sacro y lo mitológico encuentran su más perfecta armonía a través de composiciones musicales de indiscutible trasfondo esotérico. Esta ópera nos habla sobre un estado superior de consciencia que trasciende a la propia existencia humana como especie sobre la faz de la tierra, pero a nivel individual. Precisamente para la comprensión detallada de cada uno de los personajes y de los símbolos incluidos en la ópera wagneriana “Parsifal”, el libro “El Esoterismo de Parsifal” se muestra muy claro y revelador a través de este estudio minucioso sobre las características de cada uno de ellos por separado, y sobre el significado de su mensaje final en su conjunto. Parsifal, como héroe, adquiere un trasfondo místico que, pese a su dimensión artística romántica, cobra su sentido más auténtico en la lucha por alcanzar un estado superior de consciencia a través del seguimiento de su propio instinto. Auténtico guía que permanecerá fiel a su raíz espiritual siempre que el individuo sepa entregarse a sus dictados, y a aceptar los colosales retos que se presentarán durante su vida donde solamente encontrará sufrimiento y dolor. Como analista cultural, si estableciera un paralelismo con los Arcanos del Tarot por su significado y por su trasfondo, inexorablemente identificaría a Parsifal con El Loco. Su férrea voluntad marca completamente a la base principal de su personalidad con la cual afronta el cruel mundo de la existencia, y cuya capacidad de sufrimiento agranda aún más su carácter épico y la pureza de su espíritu místico, porque Parsifal es la exaltación de la individualidad por encima de cualquier condicionante por poderoso que sea. “El Esoterismo de Parsifal”, cuando una ópera musical es concebida para exaltar la visión sagrada del destino de un ser. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

EL ESOTERISMO DE PARSIFAL- LOTUS PERALTE

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LA PINTURA DEL ROMANTICISMO” (Reseña #1639).

Reseña Cultural: 1639 // Reseña Literaria: 271
Reseña actualizada. Publicada el 18 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: BENEDIKT TASCHEN VERLAG GmbH.
ISBN: 3-8228-6806-X
Edición: 1999 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 159

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO

Durante las primeras décadas del siglo XIX, el Romanticismo se presenta en Occidente como la nueva corriente artística que hará perder la hegemonía cultural a un Neoclasicismo agotado que no encontraba nuevas vetas inspiradoras que lo renovaran. Con un trasfondo cultural profundo donde el idealismo y el renacer espiritual plantan cara a toda la corriente filosófica nacida y desarrollada en el Siglo de las Luces, y basada en la Lógica y en la Razón, el Romanticismo retoma la visión del ser humano dentro de un panteísmo donde su alma añora profundamente esa armonía perdida con la Madre Naturaleza y el universo. El Romanticismo se fija en la soledad de la persona sensible, de la persona intuitiva, de la persona que muestra su creatividad como acto donde desborda su candente idealismo interior en la fría realidad externa. El Romanticismo es utópico por naturaleza, y toma como referencia artística el Medievo por su esencia espiritual sacra y por la estrecha relación que establecieron entre el ser humano y la naturaleza. También el Renacimiento será otro de sus pilares culturales por ese despertar de la mente humana al mundo donde detrás de sus nuevos horizontes mentales parecía ocultarse su liberador futuro. Por este motivo, el arte creado por los grandes maestros de esas dos épocas es reverenciado por estos pintores románticos al ser tomados como indiscutibles referencias creativas a la hora de dar vida a sus obras. Pero el Romanticismo tiene alma propia, tiene una entidad filosófica propia que se entrelaza con el mundo místico y religioso hasta darle una espectacular armonía que trasciende la mente de la persona que observa cualquiera de estas obras. Unos cuadros románticos que saben cómo hablar a nuestra alma haciendo uso de una depurada técnica pictórica donde lo metafórico y lo simbólico adquieren un valor supremo mucho más allá de lo propiamente estético. Estos pintores románticos no dudarán un segundo en traspasar los límites de la belleza para adentrarse en los colosales dominios de lo sublime y, yendo mucho más allá, incluso se introducirán en el obscuro y tenebroso reino de la Belleza Siniestra en busca de la auténtica raíz humana que siempre acaba ocultándose en esos terrenos del inframundo.

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO pic1

Aparte de la impresionante calidad de impresión a todo color a la cual ya nos tiene acostumbrados la prestigiosa editorial Taschen, los bibliófilos lectores de Lux Atenea quedarán encantados con esta edición por la completa relación de pintores románticos incluidos en estas páginas. Una presencia cultural internacional unida por el espíritu artístico romántico donde el lector podrá apreciar y sentir con claridad qué corrientes e ideales influyeron en estos artistas a la hora de crear cada una de sus obras, y cómo se pudo sentir, artísticamente hablando, esa idealización del ser humano según la cultura del país en el cual estuviera establecido el artista. Una herencia cultural que dejaría una huella artística muy clara en las obras de estos pintores según su procedencia, y donde el Romanticismo mostraría una amplia y profunda riqueza cultural enraizada con los anhelos ancestrales del lugar. Además, en esta edición tan completa también tienen a su disposición la biografía de cada uno de estos pintores en las últimas páginas del libro para que puedan conocer en mayor profundidad no solamente una exquisita selección de sus obras, sino también los hechos más importantes que influyeron en cada una de sus vidas. Como apunte final, quisiera comentar que en esta reseña no voy a realizar una selección personal de estos impresionantes cuadros, ni mi análisis subjetivo sobre ellos debido a que esta lista de preferencias es demasiado larga en vista a la exquisita selección realizada en esta edición, dejando este apartado descriptivo para futuras e inminentes reseñas sobre temáticas pictóricas más concretas y definidas. “La Pintura del Romanticismo”, a continuación les adjunto la relación de pintores ordenada por orden de aparición, y cuyas obras han sido incluidas en esta excelsa y lujosa edición. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO pic2

ALEMANIA y AUSTRIA:
– Philipp Otto Runge
– Caspar David Friedrich
– Ernst Ferdinand Oehme
– Georg Friedrich Kersting
– Carl Gustav Carus
– Carl Wagner
– Christian Friedrich Gille
– Karl Friedrich Schinkel
– Peter von Cornelius
– Ferdinand Olivier
– Julius Schnorr von Carolsfeld
– Franz Pforr
– Friedrich Overbeck
– Philipp Veit
– Carl Philipp Fohr
– Johann Anton Ramboux
– Josef Führich
– Wilhelm von Schadow
– Franz Ludwig Catel
– Carl Rottmann
– Karl Blechen
– Wilhelm von Kobell
– Ludwig Richter
– Moritz von Schwind
– Ferdinand Georg Waldmüller
– Carl Spitzweg

GRAN BRETAÑA:
– Johann Heinrich Füssli
– William Blake
– John Martin
– Richard Parkes Bonington
– John Sell Cotman
– John Constable
– James Ward
– Clarkson Stanfield
– Francis Danby
– Samuel Palmer
– William Turner
– Edwin Landseer
– David Scott
– John Ruskin
– William Morris
– Charles Lock Eastlake
– William Dyce
– William Holman Hunt
– John Everett Millais
– Dante Gabriel Rosetti
– Edward Burne-Jones
– Ford Madox Brown

FRANCIA:
– François Gérard
– Anne-Louis Girodet de Roussy-Trioson
– Horace Vernet
– Pierre-Paul Prud´hon
– Théodore Chassériau
– Antoine-Jean Gros
– Théodore Géricault
– Jean Auguste Dominique Ingres
– Georges Michel
– Théodore Gudin
– Eugène Delacroix
– Paul Delaroche
– Théodore Rousseau
– Léopold Robert
– Jean-Baptiste Camille Corot
– Paul Huet
– Félix Ziem

PAÍSES BAJOS:
– Jacobus Theodorus Abels

BÉLGICA:
– Antoine Wiertz

RUSIA:
– Alexei Venetsianov
– Alexander Ivanov
– Karl Pavlovich Brüllow

POLONIA:
– Pjotr Michalowski

HUNGRÍA:
– Kàroly Markò el Viejo

ESCANDINAVIA:
– Jens Juel
– Christen Schjellerup Kobke
– Johan Christian Clausen Dahl
– Christoffer Wilhelm Eckersberg
– Thomas Fearnley

ITALIA:
– Francesco Hayez
– Tommaso Minardi
– Massimo d´Azeglio

ESPAÑA:
– Francisco de Goya
– Eugenio Lucas y Padilla
– Jenaro Pérez Villaamil
– Mariano Fortuny y Carbó Marsal

ESTADOS UNIDOS DE AMÉRICA:
– Thomas Cole
– George Caleb Bingham
– William Sidney Mount
– George Loring Brown
– William Louis Sonntag
– Frederic Edwin Church
– Albert Bierstadt

LA PINTURA DEL ROMANTICISMO TASCHEN

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

PERCY BYSSHE SHELLEY “ST. IRVYNE O EL ROSACRUZ” (Reseña #1616).

Reseña Cultural: 1616 // Reseña Literaria: 265
Reseña actualizada. Publicada el 14 de octubre del año 2011 en Lux Atenea conmemorando el Bicentenario de la publicación de la obra “ST. IRVYNE O EL ROSACRUZ (1811)” escrita por el ilustre escritor y poeta inglés del Romanticismo PERCY BYSSHE SHELLEY (1792-1822).

Publicado por: CELESTE EDICIONES, S.A.
ISBN: 84-8244-358-5
Edición: 2002 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 135

Shelley St. Irvyne o el Rosacruz

Doscientos años han pasado ya desde la publicación de la obra “St. Irvyne o el Rosacruz” del ilustre genio literario inglés del Romanticismo Percy Bysshe Shelley, y su decimonónico espíritu sigue aún perfumando cada página de este libro en esta segunda década del siglo XXI, ofreciendo al bibliófilo lector de Lux Atenea este trasfondo tan obscuro, tan espiritual, y tan humano a su vez que es característico en la perspectiva vital de los románticos del siglo XIX en la difícil y convulsa época que les tocó vivir. En la magnífica obra “St. Irvyne o el Rosacruz” se encontrarán ante la segunda novela escrita por Shelley dentro del género gótico, y con una ambientación de su trama marcada por el secretismo y por la constante presencia del castillo como sólido y misterioso baluarte de ese mismo secreto. De trama muy ágil pero no del todo articulada en su desarrollo a partir de la mitad del libro (faltan los capítulos V y VI en la obra original), a pesar de ello, “St. Irvyne o el Rosacruz” les proporcionará momentos de lectura únicos donde la intriga es permanece en esta historia hasta su repentino final. Una clausura de la obra donde apreciarán muy claramente cómo Shelley dio por concluida esta novela de forma repentina, y a pesar de faltar esos dos capítulos destinados a explicar y a enlazar la historia de Eloisa con la de Wolfstein y Megalena dentro de la trama. De nuevo, una rotunda y contundente muestra del temperamento pasional como escritor en su etapa más joven, y donde también se puede sentir y disfrutar la belleza y la fuerza del estilo literario con el cual Percy Bysshe Shelley sorprendió al entorno cultural más selecto del siglo XIX. Eso sí, esos borrones puntuales en su trama, desde mi punto de vista, no justifican el tono un tanto negativo que transmite el prólogo de esta edición porque considero que este libro es una obra literaria de Shelley muy buena. Obviamente, no es una de las obras maestras que le convirtieron en un escritor decimonónico de referencia pero, durante su lectura, este libro logrará despertar el interés en el lector de forma inmediata al conseguir estimular su imaginación con suma facilidad, sumergiéndolo en esta intensa y siniestra historia a través de hechos horribles y sangrientos protagonizados por personajes sin escrúpulo alguno. En este aspecto, pese a su juventud, Percy Bysshe Shelley conocía a la perfección cómo enganchar a su lectura desde la primera página. Tras el análisis de esta preciosa edición publicada por Celeste Ediciones en el año 2002, reconozco que es una pena que este escritor que tanto admiro no llegara a escribir los dos capítulos que faltan o tal vez se perdieran, pero no estoy muy convencido de esta segunda opción en vista al estilo narrativo utilizado en los capítulos VII y VIII. Con esta obra terminada al completo, seguro que “St. Irvyne o el Rosacruz” sería considerada y valorada como una de sus obras de imprescindible lectura.

Shelley - St Irvyne o el rosacruz pic 2

Wolfstein es el nombre del protagonista principal de esta obra. Un ser marcado por la desgracia y por la maldad mientras deambula de un lado a otro en busca de un lugar donde poder asentarse en paz y tranquilidad. Uno de los puntos débiles principales que tiene es su apasionamiento que, unido a su instinto asesino implacable y a un carácter impulsivo, hacen que Wolfstein siempre esté totalmente condicionado por lo irracional en cada decisión a tomar o en cada acto. Aunque ocasionalmente muestra ciertos gestos de bondad en esta historia, al final su lado oscuro siempre acaba orientando sus actos hacia su propia perdición debido a las consecuencias que éstos traen consigo, siendo Ginetti, otro de los personajes más siniestros de esta historia. Aparentemente, Ginetti trata de atraer a Wolfstein a su propio terreno para sacarle de su horrible vida. En realidad, Ginetti es el único ser al que Wolfstein teme porque nunca llega a percibir o entender claramente cuáles son las verdaderas intenciones que le tiene asignadas, y cuando Wolfstein hace un juramento a Ginetti que resulta crucial en esta trama, el destino le caerá implacablemente. A pesar del duro y difícil mundo que les toca vivir, otros personajes como Megalena y Olympia desde el lado luminoso de la bondad se lanzan de lleno al lado más obscuro y perverso del ser humano, quedando resaltadas como contraste moral y ético de otros personajes femeninos más puros como Eloisa.

Shelley - St Irvyne o el rosacruz pic 1

El mensaje literario y filosófico que queda rotundamente claro en el libro “St. Irvyne o el Rosacruz” es que lo moral y lo ético siempre quedan en un segundo plano frente al interés egoísta del ser humano, además del maquiavélico lema de “el fin justifica los medios” que se convierte en el modus operandi de estos personajes cuando tratan de conseguir aquello que desean, incluso, llegando al asesinato si fuera necesario. Con el profundo temor a la muerte que caracteriza a los seres humanos sobrevolando una gran parte de esta trama, y con lo espiritual siempre situado en un segundo plano salvo en las últimas páginas, por su temática y por su perspectiva, sin duda alguna, “St. Irvyne o el Rosacruz” es un libro que encaja perfectamente en la sociedad del siglo XXI debido a los planteamientos y a las lógicas existenciales que presentan la mayor parte de sus personajes. “St. Irvyne o el Rosacruz” ofrece ese trasfondo filosófico postindustrial y posmoderno caracterizado por la irresistible atracción hacia lo material, por la búsqueda del placer, y por el rechazo hacia todo lo relacionado con la muerte que aquí se encuentra siempre presente. Como apunte final, en esta obra los cultos lectores de Lux Atenea no encontrarán referencia alguna a lo rosacruz, y creo que la mención en su título estuvo más bien orientada a despertar el interés del público en aquella época. “St. Irvyne o el Rosacruz”, otra joya literaria del Romanticismo decimonónico firmada por uno de sus genios artísticos más excelsos. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

PERCY BYSSHE SHELLEY ST IRVYNE O EL ROSACRUZ

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

PERCY BYSSHE SHELLEY “PROMETEO LIBERADO” (Reseña #1615).

Reseña Cultural: 1615 // Reseña Literaria: 264
Lux Atenea conmemora el Bicentenario del fallecimiento del ilustre poeta inglés del Romanticismo PERCY BYSSHE SHELLEY (1792-1822).
Reseña actualizada. Publicada el 1 de noviembre del año 2008 en Lux Atenea.

Publicado por : EDICIONES HIPERIÓN
ISBN : 84-7517-414-0
Edición : 1998 (EDICIÓN COMPRADA)

Prometeo liberado Percy Bysshe Shelley

Como analista cultural afín a la perspectiva gótica de la vida siempre me ha apasionado la obra literaria de Percy Bysshe Shelley (1792-1822), uno de los poetas más grandiosos y distinguidos que haya existido en la Historia de Europa. Aunque su vida fue bastante corta (murió ahogado a la edad de 30 años), no por ello estuvo falta de intensidad en el amor y en la pasión. Luces que siguen y seguirán iluminando a las almas sensibles, porque Shelley personifica esa radiación espiritual y artística que siempre rechazarán los ineptos y los incultos incapaces de ver o de sentir el lado espiritual y trascendente de la vida. Un estímulo vital destinado a quienes desean fortalecer su alma durante la existencia terrenal a través de la Belleza, de la sensibilidad, de la armonía estética, y del Amor. Ya sabemos que la estrella que más brilla en el cielo es precisamente la que tiene una vida más corta, pero, mientras haya un cielo cultural a través del cual sentir la inmensidad inescrutable de lo Sublime, la estrella Shelley siempre será uno de los pilares existenciales donde apoyarme para alzar la mirada y abstraer la mente en la Armonía Universal regida por el Ideal. Una identificación con su mensaje artístico que ha transformado a Shelley en la reafirmación poética sobre cómo entender el sentido de la vida y de la muerte en este mundo. En esta magna obra, los bibliófilos lectores de Lux Atenea comprobarán cómo este ilustre poeta es un artista privilegiado a la hora de moldear sus ideas inspiradoras, adornándolas bellamente con ese magnético cincel tan seductor como es la sonoridad de las palabras, tal y como lo haría el enamoradizo sátiro tratando de impresionar a una dulce sílfide. Como poeta, Shelley es un todo un maestro en esta labor de orfebrería lírica y musical. Además, tras la lectura y análisis de esta obra maestra, durante los días en los cuales he estado escribiendo esta reseña también he estado releyendo una obra literaria de Aleister Crowley donde he podido disfrutar, entre otras cosas, del excelente comentario que Crowley realizó sobre Percy Bysshe Shelley en ese libro, quedando de nuevo impresionado por la visión tan profunda y detallada que ofrece al lector sobre su persona y obra. Como pueden comprobar, el embrujo literario que nos brinda Percy Bysshe Shelley no puede ser más fascinante y atrayente.

Shelley Prometeo Liberado pic2

Antes de analizar estos mágicos versos, lo primero que quisiera resaltar a los cultos lectores de Lux Atenea es el protagonismo de Prometeo en estos poemas. Prometeo es una divinidad griega perteneciente a la raza de los Titanes e hijo de Jápeto (que a su vez es hijo de Urano y Gea, el Cielo y la Tierra respectivamente) y Clímene (hija de Océano y Tetis). Algunas fuentes señalan a Prometeo como origen de la creación del ser humano usando arcilla, pero los expertos suelen referirse a él mayoritariamente como una divinidad que simpatiza con la Humanidad. Un amor hacia los seres humanos que le llevará a robar el fuego que Zeus les arrebató en el pasado para devolvérselo, y ese acto de rebeldía y de desobediencia hacia Zeus provocará su ira, ejecutando su implacable venganza sobre todo con Prometeo. A los seres humanos les enviará un siniestro regalo en forma de mujer llamada Pandora, creada por Hefesto y Atenea por mandato del propio Zeus, siendo el destino de Pandora el realizar la apertura de una vasija sagrada que contenía todos los males en su interior. De esta forma, la esperanza que en el futuro pueda cambiar el trágico presente de la Humanidad quedará como único consuelo en los seres humanos, y teniendo siempre al infortunio y a la desesperanza como otra cara de la moneda a pagar en vida.

Shelley Prometeo Liberado pic1

A Prometeo, en cambio, le esperará un cruel castigo debido a su ingenio y a sus argucias tras haberse burlado por segunda vez de Zeus al ayudar de nuevo a los seres humanos durante el sacrificio de un buey en Mecone. Por ello, Zeus ordenará a Hefesto que encadene a Prometeo al Cáucaso, enviándole a continuación a un águila (nacida de Equidna y Tifón) que le devorará el hígado durante el día. Lo terrible de este castigo es que, durante la noche, su hígado se regenera totalmente hasta quedar listo para el siguiente despedazamiento diurno debido a que Prometeo es inmortal. Zeus promete que jamás le liberará y, pese a todo, Prometeo no se doblega ante el espantoso suplicio que tiene que padecer día tras día porque tiene guardado un as en la manga: al tener el don de la profecía, conoce cuál es el destino de Zeus, y su liberación final vendrá de la mano de Heracles, también conocido como Hércules en la cultura romana. Pero ese interesante momento mitológico prefiero dejarlo en manos de la curiosidad despertada en el culto lector de Lux Atenea. Retornando a “Prometeo Liberado”, este es un grandioso libro considerado por muchos expertos como la obra maestra de Percy Bysshe Shelley. En su interior disfrutarán de una de las creaciones poéticas más vivas y conmovedoras jamás escrita, convirtiendo cada página leída en una apasionante visión del universo mitológico. En “Prometeo Liberado”, los poemas brillan con el poder del Amor imponiéndose siempre sobre las calamidades y sobre el desánimo, y, de cada una de las palabras que dan forma y sentido a la obra “Prometeo Liberado” emanan aires de inconformismo porque Prometeo es una figura mitológica relevante que se opone a la subordinación. En el fondo, Prometeo no es más que el reflejo del ser que ama la libertad de decisión y de elección, asumiendo las consecuencias que esta conducta pueda traer consigo cuando su acción es opuesta a la corriente social mayoritaria o a los dictados del poder establecido. “Prometeo Liberado”, cuando lean esta obra poética tengan cuidado con las águilas políticamente correctas, su hígado puede correr serio peligro. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

PERCY BYSSHE SHELLEY - PROMETEO LIBERADO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.