GUSTAVE FLAUBERT “MEMORIAS DE UN LOCO y correspondencia” (Reseña #1816).

Reseña Cultural: 1816 // Reseña Literaria: 336
Reseña actualizada. Publicada el 18 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea.

Publicado por: MCA
ISBN: 84-95514-12-5
Edición: 2001 (EDICIÓN COMPRADA)

GUSTAVE FLAUBERT MEMORIAS DE UN LOCO

“De niño amaba lo que veía; de adolescente, lo que sentía, y de hombre, no amo ya nada.”

“Memorias de un loco y correspondencia” es sentir la lectura como un viaje en el cual permanecemos tumbados en la playa de una isla desierta rodeada por un mar de hirviente lava. Aquí se siente la belleza a flor de piel en todo lo que nos rodea, pero también es esa misma belleza en su cara siniestra lo que nos hace estremecer al observar la diversidad con sus letales mascaras donde se entreteje la hermosura con el peligro. En “Memorias de un loco y correspondencia”, el bibliófilo lector de Lux Atenea siempre se sentirá acompañado únicamente por uno mismo en este reto existencial marcado por una mirada lanzada atrás a un pasado al cual no se puede retornar para escapar, de ahí que esta magna obra del ilustre escritor decimonónico francés Gustave Flaubert (1821-1880) destile tristeza. Un pasado, un nacimiento que es un aturdimiento absoluto en el individuo por la avalancha de nuevas sensaciones, llevando inexorablemente a una infancia donde la interactuación con otras personas será la antesala del Hall del Infierno llamado sociedad, dentro de la cual en esta etapa de la vida aún hay esperanzas de poder vivir y de desarrollarse. Desembocando en la adolescencia, que trata al individuo como un objeto mecánico y moldeable que se ha de mover dentro de unos patrones establecidos por aquellos sueños e ilusiones que los adultos no fueron incapaces de hacer realidad, esos años se presentan con la misma inseguridad e inestabilidad que tiene nadar en una piscina cuya agua no tiene ni tacto, ni consistencia, ni temperatura alguna. Posteriormente, llegando a la edad adulta, mejor no hablar.

GUSTAVE FLAUBERT MEMORIAS DE UN LOCO pic1

“… no hay más que tinieblas alrededor del hombre; todo está vacío, y él desearía algo fijo; rueda sobre sí mismo en esta inmensidad de ola en la que querría pararse, se molesta por todo y todo le falta; patria, libertad, creencia, Dios, virtud, ha tomado todo esto, y todo se le ha caído de las manos como a un loco que deja caer un vaso de cristal y que se ríe de lo que ha hecho.”

“Memorias de un loco y correspondencia” y la perspectiva existencial de Gustave Flaubert. En sus páginas, el individuo hinchado interiormente con aires de libertad según va pasando el tiempo comprueba cómo lenta e irrecuperablemente, aquella generación a la cual pertenecía empieza a quedar inmovilizada por la misma sociedad que tantas esperanzas le hizo imaginar. Y ya no es sólo la soledad interior la única que tiene en propiedad, sino una arrendada soledad exterior pagada precisamente con la pérdida de su libertad que siente cada vez más como falsa. Con el paso constante de los años, el individuo, de creerse un héroe pasa a convertirse en un mendigo que se contenta con migajas monetarias para poder vivir, o es poseedor de sumas de dinero que lo llevarán a la insatisfacción y al vacío existencial. Desde su nacimiento ha pasado de sentirse como un águila poderosa y libre, a vivir inseguro y acobardado como un ratón en un entorno tan hostil que le hace sentir permanentemente como una presa fácil para cualquier depredador que se cruce en su camino. Como analista cultural, puedo asegurar a los bibliófilos lectores de Lux Atenea que, tanto en la obra “Memorias de un loco” como en la correspondencia de Gustave Flaubert, encontrarán frases que pasarán a formar parte de la memoria literaria que todo lector guarda en su mente. Lecturas y re-lecturas harán que valoren este libro como un seguro de placer literario y un insustituible aderezo existencial y personal en esta vida. Además, Gustave Flaubert es uno de los escritores cuyas obras les harán sentir identificados con su descripción de lo sentimental. “Memorias de un loco y correspondencia”, si después de leer este libro descubren un nuevo mundo literario regido por Gustave Flaubert en el cual internarse, tarde o temprano encontrarán un lugar dentro de él llamado ‘La Nada’. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“…cuando el mundo no sea ya, ¡cuánto me gustaría vivir entonces, vivir sin naturaleza, sin hombres, qué grandeza en ese vacío!”

GUSTAVE FLAUBERT - MEMORIAS DE UN LOCO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LOS PINTORES DEL ALMA. EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA” Catálogo oficial de la exposición (Fundación Cultural Mapfre, 26 de enero al 26 de marzo del año 2000, Madrid, España) (Reseña #1789).

Reseña Cultural: 1789 // Reseña Literaria: 313
Reseña actualizada. Publicada el 6 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: FUNDACIÓN CULTURAL MAPFRE VIDA
ISBN: 84-89455-35-X
Edición: 2000
Páginas: 311

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA

Esta impresionante y lujosa edición es el catálogo oficial de la exposición “Los Pintores del Alma” que, en el inicio del año 2000, organizó la Fundación Cultural Mapfre Vida en la ciudad de Madrid del 26 de enero al 26 de marzo. Un evento cultural sin precedentes sobre la escuela simbolista francesa nacida a finales del siglo XIX, y cuyas excepcionales obras pictóricas continúan siendo desconocidas por una gran parte del público. El Simbolismo, como preludio de lo que será el Surrealismo en el siglo XX, concibe sus obras de arte a partir de la fuerza de la imagen, del influjo del color y de la luz en el espectador, del detalle y de la meticulosidad en la creación de la obra, y del símbolo y su lenguaje metafórico, estableciendo la base técnica y el mensaje fundamental con los cuales presentar una realidad oculta a través de las sensaciones que la propia obra estimula en quienes la observan. Los artistas simbolistas, en su afán de alcanzar esa perfección técnica para provocar emociones durante la contemplación de sus obras, no dudaron en adentrarse en el universo simbólico íntimamente relacionado con los arquetipos que permanecen vivos en nuestro inconsciente, y mediante palabras, símbolos, signos, e imágenes asociadas con lo subliminal, lograron llevarlas al plano emocional a través del perfilamiento y del trasfondo de estas imágenes representadas. Como podrán comprobar los bibliófilos lectores de Lux Atenea leyendo y analizando este catálogo, esta realidad oculta es desvelada en los cuadros simbolistas para mostrar su existencia y hacer que sea sentida con fuerza por el observador a través de lo intuitivo.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic1

El Simbolismo no solamente tuvo representación artística dentro del mundo de la Pintura, ya que también hubo otras ramas del Arte donde el Simbolismo quedó reflejado en creaciones artísticas debido a la importancia de la obra “Las Flores del Mal”, escrita por el genial maestro de la literatura francesa Charles Baudelaire (1821-1867) y origen conceptual de esta corriente artística. Poetas, escritores, y músicos a través del lenguaje artístico utilizado para configurar el mensaje metafórico definido de sus obras, también fueron incluidos dentro de esta corriente simbolista tan influyente y grandes artistas como Charles Baudelaire, Edgar Allan Poe, Stéphane Mallarmé, Paul Verlaine, Joris-Karl Huysmans, Villiers de L´Isle-Adam, incluso Oscar Wilde, han dejado su nombre grabado con letras de oro en el libro de la Historia Cultural del Simbolismo ya sea como precursores, o por haber profundizado y ampliado su base conceptual. De por sí, un ilustre simbolista como Arnold Böcklin ya dijo que, dentro del Simbolismo, “la pintura tiene que explicar algo, la poesía tiene que hacer pensar, y una pieza musical tiene que impresionar al espectador”, y siempre con el símbolo, con la representación perceptible de una idea con trasfondo metafórico como principal eje conceptual dentro de la obra, porque el símbolo tiene vida propia dentro de la mente del espectador a través de un significado muchas veces inconsciente. Por este motivo, el uso de la metáfora será inevitable en la creación de estas impresionantes y cautivadoras obras de Arte.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic2

Estéticamente, el Simbolismo Idealista fue una corriente artística que creó una fuerte controversia social y cultural en la sociedad francesa y belga a finales del siglo XIX, debido a que estas enigmáticas obras incorporaban tanto la obscura belleza siniestra (con todos los significados filosóficos y morales que ello implica) como el uso un lenguaje metafórico donde la sinestesia y sus complejos significados únicamente estaban al alcance intelectual de unos pocos privilegiados. Una sinestesia que, por cierto, sería posteriormente utilizada en el siglo XX por el Expresionismo dentro de una mayor amplitud conceptual como, por ejemplo, en la relación existente entre colores y notas musicales. Pero en el Simbolismo Idealista es el mundo de lo metafísico, de lo misterioso, de lo espiritual, de lo onírico, de lo místico, lo que da forma a este universo oculto donde la imaginación artística de los maestros simbolistas logró alcanzar una profundidad emocional absolutamente admirable, creando este choque frontal entre lo aparente y lo racional frente a lo secreto y opaco, o sea, lo verdadero y la melancolía del paraíso perdido que son, en definitiva, los que provocan estas fuertes reacciones en el espectador al contemplar estas obras a través de sus sentidos. Por este motivo, su relación con el Romanticismo, con el Romanticismo tardío, y con el Decadentismo será inevitable, recomendando la lectura del excelso libro “La Carne, la Muerte y el Diablo en la Literatura Romántica” de Mario Praz, obra ya reseñada en Lux Atenea.

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA pic3

“Los Pintores del Alma” fue una exposición inolvidable donde los cuadros te sobrecogían, donde las figuras representadas te traspasaban con la mirada, donde la luz y el color te sumergían en otro mundo, donde las obras se convertían en ventanas a otra dimensión que sentías como tuya, y donde me resulta imposible hacer una elección pictórica personal en vista a la impresionante selección de obras escogidas para este magno evento cultural. En un primer repaso pictórico me quedaría con más de veinte cuadros y, seguramente, no sería justo con otras bellas obras que también han sido impresas con sumo detalle en las páginas de este catalogo de gran formato. Además, completando esta extraordinaria edición, en sus últimas páginas podrán encontrar unas breves biografías de estos genios de la pintura cuyos cuadros fueron los protagonistas principales de esta exposición: Edmond Jean Amand (Aman-Jean), Valère Bernard, Boleslas Biegas, Émile-Antoine Bourdelle, Louis-Maurice Boutet de Monvel, Maurice Chabas, Maurice Denis, Georges Desvallières, Charles-Marie Dulac, Georges de Feure (Georges Van Sluijters), Henri Gervex, Eugène Grasset, Henry de Groux, Charles Guilloux, Lucien-Victor Guirand de Scevola, Louis Welden Hawkins, Jeanne Jacquemin, Fernand Khnopff, Frantisek Kupka, Charles Lacoste, Henri Le Sidaner, Lucien Lévy-Dhurmer, Henry Martin, Edgar Maxence, Émile-René Ménard, Gustave Moreau, Gustave Adolphe Mossa, Alphonse Osbert, Armand Point, Pierre Puvis de Chavannes, Odilon Redon, Ary Renan, Salomon Léon (Léonard) Sarluis, Carlos Schwabe, Charles Sellier, y Alexandre Séon. Interesantes páginas donde se detallan los acontecimientos y los hechos más importantes ocurridos a lo largo de sus vidas. “Los Pintores del Alma”, el catálogo oficial de una de las exposiciones pictóricas más impresionantes e impactantes que haya visto en persona. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LOS PINTORES DEL ALMA EL SIMBOLISMO IDEALISTA EN FRANCIA

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“JACQUES-LOUIS DAVID”, EUGENIO CARMONA (Reseña #1780).

Reseña Cultural: 1780 // Reseña Literaria: 304
Reseña actualizada. Publicada el 13 de febrero del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: HISTORIA 16. HISTORIA VIVA, S.L.
Edición: 1993 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 145

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA HISTORIA 16

“Jamás he buscado otra cosa en mi obra que inspirar el amor a las virtudes… Sólo las pasiones del alma han tenido atractivo para mí.”

Jacques-Louis David (1748-1825) fue el virtuoso genio de la Pintura que más influyó en la esencia del arte pictórico francés del siglo XIX, y esta obra escrita por Eugenio Carmona, profesor de Historia del Arte en la Universidad de Málaga, es una de las mejores vías informativas para poder adentrarse en el universo mental y emocional de este admirado pintor a través de la descripción más exquisita de la época que le vio nacer, y del espíritu artístico que dio sentido a toda su obra. Desde entonces, el ilustre nombre de Jacques-Louis David ha quedado grabado con letras de oro en la Historia de la Pintura Europea, sirviendo de fuente de inspiración a futuros creadores en cuyas obras de Arte tratan de reflejar y de transmitir al público esa misma atmósfera cargada de Pasión, Mitología, y Cultura con raíces que se extienden con fuerza en el inconsciente colectivo europeo. Teniendo a la Antigua Grecia y a Roma como esencia fundamental de sus inspiraciones creativas, el pintor Jacques-Louis David terminaría por convertirse en una de las principales referencias artísticas dentro del estilo Neoclásico por su maestría y por su excelso estilo. Los cultos lectores de Lux Atenea quedarán deslumbrados con estos cuadros espartanamente sobrios donde la fuerza y la tensión del momento inmortalizado quedan fielmente reflejadas por este gran maestro en sus lienzos. Con el paso del tiempo, estas magnas obras han terminado por convertirse en cuadros inolvidables capaces de seguir despertando admiración, asombro, y pasión incluso en el público del siglo XXI mucho más identificado con la tecnología y la ciencia. Seguro que algunos bibliófilos lectores ya conocen cuadros de Jacques-Louis David tan bellos y sublimes como “Las Sabinas (1799)”, “La Muerte de Marat (1793)”, “La Muerte de Sócrates (1787)”, “El Juramento de los Horacios (1784)”, “La Muerte de Bara (1794)”, “Los Amores de Paris y Helena (1787)”, “El Dolor de Andrómaca (1783)”, “Héctor (1778)”, “La Muerte de Séneca (1773)”… y que engrandecen el arte pictórico francés para el disfrute contemplativo y la perspectiva existencial de todos los que amamos la cultura europea.

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA HISTORIA 16 pic1

Pero la política cobrará importancia en su vida y, tras participar en la caída de la monarquía en la Revolución Francesa junto a Maximilien Robespierre (1758-1794), del cual era amigo, finalmente acabaría ingresando en prisión en cuanto cae el gobierno. Allí pintaría su famoso “Autorretrato”. Las posteriores simpatías de Jacques-Louis David con Napoleón Bonaparte lo liberarían, y acabarían influyendo en su inspiración creativa con magníficos cuadros donde exaltará la figura de Napoleón, no solamente como nuevo abanderado de la libertad en Francia, sino también de toda Europa. Todas estas obras acabarían siendo agrupadas dentro de un nuevo estilo llamado Imperio e, inmerso en ello, las dramáticas y oscuras escenas clásicas reflejadas por Jacques-Louis David en la mayor parte de sus anteriores obras serían sustituidas por escenas solemnes y majestuosas donde el despliegue de luminosidad, esplendor, y lujo perfilan idílicos ambientes donde se resalta el protagonismo de Napoleón. Espectaculares cuadros como “La Coronación de Napoleón (1805-1807)”, “Napoleón cruzando los Alpes (1799)”, “El Juramento de la Armada a Napoleón (1810)”, “Napoleón en su Gabinete de Trabajo (1812)”… se han convertido en obras de obligada referencia artística sobre aquella época crucial en la Historia de Europa. Pero Jacques-Louis David retornaría con un gran ímpetu pasional a sus raíces conceptuales ancladas en la cultura de la Antigua Grecia con obras como “Leónidas en las Termópilas (1814)”, “Amor y Psique (1817), “Telémaco y Eucaris (1818)”, “La Cólera de Aquiles (1819)”… hasta que su cuadro “Marte Desarmado por Venus y las Gracias (1822-1824)” ponga un emotivo punto y final a su colosal carrera artística que marcaría a las siguientes generaciones de pintores en Francia (Girodet, Gros, Ingres…). Su cuerpo es enterrado en la ciudad belga de Bruselas cuando Jacques-Louis David fallece en el año 1825, pero su corazón reposa en el mítico cementerio parisino de Père Lachaise desde entonces. “Jacques-Louis David”, magnífica edición temática dedicada a este inigualable genio de la Pintura que vivió en persona la etapa más convulsa y crítica en la Historia Moderna de Francia. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

JACQUES-LOUIS DAVID EUGENIO CARMONA

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL CAPITAL (le capital)”, 2012 – COSTA-GAVRAS (Reseña / Review #1739).

Reseña Cultural nº: 1739 // Reseña Media nº: 92
Reseña actualizada. Publicada el 5 de mayo del año 2014 en Lux Atenea.

Director: CONSTANTIN COSTA-GAVRAS
Guión: CONSTANTIN COSTA-GAVRAS, KARIM BOUKERCHA, JEAN-CLAUDE GRUMBERG (basado en la novela homónima de Stéphane Osmont)
Actores principales: GAD ELMALEH (Marc Tourneuil), GABRIEL BYRNE (Dittmar Rigule), NATACHA RÉGNIER (Diane Tourneuil), CÉLINE SALLETTE (Maud Baron), LIYA KEBEDE (Nassim), HIPPOLYTE GIRARDOT (Raphaël Sieg)
País: Francia Año: 2012 Productora: THE BUREAU / CENTRE NATIONAL DE LA CINÉMATOGRAPHIE / COFINOVA 8 / K.G. PRODUCTIONS
Duración aprox.: 110 minutos
Publicado en España por: SAVOR DISTRIBUCIONES S.A.
Año: 2013 Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

EXTRAS: Entrevistas a Costa-Gavras (VE) y Gabriel Byrne (VO) // Making of (VO) // Trailer

DVD EL CAPITAL le capital Costa-Gavras

Estamos viviendo una crisis económica en Occidente como nunca antes hubiéramos visto desde el final de la Segunda Guerra Mundial. Una crisis que va mucho más allá de una crisis económica, al haberse juntado al mismo tiempo varios factores de cambio en la sociedad occidental que son esenciales para poder comprender su origen en profundidad. Lo primero que hay que tener claro es que esta crisis es una crisis financiera por falta de crédito que ha visto potenciados sus efectos en Occidente debido a la transición de sus economías, pasando de una productiva (industrial y comercial) a otra especulativa (bursátil y financiera) a la hora de generar riqueza. Con la producción industrial occidental en declive al haber tomado el relevo las principales naciones asiáticas, la capacidad que tienen los estados para crear miles de puestos de trabajo a través de la creación de nuevas industrias y empresas es mínima al ser mucho más competitivo producir industrialmente en Asia, que en Europa o Estados Unidos de América. Se salvan algunas industrias y empresas de alta tecnología, pero solamente son capaces de absorber unos pocos cientos de miles de trabajadores de alta cualificación, por lo cual no es la solución necesaria para dar trabajo a millones de trabajadores en paro a consecuencia de esta crisis. La otra opción es potenciar el sector servicios y a los autónomos, pero en esta crisis se encuentran con un gran problema: no pueden acceder al crédito. Por lo tanto, si esta crisis parece estar originada por los fondos de inversión y más directamente por los bancos debido al agujero económico que han dejado sus negocios e inversiones especulativas que les impiden dar créditos, y sin créditos a las empresas y a los autónomos no hay capacidad para crear millones de puestos de trabajo en Occidente, en qué mundo financiero están trabajando estos bancos y fondos de inversión para que se puedan crear agujeros económicos de este nivel sin que los gobiernos puedan tener mecanismos de control que los detecten y eviten.

“Sangráis a la gente tres veces. Una, la Bolsa quiere sangre, deslocalizáis y el trabajador se va al paro. Dos, lo sangráis como cliente. Tres, con la deuda en Europa sometéis a los países y se sangra al ciudadano.”

Como analista cultural, he visto muchas películas y documentales que se han ido presentando durante estos últimos años sobre esta temática y, entre todos los que he analizado hasta el momento, la película “El Capital” es una de las que más se ha acercado a la auténtica realidad que se vive en este mundo financiero, y cuyas reglas son las que marcan la sociedad especulativa en la cual estamos viviendo. Nuestra sociedad y la opinión pública siguen pensando que aún seguimos viviendo en una sociedad del Bienestar moderna e industrial en este siglo XXI, cuando en realidad vivimos en una sociedad especulativa y posmoderna que circula por esta autopista financiera mundial llamada globalización, y cuyas reglas y formas de actuar quedan absolutamente fuera del alcance de cualquier nación o gobierno, por poderoso que este sea. Un complejo panorama de intereses cuya área de influencia va más allá de las fronteras de un país. Un escenario poblado por fondos de inversión capaces de manipular las acciones de cualquier empresa o la deuda de cualquier nación en su propio beneficio, y con bancos ávidos de beneficios a cualquier riesgo para poder sobrevivir en esta jungla económica posmoderna del siglo XXI. En la película “El Capital”, el genial y talentoso director de culto Costa-Gavras ha sabido ahondar y luego reflejar en imágenes, este mundo de las altas finanzas donde reina la ley del más fuerte, o sea, del que más dinero y poder tiene y, por ello, más capacidad tiene para multiplicar su dinero a través de la especulación. Si por el camino se cierran empresas rentables, se quedan miles de trabajadores de alta remuneración en paro, o la economía de un país se viene abajo debido a la especulación financiera, al final simplemente son vistos como efectos lógicos e inevitables de un clima financiero mundial absolutamente desregulado y fuera de control. Y mientras todo sea legal, negocios son negocios, o sea, el business as usual del capitalismo.

DVD EL CAPITAL le capital Costa-Gavras pic1

Los cinefilos lectores de Lux Atenea quedarán fascinados con el realismo y la naturalidad con la cual Costa-Gavras refleja esta jungla financiera protagonizada por un empleado de banca llamado Marc Tourneuil (actor Gad Elmaleh), cuya ambición le llevará actuando con decisión, con firmeza, y calculando siempre cada paso que da, el poder ir ascendiendo dentro de este mundo de los negocios hasta llegar a la cúspide del poder en el banco en el que trabaja. Un mundo económico ultracompetitivo poblado por lobos, por lobos con piel de cordero, y por corderos con piel de lobo, y donde la ética y la moral son vistos como una cosa del pasado o, más bien, como una debilidad al igual que el interés por engrandecer tu propio país. En un mundo financiero de alcance internacional, a quién le va a preocupar los beneficios o los perjuicios de una decisión económica para el destino de una nación o de su población. En este enturbiado juego de intereses con la banca, los fondos de inversión, y las cotizaciones de las acciones de las empresas como protagonistas, Marc Tourneuil irá viendo amenazado su poder y su independencia a través de presiones de todo tipo donde él, en muchas ocasiones, no es más que una pieza más movida por poderosos intereses económicos situados muy por encima de él y que sólo miran la alta rentabilidad en la inversión a corto plazo. La astucia y la capacidad de engaño de Marc Tourneuil serán puestas a prueba en esta trama donde el drama y la tensión son llevadas a un punto límite. Pero este mundo de ficción recreado en “El Capital” es totalmente real en la sociedad occidental en la que vivimos, al igual que el flujo de capitales que la sostiene, aunque pueda resultar un tanto difícil de asimilar o de aceptar por los cinéfilos lectores de Lux Atenea. “El Capital” es una película cruda y sincera, mostrándose sin tapujo moral o maquillaje ético alguno por parte de su director al exhibirnos la realidad económica en Occidente que la ciudadanía no siempre se quiere ver en este siglo XXI.

“- Hemos tenido en cuenta a las agencias de calificación. Es eso.
– Olvida a esos mafiosos”

Indiscutiblemente, la película “El Capital” deja un mensaje ético y moral en el espectador perfectamente argumentado en imágenes por Costa-Gavras, Pero, en un mundo posmoderno que se caracteriza por regirse únicamente por la ley, dejando a un lado la ética y la moral propias de las sociedades tradicionales y modernas, qué importancia tiene entonces lo ético y lo moral en nuestra realidad cotidiana viviendo en esta sociedad posmoderna donde las cosas son solamente legales o ilegales. Llevados estos principios al mundo de los negocios, a quién le sorprende que quienes tienen el poder para multiplicar su dinero en muy poco tiempo hagan uso de él, siempre que estos movimientos especulativos estén dentro de la legalidad en el país donde realizan. Una forma de hacer negocios que, en la película “El Capital”, está representada con absoluta credibilidad y cinismo por el extraordinario actor Gabriel Byrne en el papel de Dittmar Rigule, hombre a las órdenes de un poderoso fondo de inversión. Dittmar Rigule trata de controlar y de dirigir a Marc Tourneuil para que sus intereses económicos no se vean afectados y discurran por el camino del beneficio que han de seguir, y, por este motivo, Marc Tourneuil se siente presionado y ve su poder amenazado por los dictados que ha de obedecer. Esta es la razón por la cual unos y otros se mueven en un entorno donde la mentira y los subterfugios tienen que estar presentes para no perder el ansiado poder. Un poder que trae consigo grandes beneficios. Economía y poder occidental, dos colosales barcos tratando navegar (y no hundirse) en este salvaje e incontrolable flujo de capitales global capaz de mover inmensas cantidades de dinero de un país a otro en cuestión de segundos. Un dinero que no reconoce ni intereses nacionales, ni ética social, ni moral alguna. El dinero es el sentido y la razón suprema en este siglo XXI. El omnipresente dios de la sociedad posmoderna que rige la globalización, y cuyos dictados han de cumplirse cueste lo que cueste, y caiga quien caiga. La película “El Capital” es muy clara y contundente a este respecto, afectando este credo incluso a personas tan poderosas y aparentemente intocables como Marc Tourneuil.

“- ¿Qué opina de la situación?
– Que es propicia. Es durante las crisis que se crean las diferencias y se amasan fortunas. Y, sobre todo, si se ha tomado la precaución de guarecerse.”

Como no podía ser de otra forma en esta selección de películas que vengo reseñando en Lux Atenea, “El Capital” presenta grandes escenas e imágenes imborrables que deslumbrarán a los cinéfilos, como las secuencias en las cuales se contrasta lo que a Marc Tourneuil le gustaría decir y actuar en esa situación y lo que realmente dice y hace, cuáles son los interesantes análisis psicológicos que Marc Tourneuil hace sobre las personas con las que ha de relacionarse, cómo la top model Nassim (interpretada por Liya Kebede) se va convirtiendo en la irresistible obsesión de Marc Tourneuil, cómo los despidos de personal se convierten en un factor de rentabilidad para las acciones de una gran empresa, u observar la reunión de Stanley y Marc Tourneuil con la tecnología como eje de la conversación respecto a sus aplicaciones financieras, y donde la mano humana es cada vez menos necesaria. Impresiona el alto standing que se observa en la escena cuando Marc entra en el apartamento de Nassim, la decadente atmósfera que se respira en la escena del local donde Nassim lleva a Marc, el lujo y la sofisticación que reflejan este mundo de las altas finanzas, la sencilla y reveladora secuencia cuando Marc Tourneuil explica a su esposa Diane (actriz Natacha Régnier) la jugada financiera en la pantalla de su ordenador, o la escena de la conversación entre la analista especializada en mercados asiáticos y Marc Tourneuil con el idealismo y el pragmatismo materialista frente a frente. Además, los setenta y seis minutos de duración de los extras incluidos en este DVD, con Costa-Gavras y Gabriel Byrne como protagonistas, junto al interesante Making Of de la película, convierten a esta magnífica edición de Savor Distribuciones en una publicación de lo más completa sobre este atrayente y reflexivo largometraje. “El Capital”, crudeza cinematográfica inspirada en la realidad económica actual. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

EL CAPITAL le capital 2012

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“LAS DIABÓLICAS (Les diaboliques)”, 1955 (Reseña / Review #1705).

Reseña Cultural nº: 1705 // Reseña Media nº: 58
Reseña actualizada. Publicada el 17 de octubre del año 2014 en Lux Atenea.

Director: HENRI-GEORGES CLOUZOT
Guión: HENRI-GEORGES CLOUZOT y JÉRÔME GÉRONIMI
Actores principales: SIMONE SIGNORET (Nicole Horner), VÉRA CLOUZOT (Christina Delassalle), PAUL MEURISSE (Michel Delassalle), CHARLES VANEL (comisario Alfred Fichet), JEAN BROCHARD (conserje Plantiveau), THÉRÈSE DORNY (Mme. Herboux), NOËL ROQUEVERT (M. Herboux), MICHEL SERRAULT (supervisor M. Raymond), GEORGE CHAMARAT (Dr. Loisy)
País: FRANCIA Año: 1955 Productora: FILMSONOR / VERA FILMS
Duración aprox.: 112 minutos
Publicado en España por: EL PAÍS Año: 2014
Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

DVD LAS DIABOLICAS Les diaboliques 1955

“Las Diabólicas” es mucho más que una película de culto. Es una obra maestra de la grandeur de la France llevada al universo del Séptimo Arte gracias al inigualable talento de uno de sus directores más ilustres y, por desgracia, más olvidados: Henri-Georges Clouzot (1907-1977). Con guión basado en la novela “Celle qui n’était plus” escrita por Pierre Boileau y Thomas Narcejac, la trama de “Las Diabólicas” nos sumerge en esta espiral de suspense, tensión, e intriga como pocos largometrajes europeos han sido capaces de transmitir al espectador, creando una atmósfera opresiva, densa, y obscura tan difícil de reflejar en imágenes salvo en el caso de los grandes maestros en la dirección. Presentando esta extraordinaria banda sonora compuesta por Georges Van Parys para dar alma musical a esta joya cinematográfica, la magia visual del rodaje en blanco y negro resulta perfecta para crear esta comunión mental entre el espectador y esta terrible historia donde el dramatismo y la tragedia son tocadas sutilmente por la fantasmagórica apariencia sobrenatural. Pero, por encima de todo, los cinéfilos lectores quedarán impresionados durante la visualización del mítico largometraje “Las Diabólicas” al quedar resaltada su profunda amoralidad, adquiriendo este trasfondo conceptual posmoderno en esencia que se despliega sin ningún tipo de tapujos. Esa cruel hipocresía enmascarada de afabilidad social es representada por el personaje Michel Delassalle, director del colegio interpretado de forma excelsa e impecable por el actor Paul Meurisse con una actitud y una pose de cara al exterior que choca frontalmente con su vida de puertas a dentro. Ahí se muestra despiadado, egoísta, y despótico en el cruel comportamiento con su débil mujer Christina Delassalle (actriz Véra Clouzot, que fue la esposa del director Henri-Georges Clouzot en la vida real). Junto a la mítica actriz Simone Signoret en el papel de la profesora Nicole Horner, la actriz Véra Clouzot destaca en su interpretación de Christina Delassalle. En “Las Diabólicas” también encontrarán un absoluto contraste en la personalidad, en la animosidad, y en la fuerza de voluntad femenina ante la vida que oscila entre la sumisión, la delicadeza, y la fragilidad de Christina frente a la independencia, la fortaleza, la frialdad, y la firmeza en sus decisiones que presenta Nicole. Su unión en pro de un interés común será el origen del plan de asesinato de Michel Delassalle para poder liberarse del infierno en cual ha transformado sus vidas. Una obscura y seductora trama de suspense que los cinéfilos lectores de Lux Atenea podrán disfrutar adquiriendo esta magnífica edición en formato DVD, publicada por el periódico El País en este año 2014.

Lux Atenea 4 - 6

Nada en el largometraje “Las Diabólicas” es previsible, y una vez muerto Michel Delassalle, su cadáver de repente desaparecerá, presentándose a partir de ese momento en el internado como si fuera una aparición espectral y sin que Christina y Nicole puedan dar explicación alguna a ese misterio. Con la entrada en escena del comisario Alfred Fichet ya retirado (interpretado por el actor Charles Vanel), la trama se complicará aún más al iniciar la investigación para resolver este complicado caso, elevando el tono de tensión y de suspense en esta intrigante historia que solamente se desvelará en los minutos finales. El genial talento artístico del maestro Henri-Georges Clouzot es único dentro del cine europeo más selecto, perfilando esta inteligente trama en imágenes como un brutal conflicto moral en la mente del espectador al encontrarse frente a frente con el asesinato como método violento y radical urdido por estas dos mujeres para librarse definitivamente del mortificante trato que reciben por parte de Michel Delassalle. En esta excelsa película, lo mejor de todo es que a la sutil mano creativa de Henri-Georges Clouzot no le hizo falta el uso de la violencia extrema en escena para crear este entorno opresivo, manejando incluso el silencio como potenciador de esta tensión. Si a ello le unimos las enigmáticas apariciones de Michel Delassalle en el internado después de haber sido asesinado, no se puede pedir más intensidad y misterio a esta trama. Retornando al plano moral donde tan cómodo y seguro se encuentra el director de cine Henri-Georges Clouzot, a pesar de que son Christina y Nicole quienes urden el plan, durante el visionado de esta obra será inevitable que surgan algunas preguntas en el cinéfilo lector de Lux Atenea. ¿Se las puede juzgar moralmente con el mismo baremo? ¿Es Christina manejada hábilmente por Nicole en pro de sus intereses? ¿Busca Christina librarse de Michel o tiene otra intención oculta? Preguntas y más preguntas que aparecerán mientras nos adentramos en este ambiente tan asépticamente sentimental, tan emocionalmente frío, y tan humanamente inestable.

Lux Atenea 4 - 2

Para los amantes del cine obscuro y siniestro en su plano psicológico, en las ilustres obras cinematográficas de Henri-Georges Clouzot encontrarán el tenebroso pozo de las manifestaciones humanas más terroríficas y crueles donde los siete pecados capitales son sus omnipresentes regentes. Un lúgubre y tenebroso plano humano cargado de egoísmo, de dominio, de sometimiento a través de la manipulación y de la violencia, de venganzas y engaños… con los cuales seguir alimentando la espiral demoníaca donde todos pierden en este infernal plano existencial al que llamamos vida humana. La película “Las Diabólicas” es una muestra clara de las inquietudes existenciales de Henri-Georges Clouzot en relación al lado más oscuro del ser humano, y en ella encontrarán escenas e imágenes imborrables como el barco de papel flotando en el charco a la entrada del Internado Delassalle, la extraña complicidad existente entre la mujer y la amante del director cuando ésta última se quita las gafas de sol para mostrar la violencia de Michel Delassalle desatada contra ella la noche pasada, o con la escena en el aula donde Michel les pide un beso tanto a Nicole como a Christina. Quedarán emocionalmente alterados cuando vean la escena de la cena en el comedor donde se muestra claramente el despótico trato que Michel da a su mujer delante de todos y donde destaca hasta el desprecio con el que le sirve la comida a Christina y cómo la obliga a tragarlo, con la actitud dominante de Nicole con Christina en la escena de la llamada telefónica con Michel comunicándole que quiere el divorcio, con los gestos de Michel en el vagón de tren mostrando claramente al espectador que tiene todo bajo control, con la imagen de Christina y Nicole mientras ésta echa las gotas de somnífero en la botella de whisky, o con la inquietante belleza de la imagen de Christina reflejada en el espejo grande ovalado cuando Michel se quita el abrigo mientras habla con ella. Impresiona la siniestra visión de Nicole al lado de Christina mientras ésta reza de rodillas, configurando una imagen cargada de misterio al entremezclarse lo religioso con el encubrimiento de un asesinato, y, de nuevo, la presencia del espejo reflejando a Christina cuando visita la habitación de Michel Delassalle en el hotel Eden. Cautiva observar la gélida mirada de Nicole cuando corta la llamada telefónica de Christina, la simbólica imagen del montacargas subiendo el ataúd como si fuera un retorno al mundo terrenal desde el inframundo, la inquisitiva mirada de Nicole cuando Christina y el comisario Alfred Fichet llegan al Internado Delassalle, la fantasmagórica imagen de Michel apareciendo inexplicablemente en la fotografía, con la firmeza reflejada en los pasos y en los gestos de Nicole andando por el pasillo del internado, o con la tenebrosa visión de la puerta abriéndose al final del oscuro pasillo y la amenazante aparición de la mano enguantada como inicio de la impresionante escena final en esta colosal e inesperada apoteosis. Como apunte final, quisiera destacar la mención especial realizada al maestro de la literatura francesa decimonónica Jules Barbey D’Aurevilly (1808-1889) al comienzo de la película, autor del excelso libro homónimo ya reseñado en Lux Atenea. “Las Diabólicas”, la irresistible obscuridad cinematográfica del suspense inmortalizada en esta virtuosa perspectiva artística francesa. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

LAS DIABOLICAS Les diaboliques 1955

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL TESTAMENTO DEL DOCTOR CORDELIER (Le testament du Docteur Cordelier)”, 1959 (Reseña / Review #1700).

Reseña Cultural nº: 1700 // Reseña Media nº: 53
Reseña actualizada. Publicada el 13 de agosto del año 2014 en Lux Atenea.

Director: JEAN RENOIR
Guión: JEAN RENOIR
Actores principales: JEAN-LOUIS BARRAULT (Dr. Cordelier / Sr. Opale), TEDDY BILIS (señor Joly, notario), SYLVIANE MARGOLLÉ (Jeune fille), JEAN TOPART (el mayordomo Désiré), MICHEL VITOLD (Dr. Séverin), MICHELINE GARY (Marguerite), JACQUES DANOVILLE (comisario Lardaut)
País: FRANCIA Año: 1959 Productora: PATHÉ Duración aprox.: 92 minutos
Publicado en España por: CINECOM Año: 2013
Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

CONTENIDO: Película “El Testamento del Doctor Cordelier”

El Testamento del Doctor Cordelier DVD Jean Renoir

Hablar de Jean Renoir (1894-1979) es hablar de uno de los mayores genios artísticos que ha dado el cine francés más prestigioso e innovador. Una labor creativa en la cual destacaría tanto como actor, como director y guionista a través de una visión del Séptimo Arte muy adelantada a su tiempo y que serviría posteriormente a otros grandes directores europeos y estadounidenses como referencia a la hora de rodar sus obras. Sus películas se reverencian y admiran por su innovación artística y por su capacidad para transmitir emociones al espectador, motivo por el cual Jean Renoir ha visto grabado su nombre con letras de oro en el altar del Templo del Cine por méritos propios, habiendo realizado una gran parte de sus obras en una época difícil y complicada para un director cinematográfico a la hora de rodar largometrajes con esta intensidad y con este trasfondo humano. Un periodo histórico convulso y trágico en Europa que no impidió que Jean Renoir pudiera ver realizados sus sueños artísticos a pesar de las grandes dificultades que tuvo que enfrentarse, y con una crítica cinematográfica de la época incapaz de apreciar y de valorar sus obras con criterio y con sensibilidad artística. Como los cultos lectores de Lux Atenea ya saben, el tiempo siempre pone a cada uno en su lugar dentro del mundo cultural. Tras una larga y fructífera carrera cinematográfica en su haber, “El Testamento del Doctor Cordelier” fue una de las últimas películas que rodaría, y cuyo guión fue escrito por el propio director basándose en la famosa novela de Robert Louis Stevenson “El extraño caso del Doctor Jekyll y Mister Hide”, pero ambientada en Francia en la edad contemporánea. Una temática de lo más atrayente para un largometraje marcado por la intriga y por el suspense, y que fue originalmente rodado en blanco y negro para la televisión en 1959, siendo posteriormente presentado en las salas de cine en el año 1961. En “El Testamento del Doctor Cordelier”, los cinéfilos lectores de Lux Atenea encontrarán a este magistral director en esa fase final de su etapa artística donde la experiencia le permite abrir la obra al campo de la experimentación cinematográfica. Maestría en el rodaje, talento interpretativo en la narración, y genialidad en las secuencias, dan alma a este excelso largometraje. Cine fantástico con esa magia visual en pantalla tan especial que solamente puede ofrecer el rodaje en blanco y negro, y en una ambientación de horror más propia de una pesadilla.

Lux Atenea 4 - 6

Este atrayente largometraje comienza con la llegada de Jean Renoir al estudio de televisión donde ofrecerá una emisión protagonizada por el propio director, y que servirá de entrada a esta dramática historia. Situándonos en una barriada a las afueras de París, tras enseñarnos la casa del doctor Cordelier, la cámara se centrará en la visita del doctor a su amigo, el notario Joly (interpretado por el actor Teddy Bilis), ya que éste se sorprendió que dejara en su testamento como heredero a un misterioso señor llamado Opale. Al llegar la noche, el notario Joly ve a un hombre atacando a una niña (el señor Opale, personaje interpretado con maestría por el actor Jean-Louis Barrault), refugiándose luego en la casa del doctor Cordelier. Cuando Joly entra para informar al doctor que ese peligroso individuo se ha adentrado en su casa, el mayordomo Désiré (interpretado por el actor Jean Topart) trata de tapar el asunto, causándole un gran asombro este ocultamiento de un hecho tan grave y violento provocado por Opale. Tras hablar con el doctor Cordelier, Joly consulta al doctor Séverin (interpretado por el actor Michel Vitold) sobre este peligroso asunto pero a Séverin no le gustan nada ni la actitud ni las investigaciones y experimentos que realiza Cordelier. Opale empezará a convertir sus paseos por la ciudad en una sucesión de actos violentos de los cuales tendrá conocimiento la policía, procediendo a su investigación a través del comisario Lardaut (interpretado por el actor Jacques Danoville), y Joly también acudirá a la policía a denunciar a Opale porque este peligroso ser se está paseando por las calles de París. El cerco policial comenzará a estrecharse, aumentando la intriga de esta trama que no ha hecho más que empezar en su intenso crescendo.

El Testamento del Doctor Cordelier DVD Jean Renoir pic2

A nivel musical, esta película presenta una banda sonora de estilo clásico compuesta por Joseph Kosma, y que resulta perfecta para disfrutar este largometraje contemplando escenas tan impactantes como la tensa y amenazante secuencia del señor Opale y la niña, observando los andares chulescos que siempre tiene Opale al andar por la calle mientras mueve su bastón con la mano, o viendo los sádicos instrumentos que la policía descubre en la caótica habitación de Opale. Los cinéfilos lectores de Lux Atenea quedarán fascinados viendo escenas como la entrada de Opale en la consulta del doctor Séverin, las tomas de cerca realizadas al monstruoso aspecto de Opale, con la magnífica toma cinematográfica de la cornisa indicando la posible vía de escape de Opale, con el desvelo del obscuro pasado del doctor Cordelier donde se aprovechaba de su profesión y de su prestigio, o con el terrible experimento que el doctor Cordelier hace teniéndose a sí mismo como cobaya, dando como fruto el nacimiento de Opale. Impresiona observar la gran sorpresa que aparece en pantalla cuando la habitación de Cordelier es iluminada con la luz de la mañana, o el impresionante acto final con el doctor Cordelier y Joly como protagonistas principales. Secuencias trágicas que terminan marcando esta historia a través de imágenes dramáticas, horribles, y violentas.

Lux Atenea 4 - 1

La grandeza artística y conceptual que presenta la película “El Testamento del Doctor Cordelier” está basada principalmente en su temática, en el insondable y obscuro interior del ser humano, y en la perspectiva analítica con la cual Jean Renoir enfoca este delicado e interesante asunto. Dos caras de una misma moneda protagonizadas por el doctor Cordelier y el señor Opale como fiel reflejo de esos dos lados opuestos que muestra el ser humano en sus acciones. Uno racional, creativo, condicionado, delimitado, y controlado, y otro mucho más salvaje, inmisericorde, incontenible, violento, y absolutamente irracional dentro del más puro instinto animal o, mejor dicho, dentro de su insaciable instinto depredador. El doctor Cordelier representa al hombre encumbrado por el éxito y el prestigio profesional gracias a su labor científica como psiquiatra, aparentando mantener siempre las formas y respetando siempre las normas tanto a nivel personal, familiar, profesional, y social. En definitiva, una persona que ha hecho en la vida lo que socialmente es considerado como correcto, y un modelo a seguir aparentemente. Pero en el estudio que viene realizando sobre la mente y la psicología humana, mediante el uso de la ciencia logra crear una pócima que le permite sacar al exterior su otro yo interior, mostrándose sin ningún tipo de límite racional. Opale será el sádico y siniestro ser interior que acabará saliendo a la luz.

El Testamento del Doctor Cordelier DVD Jean Renoir pic1

Cuando el doctor Cordelier bebe su propia pócima, surje de su interior el monstruoso Opale, un ser capaz de hacer realidad todos aquellos pensamientos y deseos que Cordelier ha intentado controlar a lo largo de su vida, mostrándose de forma cruel, violenta, egoísta, y sin sentimiento de culpa alguna en sus acciones. Un ser caprichoso que toma aquello que quiere, que hace lo que le place sin tener en cuenta la vida de los demás, y sin pensar en ningún momento en las consecuencias de sus trágicas acciones. Una magistral representación simbólica de ese Bien y Mal que vive en el interior del ser humano, y que, ya sea por la acción de uno u otro, en este siglo XXI aún seguimos viendo la trascendencia o el dramatismo de la acción humana según sea el lado que haya actuado. “El Testamento del Doctor Cordelier” puede parecer una película pesimista, pero la verdad no puede ser valorada como pesimista cuando refleja una realidad interior del ser humano aún latente en la actualidad. A lo largo de los últimos miles de años, el progreso tecnológico y científico desarrollado por el ser humano ha sido vertiginoso pero, ¿y los cambios en su interior? ¿También han sido tan rápidos y vertiginosos a la hora de aplacar sus instintos, emociones, deseos, y sentimientos más salvajes y destructivos? Si el ser humano da rienda suelta a sus instintos y apetencias, y termina comportándose como Opale, ¿verdaderamente es el Bien la auténtica realidad latente en su interior? He aquí la esencia intelectual y reflexiva que transmite esta película al ser visualizada, y gracias al talento de este experto maestro del Séptimo Arte a la hora de definir los mensajes profundos que fundamentan sus obras. “El Testamento del Doctor Cordelier”, el inconfundible sello artístico europeo de Jean Renoir en este merecido homenaje a un director de culto dentro del cine más excelso. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

EL TESTAMENTO DEL DOCTOR CORDELIER 1959

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.