“ENEMIGOS PÚBLICOS (public enemies)”, 2009 (Reseña / Review #1747).

Reseña Cultural nº: 1747 // Reseña Media nº: 100
Reseña actualizada. Publicada el 15 de febrero del año 2013 en Lux Atenea.

Director: MICHAEL MANN
Guión: RONAN BENNETT, ANN BIDERMAN, MICHAEL MANN (basado en el libro de Bryan Burrough)
Actores principales: JOHNNY DEPP (John Dillinger), CHRISTIAN BALE (Melvin Purvis), MARION COTILLARD (Billie Frechette)
País: EE.UU Año: 2009 Productora: UNIVERSAL PICTURES
Duración aprox.: 134 minutos
Publicado en España por: UNIVERSAL PICTURES IBERIA, S.L.
Año: 2009 Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

EXTRAS: Comentario de fondo del director Michael Mann

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies

Basada en el libro homónimo escrito por Bryan Burrough, “Enemigos Públicos” se ha convertido en otra magna obra rodada con el sello inconfundible del director estadounidense Michael Mann. Un largometraje espectacular que garantizará a los cinéfilos lectores de Lux Atenea acción, asaltos, persecuciones, intriga, traiciones, y muertes. La mano magistral de Michael Mann en la dirección se aprecia nítidamente en estas espectaculares tomas, en sus giros de cámara, en su exquisita y cálida iluminación, en los espectaculares escenarios elegidos, en el impecable rodaje en exteriores y, sobre todo, en su impresionante e impactante apartado de fotografía que nos ofrece esta magia visual, esta creatividad artística cuya belleza solamente el cine es capaz de perfilar y definir. Además, su acertada ambientación, su selecto y adecuado atrezzo, y sus magníficos decorados facilitan la inmersión mental en esta historia y la credibilidad de esta irresistible trama basada en la vida de John Dillinger (1903-1934), delincuente muy popular y famoso en la época de la Gran Depresión. Como analista cultural, en “Enemigos Públicos” quisiera resaltar por encima de todo la maestría interpretativa con la cual el genial actor estadounidense Johnny Depp ha dado vida a John Dillinger. Puro talento en escena para ofrecernos esta imagen de hombre frío y violento pero caballeroso, que no pierde nunca las formas, y que confía en exceso en sus capacidades para controlar las situaciones por difíciles que éstas se presenten. Otro actor que destaca dentro de este reparto de auténtico lujo es el actor Christian Bale encarnando al agente del FBI Melvin Purvis, un profesional metódico y muy efectivo que tratará de dar caza a la banda de John Dillinger. En la extraordinaria película “Enemigos Públicos” también destaca su excelsa banda sonora en la cual ha sido incluidas delicatessen musicales de Billie Holiday y de Mort Dixon y Ray Henderson con su inolvidable canción “Bye Bye Blackbird”, interpretada de forma sublime por la legendaria cantante Diana Krall, y que podemos disfrutar en vivo en una de las escenas más seductoras de esta película. ¡¡¡Todo un lujo en su registro vocal, en su estilo interpretativo, y en su clase artística!!!

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies pic2

Estados Unidos de América. En el año 1933 en plena Gran Depresión, John Dillinger, Alvin Karois y “Baby Face” Nelson se encuentran en su momento de gloria con asaltos, robos, y atracos en auge y, en la cárcel del Estado de Indiana situada en la ciudad de Michigan, se produce un motín que cuenta con la ayuda exterior de estos tres delincuentes. A partir de ese momento, la banda de Dillinger comenzará a actuar en la ciudad de Chicago empezando con el asalto al banco American Trust. Una situación que provocará la alarma de las autoridades, y que llevará al director del FBI Edgar Hoover a considerar la búsqueda y captura de estos delincuentes como una guerra de los Estados Unidos de América contra los criminales, resaltando este mensaje en los medios de comunicación existentes en aquella época como propaganda esencial en esta lucha a la hora de ser difundida entre la población. Dentro de esta nueva dinámica, también selecciona a los mejores para dirigir los departamentos de la Agencia encargados de esta tarea y, por méritos propios, nombra al agente Melvin Purvis como jefe en Chicago. En su nuevo cargo, el objetivo principal será atrapar (vivo o muerto) a quien se ha convertido en el enemigo público número uno en la ciudad: John Dillinger. La llegada a Chicago de expertos del FBI desde otros puntos del país reforzará aún más a las fuerzas del orden destinadas a capturarlo, pero John Dillinger es muy escurridizo y se mueve ágilmente entre estados. Prueba de ello es que, a pesar de las medidas de seguridad tomadas en Indiana, John Dillinger vuelve a encontrar la forma de escaparse tras ser detenido, provocando que su caso llegue a tener un fuerte impacto nacional que llevará incluso al presidente de los Estados Unidos a tomarse muy en serio este asunto, en vista a la repercusión negativa que ello está teniendo en la opinión pública al estar dejando en ridículo a las fuerzas de seguridad del Estado. Pero las acciones y el excesivo protagonismo público que los actos de John Dillinger está trayendo consigo, están empezando a afectar negativamente incluso a las organizaciones mafiosas al ver sus lucrativos beneficios en peligro tras el espectacular despliegue de medios policiales que John Dillinger arrastra consigo allí donde se establece.

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies pic1

En el inteligente y muy bien vertebrado guión de esta película, además podrán conocer cómo el visionario director del FBI Edgar Hoover utilizó sus lazos directos con la prensa como medio de presión para obtener más fondos públicos para su organización, siendo Harry Suydam (actor Geoffrey Cantor) el encargado de esas relaciones como intermediario entre el FBI y la prensa. Edgar Hoover también hará usó de los medios de propaganda a su alcance para informar al público que John Dillinger estaba en búsqueda y captura, reflejándose fielmente ese acto en las imágenes de la escena del cine como una de las muestras visuales más claras de esa pérdida del anonimato en la cual se amparaban estos delincuentes. Sorprende comprobar el contraste existente entre la fama de estos atracadores a nivel popular, y sus ansias de anonimato con las cuales tratan de pasar desapercibidos para las autoridades. Todo ello unido a esa falsa visión popular de estos delincuentes como gente humana y caballerosa en su época, cuando no dudaban un segundo en matar y en usar a ciudadanos como escudos humanos para cubrirse de los disparos. Además, los cinéfilos lectores de Lux Atenea se sorprenderán con los innovadores métodos científicos utilizados por el FBI en aquellas investigaciones, un sistema muy efectivo para cercar a Dillinger y su banda. Un cerco que empezará a irse cerrando poco a poco hasta que sus vidas se convierten en una constante huida. En este nuevo sistema utilizarían los mejores medios de transporte y de comunicación disponibles en aquella época, y todos los medios técnicos existentes para la captura de estos delincuentes, a parte de otros contundentes métodos para sacar confesiones a los miembros de la banda capturados. Además, “Enemigos Públicos” presenta impactantes escenas como los espectaculares asaltos a los bancos, las contundentes imágenes de estos atracadores disparando sus ametralladoras Thompson en distintos escenarios, la fascinante visión de los coches de época, y, sobre todo, la magia de las imágenes que dan vida a la escena de John Dillinger mirando a la actriz Myrna Loy en la gran pantalla. En definitiva, cuando una película de más de dos horas de duración consigue que tengas la sensación de que se ha hecho corta, el éxito alcanzado por el director en su obra cinematográfica es absoluto. “Enemigos Públicos”, Johnny Depp es extraordinario, Christian Bale es magnífico, pero Michael Mann se presenta glorioso y magistral en su experimentada y virtuosa labor de dirección. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

ENEMIGOS PUBLICOS public enemies 2009

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“AMERICAN PSYCHO”, 2000 (Reseña / Review #1671).

Reseña Cultural nº: 1671 // Reseña Media nº: 35
Reseña actualizada. Publicada el 16 de enero del año 2008 en Lux Atenea.

Dirigida por: Mary Harron
Actores principales: Willem Dafoe (Inspector Donald), Christian Bale (Patrick Bateman)
Año: 2000 Duración aprox.: 98 minutos
Publicado por: COLUMBIA TRISTAR Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

AMERICAN PSYCHO DVD pic1

Basada en la novela homónima escrita por Bret Easton Ellis, todo un best seller, la directora de cine canadiense Mary Harron se atrevió a llevarla a la gran pantalla de forma bastante arriesgada dada la complejidad existente tanto en su trama como en su personaje principal, Patrick Bateman. En toda adaptación cinematográfica de un libro, siempre hay partes del mismo que no quedan reflejadas en imágenes pero, en este caso en particular, ese aspecto artístico no ensombrece para nada el magnífico trabajo realizado. El culto a las apariencias existente en ciertos círculos de alto poder adquisitivo queda muy bien reflejado en esta película, y dentro de ese juego hipócrita para aparentar ser lo que no se es, y en un mundo en el cual se adora el maquiavélico lema de “el fin justifica los medios”, qué pueden esperar encontrar en esos ambientes y en esos círculos económicos tan competitivos. Inmersos en una dinámica existencial tan extrema, la película “American Psycho” presenta otro estilo, un estilo acorde con la jungla de asfalto donde se desarrolla su siniestra trama porque Patrick Bateman personifica la cara obscura del ser humano. Estéril en su reino esterilizado, siempre impoluto, con compostura y con una pulcritud convertida en la imagen del éxito, detrás de su sonrisa y de su cuidado corporal, detrás de este yuppie con una fortuna en su cuenta bancaria se encuentra una demoníaca sombra: la sombra del éxito profesional a cualquier precio. Patrick Bateman es un esclavo del cuerpo, un yuppie materialista y envidioso, y un adicto al dinero que hará lo que sea para que sus deseos se hagan realidad. Con una inteligencia tan afilada como una cuchilla, calculador y ordenado hasta la obsesión, cree que el mundo es su territorio, su coto privado. Ese lugar donde puede hacer y deshacer lo qué desee, cuándo lo desee, y cómo lo desee. Y si algo o alguien entorpeciera sus designios o sus caprichos, su interior sufrirá una brusca transformación que le hará pasar de la serenidad más absoluta a la violencia más salvaje porque Bateman es un individuo que no sabe controlar sus impulsos. Y no solamente no los controla, sino que le dominan. Los cinéfilos lectores de Lux Ateena comprobarán cómo la agresividad sale por cada poro de su piel cuando algo no sale como el quiere, o como el desea, y todo ello le lleva a cometer los actos más atroces con aquellos que osan ponerse por delante de él, o que simplemente le molestan en ese momento.

AMERICAN PSYCHO DVD pic2

Pero no se confundan, en Patrick Bateman no existe el sentimiento de culpabilidad porque su conciencia está muerta y su ataúd está enterrado bajo su piel. La indiferencia ante sus crímenes es absoluta y, es más, sus asesinatos son casi rituales. Sádico, narcisista hasta el extremo de romper los espejos con solo mirarlos, Patrick Bateman es un ser que ofrece caricias muy peligrosas. Un ser egoísta al cual los sentimientos de los demás le traen sin cuidado, y si hablamos de su sadismo, sus dibujos hablan por si mismos: su dietario se ha terminado convirtiendo en un siniestro manual de anatomía. Poco más se puede decir. Tras esta descripción de Patrick Bateman, el cinéfilo lector de Lux Atenea intuirá que el extraordinario actor Christian Bale se ha vaciado artísticamente interpretando a este difícil personaje, bordándolo en todos sus aspectos. Otro genial artista dentro de este reparto es el mítico actor Willem Dafoe en su papel como inspector, pero no tiene muchas oportunidades para explotar su personaje, quedando entre dos aguas a lo largo de toda la película. De su interpretación me quedo con esas sonrisas que no sabemos muy bien si están escondiendo un as en la manga, o son pura cortesía. Como en todo buen thriller que se precie, las escenas que verán les dejarán impresionados tanto por su intensidad como por su impacto visual, destacando escenas como la persecución por los pasillos de la planta del edificio que dejarán un poco alterado al espectador. En “American Psycho”, otras escenas que les atraerán son Patrick Bateman y su novia en el taxi con él escuchando lo último de Robert Palmer y ella organizando asuntos, cuando Patrick Bateman llama al restaurante y recibe una respuesta muy peculiar por parte de quien le atiende, la mítica escena de las tarjetas de presentación con una atmósfera de envidia y vanidad que casi asfixia, o escenas con cierto toque de humor como cuando Patrick Bateman va al cuarto de baño a saludar a uno de sus compañeros y… Por lo tanto, el espectador se preguntará si Patrick Bateman mata para ver muerto aquello que tiene en su interior y no quiere ver, mata para no ver a aquellos que piensa que están por encima de él, o mata porque se siente más allá del Bien y el Mal. Con frases como “Quiero que los demás sientan mi dolor” saliendo de su boca, habrá quien piense que Patrick Bateman es una víctima según la doctrina actual ‘políticamente correcta’, y le comprenderán y le verán más como una víctima de la sociedad en vez de como un brutal psicópata y un verdugo. “American Psycho”, ¿será todo fruto de su imaginación? ¡¡¡Disfrútenlo!!!

AMERICAN PSYCHO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.