“ENEMIGOS PÚBLICOS (public enemies)”, 2009 (Reseña / Review #1747).

Reseña Cultural nº: 1747 // Reseña Media nº: 100
Reseña actualizada. Publicada el 15 de febrero del año 2013 en Lux Atenea.

Director: MICHAEL MANN
Guión: RONAN BENNETT, ANN BIDERMAN, MICHAEL MANN (basado en el libro de Bryan Burrough)
Actores principales: JOHNNY DEPP (John Dillinger), CHRISTIAN BALE (Melvin Purvis), MARION COTILLARD (Billie Frechette)
País: EE.UU Año: 2009 Productora: UNIVERSAL PICTURES
Duración aprox.: 134 minutos
Publicado en España por: UNIVERSAL PICTURES IBERIA, S.L.
Año: 2009 Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

EXTRAS: Comentario de fondo del director Michael Mann

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies

Basada en el libro homónimo escrito por Bryan Burrough, “Enemigos Públicos” se ha convertido en otra magna obra rodada con el sello inconfundible del director estadounidense Michael Mann. Un largometraje espectacular que garantizará a los cinéfilos lectores de Lux Atenea acción, asaltos, persecuciones, intriga, traiciones, y muertes. La mano magistral de Michael Mann en la dirección se aprecia nítidamente en estas espectaculares tomas, en sus giros de cámara, en su exquisita y cálida iluminación, en los espectaculares escenarios elegidos, en el impecable rodaje en exteriores y, sobre todo, en su impresionante e impactante apartado de fotografía que nos ofrece esta magia visual, esta creatividad artística cuya belleza solamente el cine es capaz de perfilar y definir. Además, su acertada ambientación, su selecto y adecuado atrezzo, y sus magníficos decorados facilitan la inmersión mental en esta historia y la credibilidad de esta irresistible trama basada en la vida de John Dillinger (1903-1934), delincuente muy popular y famoso en la época de la Gran Depresión. Como analista cultural, en “Enemigos Públicos” quisiera resaltar por encima de todo la maestría interpretativa con la cual el genial actor estadounidense Johnny Depp ha dado vida a John Dillinger. Puro talento en escena para ofrecernos esta imagen de hombre frío y violento pero caballeroso, que no pierde nunca las formas, y que confía en exceso en sus capacidades para controlar las situaciones por difíciles que éstas se presenten. Otro actor que destaca dentro de este reparto de auténtico lujo es el actor Christian Bale encarnando al agente del FBI Melvin Purvis, un profesional metódico y muy efectivo que tratará de dar caza a la banda de John Dillinger. En la extraordinaria película “Enemigos Públicos” también destaca su excelsa banda sonora en la cual ha sido incluidas delicatessen musicales de Billie Holiday y de Mort Dixon y Ray Henderson con su inolvidable canción “Bye Bye Blackbird”, interpretada de forma sublime por la legendaria cantante Diana Krall, y que podemos disfrutar en vivo en una de las escenas más seductoras de esta película. ¡¡¡Todo un lujo en su registro vocal, en su estilo interpretativo, y en su clase artística!!!

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies pic2

Estados Unidos de América. En el año 1933 en plena Gran Depresión, John Dillinger, Alvin Karois y “Baby Face” Nelson se encuentran en su momento de gloria con asaltos, robos, y atracos en auge y, en la cárcel del Estado de Indiana situada en la ciudad de Michigan, se produce un motín que cuenta con la ayuda exterior de estos tres delincuentes. A partir de ese momento, la banda de Dillinger comenzará a actuar en la ciudad de Chicago empezando con el asalto al banco American Trust. Una situación que provocará la alarma de las autoridades, y que llevará al director del FBI Edgar Hoover a considerar la búsqueda y captura de estos delincuentes como una guerra de los Estados Unidos de América contra los criminales, resaltando este mensaje en los medios de comunicación existentes en aquella época como propaganda esencial en esta lucha a la hora de ser difundida entre la población. Dentro de esta nueva dinámica, también selecciona a los mejores para dirigir los departamentos de la Agencia encargados de esta tarea y, por méritos propios, nombra al agente Melvin Purvis como jefe en Chicago. En su nuevo cargo, el objetivo principal será atrapar (vivo o muerto) a quien se ha convertido en el enemigo público número uno en la ciudad: John Dillinger. La llegada a Chicago de expertos del FBI desde otros puntos del país reforzará aún más a las fuerzas del orden destinadas a capturarlo, pero John Dillinger es muy escurridizo y se mueve ágilmente entre estados. Prueba de ello es que, a pesar de las medidas de seguridad tomadas en Indiana, John Dillinger vuelve a encontrar la forma de escaparse tras ser detenido, provocando que su caso llegue a tener un fuerte impacto nacional que llevará incluso al presidente de los Estados Unidos a tomarse muy en serio este asunto, en vista a la repercusión negativa que ello está teniendo en la opinión pública al estar dejando en ridículo a las fuerzas de seguridad del Estado. Pero las acciones y el excesivo protagonismo público que los actos de John Dillinger está trayendo consigo, están empezando a afectar negativamente incluso a las organizaciones mafiosas al ver sus lucrativos beneficios en peligro tras el espectacular despliegue de medios policiales que John Dillinger arrastra consigo allí donde se establece.

DVD ENEMIGOS PUBLICOS public enemies pic1

En el inteligente y muy bien vertebrado guión de esta película, además podrán conocer cómo el visionario director del FBI Edgar Hoover utilizó sus lazos directos con la prensa como medio de presión para obtener más fondos públicos para su organización, siendo Harry Suydam (actor Geoffrey Cantor) el encargado de esas relaciones como intermediario entre el FBI y la prensa. Edgar Hoover también hará usó de los medios de propaganda a su alcance para informar al público que John Dillinger estaba en búsqueda y captura, reflejándose fielmente ese acto en las imágenes de la escena del cine como una de las muestras visuales más claras de esa pérdida del anonimato en la cual se amparaban estos delincuentes. Sorprende comprobar el contraste existente entre la fama de estos atracadores a nivel popular, y sus ansias de anonimato con las cuales tratan de pasar desapercibidos para las autoridades. Todo ello unido a esa falsa visión popular de estos delincuentes como gente humana y caballerosa en su época, cuando no dudaban un segundo en matar y en usar a ciudadanos como escudos humanos para cubrirse de los disparos. Además, los cinéfilos lectores de Lux Atenea se sorprenderán con los innovadores métodos científicos utilizados por el FBI en aquellas investigaciones, un sistema muy efectivo para cercar a Dillinger y su banda. Un cerco que empezará a irse cerrando poco a poco hasta que sus vidas se convierten en una constante huida. En este nuevo sistema utilizarían los mejores medios de transporte y de comunicación disponibles en aquella época, y todos los medios técnicos existentes para la captura de estos delincuentes, a parte de otros contundentes métodos para sacar confesiones a los miembros de la banda capturados. Además, “Enemigos Públicos” presenta impactantes escenas como los espectaculares asaltos a los bancos, las contundentes imágenes de estos atracadores disparando sus ametralladoras Thompson en distintos escenarios, la fascinante visión de los coches de época, y, sobre todo, la magia de las imágenes que dan vida a la escena de John Dillinger mirando a la actriz Myrna Loy en la gran pantalla. En definitiva, cuando una película de más de dos horas de duración consigue que tengas la sensación de que se ha hecho corta, el éxito alcanzado por el director en su obra cinematográfica es absoluto. “Enemigos Públicos”, Johnny Depp es extraordinario, Christian Bale es magnífico, pero Michael Mann se presenta glorioso y magistral en su experimentada y virtuosa labor de dirección. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

ENEMIGOS PUBLICOS public enemies 2009

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“DONNIE BRASCO”, 1997 (Reseña / Review #1692).

Reseña Cultural nº: 1692 // Reseña Media nº: 45
Reseña actualizada. Publicada el 10 de enero del año 2008 en Lux Atenea.

Dirigida por: Mike Newell
Actores principales: Al Pacino (Lefty Ruggiero), Johnny Depp (Agente Pistone / Donnie Brasco), Michael Madsen (Sonny Black)
Año: 1997 Duración aprox.: 128 minutos
Publicado por: TRIPICTURES, S.A. Formato: DVD (EDICIÓN COMPRADA)

DONNIE BRASCO 1997 pic2

Lo primero que impresionará a los cinéfilos lectores de Lux Atenea es saber que “Donnie Brasco” es una película basada en hechos reales sucedidos en la década de los setenta. Durante aquellos años tan conflictivos, el gobierno de los Estados Unidos de América finalmente se propuso desarticular la organización mafiosa conocida con el nombre de Cosa Nostra, encargando esta difícil tarea al F.B.I. (Federal Bureau of Investigation) para poder cumplir con ese objetivo. Para poder alcanzarlo con éxito, la idea fue infiltrar a un agente especial dentro de la estructura de aquella organización mafiosa, y tratar de llegar hasta la cúspide donde se tomaban las decisiones para posteriormente desmantelarla. Esta misión tan peligrosa y arriesgada fue asignada al agente especial Joseph D. Pistone. Tras un complicado y meticuloso trabajo, el resultado final de su infiltración en aquella poderosa red mafiosa fue la detención y desmantelamiento de varios clanes pertenecientes a Cosa Nostra. Además, la novela que posteriormente escribió el agente Pistone junto a Richard Woodley, también sirvió como base para definir y estructurar la trama de este grandioso largometraje, convertido ya con el paso de los años en película de culto dentro de esta apasionante temática cinematográfica siempre tan exitosa de cara al público.

DONNIE BRASCO 1997 pic4

Como analista cultural, una de las cualidades artísticas que más me gusta de la película es esta ambientación de los años setenta tan bien lograda. ¡¡¡Impresionante!!! Da la sensación de estar viendo un reportaje grabado en aquella epoca que una película producida a finales de la década de los noventa. Si hablamos del entorno mafioso en el cual se mueve el agente Joe Pistone, alias el joyero Donnie Brasco para los mafiosos, podemos respirar esta densa adrenalina que todo lo impregna, esa desconfianza oculta, esa tensión constante, y ese miedo latente donde nadie puede escapar a la temida llamada para ‘comparecer’ ante los jefes. Todo ello junto al fiel reflejo del sistema de cuotas que se establece en estas estructuras piramidales del crimen organizado, queda muy bien descrito en “Donnie Brasco”. Un disparo en el centro de la diana para poder comprender cómo funcionan estas organizaciones a nivel económico porque no sólo se encargan de realizar robos, tráfico de sustancias ilegales, chantajes… sino que, por encima de todo ello se sitúa el pago de ciertas cantidades de dinero por parte de las diferentes bandas con los líderes de clan, y estos a su vez con la jefatura, la cúpula directiva que todo lo controla. Si por cualquier motivo esos ingresos monetarios no son realizados, se pueden imaginar las consecuencias, y este riesgo es completamente asumido por los clanes y por sus subordinados. Por encima de todo, la Mafia es un negocio y hablar de la Mafia es hablar de dinero, de ingentes cantidades de dinero. Su seguro para que el negocio continúe y que el dinero no deje de fluir es el silencio, el poder del silencio cuya ley inquebrantable es su sancta sanctorum: la omertá.

DONNIE BRASCO 1997 pic1

En la excelsa película “Donnie Brasco”, las interpretaciones de Al Pacino y Johnny Depp son sublimes. Johnny Depp hace el papel del agente Joe Pistone, el joyero Donnie Brasco, destacando especialmente en la interpretación su difícil rol familiar mientras realiza esta exigente y meticulosa labor como agente encubierto. Inexorablemente, la familia de Joe Pistone está marcada por las duras exigencias que su trabajo conlleva y muy especialmente con su mujer. La dura vida que la mujer de un agente especial ha de soportar suele llevar consigo un enfriamiento progresivo en sus relaciones afectivas, y estas circunstancias tan difíciles quedan muy bien descritas en la frase “finjo que soy una viuda”. Otra magistral interpretación la protagoniza Al Pacino en su papel del mafioso Lefty Ruggiero perteneciente al clan Bonnano, puliéndolo con esos detalles esenciales para dar verosimilitud a su difícil personaje en la gran pantalla. Lefty Ruggiero es un mafioso en declive, y esos ojos reflejando el fracaso, ese rostro inconfundible de aquel que ha perdido ya el control sobre su vida y va arrastrándose por ella, esa mirada permanentemente perdida, esos hombros caídos que lo dicen todo, ese pelo alborotado no por rebeldía sino por falta de autoestima, y ese aspecto desaliñado portando ropa que no luce, que no brilla, y que no tiene esa elegancia que da un status por encima de las circunstancias, impactará al cinéfilo lector de Lux Atenea cuando visualice este largometraje.

DONNIE BRASCO 1997 pic3

Dando continuidad al estilo de mis reseñas cinematográficas donde selecciono las escenas de la película que más me han deslumbrado, destacaría la escena donde Lefty Ruggiero y Donnie Brasco han de alimentar con hamburguesas a un gatito que llevan en el asiento trasero del coche, la impactante escena del restaurante japonés (¿crees que es imprescindible quitarse los zapatos para poder comer en uno de estos restaurantes?), cuando Donnie Brasco ha de cortar filetitos en un sótano, o la maravillosa escena donde Lefty Ruggiero entrega un recorte de revista a Donnie Brasco. Como podrán observar, en esta película los símbolos son cruciales y destacan algunos detalles que son clave como la entrega de las cerillas del club “Kings Court”. El talentoso director de cine inglés Mike Newell perfiló muy bien esos mensajes, apoyando muchas veces el trasfondo de los diálogos con el significado de los objetos que aparecen en escena. Una inteligente y sutil vía de comunicación con la mente del espectador al cual muy pocos directores de cine parecen dar valor en sus obras. Como clausura de esta reseña, quisiera finalizarla con una frase de Joe Pistone por su trasfondo psicológico tan profundo, “no me comporto como ellos, soy como ellos”, y la sagrada norma cuya vulneración es mortal: “no menciones su nombre, son las reglas”. “Donnie Brasco”, cuando el cine de culto se vuelve intemporal, grandioso, y muy siniestro por su perenne esencia artística. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

DONNIE BRASCO 1997

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.