THE HOUSE OF USHER “STARS FALL DOWN” (CELTIC CIRCLE PRODUCTIONS) (Reseña / Review #978).

Reseña Cultural nº: 978 // Reseña Musical nº: 830

Reseña actualizada. Publicada el 5 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea

Publicado por : Celtic Circle Productions, (C.C.P 016), 1994
Edición comentada : CD con libreto de 16 páginas (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: The ravages of time / The last crypt / Nightlife / Fading when the heart breaks / Wrecked in faith / Facades / Don´t forget / Vendetta / Amber skies / Witchcult / Stars fall down (reprise)

Lux Atenea 4 - 4

En la década de los noventa, The House of Usher fue una de las bandas góticas alemanas que se encargaron de renovar la visión conceptual del rock gótico existente hasta entonces. Bandas míticas de los ochenta dentro de la escena dark habían mostrado su innovación artística pero, en los primeros años noventa, nuevas ideas musicales entrarían en la escena gótica para dejar su huella sonora y lírica. Una de las bandas musicales más relevantes de esa época que vivimos fue The House of Usher, y “Stars fall down” es uno de los álbumes de rock gótico de imprescindible escucha. Sus pasajes instrumentales, sus melodías, sus estructuras musicales, su estilo lírico, supusieron aire fresco y de vanguardia en una década donde el rock gótico estaba perdiendo su hegemonía dentro de la escena dark debido a la pujanza conceptual de la música electrónica sus diversos estilos. Aun así, en esos años, pude disfrutar de excelentes trabajos musicales como “Stars fall down” donde músicos con talento como Robert Nessler al bajo, Markus Pick a la guitarra, Rene Löffler a la guitarra y teclados, y Jörg Kleudgen como vocalista, convirtieron el nombre de The House of Usher en garantía de calidad musical gótica. Podrán comprobarlo fielmente los melómanos lectores de Lux Atenea que adquieran este excelso álbum, y se sumerjan en este apasionante y siniestro universo musical del rock gótico. Aún hoy, sigo disfrutando este CD como si fuera el primer día que llegó a mis manos, y lo puse en mi discman de Sony.

Lux Atenea 4 - 5

Impresiones post-audición:
El tema “The ravages of time” comienza a sonar, y el peligro se va acercando lentamente, muy lentamente, hasta su próxima víctima. Tras su paso, tan solo quedará un rastro de sangre que conduce a un lugar tenebroso llamado “The last crypt”, construido en piedra pero parece tener vida propia. Quisiera destacar especialmente los pasajes para teclado de esta canción, porque son obscuramente maravillosos. La noche expande sus dominios, “Nightlife” es su heraldo, y sus dictados se llaman “Fading when the heart breaks” mientras este piano queda como único testigo del acto. A continuación, el tema “Fading when the heart breaks” se presentará como una preciosa canción para ser disfrutada con tranquilidad, para ser apreciada en todos sus detalles musicales. Luego, la guitarra eléctrica volverá a recuperar su protagonismo instrumental en el tema “Wrecked in faith”, ofreciendo sus reverencias al terrible cataclismo que se avecina. En ese ambiente religioso aparecerá el tema “Facades” con el desaliento por mensaje y, de nuevo, vuelven a destacar los pasajes para teclado al final de la canción. ¡¡¡Impresionantes, de ultratumba!!! Cuando todo parece que va a venirse abajo, el tema “Don´t forget” trata de transformarse en armonía músical mientras el color negro empieza a rodearlo todo, dejándonos perdidos y desorientados, hasta que descubrimos que en realidad todo fue un engaño, y “Vendetta” será nuestro grito. Los tambores de guerra despiertan quitándose el polvo que trató de ocultarlos, el cielo cambia su dramático rostro y, en el tema “Amber skies” (considera a este tema como una de las mejores canciones de The House of Usher), la tragedia sonreirá hasta que los poderes ocultos de “Witchcult” cubran de niebla estas tierras mancilladas por la mentira. Cuando finalmente el tema “Stars fall down (reprise)” empiece a sonar, este lúgubre testamento habrá sido cumplido. “Stars fall down”, extraordinario álbum musical donde el rock gótico se convierte en pasional culto artístico. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

THE DEAD BOYS “TWISTIN ON THE DEVIL’s FORK – live at CBGB’s 1977 & 1978” (HELL YEAH / BACCHUS ARCHIVES RECORDS) (Reseña / Review #977).

Reseña Cultural nº: 977 // Reseña Musical nº: 829

Reseña actualizada. Publicada el 2 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea

THE DEAD BOYS - TWISTIN ON THE DEVIL's FORK – live at CBGB’s 1977 1978

Publicado por : Hell Yeah / Bacchus Archives Records, (BA1121), 1997
Edición comentada : Vinilo LP 12” (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: Cara A: Sonic reducer / All this and more / High tension wire / Son of Sam / (I don´t wanna be no) Catholic boy / Hey little girl
Cara B: I won´t look back / Flame thrower love / 3rd generation nation / Ain´t nothing to do / Down in flames / What love is
Valoración de la calidad del vinilo : 7 (magníficos vinilos, destacando tanto el material utilizado como su impresión, pero la calidad de la grabación es aceptable; álbum imprescindible para los seguidores de Stiv Bators y su obra musical)

Lux Atenea 4 - 4

¿La reseña del extraordinario álbum “Liver than you´ll ever be” de The Dead Boys te ha dejado con buen cuerpo? Pues entonces retrocedamos una década más hasta los años 1977 y 1978. En ese momento, el grupo musical The Dead Boys lo formaban Jeff Magnun al bajo, Cheetah Chrome a la guitarra, Jimmy Zero también a la guitarra, Johnny Blitz a la batería, y Stiv Bators como vocalista y líder del grupo. Gracias a la publicación de este álbum, los melómanos lectores de Lux Atenea que adquieran esta joya discográfica tendrán oportunidad de escuchar a The Dead Boys en grabaciones de lo más sorprendentes. Y es que el magnífico álbum “Twistin on the devil´s fork” es un documento sonoro de indudable valor artístico, quedando la baja calidad de las grabaciones en un segundo plano ante estas muestras de improvisación y de genialidad musical. Publicado en el año 1997 a través de los subsellos Hell Yeah y Bacchus Archives Records del sello discográfico estadounidense Dionysus Records, originalmente los temas que vertebran el álbum “Twistin on the devil´s fork” fueron grabaciones en cassette de estos directos, siendo editadas posteriormente a este formato. Años 1977 y 1978, la mítica sala neoyorkina CBGB, música punk en su más pura esencia conceptual… todo en “Twistin on the devil´s fork” se presentará como legado cultural y artístico del mítico grupo musical estadounidense The Dead Boys en sus primeros años.

Lux Atenea 4 - 5

Impresiones post-audición:
En los subterráneos, en este obscuro local empieza a sonar el mítico tema “Sonic reducer” y la atmósfera se vuelve más densa por el humo del tabaco, ríos de cerveza vierten constantemente su esencia etílica en el interior de los cuerpos de los que allí asisten, y rock, mucho punk-rock de calidad comienza a extender su aullido de rebeldía ante el lado más siniestro de la sociedad moderna. Un pequeño descanso, y el tema “All this and more” comienza a poblarse de chicas gritando, silbidos, tensión, y con The Dead Boys calentando motores, finalmente arrancarán con el tema “High tension wire” para embrujar a los espíritus allí presentes… ¡y electrocutarlos! Y es que escuchando solos de guitarra de esta calidad, ¡a qué melómano le puede importar la calidad de esta grabación! Posteriormente, el tema “Son of Sam” abrirá sus fauces para vomitar la esencia rockera más underground para dejar su sello artístico más ácido en este ambiente. Tras un pequeño parón para coger impulso, el tema “(I don´t wanna be no) Catholic boy” reclamará su territorio como espacio rebelde y lugar sin fronteras ni leyes. A continuación, en esta versión de la famosa canción “Hey little girl”, Stiv Bators dará este toque lírico y musical tan desenfadado a la entonación de esta letra, auténtica marca del artista. Esta primera cara se termina, giramos el disco de vinilo, y seguimos adelante hasta que se despliegue el tema “I won´t look back” para preparar el entorno musical de la siguiente canción, “Flame thrower love”, un potente torbellino guitarrero sobre el escenario. Con el tema “3rd generation nation”, la rabia se desatará y el tiempo se esconderá en un rincón en cuanto el tema “Ain´t nothing to do” mueva la lápida de su tumba para poder escapar. Pero no te asustes, porque será el tema “Down in flames” lo que te desgarre por dentro, lo que te sacudirá y te alterará por una interpretación musical tan extrema y rompedora. Cuando la legendaria canción “What love is” aparezca, la cara B de este grandioso álbum llegará a su parte final porque todo lo bueno siempre se acaba, al igual que estas reseñas musicales tan especiales para mí y que he dedicado a la extraordinaria e innovadora obra artística del músico y cantante estadounidense Stiv Bators. “Twistin on the devil´s fork”, esta magnífica edición discográfica en vinilo es perfecta para inmortalizar este legado musical de The Dead Boys. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional

THE DEAD BOYS “LIVER THAN YOU’LL EVER BE” (GET BACK RECORDS) (Reseña / Review #976).

Reseña Cultural nº: 976 // Reseña Musical nº: 828

Reseña actualizada. Publicada el 1 de diciembre del año 2006 en Lux Atenea

Publicado por : Get Back Records, (GET96 / PILOT 112), 2002
Edición comentada : 2LP vinilo 12” (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: Cara A: Sonic reducer / I wanna be a dead boy (all this and more) / Caught with the meat in your mouth / I´m calling to you / I won´t look back
Cara B: What love is / I need lunch / Ain´t nothing to do / Down in flames
Cara C: Son of Sam / Search & destroy / Ain´t it fun
Cara D: Tell me / 3rd generation / Catholic boy
Valoración de la calidad del vinilo : 7 (magníficos vinilos, destacando tanto el material utilizado como su impresión, pero la calidad de la grabación es aceptable; álbum imprescindible para los seguidores de Stiv Bators y su obra musical)

Lux Atenea 4 - 3

Si la reseña del álbum “Farewell Tour 1988” del mítico grupo musical The Lords of the New Church ha despertado tus apetitos melómanos, en este álbum de The Dead Boys titulado “Liver than you´ll ever be” iremos hacia atrás en el tiempo partiendo de esa gira del 88 hasta el 26 de diciembre del año 1987, fecha en la que se celebró y grabó este concierto. En este día tan señalado, The Dead Boys resurgieron de sus tumbas para ofrecer en el Ritz de la ciudad de Nueva York, lo que sería su última actuación en directo. Inmortalizado este evento sonoro en estos dos vinilos, los melómanos lectores de Lux Atenea que adquieran esta preciosa re-edición discográfica tendrán oportunidad de disfrutar el arte musical en vivo de The Dead Boys absolutamente entregados, sobrados, y que disfrutaron dando forma sonora y lírica a este espectáculo organizado. Con Cheetah Chrome, Jimmy Zero, Johnny Blitz, y Stiv Bators sobre el escenario, el show más impactante y excelso estaba garantizado, convirtiendo este concierto en un evento inolvidable para los fieles seguidores de este mítico grupo musical que tuvieron el privilegio de poder asistir al mismo. Se agradece que esta magnífica re-edición del álbum “Liver than you´ll ever be”, publicada por el sello discográfico italiano Get Back Records en el año 2002, presente este vinilo 2LP en formato álbum incluyendo en su interior algunas fotografías que han quedado como impactante prueba visual de ese acontecimiento musical único. Estos detalles son los que sabemos apreciar los fieles admiradores de este grupo musical en las ediciones discográficas publicadas. Giradiscos, dos vinilos, The Dead Boys en su último concierto… vamos a disfrutarlo.

Lux Atenea 4 - 4

Impresiones post-audición:
El disco de vinilo empieza a girar, y el mítico tema “Sonic reducer” abrirá esta cara A del álbum convertida en un túnel del tiempo musical que nos atrapa como a un ratón absorto mientras come el queso de su satisfacción. Así comenzaba este particular concierto de Navidad y previo de Fin de Año. ¡¡¡Un auténtico lujo navideño!!! Con el tema “I wanna be a dead boy (all this and more)”, esta impresionante fiesta sonora continuará entre coros y desgarros guitarreros hasta que te cacen con la canción “Caught with the meat in your mouth”, ya que The Dead Boys dicen las cosas por su nombre y si no te lo crees, escucha el tema “I´m calling to you” con esta ruidosa guitarra rota, tan rota como la voz de Stiv Bators, quedando cerrada esta primera cara del álbum con el tema “I won´t look back” y su obscuridad urbana tan característica. Dando la vuelta al disco de vinilo, la cara B empieza a sonar con el tema “What love is”, y el desfase absoluto empieza a imperar. Después de “What love is”, el descaro será protagonista y eje del tema “I need lunch” y, tras esta canción, en “Ain´t nothing to do” quedarán los melómanos lectores de Lux Atenea totalmente impresionados con la entrega artística de Stiv Bator al público asistente, y acompañado por estas guitarras magistrales. Como colofón musical de esta segunda cara del álbum, será el tema “Down in flames” el que ruja con este grito sonoro de rabia y rebeldía.

Lux Atenea 4 - 5

En el segundo disco de vinilo será “Son of Sam” el tema que abrirá la cara C con esta energía contenida que terminará explotando al final de esta canción, y antes de que The Dead Boys nos ofrezcan su particular e impactante versión del mítico tema “Search & destroy” de los míticos Iggy Pop and The Stooges, sobradamente conocidos por los melómanos lectores de Lux Atenea. Al grito de ¡Fuckers, come on!, “Search & destroy” cobrará vida en el escenario y quien mejor que The Dead Boys para poder invocar el espíritu sonoro de esta composición musical, y hacerlo presente en esta ceremonia musical. Como analista musical non-mainstream puedo asegurar que esta versión en directo del tema “Search & destroy” impresiona, y la grandiosa aclamación que The Dead Boys tienen por parte del público al final de la canción es más que merecida. ¡¡¡Chapeau!!! Pero con la excelsa interpretación del tema “Ain´t it fun”, The Dead Boys parecen romper todas las barreras y todos los límites en cuanto a pasión e intensidad artística. Parecen inagotables. Y saben muy bien como dirigir a su público hacia terrenos musicales donde las almas irradian intensidad. ¡¡¡“Ain´t it fun”, excelso tema en directo!!! Y es que “Ain´t it fun” no se puede comentar porque esta canción hay que escucharla, disfrutarla, adorarla. Con el tema “Tell me”, en la cara D del álbum se pondrá toda la leña sonora en el fuego hasta convertirse en una auténtica orgía musical. Aquí, Stiv Bators ya se encuentra fuera de sí, en una catarsis, en una entrega absoluta convertida en ritual artístico para su público. Posteriormente, el tema “3rd generation” se hará presente como regalo musical a cada uno de los asistentes a este concierto, hasta que la magia desplegada en el tema “Catholic boy” convierta este concierto en un evento inolvidable. “Liver than you´ll ever be”, The Dead Boys y Stiv Bators siguen estando vivos… ¡no lo olviden! ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.