ETTA JAMES & THE ROOTS BAND “BURNIN’ DOWN THE HOUSE” (BMG MUSIC, 2002) (Reseña / Review #1342).

Reseña Cultural nº: 1342 // Reseña Musical nº: 1127

Reseña actualizada. Publicada el 27 de octubre del año 2009 en Lux Atenea.

ETTA JAMES & THE ROOTS BAND - BURNIN’ DOWN THE HOUSE

Publicado por: BMG MUSIC, (01934 11633 2), 2002
Edición comentada: CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Introduction // 2- Come to mama // 3- I just want to make love to you – Born to be wild // 4- I´d rather go blind // 5- All the way down // 6- At last // 7- You can leave your hat on // 8- Something´s got a hold on me // 9- Your good thing is about to end // 10- Rock me baby // 11- Love & happiness – Take me to the river – My funny Valentine // 12- Sugar on the floor

Lux Atenea 4 - 5

En Lux Atenea, la noche me hechiza, me envuelve, me da vida, y si además unimos el influjo de la Luna con la mejor música, como analista cultural, estos momentos se convierten en una experiencia imborrable. Metidos en este placentero camino artístico, vuelvo a hacer hincapié en otra legendaria voz femenina que resulta clave para poder entender la mejor música negra de las últimas décadas. Su nombre es Etta James, y estas palabras deberían ser siempre escritas en letras de oro en vista a la inagotable energía que sigue mostrando en cada uno de sus conciertos. Nacida en el año 1938 en la ciudad estadounidense de Los Angeles, Etta James empezaría su carrera musical en 1954 y, desde entonces hasta nuestros días, no ha dejado un instante de estar bajo el influjo de la musa Euterpe para ofrecernos una de las interpretaciones vocales más deslumbrantes dentro del apasionante mundo del rhythm&blues y del soul. Es más, incluso en este álbum encontrarán a esta Gran Dama de la Música entregándose en cuerpo y alma al espíritu que inspiró a algunas canciones clásicas del rock resucitadas gracias a su excepcional maestría interpretativa. Este álbum titulado “Burnin’ down the House” es la edición discográfica en formato CD de uno de sus conciertos, atesorando esta extraordinaria selección musical magistralmente reinterpretada por esta voz siempre tan brillante como cautivadora. Con The Roots Band formado por Josh Sklair y Bobby Murray a la guitarra, David K. Mathews (piano y teclados), Mike Finnigan (organo Hammond B-3), Sametto James (bajo), Donto James (batería), Luis Conte (percusión), Tom Poole (trompeta), Ronnie Buttacavoli (trompeta y fliscorno), Lee R. Thornburg (trompeta, trombón y fliscorno), Jimmy “Z” Zabala (saxo tenor y armónica) y David L. Woodford (saxo barítono), presenta una riqueza instrumental de auténtico lujo y profesionalidad que impresionará al melómano lector de Lux Atenea durante su audición. The Roots Band se transforma en el mejor acompañamiento musical para esta legendaria Dama del Blues, en una muestra clara sobre cómo la edad no es obstáculo alguno para ofrecer al público este rock, este blues, y este soul tan incendiario como emotivo y sentimental. Sin más demora, iniciamos la audición de este esplendoroso directo con una intro con sabor a otra época mucho más glamourosa, siendo esta vibrante guitarra eléctrica lo que dé paso al tema “Come to mama” con el registro de voz grave de Etta James expandiéndose en el entorno. Una sola canción y ya empezamos a sentir esta esencia vital por todo el cuerpo, mientras estos solos de guitarra, van elevando más y más su iridiscencia sonora. Posteriormente, en el tema “I just want to make love to you” aumentará aún más la temperatura emocional y sensual, entremezclándose con esta atrayente perspectiva musical de la mítica canción “Born to be wild” a través de un tempo más lento, más intenso, y mucho más transgresor. Dos canciones sublimemente interpretadas, y el espíritu más rebelde se ha apoderado de nosotros de la mano de esta experimentada cantante de sesenta y tres años en concierto. ¡¡¡Increíble don artístico!!!

Lux Atenea 4 - 2

Sin dejar a un lado la cálida atmósfera en la que estábamos inmersos, en el tema “I´d rather go blind”, Etta James continuará echando más alma artística a esta línea musical tan emotiva mientras su potente registro de voz empieza a fluir libremente desde su interior. Tras este solo de guitarra al final del tema, la magia sinfónica de “All the way down” llenará de cromatismos sonoros todo a nuestro alrededor y con lo psicodélico abriendo los ojos para poder mirar nuestro interior. Esencia de la década de los setenta donde la serena lentitud del tempo viene cargada de emociones, y con la estatua de la diversión siendo reverenciada con absoluta devoción hasta que el tema “At last” nos devuelva a ese ambiente musical que solamente nos puede ofrecer la noche urbana. Jazz, blues, soul… y Etta James cantando con un dominio del registro vocal incomparable. ¡¡¡Grandiosa Etta James!!! A continuación, la pimienta del tema “You can leave your hat on” verá potenciado su sabor picante con esta particular versión ofrecida por Etta James, y donde el tempo lento es armonizado con una interpretación más redonda y mucho más directa en el contenido de su mensaje. Luego, en “Something´s got a hold on me” nos embarcaremos en el espíritu de la música negra en estado puro. Luz, vitalidad, y una sonrisa en los labios es imposible que no aparezcan escuchando esta canción que, siguiendo bajo el influjo conceptual de la música estadounidense, en el tema “Your good thing is about to end” será una muestra clara de ese trasfondo existencial que configura este estilo cargado de experiencia en la vida. Aquí, las voces negras se mueven con total soltura y entrega dentro de este territorio artístico. Con el tema “Rock me baby” presentándose mucho más furioso, mucho más descarado, mucho más atrevido, y con esta potente banda musical de fondo como inigualable decorado instrumental, de nuevo, la exquisita mezcla de excelsos temas como “Love & happiness”, “Take me to the river”, y “My funny Valentine” en un brillante núcleo musical, solamente podrá venir de la mano de alquimistas de la música con este talento. Si Etta James y The Roots Band mezclan belleza con mucha más belleza, el divino reflejo artístico del Cielo sobre la tierra no habrá de demorarse mucho. ¿Se puede pedir mucho más? Si. El tema “Sugar on the floor”. Apoteósico punto y final de carácter intimista para clausurar un concierto al cual, como melómano, me hubiera encantado asistir sin duda alguna. “Burnin’ down the House”, escuchen este directo y caerán arrodillados ante esta Diosa de la Música llamada Etta James. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 4

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.