“DICCIONARIO ILUSTRADO DE LOS MONSTRUOS, ángeles, diablos, ogros, dragones, sirenas y otras criaturas del imaginario”, MASSIMO IZZI (Reseña #1209).

Reseña Cultural: 1209 // Reseña Literaria: 138

Reseña actualizada. Publicada el 28 de octubre del año 2006 en Lux Atenea.

Publicado por : José J. De Olañeta, Editor
ISBN : 84-7651-623-1
Edición : 2000 (EDICIÓN COMPRADA)

“Diccionario Ilustrado de los Monstruos” no es solamente un diccionario de consulta. Es un extraordinario libro que provocará que los bibliófilos lectores de Lux Atenea se queden sorprendidos con cada ser descrito en sus páginas. Bellamente ilustrado, esta preciosa obra ha sido publicada en una edición muy bien cuidada como acostumbra a realizar José J. De Olañeta con estas magnas obras. En mi biblioteca personal, “Diccionario Ilustrado de los Monstruos” se ha convertido en uno de los libros a los cuales siempre recurro cuando necesito ese punto de fantasía y de profundidad en el mensaje que luego describo en negro sobre blanco. Mis lecturas y relecturas son constantes, y su influjo irradia ese calor mitológico tan especial para mi mente y mi consciencia que lleva al hipnotismo psicológico e intelectual. Desde que el hombre es hombre, siempre ha tenido tendencia a imaginar una serie de seres cuya existencia da por obvia, ya sean malignos o no, pero cuyos rastros, apariciones, y pruebas de existencia real en este mundo siempre quedan en entredicho en cuanto se realiza un estudio profundo y metódico. Precisamente por sus características y por su trasfondo, muchas veces ético y moral, la atracción que estos seres tienen en la especie humana sigue siendo muy grande y difícil de analizar si uno no se adentra en los obscuros confines de la mente inconsciente. Allí precisamente es donde nacen, se desarrollan, y, en algunos casos, desaparecen estos increíbles seres tan impactantes. Imaginería y sociedad humana están íntimamente ligadas y, a veces, la manera más directa de conocer una cultura en concreto es entrar en el esquivo y simbólico mundo de sus criaturas de terror, de sus miedos, y, como no, también de sus seres protectores y benefactores. En la sociedad que les da vida, la influencia de estos es amplia, variada, y, en muchos casos, tan sutil que a veces casi ni se percibe a primera vista. Como analista cultural, cuando leo y observo la descripción de un monstruo, en el fondo, no estoy haciendo más que abrir una puerta para adentrarme en la mente de otro ser humano, de otra visión del mundo, mientras miro en su interior. Desde mi punto de vista, el monstruo es el reflejo cultural de otra perspectiva a través de la cual ver y entender la vida. Por ello, cada monstruo trae consigo una porción de riqueza cultural humana, trae consigo una pieza más del puzzle que nunca seremos capaces de terminar a nivel individual, y con la sorpresa y el asombro siempre presentes. Por ejemplo, en estas páginas podrán conocer al cuervo de tres patas llamado Yata Garasu, al demonio canino Sisara, al pájaro de mal augurio llamado Qizhong, al monstruo antropófago del Amazonas llamado Labatut, al hijo de un genio llamado Gu, a las mujeres demoníacas llamadas dogai, o leer la fascinante historia de Clahuchu y su esposa, o la historia de unas siniestras momias encontradas en Haití en el año 1740. Si tras leer esta reseña, el bibliófilo lector de Lux Atenea decide adquirir un ejemplar de este libro, cuando lo tenga en sus manos comprobará que las palabras anteriormente escritas se habrán quedado cortas respecto al interesante y cautivador mundo que habrá descubierto en sus hojas. “Diccionario Ilustrado de los Monstruos”, abrir este libro y adentrarse en sus páginas siempre lleva a entrar inexorablemente en el club de sus incondicionales lectores. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.