THE ETERNAL AFFLICT “TRAUMA ROUGE (…now mind revolution)” & “JAHWEH KORESH” (GLASNOST RECORDS, 1992/1993) (Reseña / Review #1458).

Reseña Cultural nº: 1458 // Reseña Musical nº: 1237

THE ETERNAL AFFLICT EN SU ERA DORADA: EL LLANTO DEL ALMA (3 de 5).

Reseña actualizada. Publicada el 26 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

THE ETERNAL AFFLICT TRAUMA ROUGE JAHWEH KORESH

THE ETERNAL AFFLICT “TRAUMA ROUGE (…now mind revolution)”.

Publicado por: GLASNOST RECORDS, (GLAS 908), 1992
Edición comentada: CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Awake // 2- We libanon you // 3- Fire! walk with me // 4- Conspiracy in silence // 5- Crash course in the garden of Christ // 6- Kinski is dead // 7- Who´s God // 8- Eternal // 9- Langsam faellt der regen // 10- Suicide of mankind // 11- Lanrete elbib ytic // 12- Grace… // 13- …Trauma rouge… // 14- …now mind revolution

THE ETERNAL AFFLICT “JAHWEH KORESH… or how to burn your children”.

Publicado por: GLASNOST RECORDS, (GLAS 14), 1993
Edición comentada: Ecopak CD single (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Jahweh Koresh // 2- Kiss the abyss // 3- Oh, you in heaven

Lux Atenea 4 - 2

Artísticamente hablando, estamos en los años más florecientes de The Eternal Afflict y, entre los meses de abril y julio del año 1992, vuelven a Hotcon Studios (Essen, Alemania) para grabar los temas de su nuevo álbum “Trauma Rouge (…now mind revolution)”. También ese mismo año, The Eternal Afflict realizará su gira “Live your agony” que le llevará a situarse entre las bandas non-mainstream más aclamadas y deseadas por el público en conciertos y festivales. En este tercer álbum, The Eternal Afflict abre el abanico artístico en cuanto a colaboraciones con la participación de músicos de reconocido prestigio como Bari-Bari de Mephisto Walz (bajo, guitarra, y coros), William Faith de Faith And The Muse (guitarra y coros), y Greg the mac (piano). Además, en “Trauma rouge (…now mind revolution)”, Patricia será su nueva vocalista con un registro de voz no tan clásico, pero mucho más dulce y cálido, encargándose de llevar todo el peso sonoro en las voces femeninas grabadas para los temas de este extraordinario álbum. Winus Rilinger seguirá encargándose de la producción, dando también soporte instrumental a la guitarra y a los teclados. Ante tal unión de talento musical, los melómanos lectores de Lux Atenea quedarán impresionados con este resultado final al quedar configurado uno de los álbumes musicales más eclécticos e innovadores de la década de los noventa. Con “Trauma Rouge (…now mind revolution)”, The Eternal Afflict continúa rompiendo moldes conceptuales que llevan al intenso disfrute de estos temas por parte de sus fieles seguidores, erigiéndose en lo más alto en cuanto a vanguardia musical dentro de la escena dark a base de creatividad, de imaginación, y de obscuras estructuras sonoras.

glasnost records logo

Iniciamos la audición de esta joya discográfica entre el suspense y el terror, mientras el tema “Awake” empieza a abrirse paso en las nieblas de lo desconocido. Luego, “We libanon you” conseguirá romper en mil pedazos esas atmósferas ultraterrenas con su frenética electrónica, y cuyo trasfondo está basado en las proclamas religiosas que incitan a la danza espiritual más tenebrosa donde la sangre y las armas son las bases principales que sostienen sus creencias. Con la canción “Fire! walk with me” dando continuidad a esa dinámica violenta, se mostrará como el medio a través del cual se puede alcanzar el placer ante la visión de la muerte ajena. “Fire! walk with me” son los ojos del asesino demencial contemplando la muerte por él provocada en actos convertidos en sus macabros juegos. Una vida ajena cuya existencia o no existencia en este mundo depende totalmente de su decisión, porque “Fire! walk with me” es esa terrible semilla del diablo humano libre de ataduras morales. A continuación, el tema “Conspiracy in silence” proyectará sospechas en el aire, vientos con olor a traición, y destellos de luz que transmiten intenciones esencialmente siniestras. ¿Podrá llegar a ser la paz una situación mucho más peligrosa que la guerra? “Sometimes I believe…”. Posteriormente, a través de melodías sacras entraremos en la eterna esperanza de “Crash course in the garden of Christ”, esa ilusión de paz y sosiego pocas veces vividas por el ser humano a lo largo de toda su historia. A continuación, en el tema “Kinski is dead” se pasará esa página tantas veces arrancada en el libro existencial de cada individuo para rendir homenaje a un icono, a un artista cinematográfico cuyo rostro supo reflejar perfectamente el contraste entre la imagen y el trasfondo. “Kinski is dead” es una excelsa canción que, por desgracia, en muy contadas ocasiones he tenido oportunidad de escuchar en un club gótico que no haya sido en una de mis sesiones musicales. Mucho más electrónico se presentará el tema “Who´s God”, donde la voz de Cyan se transforma en ese cuchillo moral que acaba cortando con decisión esos falsos lazos religiosos que unen al ser humano con un idílico cielo regido por Dios, presentándonos una realidad mucho más trascendental que, alejada de los pensamientos oníricos tantas veces repetidos e imaginados por líderes religiosos, nos acaba mostrando la auténtica realidad de esa mentira espiritual universal que tantas vidas ha costado en cuanto a tomado dimensión institucional, exotérica, y dogmática.

Lux Atenea 4 - 3

Tras el colosal y fanático engaño de manipuladora intencionalidad, llegará la paz a nuestro espíritu escuchando el excelso tema “Eternal”, sin duda alguna, la canción de The Eternal Afflict que más veces he escuchado, que más armonizo con ella, y que más veces ha logrado que me evada del poderoso influjo visual de las falsas apariencias. “Eternal” es una mirada al cielo mientras observamos cómo se mueven la nubes, creando un vórtice en el tiempo donde todo a nuestro alrededor parece desaparecer de nuestra consciencia. El equilibrio y la tranquilidad seguirán reinando al adentrarnos en el tema “Langsam faellt der regen”, con Cyan interpretando esta lírica con una sencillez, con una suavidad, y con una dulzura en perfecta armonía con los etéreos pasajes electrónicos que dan cuerpo a esta impresionante composición. Pero, en la siguiente canción “Suicide of mankind”, saldremos de ese idílico paraíso para sentir cómo la sangre contaminada empieza a circular por un cuerpo odiado y rechazado. Si en “Langsam faellt der regen”, la voz de Cyan era un arcoiris, en “Suicide of mankind” se transformará en el infernal testimonio de un jinete del Apocalipsis. Una dinámica musical trágica que tendrá continuidad en el tema “Lanrete elbib ytic”, escenario psicodélico y perturbador que nos encaminará directamente hacia un tema tan desasosegante como “Grace…”. Con este melódico y depresivo piano como preludio de la siguiente canción “…Trauma rouge…”, suena a hecatombe nuclear, a amenaza incontrolable, a ese botón de autodestrucción que día tras día va encontrando en el ser humano más y más dedos dispuestos a pulsarlo. “…Trauma rouge…” es el día después del colapso, el día donde un pequeño Sol llegó a surgir de la nada sobre una ciudad para hacer desaparecer la vida de todos sus habitantes, dejando sus sombras como triste recordatorio de su no deseada visita. En “…Trauma rouge…”, la sociedad moderna ha colapsado, la civilización parece haber quedado destruida, y entre sus ruinas comienza a reinar la corrupción, el desamparo, y la muerte para hacer que la vida sea únicamente agonía, la mirada solamente dolor, el aire es ardiente fuego, la religión un suicidio, y el sexo son los mordiscos del ácido corrosivo sobre la piel. “…Trauma rouge…” y “Oh, you in heaven” son también los temas de The Eternal Afflict que más veces he escuchado con diferencia. Clausurando esta grandiosa obra musical se encuentra la canción “…now mind revolution”, irradiando esos cambios mentales tan radicales que experimenta el individuo al quedar iluminado por el desvelo de la Verdad y comprender la auténtica realidad. El tema “… now mind revolution” estremecerá a los melómanos lectores de Lux Atenea, imponiéndose sonoramente gracias a su desgarradora esencia musical de siniestra belleza que trastocará su Razón porque el destino es vislumbrado como realidad.

Lux Atenea 4 - 4

Después de la presentación oficial del álbum “Trauma Rouge (…now mind revolution)”, en el año 1993 también se publicará su primer single “Jahweh Koresh… or how to burn your children”. Grabado en el mes de mayo de ese mismo año, será editado en este precioso ecopak CD de color negro. Su primer tema “Jahweh Koresh” tiene como fuente de inspiración a la famosa masacre de Waco (Texas, Estados Unidos) ocurrida entre los días 28 de febrero y 19 de abril de ese mismo año, y cuyas imágenes dieron la vuelta al mundo. El 28 de febrero de 1993, agentes del cuerpo especial del ATF (agencia estadounidense para el alcohol, el tabaco, y las armas de fuego, Alcohol Tobacco and Firearms) deciden entrar en el rancho de Monte Carmelo perteneciente a la secta de los davidianos, sospechando que tienen en su poder armas de fuego ilegales. Los davidianos, con su líder David Koresh a la cabeza, hacen uso de sus armas y rechazan la intervención hasta quedar cuatro agentes del ATF muertos en el exterior del edificio y seis davidianos sin vida en el interior de la casa. Ante esta sangrienta masacre, la agencia federal ATF solicita la ayuda del FBI, los cuales cercarán la casa con más de cuatrocientos agentes apoyados por vehículos blindados. Durante los cincuenta días que durará este asedio, algunos miembros de la secta lograrán salir con el beneplácito de su líder pero, pese a las iniciativas de negociación llevadas a cabo por las autoridades, David Koresh se niega a rendirse. Finalmente, el FBI decide acabar con esa difícil situación asaltando la casa el día 19 de abril, un asalto que es ordenado por la Ministra de Justicia Janet Reno tras la firma del propio presidente de los EE.UU, Bill Clinton. Se inicia un fuego originado en el interior del edificio que terminará devorándolo todo, acabando con la vida de más de ochenta seguidores de la secta, incluidos algunos niños. La Rama de los Davidianos era una secta apocalíptica liderada por el carismático David Koresh, considerado por sus seguidores como la encarnación de la segunda venida de Jesucristo anunciada en el Apocalipsis.

Lux Atenea 4 - 5

El single “Jahweh Koresh… or how to burn your children” está vertebrado por tres magníficos temas. “Jahweh Koresh” es una canción esencial para poder comprender hasta qué nivel de inspiración llegó a alcanzar The Eternal Afflict en su carrera musical durante esos primeros años de la década de los noventa. El tema homónimo del single en una siniestra composición en la cual The Eternal Afflict lograría recrear con absoluto realismo, ese radicalismo religioso que debía impregnar la alocada atmósfera que respiraban esos fanáticos antes de su irracional sacrificio. “Jahweh Koresh” es una excelsa composición musical que refleja fielmente hasta qué punto el ser humano es capaz de sacrificarse cuando el fanatismo religioso ha logrado apoderarse de su mente con falsas promesas de divinidad y de salvación eterna. La siguiente canción, “Kiss the abyss” se mostrará tan electrónicamente seductora como los cantos de una sirena, y con ojos tan hipnóticos como los de una serpiente de cascabel. “Kiss the abyss” es ese beso en obscuros labios que terminan envenenándonos. Finalmente, desde mi punto de vista como analista musical, llegamos a la canción de canciones de The Eternal Afflict por excelencia: “Oh, you in heaven”. Si en la primera reseña de este especial temático ya describí las sensaciones que me provocaba su versión acústica, qué más puedo decir de esta versión original. “Oh, you in heaven” ya no es mirarse solamente en un espejo en el cual me siento reflejado, sino que es ser poseído por este virtuosismo artístico donde música y lírica te llevan a establecer conexión con el alma, con ese aura que da vida a ese sagrado cristal más allá del tiempo. En el tema “Oh, you in heaven” uno se siente observado por los ojos del alma, mientras con su mirada nos pregunta por qué durante toda nuestra existencia no puede dejar nunca de llorar. “Trauma Rouge (…now mind revolution)” y “Jahweh Koresh… or how to burn your children”, la magna expansión conceptual de The Eternal Afflict a través de su trasfondo musical más impactante. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

THE ETERNAL AFFLICT “(LUMINOGRAPHIC) AGONY” (GLASNOST RECORDS, 1992) (Reseña / Review #1457).

Reseña Cultural nº: 1457 // Reseña Musical nº: 1236

THE ETERNAL AFFLICT EN SU ERA DORADA: EL LLANTO DEL ALMA (2 de 5).

THE ETERNAL AFFLICT - LUMINOGRAPHIC AGONY

Reseña actualizada. Publicada el 26 de enero del año 2011 en Lux Atenea.
Publicado por: GLASNOST RECORDS, (GLAS 902), 1992
Edición comentada: CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Agony, I like // 2- San Diego (the tragical) // 3- Paint in black // 4- Nirvana // 5- Dreams take blind souls // 6- Seventh culture – the awakening

Lux Atenea 4 - 4

El siguiente álbum musical de The Eternal Afflict titulado “(Luminographic) Agony”, fue grabado en los estudios de grabación Hotcon Studios (Essen, Alemania) durante los meses de junio y julio del año 1991 bajo las ordenes de su productor Winus Rilinger. También será publicado en el año 1992 a través del mítico sello discográfico germano Glasnost Records, completando el universo musical del álbum “Atroci(-me)ty” pero sin perder su nueva definición musical y su evolución creativa. La cantante Sarij se une a la interpretación de estos temas de The Eternal Afflict, aportando su magnífica voz femenina de corte clásico y admirable registro vocal. Los melómanos lectores de Lux Atenea notarán muy claramente este cambio de vocalista femenina, de Sabine a Sarij, suponiendo un incremento en la intensidad interpretativa y una mayor fuerza vocal en su definición sonora. Pero este cambio artístico tan acertado no durará mucho tiempo. Con su segundo álbum “(Luminographic) Agony”, The Eternal Afflict alcanza su máximo apogeo creativo en la composición de temas tras esta inmersión en los tenebrosos terrenos de nuestra mente, en los infiernos internos, y en los miedos existenciales. El álbum “(Luminographic) Agony” es profundamente obscuro y siniestro, y una acertada radiografía del tormento que supone la vida para un ser humano que posee un plano existencial elevado. Un acantilado musical tan glorioso como inhóspito, siendo capaz de traspasar el espíritu de quienes escuchan estos temas cincelados con la misma magnificencia de la belleza sublime.

glasnost records logo

Iniciamos la audición de esta obra maestra con el crescendo de bases electrónicas que golpearán nuestra mente sin compasión alguna, apareciendo el tema “Agony, I like” como un canto a la sinrazón violenta deseosa de emociones al borde de la muerte. El cerebro del melómano lector de Lux Atenea será sobreestimulado con la brutalidad, con el quebranto moral, y con adrenalina que nunca parece ser suficiente para nuestro alterado organismo. En “Agony, I like” se refleja con fidelidad esa espiral emocional agresiva en la cual, una vez un individuo es absorbido en su interior, le resulta muy complicado salir. Gracias a la experta mano técnica del productor Winus Rilinger llegará el segundo tema, que es una versión de la canción “San Diego” bautizada como “the tragical”. Como una afilada y acelerada rueda que va cortando todo lo que va encontrándose a su paso, aquí el amor será mostrado traspasando los corazones más inocentes con sus metálicas y relucientes uñas, resaltando la ignorancia existencial como parte de la condición pasiva en la vida que termina condenándonos y que inexorablemente daña al espíritu de la inocencia en quienes lo poseen. A continuación, la excelsa versión de “Paint in black”, canción inmortal dentro de la música rock, es pasada por el tamiz conceptual de los sonidos electrónicos y reinterpretada a través de la fuerza vocal de Cyan convertido en un poderoso ser sufriente poseído por la rabia y por la desesperación. “Paint in black”, impresionante tema musical inspirado en el culto metafórico a un color, el negro, para quienes con la absorción total y absoluta de la luz se sienten en su plenitud vital.

Lux Atenea 4 - 5

Posteriormente, el tema “Nirvana” aparecerá en manos de la cantante Sarij con la misma fuerza vocal de una walkiria inmisericorde, cuyas flechas baña previamente con el perfume letal de la Muerte. Si al melómano lector de Lux Atenea le gustan las composiciones épicas de corte clásico, el tema “Nirvana” le dejará profundamente impactado ante tal despliegue de talento interpretativo, y de heroísmo casi celestial que es percibido en esta composición con ese esplendor tan inconfundible en una epopeya ancestral. Unos coros de auténtico lujo con los cuales Sarij acompaña a Cyan se presentarán en la siguiente canción “Dreams take blind souls”, configurando la opaca atmósfera de la indefinición sentimental a través de los gestos, y con la rendición y la entrega al reino de los sueños frente a una cruda realidad que anula el espíritu, y que castiga y desprecia cualquier belleza corporal que irradie luminosidad sacra. Escuchar el tema “Dreams take blind souls” es recibir esa cálida luz en un entorno frío, y con la misma sensación que nos ofrece una suave y tierna caricia recibida en secreto. Como nos susurra The Eternal Afflict en su lírica, “Dreams take blind souls” es “the suicide in my suitcase”, o sea, el suicidio en mi maleta. Una maleta que cada uno de nosotros cargamos obligatoriamente en esta vida desde que tenemos uso de razón, y en la cual vamos guardando más errores que victorias según van pasando los años. Cerrando este excelso álbum nos encontraremos con un tema tan desgarrador como “Seventh culture – the awakening” que, tras una fase de trasformación y desorientación sonora, la voz de Cyan surge con autoritarias palabras para transmitir estas sentencias transcendentales que son un despertar de la consciencia para la liberación definitiva del alma en su camino hacia la eternidad. “(Luminographic) Agony”, contundente obra maestra para amantes de las sensaciones musicales más puramente siniestras. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

THE ETERNAL AFFLICT “ATROCI(-ME)TY” (GLASNOST RECORDS, 1991) (Reseña / Review #1456).

Reseña Cultural nº: 1456 // Reseña Musical nº: 1235

THE ETERNAL AFFLICT EN SU ERA DORADA: EL LLANTO DEL ALMA (1 de 5).

Reseña actualizada. Publicada el 26 de enero del año 2011 en Lux Atenea.

THE ETERNAL AFFLICT - ATROCI(-ME)TY

Publicado por: GLASNOST RECORDS, (GLAS 901), 1991
Edición comentada: CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Daughters of Guyôn // 2- Door of my pain // 3- We will die crying // 4- Visions // 5- San Diego // 6- Hymn for opressed children: I) Retarding profanation * II) Lonely places * III) Buried under ice * IV) Stoneflood * V) Wasted youth * VI) Red violett flowers * VII) Played incompetence // 7- Sexual decay // 8- New child – generation // 9- Oh, you in heaven (accoustic)

Lux Atenea 4 - 2

The Eternal Afflict es una de las bandas musicales electro-dark que mostró más conceptos sonoros innovadores en la composición de temas durante la década de los noventa. Incomprensiblemente, en la escena gótica española ha sido mayormente ignorado tanto por DJ´s como el público a pesar de su relevancia conceptual. Lamentablemente, aún hoy día, muchos de sus excelsos temas siguen siendo desconocidos para la mayor parte del público gótico español, cuando debería ser una de las referencias musicales de imprescindible audición. Como melómano apasionado con la escena musical dark desde hace décadas, tuve la suerte de conocer a esta excepcional banda germana en el año 1991 tras comprar esta mítica edición discográfica en CD de su álbum “Atroci(-me)ty”, en cuanto fue presentada oficialmente a través del legendario sello alemán Glasnost Records. Desde ese mismo momento hasta la actualidad, la música de The Eternal Afflict siempre me ha acompañado tanto a nivel personal, como en mi etapa como DJ al incluir estos grandiosos temas en mis sesiones musicales góticas. Como analista cultural, nunca he entendido como la escena gótica española le ha podido dar la espalda a un grupo musical tan excelso, y espero y deseo que este especial temático de cinco reseñas consiga que esta escena abra un poco los ojos ante la grandeza artística de estas canciones tan impresionantes y obscuras. Si el melómano lector de Lux Atenea que ahora mismo tiene su mirada en estas palabras de admiración hacia la colosal obra artística de The Eternal Afflict, ya es un seguidor incondicional de esta banda alemana, si se identifica con esta reseña al ver reflejados una gran parte de sus sentimientos musicales en estos comentarios tan subjetivos, habrá merecido la pena el esfuerzo y el trabajo que han supuesto la escritura de las cinco reseñas que vertebran este especial. ¡Bienvenidos al reino musical de The Eternal Afflict en su era dorada! ¡Bienvenidos al llanto del alma!

glasnost records logo

The Eternal Afflict nace en el año 1989 cuando Andrè Kampmann aka Cyan (vocalista) y Markus Borowski (músico y compositor) deciden unirse para crear un dúo musical. Años después, entre los meses de enero y febrero del año 1991, en los estudios de grabación Hotcon Studios situados en la ciudad alemana de Essen perfilaron conceptualmente cada uno de los temas que vertebran este primer álbum titulado “Atroci(-me)ty”, el cual sería finalmente publicado en ese mismo año por una de las compañías discográficas de culto durante la década de los noventa: el sello Glasnost Records. En The Eternal Afflict, Cyan era quien se encargaba de la lírica para ser interpretada con su potente voz, mientras Markus Borowski componía toda la parte instrumental de los temas en colaboración con su productor Winus Rilinger a los teclados. Además, en la interpretación vocal también se unió la preciosa voz clásica de la cantante Sabine en este primer álbum. Con este contundente estilo conceptual, The Eternal Afflict aparece en la escena gótica europea con esta ópera prima innovadora, monumental, y conceptualmente muy avanzada para aquella época. Unido a su siniestro trasfondo, los melómanos entregados en cuerpo y alma a la vanguardia cultural gótica conectamos inmediatamente con este espíritu obscuro y vanguardista debido al embrujo musical que The Eternal Afflict ofrecía a través de esta lírica, y de estas estructuras melódicas tan bellamente adornadas con quebrantos existenciales, grietas espirituales, cenizas emocionales, insatisfacciones terrenales y, como no, con esos inmisericordes autocastigos psíquicos que los desilusionados amantes del Ideal más puro suelen aplicarse. Dentro de esa mirada al mundo y a la propia existencia, el Arte de The Eternal Afflict siempre se mostró muy claro y convincente porque en este dúo musical no hay ni engaño, ni tregua. Como su propio nombre indica, The Eternal Afflict sólo ofrece aflicción eterna a sus seguidores. Si el melómano lector de Lux Atenea siente que la vida es una eterna aflicción para su alma, entonces estoy seguro que tiene la misma perspectiva existencial mostrada por este dúo en cada uno de sus temas como reflejo musical de esos sentimientos.

Lux Atenea 4 - 3

A nivel de estilos musicales, The Eternal Afflict se mueve muy cómodamente dentro de la variedad sonora que define a la escena electro-dark, fusionándolos con pinceladas musicales EBM que, por aquel entonces, estaban revolucionando completamente a la escena electrónica non-mainstream europea. Dentro de esa línea musical de composición, también incorporarán esencia musical clásica de corte operístico que marcará profundamente a sus temas hasta la publicación del álbum “Trauma Rouge (…now mind revolution)”, ya que, a partir de su siguiente obra “War”, el giro musical que tomarán en la definición conceptual de sus composiciones abrirá una gran brecha respecto a su estilo creativo original. Los melómanos lectores de Lux Atenea únicamente volverán a sentir esa intensa llama sonora original en muy pocas canciones pertenecientes a sus obras publicadas más recientemente. Como virtuoso don creativo, The Eternal Afflict llegó a crear un estilo, una forma de componer temas dentro del panorama gótico que nunca más ha llegado a ser ni continuado ni imitado por otros artistas o bandas musicales dada la complejidad conceptual que presenta. Al igual que comenté en la reseña que publiqué sobre el grupo musical de culto Les Berrtas, The Eternal Afflict tiene el honor de poseer la exclusividad de unos conceptos musicales propios que pudieron transformar en su estilo, en una tendencia, en una forma de mostrar artísticamente sus propios pensamientos con ideas creativas. También es perfectamente comprensible que la imitación musical sea una tarea dificultosa ya que, por ejemplo, qué vocalista va a poder cantar con la misma pasión de Cyan, o quién puede irradiar musicalmente al espíritu a través de la voz y de forma tan siniestra que no sea Cyan. Quién va a mostrar el llanto del alma de una forma tan clara y desgarrada en temas musicales. Cuando alguien decide tirar la máscara del presente a la hoguera de la eternidad, cómo se va a poder imitar cada uno de estos trascendentales temas sin perder la autenticidad artística. Como muy bien comenta Cyan en el prefacio de este impresionante álbum: “esto es una atrocidad para vuestra alma y nuestra conciencia”.

Lux Atenea 4 - 4

Iniciemos la audición de esta obra maestra con la impresionante voz de Sabine en la canción “Daughters of Guyôn”, hasta que la descarnada voz de Cyan aparezca con esos lamentos y pesares que llevarán a Sabine a transformarse en la máxima representante de las almas en pena. Una potente voz femenina cuyos registros agudos y graves inevitablemente erizarán el vello del melómano lector de Lux Atenea en esta impresionante interpretación. El siguiente tema “Door of my pain” es una composición donde el uso de secuencias rítmicas electrónicas, decoradas con pasajes de corte etéreo, lo convierten en una puerta sonora abierta a ese sufrimiento donde ni siquiera las palabras logran apaciguar el dolor sentido por el ser iluminado con la gracia divina. A continuación, la canción “We will die crying” será una vuelta más en la terrible espiral del desconsuelo, y un alegato a favor del inexorable ceremonial de lágrimas a través del cual cada ser humano logra despedirse de sus sueños e ilusiones en esta vida. Un tema que el propio Cyan dedicó a una persona muy especial en su vida, y cuya llama del amor no llegó a ver brillar nunca. Esa herida sentimental abierta en el alma que difícilmente llega a cerrarse por mucho tiempo que pase. Pero la rabia existencial llegará con el tema “Visions”, cuya lírica lo obscurece todo con palabras que, como el gélido viento, siempre conseguirá transformar la piel más sedosa y suave en un páramo de arrugas. “Visions” es ese beso que helará al corazón más fogoso, esa negra gota que logrará obscurecer el lago espiritual más límpido y transparente. En resumidas cuentas, “Visions” es una canción que siempre te crea tensión vital mientras la escuchas, agarrotándote, agrediéndote mentalmente con esta alocada y vibrante voz que se mueve con soltura y descaro entre pesadas cadencias musicales aceleradas. Tras la hoguera psíquica, el incendio físico aparecerá en “San Diego”, posiblemente, el tema de The Eternal Afflict más conocido internacionalmente. Una composición musical donde la estructura sonora da forma a la interpretación lírica de Cyan, convirtiéndose en una brillante demostración artística de ingenio e imaginación musical en la construcción más flexible y sorprendente de la lírica que da alma a un tema. ¡¡¡“San Diego”, impresionante!!! Como analista musical, valoro a “San Diego” como uno de los temas míticos dentro de la escena gótica de todos los tiempos. Uno de los temas que sonaron en más de una de mis sesiones musicales en mi etapa de DJ.

Lux Atenea 4 - 5

Con veintiséis minutos de duración, “Hymn for opressed children” es la mayor composición que haya creado y publicado The Eternal Afflict en toda su carrera artística. Un tema colosal dividido en siete apartados: Retarding profanation, Lonely places, Buried under ice, Stoneflood, Wasted youth, Red violett flowers, y Played incompetence. “Hymn for opressed children” fascinará a los melómanos lectores de Lux Atenea porque es un espectacular paseo por diferentes estilos musicales, y cuyos ambientes sonoros van desde las influencias orientales más rituales de “Retarding profanation” al neoclasicismo de “Lonely places”, pasando por el estilo EBM de “Buried under ice” que nos llevará al alma etérea y siniestra de “Stoneflood”, y con la intensidad electrónica de “Wasted youth” entraremos de lleno en el terror musical más salvaje de “Red violett flowers” que desembocará en las melodías casi idílicas de “Played incompetence”. Por este motivo, “Hymn for opressed children” es hedonismo musical en estado puro como pocas composiciones que se hayan perfilado dentro de nuestra ecléctica cultura gótica. En el caso en particular de “Red violett flowers”, siempre que la escucho me vienen a la mente los recuerdos imborrables que guardo de aquella sesión electrónica tan especial que ofrecí en una de las presentaciones oficiales de la Revista Cultural Gótica ATIS&NYD en la sala Dark Hole (Madrid). En aquella sesión musical puse “Red violett flowers” tras haber pinchado un grandioso tema de Front242, y la plasticidad visual del público en pista convirtieron esas imágenes en inolvidables. A continuación, en “Sexual decay”, la tensión existencial continuará entre alaridos y secuencias minimalistas que dan a esta canción, ese toque musical que recrea el descaro más rotundo y el quebranto emocional. El tema “New child – generation” es mucho más orquestal pero a oleadas, desgastando poco a poco la posible dureza que pueda aparecer en nuestra oposición mental, de la misma forma que las gotas siempre acaban erosionando la roca más dura y resistente. Finalmente, clausurando esta obra maestra se encuentra una composición que valoro personalmente como el símbolo musical de The Eternal Afflict: “Oh, you in heaven (accoustic)”. Uno de los temas más reveladores sobre sus intenciones musicales, sobre sus pensamientos conceptuales, y sobre sus razonamientos y motivaciones artísticas llevadas a una composición tenebrosa. “Oh, you in heaven (accoustic)” es espectacular, y con este piano sublime en cuyo espejo melódico encuentro perfectamente reflejado mi realidad existencial . “Atroci(-me)ty”, mucho más que una joya discográfica por su excelencia conceptual. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.