“CELLINI, EL ARTISTA MALDITO”, MARCELLO VANNUCCI (Reseña #1903).

Reseña Cultural: 1903 // Reseña Literaria: 411
Reseña actualizada. Publicada el 17 de noviembre del año 2012 en Lux Atenea.

Publicado por: EDICIONES B, S.A. / JAVIER VERGARA EDITOR
ISBN: 84-666-1039-1
Edición: 2002 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 294

CELLINI EL ARTISTA MALDITO MARCELLO VANNUCCI EDICIONES B

“Éste fue Benvenuto Cellini. En lo bueno y en lo malo. Si es que en su vida resulta posible diferenciar ambos términos.”

Es muy curioso que, desde la Antigüedad, haya habido gloriosos reinos, imperios, y repúblicas en cuyos años de decadencia y de división interna hayan experimentado en cambio una expansión artística y cultural más propia de sus tiempos de esplendor. Un ejemplo muy claro de esa floreciente dinámica cultural fue la Italia del Cinquecento, donde la influencia de las nuevas obras artísticas creadas por sus ilustres maestros llegaría a tener repercusión en toda Europa. Uno de los genios del Arte más destacados y solicitados en aquel siglo XVI fue Benvenuto Cellini (1500-1571). Su fertil talento a la hora de crear y de dar belleza a los metales nobles en piezas de orfebrería, además del mármol y del bronce con los cuales erigir espectaculares e impactantes esculturas, Benvenuto Cellini tuvo a lo largo de toda su vida una doble cara donde lo mundano y lo exquisitamente artístico no siempre encontraron su mejor armonía. La ciudad de Florencia le vio nacer en el año 1500 y, ya desde su infancia, Benvenuto Cellini estuvo bajo la influencia del aura cultural como clave de su existencia debido a la influencia paterna, pero las aspiraciones artísticas con su primogénito estaban más bien orientadas al mundo de la música. Cellini no tenía alma de músico, ni tampoco veía en esa dimensión artística al medio que le garantizara en el futuro la aclamación y el reconocimiento del público, motivo por el cual, con el paso de los años decidiría dedicarse al arte de la orfebrería como oficio que le garantizara esa fama y ese prestigio que tanto deseaba. Ya desde muy joven, la exquisita belleza que presentaban sus primeras obras causaría una profunda sensación en aquella época debido a la innovadora mirada artística con la cual habían sido concebidas, abriéndose las puertas del selecto mundo de los poderosos gracias a la deslumbrante muestra de creatividad que desarrollaban sus manos. Duques, príncipes, reyes… incluso Papas cayeron rendidos al contemplar su brillante talento como orfebre, haciéndose realidad el éxito que Benvenuto Cellini que tanto deseaba.

CELLINI EL ARTISTA MALDITO MARCELLO VANNUCCI EDICIONES B pic2

“La voluntad de desafío lo empuja a la osadía.”

Como mencionaba anteriormente, Cellini tuvo también una cara obscura cuyas trágicas consecuencias pagaría en varias ocasiones a lo largo de su vida… y en otras no debido a la poderosa influencia de aquellos que le contrataron, ya que no deseaban quedarse sin los magníficos frutos que únicamente este grandioso artista les podía conseguir. Con un carácter indomable donde la sangre bullía ante cualquier muestra de desprecio o de rechazo que se presentara ante él, a lo largo de esta interesante biografía, los muertos a manos de Cellini irán poblando estas páginas como reflejo claro y directo de su ingobernable y colérico espíritu. Letal en el uso del puñal como arma, y con la misma efectividad y daño con la cual hacía uso del lenguaje, los bibliófilos lectores de Lux Atenea se quedarán muy sorprendidos al comprobar cómo este genial artista que tenía a la curia, a los gobernantes más poderosos, y a una larga lista de familias acaudaladas rendidas ante su exquisito arte, finalmente cayó en desgracia en varias ocasiones debido precisamente a su difícil carácter completamente inasumible por aquellos que lo admiraban. Un maestro del Arte que había alcanzado el máximo nivel de prestigio que un artista podía alcanzar en su época, y con una de las vidas más intensas y siniestras que se pueda imaginar.

CELLINI EL ARTISTA MALDITO MARCELLO VANNUCCI EDICIONES B pic1

“Del amor, del verdadero, siempre ha tenido miedo. Quizá precisamente porque amar es también correr el riesgo de no sentirse correspondido y por lo tanto probar de nuevo la amargura de la soledad, agravada, esta vez, por el dolor de la desilusión.”

Benvenuto Cellini quiso encumbrarse como el mejor orfebre de su época y lo consiguió, al igual que también quiso convertirse en un afamado escultor y también lo logró, creando incluso nuevas técnicas para el fundido y elaboración de esculturas en bronce. Tan innovador e impactante llegó a ser su talento artístico que una contundente muestra de su exquisito trabajo se conserva actualmente en España: su obra “Cristo crucificado” situada detrás del coro en la iglesia de San Lorenzo de El Escorial (Madrid), y que fue esculpida en mármol negro y blanco. Además, esculturas como “Perseo” siguen causando sensación en quienes las contemplan, al igual que su arte como orfebre en piezas tan distinguidas como el precioso y célebre salero que creó para el rey Francisco I de Francia, y que se conserva actualmente en el museo Kunsthistorisches (Viena, Austria). Cellini viviría setenta años con esa enérgica vitalidad que el conflicto constante le ofrecía, pero sus periodos de arresto en prisión llegarían a suavizar un poco su carácter irascible. En los últimos años de su vida quiso apartarse del mundo cogiendo el hábito monacal, pero esa forma de vivir era totalmente incompatible con su espíritu libre y salvaje, y el retorno a la vida social fue casi inmediato. La vida de recogimiento y de serena espiritualidad, aunque le aportaban paz espiritual, no tenía futuro en una persona cargada de vitalidad y de creatividad. Su autobiografía (“Vita”) ha permitido conocer con mayor detalle su forma de ver, de relacionarse, y de reaccionar ante los trágicos acontecimientos que marcaron su vida porque la vida de Cellini va más allá de la vida de un gran artista, y ese componente humano y mundano es lo que convierte a esta magnífica biografía en toda una experiencia literaria. “Cellini, El Artista Maldito”, privilegiada e inquieta alma artística nacida en la esplendorosa Italia del Cinquecento. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Si Benvenuto Cellini hubiera dedicado parte de su tiempo a la pintura, también en este campo habría dejado obras memorables.”

CELLINI EL ARTISTA MALDITO MARCELLO VANNUCCI

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL HERMITAGE EN EL PRADO” CATÁLOGO OFICIAL DE LA EXPOSICIÓN (8 de noviembre de 2011 – 25 de marzo de 2012, MUSEO DEL PRADO, MADRID) (Reseña #1796).

Reseña Cultural: 1796 // Reseña Literaria: 320
Reseña actualizada. Publicada el 16 de noviembre del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: MUSEO NACIONAL DEL PRADO, MUSEO ESTATAL DEL HERMITAGE, SOCIEDAD ESTATAL DE ACCIÓN CULTURAL
ISBN: 84-8480-221-1
Edición: 2011 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 335

Catalogo Exposicion el Hermitage en El Prado noviembre 2011 marzo 2012

La semana pasada tuve la oportunidad de visitar la impresionante exposición “El Hermitage en el Prado” recientemente inaugurada. Una oportunidad única para poder contemplar y para poder apreciar con sumo detalle esta cuidada selección artística de más de ciento setenta obras pertenecientes a las colecciones más preciadas atesoradas en el Museo del Hermitage (San Petersburgo, Rusia), y cuya deslumbrante belleza asombrará a los bibliófilos lectores de Lux Atenea que decidan dedicar unas horas de su tiempo libre a la Cultura. Gracias a la celebración del Año Dual España-Rusia 2011, el Museo del Prado inició esta colaboración entre dos países hermanados por los intereses culturales realizando una selección de sus más preciados tesoros artísticos para ser expuestos en Rusia en el Museo del Hermitage, y que, con más de 650.000 personas se ha convertido en la exposición que ha batido todos los records de asistencia registrados hasta el momento en el Museo del Hermitage. Ahora, ha sido el Museo del Hermitage el que ha querido corresponder a aquel sublime evento cultural celebrado en tierras rusas, y con esta excelsa selección artística de sus más preciadas obras trata de mostrar a los españoles una parte de su rico y variado tesoro artístico como imagen cultural de Rusia en nuestro país a través de su museo más emblemático y reconocido internacionalmente. Sin duda alguna, recomiendo la compra de este catálogo oficial de la exposición porque gracias a sus descripciones y explicaciones sobre este evento y sobre las obras expuestas, podrán conocer con mayor detalle la esencia cultural que fundamentó cada una de estas joyas artísticas. En vista a que la organización de la entrada a la exposición está dividida en franjas horarias, si tuvieran ocasión de poder leer el contenido informativo de este catálogo antes de entrar a sus diferentes salas, podrán conocer con mayor precisión y profundidad cada una de estas obras que verdaderamente llegan a enamorarte por su belleza, incitando incluso a repetir esta placentera visita. Como información adicional dirigida a los lectores para facilitarles una visita más detallada, la exposición “El Hermitage en el Prado” se ha dividido en varias salas con las siguientes temáticas:

– El entorno del Hermitage.
– El oro de Siberia.
– El oro de los griegos.
– Orfebrería oriental.
– Orfebrería occidental.
– Piedras duras.
– Arte occidental.

En estas salas podrán apreciar desde orfebrería antigua creada por los pueblos siberianos y por los griegos en la zona del Mar Negro, hasta una serie de preciosas obras y lujosos regalos recibidos por los zares a lo largo de los siglos tanto por las naciones occidentales como por las orientales, llegando a la parte final de la exposición donde la pintura y la escultura occidental de los últimos siglos ha quedado fielmente representada en esta exquisita selección de obras de sus colecciones que son un auténtico lujo. Personalmente, he disfrutado viendo y analizando una de las mejores exposiciones que haya visitado y, para los lectores que deseen contemplar estas preciosas obras desde el más armonioso detalle y el más absoluto placer artístico, a continuación les describo una parte de mis impresiones ante tan bello esplendor cultural. Ha habido varias obras que me han llegado al alma, recreándome en su contemplación con mucha generosidad en cuanto al tiempo dedicado, y creo que cuando el culto lector de Lux Atenea se encuentre frente a ellas, entenderá la profunda magia que transmiten estas joyas del Arte con la cual nos irradian y nos hacen trascender en esta vida:

– “El beso de la Esfinge” de Franz von Stuck es la obra a la que más tiempo dediqué en esta exposición, y que más me dejó sorprendido. Su siniestra belleza, su armoniosa combinación de voluptuosidad y entrega con ese brazo en alto tratando de alcanzar lo divino en su abandono terrenal, con la fusión de sus pelos en un todo donde queda definitivamente atrapado, y por su hipnótica femineidad a pesar de su letal fiereza, esta obra me deja absolutamente fascinado. Estaría contemplando y admirando este cuadro de pequeño formato hasta la eternidad, si fuera posible, y qué lástima que no hayan impreso esta espectacular obra como poster oficial de la exposición.
– Es espectacular la siniestra belleza que posee la estatua “La Magdalena penitente” del admirado artista italiano Antonio Canova, presentando además unas proporciones perfectas y armoniosas. ¡¡¡Impresionante obra!!!
– Es hipnótico contemplar los rizos en la grandiosa escultura “Cabeza del genio de la Muerte” que parecen tener vida. Una excelsa obra también creada por Antonio Canova.
– Contemplar el espectacular y grandioso cuadro de Kandinsky “Composición VI” te alegra el alma hasta perder la noción del tiempo.
– La sensualidad tan característica en la obra de Rodin ha quedado reflejada en la estatua “Primavera eterna” con total maestría.
– El espectacular sable iraní resalta como inconfundible símbolo de poder y de riqueza, y cuando te desplazas por la sala no puedes dejar de mirarlo por los brillos de sus diamantes, rubíes, y esmeraldas. Unos destellos de luz multicolor que te dejan hipnotizado.

Exposicion el Hermitage en El Prado noviembre 2011 marzo 2012

Otras magnificas obras pertenecientes a esta exposición que también impresionan por su belleza artística son las siguientes:

A destacar en “el entorno del Hermitage”:
– El cuadro “Vista de la calle Sadovaia con la catedral de San Nicolás y el mercado” de Benjamin Patterson, y el detalle del rey a caballo que se puede percibir con claridad en las nubes del centro del cuadro.
– El cuadro “Biblioteca del Hermitage” de Alekséi Vasílievich Tyranov, y el detalle del gran obelisco en el interior de la biblioteca. ¡¡¡Espectacular!!!

A destacar en “el oro de los griegos”:
– El Phiale y su rica decoración con delfines en el centro, gorgonas con el detalle de las serpientes alrededor de la cabeza, y las cabezas de los sabios con largos bigotes y barbas en la parte más externa. ¡¡¡Impresionante!!!
– La belleza de los grifos en el brazalete con ciervos.
– El precioso colgante con la cabeza de Atenea Partenos.
– La finura de la diadema con nudo de Hércules.

A destacar en “la colección de orfebrería oriental”:
– El lujo oriental reflejado fielmente en la elegante arqueta de plata china.
– El finísimo hilo de oro utilizado en el jarrón con asas en forma de dragón.
– La preciosa caja con forma de cesta tan finamente trabajada que se puede ver perfectamente su interior desde fuera aunque esté cerrada.

A destacar en “la colección de orfebrería occidental”:
– La lujosa arqueta alemana de Eduvigis Jagellón como exuberante símbolo de riqueza.
– El pinjante de cuarzo del pirata Francis Drake.
– El pinjante de esmeralda con una carabela.
– La suntuosa religiosidad reflejada en el cáliz y en la patena de San Petersburgo.
– La curiosa tabaquera de Federico II, rey de Prusia.
– La elegante delicadeza del ramo de acianos con espigas de avena en un jarrón, y el logrado efecto del agua en su interior, cuando en realidad no la hay.

A destacar en “la colección de arte occidental”:
– “La Virgen del Niño” de Alberto Durero. ¡¡¡Precioso!!!
– La fascinante estatua del fauno de Baccio Bandinelli, y el detalle de la pata de carnero colgando en la parte inferior derecha.
– El dibujo de “Carlos IX de Francia” de François Clouet, y el realismo alcanzado a través de este inteligente uso del trazo y de los tonos.
– El cuadro “Tañedor de laúd” de Caravaggio, y la sensación de realismo y de movimiento que transmite. La imagen de este cuadro ha sido elegida como representante de esta exposición tanto en este catálogo como en la publicidad.
– El cuadro “San Pedro y San Pablo” de El Greco, y el realismo de sus miradas, de sus rostros, de sus siniestras manos.
– La inconfundible magia pictórica de Brueghel el Viejo en su “Paisaje invernal con patinadores”.
– La espectacularidad que transmite el cuadro de Rubens “Paisaje con un carro de piedras”. ¡¡¡Impresionante!!!
– El soberbio y aristocrático cuadro de Anton van Dick “Henry Danvers, conde de Danby”, y sus ojos que, te pongas donde te pongas, parecen que siempre te están mirando fijamente.
– El instante reflejado en el cuadro “Retrato de un estudioso” de Rembrandt. Un fiel reflejo artístico de lo culto.
– El cuadro de Rembrandt “Caída de Háman” y el rostro sobrecogedor del anciano.
– El cuadro de Frans Hals “Retrato de hombre” y su magnética mirada.
– El impresionante realismo del limón pelado en el cuadro “Bodegón con copas y frutas” de Willem Kalf.
– El realismo de la escena reflejada en el cuadro “La visita del médico” de Gabriel Metsu, donde resalta especialmente el rostro expectante de la mujer mayor y la sensación que transmite el médico de estar por encima de todo.
– La mirada triunfante reflejada en el cuadro “Moisés con las Tablas de la Ley” de Philippe de Champagne, con su viveza y con estas manos que parecen de carne y hueso.
– La esencia sacra de la estatua de Lorenzo Bernini “El éxtasis de santa Teresa”.
– La luz que irradia el cuadro “Mercurio coronando a la Filosofía, madre de las Artes” de Pompeo Girolamo Batoni, y su detallado y esclarecedor simbolismo.
– El caballo con alma reflejado en el divino cuadro de Anton Raphael Mengs “Perseo y Andrómeda”, basado en la “Metamorfosis” de Ovidio.
– El gesto soberbio y la mirada aristocrática reflejadas en el cuadro “El conde Nikolái Dmítrievich Gúriev” de Jean-Auguste-Dominique Ingres.
– Las admirables proporciones del busto de “El emperador Alejandro I de Rusia” de Bertel Thorvaldsen.
– La sublime sensación de inmensidad que transmite el cuadro del maestro Caspar David Friedrich “Amanecer en las montañas”, y el detalle de los pastores contemplando el horizonte.
– La serenidad reflexiva que transmite el cuadro “La salida de la Luna: dos figuras masculinas en la orilla” del maestro Caspar David Friedrich.
– La oscura decadencia reflejada en el cuadro de Picasso “La bebedora de absenta”, y la mefistofélica largura de los dedos de sus manos.
– La atractiva viveza y la sensación de 3D que transmite el cuadro de Picasso “Mesita en un café (Botella de Pernod)”.
– La imperturbable actitud reflejada en el cuadro “Muchacha vestida de negro” de André Derain.

Visitar la exposición “El Hermitage en el Prado” ha sido una de las experiencias culturales más importantes que he vivido en este año 2011, y su recuerdo siempre permanecerá imborrable en mi memoria, sobre todo, tras las impresiones artísticas y las emociones que he tenido en la prolongada contemplación del inolvidable cuadro “El beso de la Esfinge” de Franz von Stuck. “El Hermitage en el Prado”, todo un lujo cultural de imprescindible visita en la milla de oro de la Pintura situada en la ciudad de Madrid. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

CATALOGO EXPOSICION EL HERMITAGE EN EL PRADO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“CANOVA” (Reseña #1792).

Reseña Cultural: 1792 // Reseña Literaria: 316
Reseña actualizada. Publicada el 1 de julio del año 2010 en Lux Atenea.

Publicado por: EDITORIAL ELECTA
Edición: 1995 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 64

CANOVA POCKETS ELECTA

Hay un gran maestro de la escultura con el cual me he identificado en cuerpo y alma por la belleza que supo materializar en sus espectaculares obras: el genial Antonio Canova (1757-1822). Como destacado artista italiano del Neoclasicismo, Antonio Canova tiene un don creativo muy especial a la hora de definir y de pulir una estatua hasta alcanzar su máxima perfección, e incluso consigue que quien contempla alguna de sus obras pueda llegar a caer en el complejo de Pigmalion y desear que cobren vida propia. Los bibliófilos lectores de Lux Atenea quedarán maravillados cuando observen atentamente estas páginas, y vean cómo es increíble que Antonio Canova fuera capaz de convertir los bloques de mármol en estas maravillosas obras de arte protagonizadas por personajes que parecen reales, que parecen que se van a mover, o que van hasta a pestañear. Es como si Antonio Canova hubiera podido presenciar en persona la escena que quería representar y, por arte de magia, hubiera podido transformar en piedra a sus protagonistas. Además, Antonio Canova posee un sentido estético y una perspectiva artística completamente armoniosa en su definición que le lleva a tener una extraordinaria capacidad para imaginar la disposición de los personajes, su actitud, la tensión de cada músculo… y con una técnica escultórica propia de un ser sobrenatural a la hora de convertir su idea en algo real y tan asombrosamente bello. Quién haya podido ver en persona algunas obras esculpidas por Antonio Canova, sabe muy bien de lo que hablo, y quien no haya tenido esta inolvidable experiencia, al menos le aconsejo que se pasee por las páginas de este libro para tener una primera toma de contacto con el virtuosismo creativo de Antonio Canova. Las imágenes impresas que han sido incluidas en esta edición les dejarán con ganas de iniciar un viaje hacia los lugares donde están expuestas estas magnas obras. Una fascinación incomparable que acercará su alma a la belleza propia del Arte Escultórico porque es imposible no conmoverse con obras como “Pio VI in preghiera”, “Ninfa addormentata”, “Marte e Venere”, “Teseo vincitore del Minotauro”, con el impactante y potente “Ercole e Lica”, o con la solemnidad que transmite el Monumento a María Cristina de Austria, por poner alguno de los muchos ejemplos claros que existen sobre su extraordinario don artístico. Como último apunte en esta reseña, la edición del libro fue publicada en idioma italiano y desconozco si la editorial Electa también lo ha presentado en idioma español. “Canova”, grandioso libro sobre Arte para admirar. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

CANOVA

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.