TRAJEDESALIVA “MIMA BLANCA” (MARGEN, 2003) (Reseña / Review #1078).

Reseña Cultural nº: 1078 // Reseña Musical nº: 930

Reseña actualizada. Publicada el 16 de enero del año 2007 en Lux Atenea

Quiero dar las gracias al grupo musical español TRAJEDESALIVA por su cortesía al enviarme este promocional físico.

Publicado por : MARGEN, 2003
Edición comentada : Digipak CD (RECIBIDO COMO PROMOCIONAL)
Tracklist: 1- Mima Blanca Parte I // 2- Mima Blanca Parte II // 3- Mima Blanca Parte III // 4- Mima Blanca Parte IV // 5- Mima Blanca Parte V // 6- Mima Blanca Parte VI // 7- Mima Blanca Parte VII // 8- Mima Blanca Parte VIII // 9- Mima Blanca Parte IX // 10- Mima Blanca Parte X

Lux Atenea 4 - 4

Trajedesaliva es sinónimo de vanguardia. Trajedesaliva es imaginación musical y desvelo. Auténticos alquimistas instrumentales que elaboran en las probetas sonoras y líricas de su laboratorio artístico, estas mezclas musicales novedosas cuyos efectos emocionales son directos y penetrantes. La complejidad de sus letras es la que da color a cada nuevo descubrimiento, pero con emanaciones cargadas de degradados óxidos metálicos, de gases sofocantes que nos dejan sin oxígeno, de sales que secan nuestra piel, y de hirientes ácidos que penetran hasta nuestros huesos. Como analista cultural non-mainstream, tengo muy claro que si Trajedesaliva hubiera surgido en otros países como Alemania, Francia, o Estados Unidos, por álbumes tan excelsos como “Mima Blanca” serían considerados como destacada vanguardia musical dentro de esta escena, Pero ya sabemos que nadie es profeta en su propia tierra. Sin más demora, iniciamos la audición de tan grandiosa obra con este envejecido acordeón acompañado de una triste trompeta que empezarán a llorar desde el comienzo del tema “Mima Blanca Parte I”. Llanto que tan solo se verá interrumpido por las notas musicales de este enervado piano como contrapunto sonoro en esta mohosa atmósfera. Ecos desde la lejanía irán poco a poco contaminando una tierra cuyo tempo vendrá definido por los lentos segundos de esta fría y seca percusión. “Mima Blanca Parte II” nos deja helados, casi sin aliento, y tras cruzar estas duras tierras de escarcha y hielo, la animosidad entrará en nuestro cuerpo con el tema “Mima Blanca Parte III”. Un calor que más que reconfortarnos, nos hará pensar en los duros momentos vividos que aún no damos por terminados, surgiendo los párpados de esta trompeta para tratar de proteger nuestros ojos.

Lux Atenea 4 - 5

Llegados a este punto, los melómanos lectores de Lux Atenea empezarán a tomar consciencia del acertado título de cada uno de estos temas, nombrados como “Mima Blanca parte” y un número, ya que otros títulos hubieran condicionado mentalmente más de lo debido, eliminando gran parte de esta magia artística que invita a la imaginación en nuestra mente cuando escuchamos música con esta profundidad conceptual. A continuación, en el tema “Mima Blanca Parte IV”, todo será caos y frenética actividad pero con una sensación de malestar que no nos abandonará hasta el final de esta composición. Pero si pensaban que en cualquier otro estado nos sentiríamos mejor, el tema “Mima Blanca Parte V” nos demostrará que no, debido al protagonismo sonoro de este contundente y pesado martillo digno de la forja de Vulcano que nos castigará en esta asfixiante niebla recreada musicalmente con teclados y sintetizadores. Bruscamente, nuestra inquietud tratará de apaciguarse con el consuelo de esta comprensiva trompeta en “Mima Blanca Parte VI”. Cuestionándonos si esto es descanso, más bien nos parecerá entrar en un entorno poseído por la melancolía, apareciendo la luz en el tema “Mima Blanca Parte VII” con su intensidad mortecina entrando por la ventana. Una luz anaranjada que no sabemos si proviene de una madrugada o un atardecer. Una luz que augura esplendor, o que irá perdiendo brillo como un declive. Con este dilema en el aire, el tema “Mima Blanca Parte VIII” nos sacará de cualquier duda al respecto, haciéndonos ver que todo es un ciclo perpetuo de desaliento mientras la sonrisa de un payaso de feria nos invita a subir a esta noria cubierta de polvo y telas de araña. Cuando la noria empiece a moverse muy lentamente, nos fijaremos en su desangelado cartel cuyas letras dicen “Mima Blanca Parte IX”. Luego, todo rechinará, todo crujirá, todo irá cayéndose poco a poco, y dentro de nuestro habitáculo empezará a girar su eje. Miramos alrededor y todo es lúgubre, y con el sonido de esta trompeta que no nos abandonará hasta la muerte. Fijándonos en el lustroso metal de ese instrumento, observamos que hay grabada una inscripción: “Mima Blanca Parte X”. ¿Crees que todo ha acabado? “Mima Blanca”, vanguardia artística conceptualmente avanzada a su tiempo. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

LE TRISTE SIRE “EFFUSIONS…” (DYSPHORIE, 2003) (Reseña / Review #1077).

Reseña Cultural nº: 1077 // Reseña Musical nº: 929

Reseña actualizada. Publicada el 15 de enero del año 2007 en Lux Atenea

Publicado por : DYSPHORIE, 2003
Edición comentada : CD (EDICIÓN COMPRADA)
Tracklist: 1- Deliverance // 2- Ubris // 3- Innocence Perdue // 4- Fatum // 5- Outrages // 6- Air // 7- L´Adieu Rêvé // 8- Gravité Cendrée // 9- La Nuit D´un Autre Temps // 10- Passage // 11- Deliverance (vocal)

Neoclasicismo, fuerza sonora orquestal, composiciones que huyen de la sobrecarga instrumental en pro de la pureza del mensaje a través de la dulzura y de la limpia armonía de las notas musicales, trasfondos trágicos, composiciones para amantes del piano, ecos feéricos que huyen ante la oscuridad… El grandioso álbum “Effusions…” de Le Triste Sire se revelará a los melómanos lectores de Lux Atenea como una auténtica delicia artística para los amantes de esos momentos especiales marcados por la intimidad, por ese espacio temporal de ruptura a través de la meditación y de la serenidad, o como comprensivo cómplice musical para quienes se bañan en las profundas y negras aguas de la melancolía. ¡¡¡“Effusions…”, exquisita delicatessen artística!!! Sin más demora, iniciamos la audición de este extraordinario álbum con el primer tema “Deliverance”, empezando a andar por ese camino de la esperanza cuyo encuentro suele ser esquivo e impenetrable. Posteriormente, en el tema “Ubris”, será la voz del viento lo que traiga sequedad, polvo, y cenizas hasta la llegada de estos planos instrumentales para piano que llevarán todo el peso de la estructura musical del tema “Innocence Perdue”, con esta cadenciosa esencia melódica tan cautivadora y con estas notas fugaces que te encogen el alma. Escuchando atentamente la composición “Innocence Perdue”, uno observa cómo cobra vida ese ser que tuvo que recoger las ruinas de la belleza corrupta entre brumas de decadencia.

Tras un final musical seco y brusco, aparecerá el tema “Fatum” plagado de tristeza y hundimiento a través de esta mirada al abismo en el que se va cayendo poco a poco. Mirar atrás no evitará el hoyo en el que caemos y, en el tema “Outrages”, no encontrarán salida, o salvación alguna al dejar de estar presente como opción existencial, ni tampoco el socorro surgirá porque hace tiempo que se marchó para dejar a la injusticia este salvaje momento de dominio. En el tema “Air”, seremos mudos testigos de esos deseos incumplidos y de esas esperanzas rotas, de ilustres momentos ya pasados y de los crueles sinsabores de la vida, de radiante esplendor y de ruinosa decadencia, y de esas vidas intensas que exprimieron a fondo la existencia en este mundo para luego convertirse en muertes anónimas. Luego, esta voz femenina nos acompañará hasta el comienzo del tema “L´Adieu Rêvé”, inolvidable como la fugaz presencia de un buen perfume cuyo olor va marchándose al agitar la fragancia sus alas. Magnetismo sensorial que será fielmente reflejado en el siguiente tema, “Gravité Cendrée”, donde el piano marca un tempo del cual no es protagonista, pero si director. Llegando casi al final de este álbum, la obscuridad nos ocultará saberes perdidos en “La Nuit D´un Autre Temps”, con la compañía de los sonidos nocturnos del campo y de los ecos de estas notas de piano acompañándonos hasta el tema “Passage”, donde de nuevo aparecen dos pianos como base instrumental principal de su estructura musical como en tema “Innocence Perdue” ya analizado. Y, sin darnos cuenta de ello, como si de una única pieza musical se tratara, entraremos en la versión vocal del tema “Deliverance” con esta preciosa voz femenina y un susurro que reavivan la esperanza en alcanzar esa ilusión que no vemos, pero que intuimos poder alcanzar. ¿Una quimera? En manos de cada individuo en este mundo está encender esa vela, o no. “Effusions…”, grandiosa obra musical de Le Triste Sire para ser sentida con emoción y sensibilidad in aetérnum. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.