DALAI LAMA “EL UNIVERSO EN UN SOLO ÁTOMO” (Reseña #1529).

Reseña Cultural: 1529 // Reseña Literaria: 213

DALAI LAMA EL UNIVERSO EN UN SOLO ATOMO

Reseña actualizada. Publicada el 13 de noviembre del año 2008 en Lux Atenea.
Publicado por: DeBOLS!LLO
ISBN: 84-8346-292-8
Edición: 2007 (EDICIÓN COMPRADA)

Lux Atenea 4 - 2

Desde siempre ha existido ese choque entre la mentalidad científica y la religiosa. Si miramos el pasado de Europa, no hay que irse muchos siglos atrás para comprobar cómo el control del Pensamiento y de la Ciencia estaba en manos de la férrea e intolerante jerarquía religiosa, y no fue hasta el nacimiento del Siglo de las Luces cuando la corriente científica racionalista empezó a reclamar su protagonismo dentro de la sociedad y su destacada relevancia en la evolución del pensamiento. El tiempo ha pasado, la Razón científica se ha impuesto claramente en la sociedad occidental, pero, al igual que en el pasado, se vuelven a repetir los mismos errores de corte intolerante ante todo lo que no se ajuste al rígido y delimitado mundo establecido por la élite científica. De esta forma, despreciando todo lo positivo que lleva consigo el pensamiento espiritual (espiritual y no religioso institucionalizado), la Ciencia está pidiendo culto a cada una de las personas que forman parte de esta sociedad moderna colmada de opulencia y de progreso, y como analista cultural, yo me preguntó por qué Ciencia y Espiritualidad no pueden ir cogidos de la mano en pro del bien de la Humanidad. ¿Acaso la Ciencia ha logrado ofrecernos ese Paraíso Terrenal tantas veces por ella vaticinado como una realidad inminente? Observo a la sociedad, analizo la indiscutible primacía del pensamiento racional y científico, y veo el mundo cada vez más deshumanizado, más salvaje, más extremo, más degradado, más decadente, y con una ausencia cada vez mayor de valores en esta privilegiada y milagrosa existencia humana sobre la faz de la tierra.

Lux Atenea 4 - 3

Personalmente, a nivel espiritual, no voy a negar mi admiración por el Dalai Lama y esto que digo no es sinónimo de mi pertenencia a la religión budista, ni tengo intención alguna de serlo algún día. Pero lo que sí admiro es su franqueza a la hora de abordar temas y problemas muy delicados que nos afectan a todos y cada uno de los seres humanos que vivimos en este planeta. Este rincón del Universo tan castigado por nuestra falta de escrúpulos. Varios han sido los libros del Dalai Lama que he leído y analizado, pero “El Universo en un solo Átomo” se ha convertido en una referencia literaria para poder dar sentido y consistencia a esta visión tan particular de esos dos mundos tan enfrentados. Además, es del todo elogiable que para defender su postura, tome la determinación de alejar cualquier tipo de propaganda religiosa a favor del budismo en su mensaje, permaneciendo en el lado espiritual mientras hace referencia a otras confesiones, y sin desmerecer en absoluto la gran labor realizada por la Ciencia en la evolución del pensamiento humano. En este extraordinario libro, el bibliófilo lector de Lux Atenea encontrará al Dalai Lama a favor de una unión y de una colaboración honesta entre estas dos corrientes del pensamiento, en vez de atacarla con ánimo de desprestigiarla. En más de una ocasión, el culto lector tendrá la oportunidad de leer en sus propias palabras, frases en las cuales llama a eliminar conceptos religiosos budistas a los que la Ciencia ha dejado obsoletos y sin sentido. ¿A cuántos líderes religiosos actuales han escuchado hablar en tales términos respecto a sus instituciones y creencias? ¿Cuántos líderes religiosos consideran a la Ciencia como una aliada, como una desveladora de falsos misterios en este siglo XXI dominado por la intolerancia?

Lux Atenea 4 - 4

Toda corriente o pensamiento, sea racionalista o religioso, ha de ser tomado con prudencia y con cierta mirada de desconfianza hasta que se demuestre su lado positivo. Pero cuando una corriente como la racionalista científica aleja al ser humano de la ética y de la moral al pertenecer al ámbito religioso, cuál es entonces la meta hacia la cual se dirige el destino humano si este queda totalmente en sus manos. Porque hablar de ética y de moral en el plano científico es poco menos que hablar de algo quimérico, abstracto, inconsistente. Para la Ciencia, todo ha de ser probado, medido, calculado, repetido, y experimentado sin ninguna posibilidad de error pero, cómo podemos medir o calcular, por ejemplo, los actos caritativos que caracterizan a algunos miembros de la especie humana. ¿Con qué escala de valores podemos cuantificarlos? Cuando un ser humano realiza actos bondadosos, cómo podemos medirlos. Cuando un ser humano ayuda a otro de su especie, o ayuda a seres de otras especies, ¿también los podemos medir o valorar científicamente?¿En relación a qué? ¿Podemos medir también cómo una persona se estremece al contemplar el mundo desde lo alto de una montaña, o cuando observa las estrellas en el cielo nocturno? ¿Cómo vamos a poder medir la esencia humana relacionada con los sentimientos? La locura científica está desatada y sin control al sentirse poderosa e indiscutible dentro de la sociedad moderna, y los que se oponen a sus dictados son marginados. No son quemados en una hoguera, pero si son señalados socialmente o condenados al ostracismo. En este recién iniciado siglo XXI, la Ciencia no se pone en cuestión, en tela de juicio. Los científicos son los nuevos sacerdotes, aquellos que pueden hacer y deshacer a su antojo amparados por ese supuesto beneficio para la Humanidad, al igual que en el pasado, los sacerdotes eran elegidos de Dios y no se les cuestionaba. Y cuando la Ciencia y sus sacerdotes del progreso se equivocan, no es un error suyo, es un fallo humano ya que la Ciencia nunca se equivoca, al igual que en el pasado, las religiones y sus sacerdotes no se equivocaban, era la voluntad de Dios y si lo acontecido era algo grave y nefasto, esa era la prueba más clara de que los fieles no habían sido lo suficientemente devotos con Dios. Un error humano igualmente.

Lux Atenea 4 - 5

No creo que esta obra vaya a romper la dinámica científica marcada por la decadencia de los valores en la cual está embarcada la sociedad occidental. Es más, creo que el poder de la Ciencia dentro de la sociedad no ha hecho más que empezar ya que se han unido dos poderosas fuerzas como son la Ciencia y el Dinero en un mismo camino, y a ver quién es el que se atreve a parar tal inercia. Si alguien pusiera en cuestión cualquier aspecto o aplicación avalada por la Ciencia, debido precisamente a su alianza con los poderes económicos y comerciales, inmediatamente pondrían a la sociedad echándose encima pidiendo su cabeza, acusándole de retrógrado y de enemigo del progreso. Pero una cosa es que no se pueda parar, y otra, que por no poder pararla tengamos que verla como algo absolutamente positivo e inocuo. La Ciencia sigue abriendo más y más cajas de Pandora como la Genética, la Nanotecnología, la Biotecnología… sin hacer un análisis profundo y detallado sobre cuál va a ser su influencia y su impacto en la Humanidad y en el entorno natural, y si será beneficiosa o no su implantación. Para la Ciencia, toda frontera ha de ser rota. Luego, ya se estudiarán sus características al detalle, y mientras tanto, para la Ciencia, un ser humano no es un ser con sentimientos y emociones, con pensamientos e imaginación, sino un objeto con vida para ser estudiado sin tener en cuenta moral o ética alguna. Si en la faz de la Tierra apareciera el animal más bello y celestial del universo, un ser humano con perspectiva trascendente vería su espíritu ensancharse al contemplarlo, e incluso disfrutaría si pudiera comunicarse son él, aunque fuera de forma muy sencilla. Un ser humano religioso pasaría a un estado de engrandecimiento del alma al contemplarlo al considerarlo un regalo del Cielo y de Dios (o de los Dioses), y luego lo cuidaría para que estuviera con él el mayor tiempo posible como signo de buen augurio, o lo matarían sin dudarlo si en ese ser observaran signos que en sus creencias lo consideran maligno. Pero un ser humano científico, lo primero que haría sería observarlo, analizarlo, capturarlo, medirlo, y luego matarlo para diseccionarlo, sacaría todos sus órganos, los mediría, los analizaría, y, al final de todo, su Ego se expandiría hasta el infinito al haber sido el primer ser humano en realizar un análisis científico exhaustivo de un animal único. “El Universo en un solo Átomo”, una obra fundamental para poder pensar y analizar cómo y hacia dónde vamos como sociedad. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 6

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

THE PANDEMONIUM BUREAU “SCORCHED EARTH – EP” (SACRED REALM RECORDS, 2021) (Reseña / Review #1528).

Reseña Cultural nº: 1528 // Reseña Musical nº: 1290

THE PANDEMONIUM BUREAU SCORCHED EARTH EP

Edición reseñada: Álbum digital (Free Download)
Tracklist: 1- Scorched Earth // 2- Aftershock // 3- A Mutiny Of Angels // 4- Svengali
Datos técnicos: Temas compuestos en el verano del año 2021
Composiciones musicales que escucharás mil veces: Cada uno de estos temas. Obra Maestra Musical

Lux Atenea 4 - 6

A finales del mes de septiembre del pasado año 2021, el talentoso dúo musical The Pandemonium Bureau presentó este espectacular EP titulado “Scorched Earth”, habiendo sido publicado en formato digital a través del sello discográfico Sacred Realm Records, además de estar disponible en libre descarga a través de la página oficial de The Pandemonium Bureau en Bandcamp. Engalanado con esta impactante imagen de portada en blanco y negro, proyecta esa melancolía y ese nihilismo del individuo inmerso en el vacío existencial de la vida cotidiana en una mega urbe. Tristeza gótica observando ese mundo donde jamás encontrará la armonía, y la lluvia como el reflejo metafórico de las lágrimas del alma en decadencia. Una estética clásica castigada por el paso del tiempo, y la posmodernidad urbana como cruel escenario para las inquietudes espirituales. A nivel musical, durante el verano del año 2021, el innovador artista japonés Toshiyuki Hiraoka (bajo, guitarra, piano, waterbowl, y programaciones) y el genial artista escocés William Westwater (vocalista, lírica, sintetizadores, e ingeniería musical) rompieron todos los límites conceptuales que estaban definiendo musicalmente a The Pandemonium Bureau, lanzándose de lleno hacia terrenos artísticos donde el eclecticismo llevará al melómano lector de Lux Atenea a disfrutar de atmosferas sonoras de vanguardia a través de estilos como el dark jazz o el noir ambient. El EP “Scorched Earth” les sorprenderá por su visión conceptual adelantada a su tiempo y, a cada uno de los cuatro temas que lo vertebran, el paso de los años irá incrementando su valor musical como referencia artística indiscutible de estos nuevos escenarios creativos donde Toshiyuki Hiraoka y William Westwater son pioneros. Por este motivo, “Scorched Earth” es una obra maestra de imprescindible audición.

The Pandemonium Bureau - Scorched Earth EP

Iniciamos la audición de esta innovadora obra sumergiéndonos en el vibrante escenario sonoro cosmopolita del tema “Scorched Earth”, integrando con maestría estos pasajes instrumentales propios del dark jazz con la fascinante interpretación vocal a cargo de William Westwater, fluyendo este espíritu sonoro gótico old-school para deslumbrarnos. “Scorched Earth” es ácido, tan descarado interpretativamente como el cabaret más underground, y con ese poso cosmopolita donde la insatisfacción y el spleen apocalíptico confluyen en esta mirada sarcástica al mundo. ¡¡¡“Scorched Earth”, siniestra belleza musical!!! Tomando consciencia que estamos ante un EP de vanguardia ya desde su primera canción, a continuación, en el tema “Aftershock”, la magia melódica del dark jazz aumentará la brillantez conceptual de esta composición, quedando perfectamente equilibrados los planos instrumentales con la lírica a pesar de su intenso dinamismo. En “Aftershock”, prácticamente podemos hablar de gothic jazz creado por The Pandemonium Bureau para hechizar a quienes amamos ambas escenas musicales con pasión. Como analista cultural, sigo profundamente sorprendido con este espíritu creativo propio del avant-garde más provocador, y aparece el tema “A Mutiny Of Angels” para seguir descubriéndome nuevos escenarios musicales nunca antes escuchados. Solamente en Lux Atenea llevo analizadas más de 1200 reseñas sobre obras musicales, y nunca antes me había sorprendido y fascinado tanto la audición de un álbum como “Scorched Earth”. En “A Mutiny Of Angels”, se quedan cortas mis palabras de admiración por su virtuosismo en la composición, y con una interpretación musical sublime, todo en “A Mutiny Of Angels” es transgresor. Obscuridad y mirada con una pequeña sonrisa burlona en los labios, mientras todo se agrieta y colapsa alrededor nuestro. “A Mutiny Of Angels” debería ser el himno del outsider marginado por esta civilización vacua y en decadencia. Clausurando esta obra maestra, el tema “Svengali” aparecerá con la obra “Thilby” (1894) del genio literario George du Maurier (1834-1896) presente en esta atmósfera tenebrosa y obsesiva, y donde la maestría instrumental de Toshiyuki Hiraoka destaca especialmente hasta sobrecogernos. “Svengali” tiene también esa aura macabra y mentalmente distorsionada cuyas acciones llevan al dolor, a la tragedia, y a la locura. Un despótico Ego desatado que trata de cubrir su eterna insatisfacción a cualquier precio. “Scorched Earth”, deslumbrante obra maestra de vanguardia que empatizará emocionalmente con las almas afines a la perspectiva gótica de la vida. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

Lux Atenea 4 - 3

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.