JOSEPH CONRAD “EL CORAZÓN DE LAS TINIEBLAS” (Reseña #1838).

Reseña Cultural: 1838 // Reseña Literaria: 356
Reseña actualizada. Publicada el 3 de diciembre del año 2007 en Lux Atenea conmemorando el 150º aniversario del nacimiento del escritor JOSEPH CONRAD (1857-1924).

Publicado por: MONDADORI, S.A.
ISBN: 84-9759-646-3
Edición: 2006 (EDICIÓN COMPRADA)

JOSEPH CONRAD EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS MONDADORI

“¡Ah, el horror! ¡El horror!”

En Lux Atenea es todo un honor conmemorar el 150º aniversario del nacimiento del escritor Josef Teodor Konrad Korzeniowski (Berdichev, Polonia), genial artista literario del lado oscuro del alma humana. Aunque Joseph Conrad es mucho más conocido por su obra “Lord Jim”, es con su libro “El corazón de las tinieblas” con el cual ha logrado convertirse en un escritor de culto para aquellas personas interesadas en el conocimiento profundo de las raíces interiores más siniestras del ser humano. “El corazón de las tinieblas” es un libro que, desde su publicación, ha marcado y seguirá marcando a los lectores por su contenido y por su mensaje franco y directo en relación a personas de notoria relevancia pública. Desde políticos a filósofos, desde escritores a empresarios, desde escultores a pintores… su influencia incluso llegó a marcar a uno de los directores de cine con más talento: Francis Ford Coppola. Su obra maestra “Apocalypse Now” precisamente estuvo inspirada en este libro, y en esta fuente fue donde encontró el eje existencial alrededor del cual hacer girar la trama de esta siniestra historia. Luego, sería EL ACTOR Marlon Brando quien se encargaría de dar forma y sentido a la película pero, bueno, esta ya es otra historia… (recomiendo la lectura de la reseña del magnífico libro de Iván Reguera “Apocalypse Now, Odisea en los Territorios del Horror” publicada en Lux Atenea).

JOSEPH CONRAD EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS MONDADORI pic3

“Era una victoria moral pagada por las innumerables derrotas, por los terrores abominables y las satisfacciones igualmente abominables. ¡Pero era una victoria!”

Ambientado en el Congo cuando era una colonia belga, en las páginas de este libro comprobarán fielmente cómo ese territorio fue depredado y esquilmado en pro de la obtención de unos desorbitados beneficios económicos gestionados por la Compañía del rey Leopoldo II: la Société Anonyme Belge para el comercio en el Alto Congo. Aunque estamos hablando de una novela, “El corazón de las tinieblas” refleja y describe la traumática experiencia sufrida por el propio escritor en ese territorio, siendo contada a través de unos personajes de ficción que presentan fuertes lazos de unión con personajes reales que vivieron en aquella época. Con esta poderosa y enérgica fuente de inspiración, Joseph Conrad dará cuerpo literario y trasfondo a uno de los libros más obscuros y trágicos que se hayan escrito sobre la sombra infernal que el alma humana es capaz de proyectar en este mundo. Por este motivo, su lectura resulta apasionante a través de frases que atrapan nuestra atención, siendo su mensaje capaz de concentrar a nuestra mente mediante estos hechos transformados en desvelos sobre parte de nuestro interior como seres racionales sobre la tierra. Se puede leer “El corazón de las tinieblas” como si fuera únicamente una novela pero el lector se quedaría entonces en lo superficial, en la cubierta de su verdadero contenido. En cambio, dentro de un plano más reflexivo podemos leer sus frases, podemos analizar sus párrafos, e ir adentrándonos poco a poco en el interior de esta cueva mental convertida en jungla psicológica cuyo final del trayecto no es otro que encontrarnos cara a cara con la raíz humana. Con ese diabólico monstruo oculto cuya existencia debemos controlar durante la vida para evitar que domine y condicione al Yo en las decisiones tomadas. Pero, ¿puede tener nuestro Yo varias caras, o varios rostros?

JOSEPH CONRAD EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS MONDADORI pic1

“Y la vida de Kurtz corría también rápidamente, desintegrándose, desintegrándose en el mar del tiempo inexorable.”

Como podrán ya intuir los cultos lectores de Lux Atenea, “El corazón de las tinieblas” es un obscuro camino hacia aquello que llamamos El Mal. Dentro de cada uno de nosotros, el Mal tiene una semilla cuyo crecimiento, maduración, e instinto de dominación serán (tal vez) anulados gracias a la responsabilidad del individuo inmerso en la propia evolución de su personalidad a través de la reflexión y del autoanálisis. Si el carácter y la formación del individuo es fuerte y evoluciona en esta vida dentro de un crecimiento constante, estas poderosas fuerzas desequilibrarán la balanza espiritual en pro de la armonía y del amor universal. Pero, en cambio, esta balanza existencial se posicionará en el lado opuesto por el terrible peso de la debilidad emocional, por la fragilidad latente en la personalidad, por la irresponsable falta de perseverancia, por la comodidad de la dejadez, por el autocastigo tras la derrota sufrida, y por el amable abrazo del esclavizante vicio. Y lo mejor que tiene esta historia es que no nos habla de una persona débil de mente atrapado en los nudos del Mal, sino de un poderoso individuo cuya expansiva energía interior ha roto todos los límites hasta situarse más allá del Bien y del Mal. Situado en el centro de este auténtico sueño de poder y gloria convertido en realidad, finalmente no ha encontrado otra cosa que el horror. Un horror convertido en inescrutable vacío que todo lo engulle y devora. Esta persona tiene un nombre, Kurtz, y Kurtz transformado en un alocado y perdido semidios sobre la tierra encuentra siempre insatisfacción en todo deseo satisfecho, en todo acto ejecutado con éxito, en todo amor convertido en entrega, en todo valor reflejado en mirada altiva hacia el horizonte. Un plano existencial marcado totalmente por este horizonte cerrado e indefinido cuya obscuridad va poseyendo poco a poco al alma de Kurtz.

JOSEPH CONRAD EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS MONDADORI pic2

“Yo le miraba como se mira, hacia abajo, a un hombre tendido en el fondo de un precipicio, al que no llegan nunca los rayos del sol.”

Así es “El corazón de las tinieblas”, el interior de ese ser humano convertido en un dios sobre la tierra y que es puesto al descubierto. Un dios cuya mirada hiela, cuya sonrisa no inspira confianza, cuyos gestos no reflejan amor porque lo entregó como sacrificio para poder llegar hasta la cúspide máxima del reino de los dioses en este mundo. Pero los dioses son inmortales, y Kurtz no. He aquí la tragedia y el drama latentes en este ser sumergido en las gélidas aguas del Mal, que es consciente de que no es posible una vuelta atrás, y que tan solo espera a aquel que le libere de tan cruel cárcel, la cárcel carnal cuando se ha perdido irreversiblemente el halo espiritual. “El corazón de las tinieblas”, ilustre literatura decimonónica de blancas páginas, pero escrita con la tinta más negra y siniestra de la realidad humana. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“Atraía a los hombres hacia él por lo que había de mejor en ellos”

JOSEPH CONRAD EL CORAZON DE LAS TINIEBLAS

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“MANTEGNA. EL SUEÑO DE LO ANTIGUO, EL ORO DE LA CORTE” (Reseña #1834).

Reseña Cultural: 1834 // Reseña Literaria: 352
Reseña actualizada. Publicada el 12 de abril del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: ELECTA / GRIJALBO MONDADORI, S.A.
ISBN: 84-8156-317-X
Edición: 2001 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 143

MANTEGNA EL SUEÑO DE LO ANTIGUO EL ORO DE LA CORTE

“La actividad artística, la vida familiar y las ambiciones personales de Andrea Mantegna están indisolublemente ligadas a la corte de los Gonzaga.”

Andrea Mantegna (1431-1506) es uno de los mayores genios artísticos del Quattrocento italiano. Teniendo como principal fuente de inspiración al arte del extinto Imperio Romano, bajo su influjo pudo crear obras maestras de gran belleza que actualmente siguen conmoviéndonos al contemplarlas. Poseedor de un don artístico muy especial para integrar con absoluta perfección sus imágenes pictóricas dentro del entorno donde debían permanecer (iglesias, palacios, habitaciones, capillas…), los bibliófilos lectores de Lux Atenea quedarán impresionados con la precisa definición de sus personajes de una fuerza de expresión incomparable y con unas proporciones anatómicas cercanas a la más absoluta perfección, además de su talento artístico único para explorar el mágico mundo de las perspectivas a la hora de crear las escenas a representar. Andrea Mantegna llegaría incluso a adentrarse en el terreno del ocultismo con la creación de una serie de grabados conocidos durante siglos como “El Tarot de Mantegna”, y que algunos expertos han querido alejar de esa interpretación esotérica al identificarlos con una recreación cosmológica mucho más simple por parte del autor, aunque mantengan al ser humano y al universo como principales ejes existenciales, espirituales, y místicos. Como analista cultural, la interpretación esotérica de los grabados de Mantegna en relación con la baraja del Tarot no es para nada irreal, teniendo en cuenta que el Tarot Visconti también surgió en Italia en la misma época de la mano de la poderosa familia milanesa de los Sforza, y estos grabados de Mantegna aparecen en la ciudad de Ferrara exactamente dos décadas después.

MANTEGNA EL SUEÑO DE LO ANTIGUO EL ORO DE LA CORTE pic2

“Respecto al dibujo, el grabado ofrece la ventaja de la reproductibilidad en diversos ejemplares; esta técnica aparece pronto como la más idónea para satisfacer a un público de apasionados y coleccionistas que a finales de siglo está en claro crecimiento.”

La genialidad técnica y artística desarrollada por el maestro Andrea Mantegna le llevaría incluso a ver solicitados sus servicios para la restauración de importantes obras italianas que, tras el paso del tiempo, se encontraban en diversos estados de degradación. Su amplia experiencia con las más diversas técnicas pictóricas, junto a su concienzudo trabajo con retablos, lienzos… convirtieron a Mantegna en uno de los artistas de más reconocido prestigio en toda la península itálica y, a partir del siglo XVI, sus creaciones se han convertido en obras muy codiciadas cuya pertenencia a las más diversas colecciones públicas y privadas no ha hecho más que ver aumentado considerablemente su prestigio y valoración. Para que los cultos lectores de Lux Atenea puedan hacerse una idea clara de la importancia histórica de Andrea Mantegna dentro del mundo del arte en Europa, les invito a que adquieran esta magnífica guía publicada por la prestigiosa editorial Electa en cuanto tengan oportunidad de comprar un ejemplar. La excelsa calidad de esta edición impresa, tanto por los materiales utilizados como por la exquisita selección de sus imágenes, harán que el libro “Mantegna. El Sueño de los Antiguo, el Oro de la Corte” les deje asombrados debido a la precisión que presentan las descripciones de las obras escogidas, y a través de espectaculares imágenes a todo color donde es posible observar con detenimiento muchos de sus detalles. Por este motivo, obras maestras de Andrea Mantegna como “Sofonisba”, “Sibila y Profeta”, “El Triunfo de la Virtud”, “Retrato de Francesco Gonzaga, IV marqués de Mantua”, “Descenso al Limbo”, “Lamento sobre Cristo Muerto”, “La Pala de San Zenón”, “Niño Bendiciendo”, “El Políptico de San Lucas”… les sobrecogerán por su impactante perfección, concepción, y hermosura, junto a las obras de otros genios del Arte como Alberto Durero en “Los Jinetes del Apocalipsis”, Giovanni Bellini en “Retrato del Dogo Leonardo Loredan” y en “Tríptico dei Frari”, Cristoforo Solari en “Monumento Fúnebre a Ludovico el Moro y Beatrice d´Este”, Sandro Botticelli en “La Piedad”… Una atracción pictórica irresistible que siempre es un placer volver a contemplar. Además, el índice de nombres en las páginas finales de este libro les resultará muy útil a la hora de conocer quiénes fueron los principales personajes de la época aquí mencionados. “Mantegna. El Sueño de los Antiguo, el Oro de la Corte”, deslumbrante crème de la crème pictórica del Quattrocento italiano. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

“La muerte sorprende a Mantegna el 13 de septiembre de 1506, a la edad de 75 años. El último periodo de su vida estuvo marcado por apremiantes dificultades económicas y por una visión cada vez más melancólica de su posición como artista, hostigado ya por pintores de la nueva generación…”

MANTEGNA - EL SUEÑO DE LO ANTIGUO EL ORO DE LA CORTE

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

“EL LIBRO DE LOS SÍMBOLOS”, ALESSANDRO GROSSATO (Reseña #1791).

Reseña Cultural: 1791 // Reseña Literaria: 315
Reseña actualizada. Publicada el 14 de abril del año 2011 en Lux Atenea.

Publicado por: GRIJALBO MONDADORI, S.A.
ISBN: 84-253-3480-2
Edición: 2000 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 220

EL LIBRO DE LOS SIMBOLOS ALESSANDRO GROSSATO

Una de las cualidades informativas de “El Libro de los Símbolos” que más me atrajo fue la interesante perspectiva desde la cual Alessandro Grossato vertebró esta magnífica obra. Unas páginas donde los bibliófilos lectores de Lux Atenea encontrarán ese punto intermedio entre el materialismo occidental y la espiritualidad oriental que, a estas alturas del siglo XXI, es muy probable que nos lleve a un resurgimiento del pensamiento oriental bajo la incuestionable influencia económica y social que la globalización está marcando en todo el planeta. En cambio, en Occidente, y más concretamente en Europa, la decadencia del pensamiento y de los valores sociales cristianos que estamos presenciando en esta centuria, probablemente nos va llevar a décadas donde su poder e influencia en la sociedad va a dejar un vacío que difícilmente otra religión va a poder llenar. Es verdad que el Islam, repotenciado por varios factores claves en nuestro presente social y económico europeo, está viviendo una época de esplendor y expansión en el número de fieles como jamás se haya conocido en toda su historia. Pero este crecimiento del islamismo no está viendo su influencia perfilando nuestra sociedad, o nuestro presente, o en nuestro inmediato futuro, por el momento. Oriente va a marcar el paso durante todo este siglo y, aunque la privilegiada posición de Estados Unidos de América entre dos grandes áreas de influencia va a seguir manteniéndose, en Europa se está gestando una nueva visión de la realidad humana donde el materialismo que no complace ni satisface, y con una religión que los ciudadanos no desean ver reflejada en las bases de la sociedad por sus aspectos éticos y morales tan restrictivos. En esta época de profundos cambios sociales y económicos en todo el planeta, una obra de las características de “El Libro de los Símbolos” se va a convertir en una de las referencias más importantes para poder entender hacia dónde se pueden reorientar las creencias occidentales durante este siglo XXI.

EL LIBRO DE LOS SIMBOLOS ALESSANDRO GROSSATO pic1

Indiscutiblemente, el precioso diseño que la editorial Grijalbo eligió para esta lujosa edición se ha convertido en una de sus presentaciones visuales más efectivas para poder incitar a los ciudadanos a su adquisición y lectura. Con una calidad de impresión a todo color que impresiona, y habiendo sido elegido este gran formato en comparación con otras obras publicadas dentro de esta atrayente temática, todo ello convierte a “El Libro de los Símbolos” en un impactante paseo visual por la mayor parte de los aspectos y de las características religiosas, mitológicas, y filosóficas que han definido a las corrientes espirituales surgidas en Oriente y Occidente durante siglos. A los cultos lectores de Lux Atenea les maravillará la perfecta descripción de cada uno de estos símbolos, con figuras y formas asociadas a pensamientos destinados a provocar una elevación del plano existencial tras ser asimilados e integrados. Esto hace destacar a esta obra como una de las más importantes que se hayan publicado como entrada inicial perfecta para aquellas personas profanas en esta materia. Dividido en ocho grandes apartados (el léxico del cuerpo, la metamorfosis de la diosa, admirables deformidades, anamorfosis, trasmutaciones vegetales, trasmutaciones animales, trasmutaciones hipercompuestas, y el cuerpo de luz), en estas páginas quedarán irremediablemente atraídos por las completas e interesantes descripciones de “La Boca Devoradora”, “Las Tres Gracias y Las Tres Brujas”, “Otros Policéfalos”, “Unimaste y Polimaste”, “Hidrópicos”, “Ángeles Ave Fénix y Ángeles Cisne”, “El Tetramorfo”, “El Omniforme”, “El Rayo Globicular”… Como analista cultural no voy a negar que existen obras sobre simbología que son mucho más amplias, y que profundizan con un mayor detenimiento en cada uno de los apartados que son tratados en sus páginas. Pero la grandeza de “El Libro de los Símbolos” no quedará en absoluto mermada o alterada cuando los lectores profanos en esta difícil temática tengan esta obra en sus manos, y la lean y analicen. Incluso, recomendarán la adquisición de este libro por su dimensión informativa orientada totalmente a lo didáctico. “El Libro de los Símbolos”, auténtica joya que estimulará tanto la mente del lector como engrandecerá culturalmente la biblioteca que tanto ama. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

EL LIBRO DE LOS SIMBOLOS - ALESSANDRO GROSSATO

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.

HERMANN HESS “SIDDHARTHA” (Reseña #1575).

Reseña Cultural: 1575 // Reseña Literaria: 248
Reseña actualizada. Publicada el 6 de marzo del año 2018 en Lux Atenea.

Publicado por: DEBOLSILLO – RANDOM HOUSE MONDADORI, S.A.
ISBN: 978-84-9759-666-4
Edición: Febrero 2007 (EDICIÓN COMPRADA)
Páginas: 222

HERMANN HESSE - SIDDHARTHA

En mi retorno a la publicación de reseñas literarias en este blog cultural, la presencia del ilustre escritor y poeta alemán Hermann Hess (1877-1962) era ineludible debido a la pasión que sus obras han despertado siempre en mí, y con relecturas convertidas en caminos de descubrimiento de esos secretos escondidos sutilmente entre líneas. Una de sus obras más espiritualmente deslumbrantes y, a su vez, que más “secretos” esconde en sus páginas es “Siddhartha”, escrita en el año 1922 como legado cultural y filosófico del periodo que vivió este escritor en la India durante la década anterior. Magna obra con una interesante temática adelantada a su tiempo, de ahí que su historia editorial compleja e interesante no llegara a consagrarla entre el público hasta décadas después, en un mundo y una sociedad completamente alejada del presente vivido por Hermann Hess, y que entonces sí que estaba preparada y era receptiva al mensaje filosófico y espiritual oriental que fundamenta el sentido literario de “Siddhartha”. De nuevo, la esencia de Oriente perfumando la realidad cambiante de Occidente, ofreciendo ese sentido del mundo en el cual vive el individuo occidental fascinado por la Modernidad, pero poseído por un nihilismo creciente en su interior. Individualidad, espiritualidad, y, curiosamente, fusión con lo universal, con lo divino, es lo que nos propone Hermann Hess en esta obra a través de las vivencias y de la transformación interior experimentada por el personaje homónimo a lo largo de su vida. Una búsqueda del sentido de la propia existencia donde la figura del maestro espiritual es rechazada por Siddhartha en pro de la experiencia personal, de la búsqueda personal, e, inexorablemente, del aprendizaje personal a través de los errores cometidos y de las situaciones comprometidas en las cuales el ser espiritual se ve desbordado por los acontecimientos. Una belleza sublime impregnando cada palabra que, estoy seguro, fascinará y cautivará a los cultos lectores de Lux Atenea que decidan viajar mentalmente a la India a través de las páginas de esta obra.

Lux Atenea 4 - 4

Ambientada en la India, la cotidianidad de la vida en una sociedad tradicional con su particular ética y moral, empezará a provocar un creciente ansia de trascendencia en nuestro protagonista ya desde muy joven. Hijo de un brahman, Siddhartha irá comprobando a lo largo del tiempo cómo lo que espera su venerado padre de él, no es precisamente lo que él quiere, lo que él desea hacer, ni lo que poseer en la vida, llevándole a la búsqueda de su propio sentido de la existencia a través del viaje, a través del alejamiento del entorno familiar y social que le ha visto crecer para así poder comprender quién es él, qué hace en este mundo, y cuáles son los motivos reales de su existencia. Con estas inquietudes trascendentes creciendo dentro de él, las dificultades y obstáculos que irá encontrando a lo largo de ese viaje, que no es más que el viaje a su interior representado simbólica y metafóricamente en el exterior, van a ir desvelándole esa realidad buscada que ilumine su interior para descubrir aquello que le condiciona desde lo obscuro, desde lo oculto… desde el inconsciente. Una iluminación espiritual que no es más que la iluminación de ese subconsciente que verdaderamente nos domina, sutil pero eficazmente, a cada uno de nosotros, y donde la deidad y los demonios son también representaciones del universo interior del ser humano donde laten esas fuerzas, esos impulsos, y esa perspectiva siempre inclinada a caer en la obviedad de lo material en este mundo. Esas irresistibles tentaciones que este universo físico, material, y carnal ofrece, alejan de esa otra realidad espiritual que no es otra que la realidad intemporal e imperecedera del alma. Un plano mental, metafísico, y místico fundamentado en la perspectiva oriental surgida desde tiempos inmemoriales, y que perfila y fundamenta el mensaje profundo y reflexivo de Hermann Hess en esta obra. Un libro que invita a la introspección y que convierte al individuo en escultor de su propio ser, siendo el camino de lo místico el encargado de mostrarle esa realidad que lo satisface espiritualmente y que, a su vez, lo aleja de lo social y de lo familiar aunque a veces desee lo contrario.

Lux Atenea 4 - 5

Además, en la obra “Siddhartha” encontrarán varios personajes que son esenciales para dar ese contraste espiritual tan necesario para poder comprender el camino místico en el cual nuestro protagonista se embarca para no volver atrás. Govinda, Kamala, Kamaswami, Vasudeva, incluso los místicos Samanas, adquieren una gran importancia en el proceso de trascendencia que experimentará Siddhartha durante esta travesía espiritual, durante su constante y expansiva fusión con lo universal, con ese Uno, con esa Deidad que creó todo lo que nos rodea desde lo más pequeño hasta lo más grandioso. Un universo inabarcable e inconmensurable para el ser humano. Y una de las características humanas y espirituales que más me gusta de esta obra es cómo Hermann Hess nos desvela el interior de cada uno de estos personajes, casi siempre ocultado por cada uno de ellos durante su vida cotidiana, pero descrito con sumo detalle en estas páginas. La realidad humana es precisamente así. No siempre lo que una persona dice, hace, o aparenta, es en realidad lo que verdaderamente es. Y ese desvelo, si es que se produce, siempre será en una situación extrema donde la persona siente que no tiene nada que perder diciéndolo. Miedos, esperanzas, deseos, tentaciones, egoísmos… dan esos tonos emocionales y sentimentales tan humanos, tan inconfundiblemente humanos, de ahí que la lectura de este libro sea mentalmente hipnótica, y seguro que habrá más de un lector que empatizará incluso con alguno de sus personajes más que con su protagonista principal. Esta es la grandeza humana y espiritual contenida en esta obra, en esta magna obra. “Siddhartha”, la belleza del arte literario fundido con sumo talento y armonía con la espiritualidad oriental por este auténtico genio del siglo XX: Hermann Hess. ¡¡¡Disfrútenlo!!!

SIDDHARTHA HERMANN HESS

Félix V. Díaz
En Lux Atenea solamente escribo y publico reseñas sobre ediciones originales que he comprado, o recibido como promocional.